Un análisis de la situación de la I+D+i en España

Entrevistamos a Carlos Elías catedrático de Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid, experto en la interacción ciencia, tecnología y esfera pública, además de científico y divulgador.

 

“El problema viene sobre todo por el poco apoyo a la I+D+i desde la empresa privada”

foto_carlos_elias

Recientemente hemos tenido acceso al informe “I+D+i en las empresas españolas 2015”. Entre otros datos, en él se exponen los recogidos por el INE y la OCDE sobre la evolución del gasto en I+D en relación al PIB (2010-2015). Consultando el documento se puede apreciar que España, debido a un descenso leve pero constante de la inversión en I+D, está algo retrasada con respecto al resto de países de la propia OCDE y de la UE en ese aspecto. Para saber la opinión sobre una serie de cuestiones relacionadas con la situación del I+D+i en nuestro país nos pusimos en contacto Carlos Elías catedrático de Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid, experto en la interacción ciencia, tecnología y esfera pública, además de científico y divulgador.

Desde su perspectiva como científico y divulgador Carlos Elías considera que en España el problema está ocasionado en gran parte por la escasa inversión que realiza el sector privado en I+D+i debido a que, en general, las empresas y empresarios españoles no operan en el sector tecnológico sino en el constructor o el de servicios.

Por otra parte, pese a la reducción de inversión Elías también quiso destacar que, según la FECYT, los indicadores de “calidad científica” han aumentado. Por ejemplo, el porcentaje de publicaciones altamente citadas (de excelencia) se incrementó casi un punto, pasando del 12,9% en el 2013 al 13,7% en el 2014. Además, el número de las mismas realizadas por un autor español aumentó medio punto porcentual (8,4% en 2013 y 9,0% en 2014). Finalmente, los artículos españoles publicados en colaboración con otros países pasaron del 43,5% en 2013 al 44,7% en 2014.

Elías quiso resaltar estos datos porque muestran que la política científica y la gestión de lo que se considera “resultado científico” son importantes. En su opinión, una muestra de ello está en el hecho de que ahora es necesario tener muchas más publicaciones que antes para acreditarse como profesor en la universidad. No obstante, matiza que “el excesivo culto al paper” puede estar perjudicando a la ciencia e innovación.

Si bien es cierto que la política científica ha conseguido obtener más resultados en términos de papers con menos presupuesto, el catedrático quiso poner el acento en la falta de proyectos empresariales en el ámbito tecnológico. Afirmó con respecto a estos factores que “el dinero también es necesario para consolidar a científicos jóvenes que, lamentablemente, trabajan en España para que sus jefes publiquen, pero luego los queman y tienen que emigrar porque no consiguen un puesto fijo”.

Ausencia de científicos donde se toman decisiones sobre I+D

Es frecuente que tanto los representantes del gobierno como los líderes y portavoces de los partidos políticos que ejercen la oposición hablen sobre la importancia que tiene invertir en I+D+i para garantizar el continuo desarrollo económico del país. Sin embargo, en España parece que las palabras no terminan por traducirse en hechos. Elías atribuyó este desajuste entre lo dicho y los resultados que muestran los datos a una falta de compromiso real entre el sector productivo y el desarrollo tecnológico debido a que “en España se vive medianamente bien a pesar de que nunca hemos sido vanguardistas en ciencia y tecnología. Pero no es lo mismo ser productor que consumidor de ella”.

Esta afirmación condujo a Elías a señalar que, a su juicio, un país puede obtener su riqueza únicamente de tres formas: conquistando a otros países y expoliándolos (lo que se hizo hasta el siglo XX y es el origen de la riqueza de Europa); teniendo recursos naturales y, por último, a través de las patentes tecnológicas. España ha optado por utilizar sus recursos naturales que son las playas (turismo) y el suelo (construcción). El haber basado el progreso económico del país en esos dos sectores hace que no sea fácil conseguir que las políticas públicas ayuden a otro tipo de industrias. En resumen, Elías apuntó que pronunciar un discurso a favor de la inversión en ciencia y tecnología de poco sirve si los políticos y gestores públicos no saben cómo hacerlo efectivo.

Una idiosincrasia cultural que recela del éxito económico

A juicio de Elías los procesos de transferencia que llevan a traducir los resultados de la inversión que se realiza en investigaciones científicas en la creación de nuevos productos y servicios pasa por que en España se produzca un cambio cultural profundo.

Y lo ejemplificó afirmando que en nuestro país el éxito comercial de un profesor universitario, ya sea con una patente o mediante la publicación de un libro que llegue a convertirse en best seller, está mal visto. A esto, comentó Elías, se suman importantes problemas para trabajar en el sector público y privado y la existencia de una cultura de lo que, en términos expresados por Max Weber en su libro La ética protestante y el espíritu del capitalismo, se define como cultura católica: que aspira a trabajar para vivir en lugar de vivir para trabajar. Elías ejemplificó las consecuencias negativas que a su juicio tiene esta forma de entender la vida aseverando que “si con lo que te piden para los sexenios tienes un sueldo para vivir, ¿qué incentivo tiene crear una empresa con el resultado de tus investigaciones?” Añadió que “no es una mala forma de vida producir poco y vivir tranquilo, pero nos resta competitividad en un mundo globalizado donde otros no piensan igual”.

A este problema cultural de difícil solución se suman además numerosas trabas burocráticas, que terminan por convertirse en un muro infranqueable para quienes vuelven de trabajar en el extranjero con ganas de cambiar las cosas.

Universidad y Empresa, aún alejados

A pesar de que en España también se suele hablar de potenciar la relación entre Universidades, Institutos de Investigación y Empresas existe un desconocimiento –y hasta un cierto desprecio- entre ambos mundos. Para atajar este problema, Elías considera que sería positivo tanto hacer a los empresarios trabajar un año en la Universidad como a los universitarios en las empresas, “una especie de sabático aprendiendo unos de otros”.

El catedrático consideró fundamental esto último destacando que, si bien la mayoría de empresarios han pasado por la universidad, los universitarios, incluidos muchos profesores e investigadores de la titulación de Administración y Dirección de Empresas, jamás han pasado por una empresa. Esta falta de experiencia en el mundo de los negocios está relacionada con el excesivo peso que se da en la academia a los “papers” y a la teoría, en detrimento de las iniciativas de tipo empresarial. En opinión de Elías “la cultura de generar riqueza está mal valorada por la sociedad española, lo que supone un problema de idiosincrasia como pueblo en un mundo capitalista globalizado”.

Sobre el registro de patentes, modelos de utilidad y diseños industriales

Desde su posición como investigador científico Elías considera problemático que en nuestro país se valore más, en la burocracia académica, ser dueño de la patente (financiada con dinero público) que sus resultados. En su opinión, pagar por una patente que no se transforma –ni se va a transformar nunca- en un producto comercial (es decir, que no genera un retorno de la inversión) puede considerarse “malversar dinero público” de forma legal.

Por otra parte, también quiso dejar claro que las patentes benefician a la investigación de manera indudable, ya que suponen un incentivo económico para el científico. De hecho, declaró que compañeros suyos de promoción residentes en EEUU y que trabajan en la industria farmacéutica y química “tendrán una buena jubilación gracias a patentes suyas que son rentables”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s