El Año Torres Quevedo reivindica la obra del prodigioso ingeniero cántabro

Coincidiendo con el centenario del Transbordador del Niágara, que se cumplió el pasado 8 de agosto, en 2016 se celebra el año de su creador Año Torres Quevedo”. Una efeméride organizada por Amigos de la Cultura Científica, el Grupo Milvelas y la Real Sociedad Menéndez Pelayo de Santander” quienes así quieren revindicar la obra de este ingeniero español, definido por muchos como “el más prodigioso inventor de su tiempo”.

Nacido en Molledo (Cantabria) y residente en Bilbao, Leopoldo Torres Quevedo fue todo un pionero en su época. Así lo describe la placa en inglés que se encuentra en la entrada del Transbordador de Niágara que ha cumplido 100 años sin sufrir ningún accidente:

Leonardo Torres Quevedo (1852–1936) fue un ingenioso ingeniero español. Entre sus creaciones destacan máquinas algebraicas, mandos a distancia, dirigibles y la primera computadora del mundo. El coche aéreo español del Niágara fue diseñado por Leonardo Torres Quevedo y representa un nuevo tipo transporte por cable aéreo, que llamó «transbordador».

Como todo innovador tuvo que luchar para ver hecha realidad su patente. Cuentan que la presentó en el transcurso de un congreso en Suiza y tuvo que aguantar la ironía de los asistentes, a quienes su transbordador les pareció poco seguro para transportar personas, razón por la que rechazaron la idea de poner en marcha el artilugio. Pero Torres Quevedo creía en su viabilidad y vio materializado su invento gracias a la apuesta decidida que hicieron por él un grupo de ingenieros donostiarras y bilbaínos integrado por Machimbarrena, Otamendi, Rivera, Usabiaga y Elósegui, que le encargaron un transbordador como atracción turística para el parque de Ulía de San Sebastián. Según cuenta el historiador donostiarra Javier Sada, quien advertía en un artículo publicado en el Diario Vasco que había una segunda versión del transbordador, fue Canadá el primer país en encargar a Torres Quevedo la construcción de su innovador sistema de transporte, siendo el de Ulía un ensayo de lo que pretendía construirse allí .

El primer transbordador de personas del mundo fue el del monte Ulía de San Sebastián

Pero lo cierto es que a “ Donostia” le cabe el honor de ser la primera ciudad del mundo que tuvo un transbordado capaz de transportar personas y que esos ingenieros vascos, constituidos en la Sociedad Estudios y Obras de Ingeniería de Bilbao, fueron los encargados de construirlo en San Sebastián. El transbordador se inauguró el 30 de septiembre de 1907 a las 16:30 de una tarde lluviosa, según recoge la prensa de la época, que lo describía así :

En conjunto se trataba de seis cables amarrados por un extremo a una caseta en la que estaba instalado el motor, con fuerza de doce caballos, y por el otro de nuevos cables que hacían de contrapeso consiguiendo que la tensión fuera constante y similar en todo el cableado. En la barquilla airosa y de fuerte estructura entraban entre 16 y 18 personas por viaje y el coste era de una peseta. En caso de emergencia la parada era instantánea a través de una palanca colocada en la caseta y el sistema también servía para controlar las llegadas, evitando chocar con los topes finales”

El recorrido unía dos lomas del monte Ulía a 28 metros de altura y cubría 280 metros de distancia. Tardaba en realizar este recorrido alrededor de cuatro minutos y cuentan que durante el primer año de funcionamiento transportó a más de 13.000 personas sin sufrir ni una avería. En su día fue una de las mayores atracciones de la ciudad. Pocos donostiarras hemos tenido el privilegio de verlo funcionar, ya que el parque de atracciones de Ulía fue poco a poco perdiendo el interés del público ante la aparición del de Igeldo, que inauguró su funicular, todavía en funcionamiento, en 1912.

Después el cántabro Torres Quevedo crearía su ingenio en Chamonix, Río de Janeiro y en las cataratas del Niágara.

Si estáis en Cantabria disfrutando de vuestras vacaciones no os perdáis la exposición “Leonardo Torres Quevedo, Ingeniero e innovador I+D+I hace más de 100 años” que estará abierta hasta el 15 de noviembre en el Archivo Histórico Provincial de Cantabria, situado en la calle Ruiz de Alda 19 de Santander. También es un buen motivo para visitar la capital cántabra.

Añadir también que la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos de la Politécnica de Madrid alberga en su seno una colección de máquinas e instrumentos pertenecientes al ingeniero.

 

 

niagara
Esta imagen y su texto pertenecen al catálogo “200 años de patentes de la OEPM” en el que se recoge información sobre la figura de este célebre inventor.

Anuncios

Un comentario en “El Año Torres Quevedo reivindica la obra del prodigioso ingeniero cántabro

  1. El próximo viernes 26 de agosto se inaugurará en el círculo de recreo de Torrelavega la exposición sobre Leonardo Torres Quevedo, el transbordador y el telekino en dónde se puede disfrutar de toda la información y una maqueta totalmente funcional del primer transbordador de Leonardo que construyó en San Sebastián en el monte Ulia, cuyo funcionamiento se hace a través del control inalámbrico tal y como el propio Leonardo hizo lo propio con su invento del Telekino controlando una embarcación.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s