La antorcha olímpica de Rio2016 está fabricada en Cataluña.

antorchario

El viernes pasado se encendió el pebetero que inauguraba los Juegos XXXI Olímpicos en Rio de Janeiro . La antorcha que lo hizo ha sido diseñada por el estudio ‘Chelles and Hayashi Design’ de Sao Paulo. Cuenta con unas líneas onduladas o segmentos que representan la tierra, el mar y las montañas de Río de Janeiro y una última línea que simboliza el paseo marítimo de Copacabana. Una de sus principales innovaciones es el movimiento de esos segmentos, que se abrían y expandían cuando la llama olímpica pasaba de un portador a otro. La antorcha y su llama conmemoran el robo del fuego de los dioses por parte de Prometeo y su posterior entrega a la humanidad. Sus orígenes se remontan a la antigua Grecia, donde se mantenía un fuego ardiendo en las sedes de celebración de los Juegos Olímpicos Antiguos. El fuego fue reintroducido en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928 donde por primera vez se realizó el encendido del pebetero con la llama olímpica, que se mantuvo viva durante la realización de los Juegos y desde entonces ha sido parte fundamental de los Juegos Olímpicos Modernos”.

El diseño de cada antorcha varía en cada olimpiada atendiendo a criterios estéticos y simbólicos relacionados con el país organizador del evento. Lo que no varía son los criterios de construcción y los elementos que conforman este singular artefacto: un diseño seguro para el portador y realizado en materiales que hagan oscilar la antorcha entre los 1,4 y 1,8 kilos; un sistema de canalización del combustible que alimente la llama y la encienda en la parte superior y un depósito para ese combustible.

La de Rio2016 está hecha de aluminio reciclado y pesa un kilo y medio. En el momento de encenderse se alarga hasta los 69 centímetros y aparecen los colores de la bandera de Brasil. Se fabrica una antorcha para cada una de las personas que porta el fuego olímpico desde Atenas hasta la ciudad sede de los Juegos Olímpicos. Después de hacer el recorrido que le corresponda, cada portador puede adquirir la antorcha que utilizó.

Su fabricación y construcción tienen sello catalán. En concreto le fue adjudicada a un conglomerado de empresas catalanas, formado por Awa-Premis, Recam Làser, Kromschroeder y Taurus. En cuanto a la llama y la tecnología que hace que prenda contaron para su realización con la colaboración de un equipo de ingenieros de la Universitat Politécnica de Catalunya (UPC) de Terrassa, dirigido por el catedrático de Ingeniería Esteve Codina, que garantizó que se cumplieran requisitos como la longitud de la llama y que consiguió que no se apagara ni tan siquiera con vientos de 120 km/h, que fuera visible a una distancia de 200 metros y que se encendiera a una altura de 3.000 metros, soportando también la lluvia.

El alimento de la llama olímpica

Durante la historia de los juegos, la llama del fuego olímpico ha permanecido encendida gracias a diversos tipos de combustible utilizados en la antorcha: aceite de oliva, pólvora, naftalina con hexamina, magnesio y aluminio (lo que provocó daños a uno de los portadores en 1956…).

En la década de los 70 (Munich 1972) comenzaron a emplearse los combustibles líquidos, que se almacenan en ese estado bajo presión y se queman empleando gas a medida que se liberan. Desde el año1996 se han utilizado mezclas de diferentes gases como el propano, el butano o el propileno en diferentes proporciones. Como curiosidad, cabe comentar que el viaje submarino que realizó la antorcha en el año 2.000 a través de la Gran Barrera de Coral fue posible porque se introdujo en ella una bengala que mantenía la llama ardiendo bajo el agua.

El diseño de la antorcha, variado y polémico

En lo que se refiere al diseño de la antorcha, cabe señalar que muchos de los modelos contemporáneos se basan en el realizado por John Hench para los JJ.OO de invierno de 1960, aunque las diferencias en el aspecto externo hayan sido notables en cada modelo.

El primer año en el que se tuvo en cuenta la antorcha como objeto mediático fue en 1976, cuando su diseño incorporó una rejilla en la parte superior para facilitar que la llama fuera filmada. En 1980, además de la llama olímpica la antorcha encendió alguna que otra polémica por incluir una estrella roja y ser patentada por el Estado Soviético. Por contra, en 1996 su forma recibió algunas críticas al vincularse con la forma de los haces de varas o fascios. Durante los JJ.OO de invierno de Turín en 2006 la polémica se centró en su excesivo peso. Podéis ver una preciosa recopilación multimedia de todos los diseños de la antorcha en este enlace.

¿Sabes cómo proteger tus diseños? Entérate a través de esta misma web

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s