Archivos Mensuales: octubre 2016

ANÁLISIS DE LOS CAMBIOS EN EL REGLAMENTO DEL PCT (2º parte)

 

El pasado 30 de abril de 2016 se hicieron públicas las modificaciones al Reglamento del Tratado de cooperación en materia de patentes adoptadas por la Unión PCT. Nos pusimos en contacto con el departamento de patentes y marcas de la OEPM para que nos aclarase en qué aspectos concretos ha cambiado dicho reglamento y qué ventajas aportarán a las entidades que quieran proteger una invención por patente a escala internacional siguiendo esta vía.

En el 47º periodo de reuniones de la Asamblea de la Unión del PCT (20º ordinario), celebrado en Ginebra del 5 a 14 de octubre de 2015, se acordó aprobar la modificación de varias Reglas del Reglamento PCT; en particular, por un lado, las Reglas 9, 26bis, 48, 82quater, 92 y 94; y, por otro, las Reglas 12bis, 23bis, 41, 86 y 95. Las modificaciones se pueden agrupar como siguen:

Reglas 12bis, 23bis y 41: dichas Reglas se refieren a que cuando la legislación nacional lo permita, las Oficinas receptoras enviarán generalmente información sobre los resultados de una búsqueda o una clasificación relacionadas con solicitudes anteriores a la Administración encargada de la búsqueda internacional, normalmente sin la autorización expresa del solicitante. No obstante, se brindará la posibilidad de que las Oficinas receptoras puedan notificar a la Oficina Internacional que solo remitirán esos resultados si lo autoriza el solicitante.

Reglas 9, 48 y 94: referentes a que los solicitantes podrán pedir que se omita información de la versión publicada de una solicitud internacional o de los expedientes relacionados con esa solicitud si no sirve para informar al público sobre la solicitud internacional, es perjudicial para los intereses personales o económicos de un tercero y no prevalece el interés público en tener acceso a dicha información. De ese modo, sería posible eliminar cierta información que no fuera pertinente, por lo general incluida accidentalmente en la solicitud internacional o en documentos relacionados con esta.

Reglas 26bis y 48: en virtud de la modificación de estas Reglas, en general, se pedirá a las Oficinas receptoras que envíen a la Oficina Internacional copias de los documentos presentados en relación con una solicitud de restauración del derecho de prioridad. No obstante, con arreglo a las mismas condiciones que se aplican a las modificaciones mencionadas en el párrafo anterior, el solicitante podrá pedir que no se envíen ciertos documentos.

Regla 82quater: a partir de esta modificación, se ampliarán las disposiciones sobre circunstancias de fuerza mayor con objeto de permitir claramente la prórroga de los plazos cuando no se haya cumplido un plazo a causa de una indisponibilidad generalizada de los servicios de comunicación electrónica en la zona en la que reside la parte interesada. Una interrupción de esas características no excusaría automáticamente el incumplimiento de un plazo. Sería necesario aportar pruebas de la interrupción, que ese fallo hubiera impedido cumplir el plazo y que posteriormente se hubiera realizado ese acto tan pronto como hubiera sido razonablemente posible.

Regla 92: mediante esta modificación, se incluirá una cláusula de habilitación, en virtud de la cual la Oficina Internacional permitirá que los solicitantes le envíen comunicaciones escritas en idiomas distintos del francés y del inglés. Esta posibilidad se haría extensiva a todas las comunicaciones una vez que la Oficina Internacional tuviera la certeza de estar en condiciones de atender el trabajo eficientemente y de que no se derivarían consecuencias adversas para las Oficinas designadas ni para terceros.

Reglas 86 y 95: a partir de la entrada en vigor de estas modificaciones, las Oficinas designadas tendrán la obligación de remitir oportunamente información a la Oficina Internacional acerca de las entradas en la fase nacional, la publicación nacional y la aprobación. Esa información estará disponible en PATENTSCOPE y podrán tener acceso a ella, en forma masiva, los proveedores de servicios de información sobre patentes, lo que permitirá una mejora considerable de la información acerca de dónde pueden estar pendientes de concesión o haberse concedido derechos nacionales.

En cuanto a la entrada en vigor de estas modificaciones son las siguientes fechas:

– Las modificaciones de las Reglas 9, 26bis, 48, 82quater, 92 y 94 entraron en vigor el 1 de julio de 2016 y se aplican a toda solicitud internacional cuya fecha de presentación sea el 1 de julio de 2016 o una fecha posterior.

– Las modificaciones de la Regla 82quater también se aplican a las solicitudes internacionales cuya fecha de presentación internacional sea anterior al 1 de julio de 2016, cuando el acontecimiento al que se hace referencia en la Regla 82quater.1.a), en su forma modificada, se haya producido el 1 de julio de 2016 o en una fecha posterior.

– Las modificaciones de la Regla 92.2.d) también se aplican a la correspondencia recibida por la Oficina Internacional el 1 de julio de 2016 o en una fecha posterior, con respecto a solicitudes internacionales cuya fecha de presentación internacional sea anterior al 1 de julio de 2016.

– Las modificaciones de las Reglas 12bis, 23bis, 41, 86 y 95 entraron en vigor el 1 de julio de 2017 y se aplican a toda solicitud internacional cuya fecha de presentación sea el 1 de julio de 2017 o una fecha posterior.

 

Anuncios

EL PCT Y LA RECIENTE MODIFICACIÓN DE SU REGLAMENTO (1ª parte)

 

Camboya ha sido el último país en ratificar el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT)una vía para solicitar patentes a escala internacional que contabilizó el pasado año en nuestro país 1.604 solicitudes. Para hablar de sus características y de su nuevo reglamento, que entró en vigor el pasado día 1 de julio de 2016, nos pusimos en contacto con el Departamento de Patentes de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) . En esta primera parte abordaremos quíen utiliza más esta vía, su coste y los pasos a seguir para solicitarla.

¿Cuántos estados contratantes tiene el PCT? ¿Quiénes son?

Actualmente el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT) ha sido ratificado por 151 Estados contratantes. Son países de todo el mundo y de lo más variado, procedentes de los cinco continentes. El último país en ratificar el PCT, el que constituye el número 151, ha sido Camboya, 8 de septiembre de 2016, que quedará obligado a partir del 8 de diciembre de 2016. El listado de Estados contratantes se puede encontrar en este link.

De entre los países que suscriben el PCT ¿En cuáles se presenta un mayor número de solicitudes internacionales de patente? ¿Cuántas solicitudes proceden de entidades españolas y qué posición ocupa el Estado Español en el ranking de países solicitantes?

Según los indicadores de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) los cinco países que más solicitudes internacionales PCT presentan son Estados Unidos, Japón y China, seguidos por Alemania y la República de Corea. Si vemos qué tipo de solicitantes son, las cinco empresas que más solicitudes internacionales PCT presentan son Huawei Technologies Co. Ltd. (China), Qualcomm Incorporated (Estados Unidos), ZTE Corporation (China), Panasonic Corporation (Japón) y Mitsubishi Electric Corporation (Japón).

En lo que a España respecta, se encuentra, a nivel mundial, en el puesto 19 como país de origen de solicitudes de patentes; sin embargo, en cuanto al país de origen de solicitudes internacionales PCT España se encuentra en el puesto 15, con 1705 solicitudes internacionales PCT presentadas en 2014 y 1604 solicitudes en 2015. El mayor solicitante de solicitudes internacionales PCT de origen español es el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), seguido por el Sistema Sanitario Público de Andalucía y Arcelormittal Investigación Desarrollo S.L.

¿Qué tipo de entidades utilizan más la vía PCT para solicitar sus patentes a escala internacional?

Según los datos de la OMPI los principales solicitantes son empresas, pero también instituciones de investigación y universidades. En menor medida el sistema PCT es utilizado por pequeñas y medianas empresas e inventores independientes.

Si una pyme hubiese desarrollado una nueva invención y quisiera protegerla patentándola a escala internacional ¿Por qué vía debería hacerlo?

En primer lugar hay que destacar que las patentes tienen un carácter territorial; es decir, solo producen efectos en el territorio en el que es competente la oficina que lo ha concedido. Una vez conocido esto, para proteger una invención en diferentes países existen varias posibilidades:

  1. La vía nacional o vía del Convenio de París: el solicitante puede presentar solicitudes de patente al mismo tiempo en aquellos países en los que desea proteger su invención; o bien, podrá presentar una primera solicitud de patente en un país miembro del el Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial (CUP), y, posteriormente, presentar solicitudes de patente por separado en otros países miembros del CUP, pero dentro de un plazo de 12 meses a contar desde la fecha de presentación de la primera solicitud de patente, reivindicando como prioridad la fecha de presentación de la primera solicitud;

(b) La vía europea: consiste en la presentación de una solicitud de patente europea que incluye la designación de los Estados europeos adheridos al Convenio sobre la concesión de Patentes Europeas (38 países en septiembre de 2016). La solicitud de patente europea se tramita en la Oficina Europea de Patentes, y la concesión produce el efecto de una patente nacional en cada uno de los Estados para los que se otorga;

(c) La vía del PCT: con esta vía el solicitante puede presentar una solicitud en virtud del PCT. Dicha solicitud es válida en todos los Estados contratantes del PCT y tiene una tramitación internacional única, consistente en la concesión de fecha de presentación internacional, examen de formalidades, búsqueda internacional, publicación internacional y posible examen preliminar internacional. Sin embargo, la concesión de la patente sigue siendo competencia de las oficinas nacionales o regionales (como es el caso de la Oficina Europea de Patentes) en donde el solicitante desee continuar la tramitación nacional entrando en fase nacional ante la oficina competente.

Una vez conocidas las vías de las que dispone un solicitante, por cuál de ellas optar depende mucho de cuestiones estratégicas y de aquellos países en los que el solicitante, en el caso particular de las pyme, pueda explotar su patente o negociar licencias. Sin embargo, con el fin de ir evaluando las posibilidades de éxito y de comercialización de la invención, puede ser recomendable presentar una primera solicitud de patente en vía nacional ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), para, posteriormente, presentar una solicitud internacional PCT en el plazo de 12 meses de prioridad a contar desde la fecha de presentación de la solicitud española.

En este sentido, la OEPM tiene el compromiso de elaborar el informe sobre el estado de la técnica en el plazo de 10 meses desde la fecha de presentación de la solicitud de patente, de modo que el solicitante, antes del plazo de los 12 meses de prioridad, pueda valorar la viabilidad de su invención y decidir en consecuencia si puede ser interesante extender la protección de la invención en el extranjero, mediante la presentación de una solicitud internacional PCT. De este modo, el solicitante, en el plazo de 10 meses, recibe el IET que contiene una información valiosa antes de incurrir en gastos en la extensión de la protección.

En ambos casos los costes se reparten entre las traducciones, las tasas de las oficinas y los mandatarios locales. ¿Cuál es su cuantía?

Según estudios realizados se calcula que los costes aproximados son los siguientes:

    • fase internacional PCT: tasa de presentación internacional (hasta 30 hojas) 1.219,00 €; tasa de transmisión 74,99 €; tasa de búsqueda internacional 1.875,00 €. Para más detalle puede informarse en este link.
    • tasas nacionales: pongamos por ejemplo que se acaba entrando en fase nacional ante Estados Unidos, la Oficina Europea de Patentes y Japón. Se estima que los gastos de representación, traducciones, tasas y anualidades durante 10 años es aproximadamente de 60.000€.

¿Cuál de las vías considera más ventajosa y por qué?

Cada vía tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Lo importante es pensar con tranquilidad la estrategia que mejor conviene al solicitante según sus intereses, posibilidades comerciales y económicas. Por eso siguen existiendo todas las opciones.

Inventor Europeo
Inventor Europeo

Tinajas Moreno León aúna tradición e innovación para llevar la alfarería al siglo XXI

La innovación no es patrimonio exclusivo de las grandes empresas provistas de fondos y recursos como para disponer de grandes departamentos de I+D. También existen pequeñas firmas familiares, dedicadas a actividades artesanales que son capaces de innovar. Un buen ejemplo de ello lo tenemos en la historia de Tinajas Moreno León, una empresa familiar dedicada a la alfarería que ha reorientado su oferta de productos aunando conocimientos acumulados durante siglos e innovación para proyectarse en el siglo XXI. Gracias a ello toda una nueva generación de la familia Moreno ya se ha incorporado a la empresa para asegurar su continuidad.

Según los consultores de negocio, el tamaño de una empresa es determinante para poder abordar la internacionalización. En ese sentido, nuestra firma también rompe con los cánones establecidos. Pese a ser una empresa pequeña, sus tinajas viajan desde Torrejoncillo (Cáceres) rumbo a lugares tan lejanos como Francia, Italia, Nueva Zelanda, Australia, Chile o Estados Unidos. Eso sí, cumplen con un requisito esencial para conquistar cualquier mercado: ofrecer un producto de calidad que marque diferencias.

Según lo atestigua una tinaja que todavía conservan, los orígenes de Tinajas Moreno León se remontan a 1.783, aunque hay quienes aseguran que la longevidad de la empresa es aún mayor aunque no existan documentos que puedan verificarlo. En la actualidad son los miembros de la décima generación de las sagas familiares que fundaron la compañía quienes trabajan en ella.

En sus más de dos siglos de existencia la empresa ha superado todo tipo de obstáculos para seguir viva. Uno de los más importantes se derivó de la aparición de nuevos materiales. Hasta los años sesenta del pasado siglo los alfareros tan sólo necesitaban acudir a ferias para vender todos sus productos. La irrupción de nuevos tipos de envases y materiales acabó con muchos de ellos. De hecho en Torrejoncillo (Cáceres) 24 familias del pueblo se dedicaban en 1930 a la alfarería. Pasados treinta años sólo Tinajas Moreno León aguantó el envite.

En la empresa en seguida se dieron cuenta de que tenían que darle un vuelco a su oferta de productos para adaptarse a una realidad diferente en la que las tinajas habían perdido su sentido utilitario. Apostaron por ampliar su catálogo, pasando de hacer tinajas para el vino a fabricar también chimeneas de barro para jardines e incluso productos decorativos, y por supuesto por innovar.

El Fogón de Daniel”, un producto innovador para resistir durante la crisis

De entre toda su oferta destaca un utensilio estrella: los hornos de barro para hacer comidas caseras. En concreto un horno portátil cuya invención supuso un antes y un después en la historia de Tinajas Moreno León. Se trata de “El Fogón de Daniel”, una pieza de raíz tradicional pero totalmente innovadora, con marca propia y cuya Propiedad Industrial han protegido registrándolo como modelo de utilidad. Según nos comenta Rafael Moreno, la invención de este fogón ha resultado clave para mantener la empresa a flote durante los años de crisis.

fogon-de-daniel-300x212                                            El fogón de Daniel

En lo que se refiere a las tinajas para el vino, Rafael Moreno, uno de los directores de la empresa, asevera que “el barro es un complemento que sirve para hacer un tipo de vino diferente”. Por esa razón, nos cuenta, “tenemos pedidos de bodegas de Ribera de Duero, Rioja, Penedés, Priorato, que vuelven al barro en el que se almacenaba el vino hace siglos”. También exportan estas tinajas a bodegas de diversos rincones del mundo, transportándolas con mucho “mimo” en palets de madera especiales. Porque otro de los productos que diferencia a Tinajas Moreno de otras firmas dedicadas a la alfarería y le ha dado proyección internacional son las tinajas de gran tamaño. Las elaboran siguiendo paso a paso una técnica artesanal denominada “técnica de churros” que se basa en la superposición de piezas de barro. “Hemos encontrado un hueco en el mercado porque esta forma de trabajarlo nos permite hacer tinajas de gran tamaño que pocos saben hacer. Para ser un buen tinajero son necesarios seis años de experiencia”.

En cuanto a sus productos decorativos, destacan por tener un carácter singular y una gran aceptación. Tanto es así que han sido utilizados en series televisivas tanto españolas como americanas.

Os dejamos con este vídeo en el que podréis ver como trabajan.

Tinajas Moreno León es un buen ejemplo que demuestra que proteger la Propiedad Industrial y la marca no sólo atañe a las grandes empresas. Si tienes dudas de cómo hacerlo consúltanos.

Histocell sustenta en sus patentes biofarmacéuticas la prosperidad del negocio

Histocell es una compañía biofarmacéutica vasca que desarrolla productos de terapia celular e ingeniería tisular para la medicina regenerativa.

Instalada desde hace 11 años en el Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia, desde su nacimiento ha recibido ayudas del Gobierno Vasco (dentro de programas de Industria como Etortek ó Gaitek), de la Administración Central, a través de los diferentes programas del Ministerio de Economía y Competitividad y la Comisión Europea.

La firma ha sido noticia recientemente por patentar y obtener los permisos legales para comercializar a escala internacional su primer producto sanitario. Se trata de un apósito activo denominado Reoxcare que facilita la curación de úlceras y heridas crónicas cuya cicatrización resulta muy difícil de lograr. La marca Reoxcare ha sido también protegida por Histocell internacionalmente.

 

reoxcare_histocell

El desarrollo de Reoxcare ha llevado a la empresa siete años de trabajo; su eficacia ya ha sido demostrada en varios ensayos clínicos, razón por la que Histocell confía en que la demanda de este apósito para el tratamiento de heridas crónicas sea muy alta en todo el mundo. No en vano, además de la patente europea, la firma ya ha obtenido las patentes para comercializarlo en China y en sus dos regiones especiales administrativas: Hong Kong y Macao.

Según declaró recientemente el director general de la compañía, Julio Font, en los próximos años Histocell espera obtener gracias a la venta de Reoxcare unos ingresos cercanos a los 150 millones de euros. Unas expectativas que ponen en relación la altura del logro conseguido gracias a la inversión realizada en investigación y desarrollo con la potencial obtención de resultados inmejorables para el negocio.

El conocimiento, protegido y puesto en valor

El departamento de I+D de Histocell, en el que la empresa invierte hasta un 60% de sus gastos, está integrado actualmente por catorce personas altamente cualificadas en materias como farmacia, biología molecular, celular e ingeniería. Su nivel de especialización es muy alto. Así lo atestiguan fuentes de la empresa, puntualizando además que todas las innovaciones de los productos de Histocell se basan en el know-how diferencial de la compañía en dos áreas: la biología celular, el uso de células para medicamentos, y el control del estrés oxidativo. De ahí se derivan dos de los valores principales de sus productos: su capacidad antioxidante y sus efectos regenerativos.

Conscientes de que su capacidad innovadora les lleva a ir un paso por delante de sus competidores, en Histocell cuentan con la asesoría de dos de las firmas del país más cualificadas en materia de Patentes, Propiedad Industrial e Intelectual para proteger sus ideas, soluciones y productos más rompedores. Y no son pocos.

Desde la propia compañía afirman que Histocell tiene en la actualidad concedidas 40 patentes de 8 familias diferentes. A la hora de escoger el procedimiento mediante el que solicitarlas se decantan por el PCT , debido a que permite tener un primer informe de búsqueda sobre el estado del arte antes de hacer la extensión.

Control de todas las fases de producto

Otro de los aspectos a destacar del departamento de I+D de la compañía es que en él se trabaja en todas las fases que comprenden la creación un nuevo fármaco o un producto sanitario: desde la génesis de la idea hasta su desarrollo, pasando por la preparación de pruebas preclínicas “in vitro” e “in vivo” e incluso por la industrialización.

Esta forma de trabajar teniendo en cuenta todas las fases del producto ha sido clave para que, según comentan en Histocell “no solamente hayamos sido capaces de desarrollar un nuevo método para curar heridas especialmente difíciles, sino también de aplicarlo a un producto que funciona en los pacientes y fabricarlo a escala industrial”.

Os acercamos el vídeo publicado hace un par de semanas en el canal de youtube del Grupo SPRI (Agencia de Desarrollo Empresarial del Gobierno Vasco) en el que se puede ver al director general de Histocell hablando sobre la empresa.