¿Quién me puede ayudar a sacar adelante mi proyecto empresarial?

Iniciar una aventura empresarial o poner en marcha una idea no es fácil. Muchas empresas fracasan por no tener definido un modelo de negocio, no saber cómo acceder a fuentes de financiación o desconocer el mercado al que puede interesar su producto.

Las incubadoras y aceleradoras de startups nacen con el objetivo de ayudar a los proyectos e ideas empresariales a superar esos escollos y salir adelante. Su intervención se produce en fases diferentes de su desarrollo, por lo que cumplen un papel distinto. Veamos cual.

 

Las incubadoras de negocios facilitan a proyectos embrionarios el apoyo constante que necesitan para terminar desarrollándose. Están vinculadas a universidades, institutos de investigación, laboratorios e instituciones dedicadas a cultivar el saber. Su función consiste en garantizar que la inversión en recursos materiales y humanos destinada a potenciar el I+D para generar nuevos conocimientos se canalice hacia la creación de nuevos productos y servicios útiles para la sociedad. Ello implica capacitar a quienes los han desarrollado para poder levantar entidades sólidas que les permitan comercializarlos en el mercado y obtener, gracias a ello, ingresos estables.

Las incubadoras contribuyen a hacer rentables los productos y servicios que jóvenes estudiantes, científicos e investigadores han sido capaces de idear gracias a sus conocimientos y creatividad. Ofrecen asesoría de negocios, asesoría legal, sobre acceso a financiación o subvenciones y la infraestructura material o administrativa imprescindible para sacar adelante un proyecto empresarial con ciertas garantías de éxito.

Las aceleradoras de empresas o startups actúan en un momento diferente del ciclo de vida de un proyecto empresarial. Se trata de entidades integradas por personas con mucha experiencia dentro del ámbito de los negocios que ofrecen a los emprendedores que ya han iniciado su aventura conocimientos, apoyo y recursos para que ésta se afiance o dé el salto que necesita para poder crecer. Establecen una relación con los emprendedores, en la cual, desde su posición como personas experimentadas, ayudan a un negocio ya en marcha a evolucionar como se espera de él.

Además de esta labor de asesoramiento, uno de los servicios más útiles que facilitan las aceleradoras a las empresas es el contacto con inversores que puedan apostar por sus proyectos. También es frecuente que dispongan de espacios de coworking en los que las startups pueden entrar en contacto con otras empresas y profesionales con los que asociarse y/o establecer alianzas estratégicas. En España su número es creciente desde que hicieron su aparición en nuestro país en 2010. Muchas se han especializado en sectores concretos. Así que uno de los aspectos que tendrá que tener en cuenta la startup a la hora de elegir una u otra será fijarse si tienen experiencia en el mercado que quieren abordar. Otro será comprobar si hay sintonía y se comparte una misma filosofía empresarial, esencial para la confianza mutua.

La asesoría sobre Propiedad Industrial es esencial

Patento luego existo
Patento luego existo

Desde cevipyme consideramos que ambas entidades han de estar capacitadas para poner a disposición de los emprendedores todos los conocimientos que necesitan manejar en materia de Propiedad Industrial, Intelectual, Registro de marcas.

En el caso de las incubadoras nos parece imprescindible porque los jóvenes estudiantes o científicos que hayan desarrollado un nuevo producto o servicio a partir de sus ideas, y quieran comercializarlo, necesitan conocer cómo pueden garantizar el reconocimiento de su autoría, solicitar una patente, crear una marca y toda las capacidades de explotación comercial y protección legal que conseguirán gracias a ello.

En ese sentido, el ejemplo de Thomas Edison ilustra muy bien lo importante que es conocer todos los mecanismos que la sociedad ha articulado para garantizar a los investigadores el reconocimiento legal de su labor y la posibilidad de aprovecharla con fines crematísticos. A Edison se le terminaron atribuyendo un montón de invenciones que en realidad desarrollaron otros investigadores porque él supo utilizar sus conocimientos legales para hacerse con muchas patentes y darles adecuada salida comercial.

Las aceleradoras también darán un mejor servicio a los pioneros que acudan a ellas para impulsar su aventura empresarial si les facilitan conocimientos adecuados en materia de registro de marcas y patentes. Cuando una empresa conoce los derechos de Propiedad Industrial e Intelectual que tiene sobre un producto o servicio y el valor de su marca, dispone de datos importantes para poner en valor su trayectoria. Eso es muy útil para mantener una posición sólida cuando se negocia con potenciales inversores o con socios con quienes se pueda entrar en un mercado extranjero.

Recordaros que CEVIPYME es el Centro de Apoyo a la PYME en materia de gestión de derechos de la Propiedad Industrial, Intelectual e innovación y que nuestro objetivo es proporcionar a la PYME y a las asociaciones empresariales, información y asistencia personalizadas y gratuitas sobre las opciones que mejor se adapten a sus necesidades para la protección de sus activos intangibles, así como sobre la manera más eficaz de gestionar y rentabilizarlos una vez obtenidos y registrados los derechos correspondientes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s