El papel del Agente de la Propiedad Industrial

Los trámites y requisitos que se han de cumplir para registrar una patente a veces pueden resultar demasiados complejos para el inventor. Por fortuna puede contratar a profesionales expertos en la materia capaces de ayudarle en todo lo que necesite. Son los llamados Agentes de la Propiedad Industrial (API).

Aunque en España los inventores pueden solicitar una patente en persona, ya que sólo están obligados a actuar ante la OEPM representados mediante un Agente de la Propiedad Industrial los no residentes en un Estado miembro de la Unión Europea, la solicitud de ayuda es frecuente.

La de Agente de la Propiedad Industrial es una profesión que en nuestro país está legalmente definida en el artículo 156 de la LP11/1986 que los describe como “las personas físicas inscritas como tales en la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas). Son profesionales liberales que ofrecen habitualmente sus servicios para aconsejar, asistir o representar a terceros cuando persiguen la obtención de las diversas modalidades de la Propiedad Industrial y la defensa ante la OEPM de los derechos derivados de las mismas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sede de la Oficina Española de Patentes y Marcas

Cómo ser agente de la Propiedad Industrial

Para poder actuar como agente de la Propiedad Industrial en España hay que cumplir una serie de requisitos, que vienen bien definidos en la página web de la OEPM . Son los siguientes:

  • Ser español o tener la nacionalidad de un Estado miembro de la Unión Europea. Ser mayor de edad y tener despacho profesional en España o en un Estado miembro de la Unión Europea.

  • No estar procesado ni haber sido condenado por delitos dolosos, excepto si se hubiera obtenido rehabilitación.

  • Estar en posesión de los títulos oficiales de Licenciado, Arquitecto o Ingeniero, expedidos por los Rectores de las Universidades, u otros títulos oficiales que estén legalmente equiparados a éstos.

  • Superar un examen de aptitud acreditativo de los conocimientos necesarios para la actividad profesional de Agente de la Propiedad Industrial, en la forma que determinan los artículos 59, 60 y 61 del Reglamento para la Ejecución de la Ley de Patentes.

Según fuentes de COAPI (Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Industrial)los profesionales que más optan por ser Agentes de la Propiedad Industrial son los abogados y los ingenieros técnicos, aunque lo puede ser hasta un licenciado en Periodismo. Para ejercer la profesión deberán estar inscritos como tales en el registro oficial de “Agentes de la Propiedad Industrial de la OEPM” y pagar las tasas correspondientes. La colegiación es por ahora obligatoria en nuestro país para poder ejercer como profesional. A diferencia de otras profesiones que cuentan con colegios en todas las CC.AA en su caso sólo existe un colegio nacional y delegación en aquellas autonomías que tienen un número superior a 30 profesionales colegiados.

Cómo es el examen de aptitud en España

El examen de aptitud tiene como objetivo evaluar si la persona que aspira a ejercer como Agente de la Propiedad Industrial posee los conocimientos necesarios para desempeñar tal actividad. En concreto, se le exige dominar cualquier aspecto legal relativo a la Propiedad Industrial y sus normativas nacionales e internacionales. A esto se añade que también ha de demostrar su capacidad para aplicar lo aprendido con eficacia.

El examen suele constar tanto de pruebas teóricas como prácticas, y se basa en un temario cuyo contenido se hace público en el BOE junto con la convocatoria. En la actualidad existen cursos de formación y preparación para obtener el título. Ese es por ejemplo uno de los servicios que ofrece COAPI. Si el aspirante a convertirse en Agente de la Propiedad Industrial acredita además tener un máster o curso relacionado con la materia, puede obtener puntos que le ayuden a alcanzar el baremo establecido para poder ejercer oficialmente la profesión.

 

EQE, el paso para poder ejercer como API en Europa

 

También existe un examen específico para quienes deseen ejercer como API a escala europea. Se trata del EQE, una prueba de periodicidad anual diseñada para determinar si se poseen las aptitudes y conocimientos necesarios para representar a los inventores solicitantes ante la Oficina Europea de Patentes (OEP o EPO por sus siglas en inglés).

El examen está dirigido y organizado por un Tribunal integrado por empleados de la propia OEP, así como por miembros del Instituto de Agentes de la Propiedad Industrial acreditados ante el citado organismo.

Para superar la prueba los candidatos han de conocer en profundidad el derecho europeo de patentes, el Tratado de Cooperación en Materia de Patentes, el Convenio de Paris, la jurisprudencia de la Cámara de Recursos de la OEP y todas aquellas leyes nacionales que puedan aplicarse en lo relativo a la solicitud de patentes y su regulación.

El EQE está escrito en las tres lenguas oficiales de la OEP -inglés, francés y alemán-. No obstante, quienes se presentan a la prueba pueden responder a las cuestiones que en ella se planteen en la lengua oficial de cualquier Estado contratante.

Una prueba completa y exigente

El EQE es un examen largo y complejo integrado por cuatro pruebas denominadas A, B, C y D. Para obtener el título al que da acceso es necesario que el candidato supere todas ellas, si bien en la primera convocatoria se establece un sistema de compensación gracias al que se pueden compensar las malas calificaciones obtenidas en una por los buenos resultados cosechados en otra.

Detenernos con algo más de detalle en la descripción del contenido de cada parte del EQE sirve para comprobar lo exigente que es su sistema de evaluación.

La primera de las pruebas (A), de tres horas y media de duración, examina la capacidad del candidato para redactar reivindicaciones y la parte introductoria de una solicitud de patente en Europa.

La segunda prueba (B) dura cuatro horas y exige a los candidatos responder una carta oficial en la que se cita el estado de la técnica anterior.

La tercera de las pruebas (C) llega hasta las seis horas de duración y consiste en la redacción de un escrito de oposición a una patente europea.

Finalmente, el examen se cierra con la prueba D, que comprende una serie de preguntas jurídicas y en la que se pide a los candidatos que valoren jurídicamente una solicitud concreta.

Para conocer los resultados obtenidos, el aspirante a convertirse en Agente de la Propiedad Industrial en la UE ha de visitar la sección “About the EQE” de la página web de la Oficina Europea de Patentes (OEP).

Puntualizar que sólo los titulados universitarios en alguna rama técnico-científica pueden acceder a ser Agente de la Propiedad Industrial a escala europea. Otra condición para el aspirante es tener una experiencia de alrededor de tres años de trabajo bajo la supervisión de un despacho o agente europeo.

En la página web de COAPI hay un listado de todos los profesionales que actúan como Agentes de la Propiedad Industrial en España

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “El papel del Agente de la Propiedad Industrial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s