Una estrategia comercial adecuada lleva al éxito internacional a un duo de artesanos

Diseñar una buena estrategia es clave para que una empresa, sea cual fuere su tamaño, consiga alcanzar el éxito en su ámbito de actividad. Hemos encontrado una demostración práctica de lo acertado de esta afirmación en el caso de la firma Luesma & Vega .

La compañía, fundada en Catalunya en 1991 por los artesanos Esther Luesma y Javier Vega, llamó nuestra atención al aparecer en un reportaje en el que se analizaba la situación del mercado nacional de fabricantes de vajillas, concluyendo que la mayoría de los proveedores que habían podido salir adelante lo debían a su capacidad para satisfacer las demandas del sector profesional.

El caso de Luesma & Vega es una muestra de ello, ya que la historia del taller cambió de forma radical cuando empezó a colaborar con el restaurante “El Bulli”, de Ferrán Adrià, en el 2004. Un establecimiento para el que finalmente acabaron diseñando vajillas, lo que marcó el inicio de una nueva y exitosa andadura.

El buen resultado obtenido de la colaboración con “El Bulli”, y que otros chefs españoles se interesaran por sus vajillas de diseño exclusivo hizo que en 2010 Luesma&Vega decidieran convertirse en proveedores especializados para el sector profesional. Comenzaron a ofrecer sus creaciones y a colaborar estrechamente con famosos restauradores, trabajando codo con codo en el diseño de vajillas exclusivas.

vajilla-disen%cc%83ada-para-diego-mun%cc%83oz

Vajilla diseñada para Diego Muñoz

Durante todo este tiempo el taller ha demostrado su capacidad para responder a cualquier solicitud, por extraña que ésta fuera. Y ello ha sido posible porque, para dar respuesta a los retos más difíciles planteados por algunos de sus reputados clientes, en Luesma & Vega tuvieron que buscar caminos innovadores y desarrollar una técnica propia para trabajar con diversos materiales.

Asumir ese riesgo les ha valido para diferenciarse de su competencia. En la actualidad el material estrella de sus creaciones es el vidrio termoconformado , aunque también trabajan con otros materiales como el acero inoxidable y madera para proyectos que lo demanden. Otra de las claves del éxito de Luesma & Vega está en la capacidad que han adquirido para producir series limitadas a precios asequibles.

Marcar la diferencia a través del diseño

La formación artística de ambos artesanos ha sido clave para que sus diseños, además de mejorar la función de los objetos, los hagan decorativos. No es de extrañar que hayan decidido proteger la seña de identidad de su trabajo. Hemos encontrado su marca registrada y conforme a la Clasificación Internacional de Productos y Servicios para el registro de la Marcas (Clasificación de Niza) y de conformidad con ella en el epígrafe nº 21 está autorizada para utilizarla en utensilios y recipientes para uso doméstico y culinario; peines y esponjas, cepillos; materiales para fabricar cepillos; material de limpieza; lana de acero; vidrio en bruto o semi-elaborado (excepto el vidrio de construcción), artículos de cristalerías, porcelana y loza no comprendidos en otras clases.

 

marca-luesmavega

Hoy se definen como un estudio de diseño y producción especializado en vajillas para la gastronomía de vanguardia. Realizan su producción utilizando las tecnologías más punteras para trabajar el vidrio en combinación con el uso de metodologías artesanas. El tirón de su mercado va de la mano del que tiene este tipo de establecimientos punteros, de manera que su expansión internacional ha ido muy ligada a la expansión de la gastronomía española por el mundo, a través de la que se han dado a conocer.

En la actualidad venden directamente sus vajillas a cocineros y establecimientos de más de 36 países, y cuentan con una nutrida red de colaboradores que distribuyen sus creaciones en España, Europa, EE UU y Hong Kong.

Aunque trabajan para el sector profesional, también tienen un catálogo de piezas a disposición del público o de pequeños restaurantes que quieran adquirirlas. A éstos últimos les dan la posibilidad de personalizarlas con su logo. A veces se trata de piezas que diseñan en exclusiva para grandes restaurantes, ya que la idea es luego poder comercializarlas. Un plato puede costar entre 30€ y 200€, según su diseño.

Entre los clientes más reputados de este taller artesano se encuentran, según hemos podido saber, Andoni Luis Aduriz, David Muñoz, Ángel León, Carme Ruscalleda, Paco Pérez, Diego Muñoz, Gastón Acurio, Andoni Mugaritz o Hideki Matsuhisa. Luesma & Vega ha acordado con algunos de ellos proveerles en exclusiva de las piezas que conforman su vajilla de diseño por un periodo limitado de años. Tras finalizar con el compromiso, el taller podrá ofertarlos en su catálogo para que otros establecimientos puedan adquirirlos.

Su buen hacer no sólo ha llevado a Luesma & Vega a obtener buenos resultados comerciales e internacionalizarse, sino también a ganarse el reconocimiento de su gremio. Así, el taller ganó en 2011 el Premio Nacional de artesanía en la categoría producto, al que un año después se sumó el Premio internacional de diseño del CIDIC y el Premio Emerge (especializado en vidrio) en la categoría de diseño.

Anuncios

Un comentario en “Una estrategia comercial adecuada lleva al éxito internacional a un duo de artesanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s