Crónica de un premio de innovación de utilidad social con patente

Jesús Muñoz fue el ganador del premio a la innovación otorgado por la Fundación Alberto Elzaburu en su tercera edición.

La semana pasada acudimos al auditorio de la Fundación Mapfre, invitados por la Fundación Alberto Elzaburu (FAE) para asistir a la ceremonia de entrega de los premios a la innovación que concede la entidad desde hace ya tres años.

El evento, presentado por Manuel Desantes (ex Vicepresidente de la Oficina Europea de Patentes, miembro del consejo asesor de la FAE y miembro del Jurado del Premio a la Innovación) contó con la presencia del propio Alberto Elzaburu, presidente de la FAE, al que también acompañaron el Catedrático de la Universidad Complutense, Pedro García Barreno; la Directora General de la OEPM, Patricia García-Escudero y la científica e investigadora galardonada con el Gran Premio Internacional de Invenciones de Ginebra en 2013, Celia Sánchez-Ramos.

Durante la presentación de los premios, oficiada por Patricia García-Escudero y Manuel Desantes, se hizo mención al currículo de todos los asistentes y se agradeció su presencia en el evento. Además, se celebró la continuidad que la FAE ha decidido dar a este certamen, concebido para reconocer y recompensar el trabajo de quienes consiguen resolver problemas, sean de mayor o menor grado, mediante la creación de inventos de utilidad social.

Tras esta introducción tomó la palabra Pedro García Barrero, Catedrático Emérito de la Universidad Complutense con una amplia y reconocida trayectoria docente, ejecutiva y como investigador, quién pronunció una conferencia en la que destacó la importancia capital que tienen la innovación, el avance de los conocimientos científicos y su aplicación a la solución de problemas para el desarrollo económico de Estados y regiones, señalando algunos de los que ocupan los puestos más destacados en virtud de su apuesta por impulsar y basar la economía en los conocimientos.

Jesús Muñoz fue el ganador por su “Modelo Articulado del Cuerpo Humano”20161122088rAlberto Elzaburu entregando el premio al ganador

Celia Sánchez-Ramos, científica e investigadora galardonada con el Gran Premio Internacional de Invenciones de Ginebra en 2013, fue quien se ocupó de presentar a continuación a Jesús Muñoz Jiménez, ganador de esta tercera edición del premio a la innovación convocado por la fundación, por su patente española de invención (con examen previo con número de publicación 2409535) y título “Modelo articulado del cuerpo humano”.

Sánchez Ramos quiso destacar del joven inventor menor de cuarenta años que su patente “Modelo articulado del cuerpo humano”, no sólo mejora tanto la enseñanza de la anatomía como del entrenamiento deportivo, sino que además es objeto de una licencia de uso de explotación comercial.

Durante el repaso de su extenso currículum, Sánchez-Ramos señaló los méritos de J. Muñoz como docente en la Universidad de Extremadura; investigador y miembro del grupo de optimización del rendimiento en el deporte y socio fundador junto con el Doctor Kiko León Guzmán de la spin off Sliz Emotions, creada en 2015 para comercializar productos y servicios asociados a patentes salidas de la Universidad de Extremadura. Para finalizar su intervención, Celia Sánchez también quiso mencionar a la investigadora Doña Lidia Bares López, ausente en el evento por motivos personales pero a quien el jurado había otorgado una mención especial por su patente española con examen previo titulada “elemento accesorio de distribución y re-dirección del caudal de aire acondicionado para unidades interiores tipo estándar”.

Jesús Muñoz Jiménez recibió de manos del propio Alberto Elzaburu la estatua diseñada por Ignacio Vicens con la que se reconoce la concesión del premio, así como la dotación de 5.000 € con la que viene acompañado. Elzaburu aprovechó el momento para dar las gracias a Carolina García de La Rosilla, responsable de organización del evento. Acto seguido tomó el galardonado tomo la palabra.

Formación de una spin-off para dar salida comercial a sus patentes.

Inició su intervención en la ceremonia de premios agradeciendo a la FAE la concesión del premio a la innovación, apuntando que “es muy gratificante cuando alguien realmente reconoce tu trabajo, ya que estamos en un contexto en el que no suele pasar” A continuación comentó que en el entorno universitario tanto él como su compañero el Dr. León Guzmán eran “ extraños.” En el momento en que empezamos a dedicarnos al mundo de la innovación y de las patentes, nuestros compañeros nos comentaban ¿Y qué pasa con los JCR, con los artículos.?. Nosotros investigamos también pero lo hacemos para transferir el conocimiento. Que la FAE reconozca este tipo de labor nos parece muy importante”.

Muñoz pasó a agradecer a sus familiares, amigos y compañeros el afecto y apoyo recibidos durante todos estos años, así como a la Universidad de Extremadura la oportunidad que les ha brindado de formar una spin-off para dar salida comercial a sus patentes. Con respeto a ellas comentó que la premiada es una más “de las doce que tenemos registradas actualmente, más seis que están en proceso y seis nuevas aún por inscribir.

Puntualizó a continuación que empezó “en 2007 con este trabajo, y no es fácil. Cuando el fruto de tus investigaciones y de tu know how te permiten patentar soluciones novedosas que pueden resultar útiles siempre se ha de pasar un examen bastante riguroso, no siempre se concede” .

Además, Muñoz mencionó lo laborioso que resulta afrontar la responsabilidad de dar salida comercial a las patentes mediante la creación de una spin-off “somos científicos e introducirnos en el mundo empresarial nos está costando”.

Cerró el evento Patricia García-Escudero dando la enhorabuena a Jesús Muñoz y reseñando la importancia de que un premio como el otorgado por la FAE tenga continuidad. También se dirigió al Catedrático Pedro García Barrero para agradecerle su rica intervención afirmando “los que somos de ciencia siempre agradecemos que nos hablen en nuestro idioma y de innovación, que es lo que ha hecho en un momento tan importante como es la entrega de este premio”.

Por último, García-Escudero informó a los asistentes de que la OEPM, entidad que preside, seguirá ayudando a las grandes empresas, pymes e inventores a proteger sus patentes; contribuyendo con ello a que obtengan los beneficios que merecen sus esfuerzos por dar solución útil a problemas sociales de toda índole.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s