La Propiedad Industrial arma esencial para que las empresas innovadoras crezcan seguras

El uso de la Propiedad Industrial no es muy habitual entre la PYME española. Aunque las empresas de menos de 250 trabajadores supone el 99,88% del tejido empresarial de nuestro país, este dato contrasta con el bajo porcentaje de registro de marcas, patentes, modelos de utilidad y diseños industriales que realizan las PYMEs según estimaciones de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

Pese a los progresos conseguidos durante estos años y a las iniciativas, entre ellas CEVIPYME, puestas en marcha por la OEPM para extender la cultura de la propiedad industrial en nuestro país, aún son muchas las PYMEs españolas que innovan sin registrar sus desarrollos. Esto trae consigo dos consecuencias negativas para ellas. Por una parte dejan de proteger uno de los mayores activos que puede tener una empresa: la capacidad de ofrecer al mercado un producto original y diferenciador. Por otra, pierden las ventajas que pueden obtener al garantizarse el derecho de gestionar la comercialización de sus innovaciones.

¿Por qué sucede esto? La OEPM ha corroborado durante años que las PYMEs no utilizan las herramientas de registro de patentes y marcas por dos razones fundamentales: desconocimiento y desinformación. A ellas se suma la idea errónea de que esta tarea legal es algo propio de las grandes empresas.

Pero no es así; registrar una marca, patentar un producto o proteger un diseño industrial no es algo propio de empresas grandes. Es lo que deben hacer las empresas innovadoras para proteger sus activos intangibles, algo fundamental en un mercado cada vez más globalizado y competitivo.

¿Por qué? “Porque si innovamos, pero no protegemos, desechamos talento, ventaja competitiva, valor y beneficios”.

Pero ¿Qué ventajas concretas ofrece cada una de las vertientes del registro de la Propiedad Industrial que hemos citado?

La marca y el nombre comercial

Protección exterior

 

Registrar su nombre comercial y su marca es uno de los primeros pasos legales que debería dar toda empresa. De hecho, de los vinculados al ejercicio de la Propiedad Industrial, es el que más conoce la PYME por las ventajas inmediatas que reporta: distingue a la empresa, permite diferenciar los productos y servicios propios frente a los de la competencia y proyecta la imagen de la compañía.

Pero además también conviene saber que el registro de la propia marca hace que ésta pueda ser objeto de concesión de licencias; representa un factor determinante en los acuerdos de franquicia y puede ser tanto un importante activo comercial como útil para obtener financiación.

La patente

Patento luego existo

Supongamos que una PYME consigue, gracias a su esfuerzo en I+D+i, encontrar una solución o mejora técnica: sea un procedimiento para obtener un producto, un aparato, una máquina o un nuevo método de fabricación. Algo nada fácil de lograr y que puede ser garantía de un éxito comercial a escala global. Por ejemplo, inventa el clip, que permite unir y separar de manera sencilla un conjunto de papeles. Se trata de un producto nuevo que sería conveniente patentar ¿Por qué? Porque hacerlo disminuye la posibilidad de que la competencia lo copie o imite; aumenta las opciones para comercializarlo y permite responder con efectividad ante potenciales violaciones de derechos. En el canal de youtube de Cevipyme podéis encontrar el simpático ejemplo de la “cortadora de pescado de alta precisión” inventada por Antonio.

Diseño Industrial

Registrar

El tercer caso en el que resulta imprescindible ejercer la propiedad industrial se da cuando la empresa hace especialmente atractivo un producto gracias a un diseño que lo mejora total o aparentemente a partir de una modificación innovadora de características tales como contornos, forma, líneas texturas o materiales. El diseño industrial añade valor al producto, lo hace más atractivo y llamativo a los clientes e incluso puede convertirse en el principal motivo de compra.

¿Quién no se ha decidido a comprar un producto, por ejemplo una prenda de vestir, principalmente por su forma y estilo? Proteger ese nuevo diseño es la mejor manera de impedir que la competencia lo copie, y además garantiza a la empresa tener el reconocimiento que merece y afianzar tanto su prestigio como su ventaja competitiva. Te invitamos a ver este testimonio.

Si quieres saber más o tienes alguna duda consúltanos.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s