Archivos Mensuales: marzo 2017

La OEPM velará porque los beneficios extraídos de la biodiversidad española reviertan en su propia protección

El pasado 14 de marzo se publicó en el B.O.E. el Real Decreto 124/2017, mediante el que el MAPAMA introduce en la legislación española las disposiciones necesarias para garantizar que la explotación de la riqueza de la biodiversidad se convierta en una nueva fuente de beneficios para el país. Además, mediante él se pretende garantizar que dichos beneficios permitan financiar la conservación de dicha biodiversidad.

Entre otros aspectos, el Real Decreto establece que la Oficina Española de Patentes y Marcas será la entidad que constatará el cumplimiento por parte del usuario de la declaración de diligencia debida, mediante los requerimientos que incluya en sus formularios y procedimientos de solicitud de patentes.

Con el decreto se reconoce a España tanto como proveedor de recursos genéticos silvestres, como consumidor de los procedentes de otros países. Gracias a él la explotación de los mismos será posible previo establecimiento de un acuerdo que determine, con total transparencia, cómo se distribuirán los potenciales beneficios que se puedan extraer a partir de dicha explotación.

Se deberá ajustar a lo dispuesto por este Real Decreto cualquier persona o entidad beneficiaria de fondos de investigación, que haya solicitado una patente o esté en la fase final de desarrollo de un producto para el que haya usado recursos genéticos silvestres y sus conocimientos derivados.

Cumplimiento del Protocolo de Nagoya

El Real Decreto supone la adaptación de la legislación española al cumplimiento de lo establecido en el Protocolo de Nagoya. Dicho protocolo fue adoptado en la citada ciudad japonesa a finales de octubre de 2010 y es un acuerdo complementario al negociado en el marco del Convenio sobre la Diversidad Biológica. Mediante él los países firmantes establecieron un marco jurídico común al que atenerse para garantizar la distribución equitativa de los beneficios económicos potenciales que pudieran extraerse a partir de los beneficios extraídos de la explotación de sus recursos genéticos naturales.

Se consideran beneficios de dicha explotación tanto los avances y ventajas que se puedan derivar de la investigación y el desarrollo de la composición genética o bioquímica de los recursos genéticos como su posterior aplicación comercial en el desarrollo de productos y servicios. En lo que se refiere a los beneficios obtenidos por los países, y sujetos por ello a negociación, pueden ser tanto monetarios como no monetarios (regalías y participación de los resultados de la investigación).

El Convenio sobre la Diversidad Biológica

Se estableció como respuesta a la amenaza que supone la explotación descontrolada de la diversidad biológica tanto terrestre como marina, entendida ésta como patrimonio de la humanidad a conservar como garante de la supervivencia de las generaciones tanto presentes como futuras.

Se redactó a partir del trabajo realizado por un grupo especial de expertos sobre diversidad biológica, convocado por Naciones Unidas en 1988 para preparar un instrumento jurídico útil con el fin de garantizar a escala planetaria la utilización sostenible de los recursos naturales. Los citados expertos consideraron clave para la consecución de estos objetivos que los países desarrollados y los que estuvieran en vías de desarrollo compartieran los costos y beneficios derivados de esa explotación.

Con esa finalidad, el grupo de trabajo, denominado en 1991 Comité Inter-gubernamental de Negociación, culminó su tarea el 22 de mayo de 1992, en la Conferencia de Nairobi, donde se aprobó el texto acordado del Convenio sobre la Diversidad Biológica. El Convenio se abrió a la firma en la Cumbre de la Tierra en Rio de Janeiro en julio de 1992 y ha sido ratificado por más de 180 países del mundo.

Anuncios

La innovación constante y su protección, ejes centrales del éxito empresarial en Rolser

En nuestra videoteca podéis ver varios vídeos en los que empresas españolas relatan la importancia que ha tenido durante su trayectoria el apostar por la I+D+i y proteger tanto las invenciones como la marca comercial. Hoy os acercamos un poco más a una de ellas, Germans Server SL, propietaria de la marca ROLSER.

Diseños que solucionan problemas cotidianos

En un objeto de uso cotidiano de apariencia sencilla pueden haberse depositado años de inversión en I+D y la experiencia acumulada durante décadas por trabajadores bien cualificados expertos en diseño.

Hemos encontrado un ejemplo de ello al observar las características de una de las últimas gamas de chasis para carros de la compra diseñadas por la firma  Rolser.

El modelo en cuestión dispone de dos tríos de ruedas giratorias que facilitan desplazar el carro escaleras arriba sin esfuerzo y evitando trompicones. El diseño, denominado RD6, soluciona un problema práctico muy concreto que suele presentarse a quienes residen en los barrios más antiguos de las ciudades y habitan casas sin ascensor ¿Cómo subir la compra sin hacer esfuerzos que conlleven peligro de lesión?

En el vídeo promocional que la propia empresa tiene en su canal de youtube para darlo a conocer se aprecian bien las ventajas prácticas de este diseño:

Si hoy os hablamos de un producto de Rolser en el blog , y por extensión de esta empresa valenciana, es porque sus propietarios siempre se han preocupado por innovar y proteger tanto sus diseños como su marca. De la importancia de esto último para salir al mercado internacional nos hablaron en el siguiente vídeo Joan Server, consejero delegado de Germans Server SL y Álvaro Pérez, asesor legal de la empresa.

Medio siglo diseñando y patentando productos innovadores

La compañía valenciana también expone en su propia página web los cuatro pilares principales sobre los que ha sustentado una incesante actividad productiva que el pasado verano cumplió medio siglo. La clave de los éxitos cosechados por Rolser durante estos 50 años está, según sus propias palabras, en “la innovación constante, la apuesta por el diseño de productos que crecen y evolucionan al ritmo de nuestras vidas, al compás de nuestras necesidades. La creatividad y el sentido práctico marcan la línea de trabajo a la que se incorporan el diseño industrial de última generación así como los máximos niveles de calidad y seguridad”.

Esta afirmación se ve respaldada por varias cifras significativas en lo que se refiere al registro de la Propiedad Industrial e Intelectual. Así, la empresa tiene una cartera de 14 marcas a nivel nacional; 5 marcas europeas y 11 marcas internacionales y ha registrado 4 modelos de utilidad, 2 patentes nacionales, 4 patentes europeas y un PCT (Patent Cooperation Treaty). En lo que atañe a los diseños industriales cuenta con 2 españoles, 45 comunitarios y 10 internacionales.

Teniendo en cuenta estos números, no es de extrañar que la firma valenciana haya obtenido varios premios de diseño durante su larga trayectoria. Entre ellos son destacables el Premio Internacional de Invenciones de Ginebra por el modelo plegamatic (1987); el Premio Valencia Innovación, en diseño industrial, otorgado por la Generalitat (1992); el premio de Calidad e Innovación en Ferretería (2004) ó el Design Defined Honore 2011 que entrega la International Houserwares Association de Chicago.

Además, desde hace años y con el objetivo de respaldar su actividad productiva innovadora, Rolser certifica sus proyectos de I+D+i a través de una entidad acreditada por ENAC. Entre los últimos está el diseño de un carro de compras motorizado, que ha obtenido la calificación de Innovación Tecnológica y contará con financiación europea a través del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2014-2020.

 

 

Cifras de patentes presentadas en España por mujeres

Aunque como se apunta desde la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) es posible rastrear la presencia de innovaciones y patentes presentadas por mujeres desde los orígenes del sistema, su número no es relevante en relación a las solicitadas por hombres y, lo que debería ser motivo de análisis, éste ha permanecido prácticamente inamovible durante los últimos 50 años.

Gracias a las luchas feministas, el papel de las mujeres en la vida pública dentro de las sociedades occidentales más desarrolladas económicamente se ha intensificado a partir de la segunda mitad del siglo XX. Como lógica consecuencia de este hecho, en nuestro país se ha producido un aumento paulatino de la actividad académica y profesional de las mujeres en los campos científico y tecnológico.

Según el informe ‘Científicas en Cifras 2015’, presentado el pasado mes de febrero por Carmen Vela, secretaria de Estado de I+D+i, y por Ana Puy, directora de Unidad de Mujeres y Ciencia, a pesar de que hay más mujeres que trabajan como científicas e investigadoras (si bien su número está estancado desde 2008), a medida que aumenta el nivel de responsabilidad en ambos ámbitos, más acusado es el sesgo de género.

El documento permite consultar el porcentaje de mujeres investigadoras que trabajan en nuestro país. Es del 39% , seis puntos por encima del que se registra en la UE. Teniendo en cuenta las cifras por sectores, en la Administración Pública el porcentaje de mujeres investigadoras sube hasta el 46 % (cuatro puntos por encima de la media europea). En la Enseñanza Superior es del 42 % y en sector privado llega hasta el 31 % , situándose también muy por encima del 20 % de media que se registra en Europa.

Teniendo en cuenta la relación entre I+D+i cabría esperar que estas cifras tuvieran un reflejo en el número de solicitudes de patentes presentadas por mujeres ante la OEPM, pero hasta el momento no ha sido así.

En medio siglo las mujeres han presentado ante la OEPM 3.703 solicitudes de patentes

En 2006 la OEPM hizo públicos los resultados de un análisis estadístico mediante el que averiguó y dio a conocer el número de patentes solicitadas por mujeres residentes en España desde 1968.

De las 33.036 solicitudes de patentes nacionales que presentaron particulares ante la OEPM durante el periodo referido, tan sólo el 8,1% (2.677) habían sido solicitadas por mujeres.

Por aquel entonces se destacó como hecho positivo el ascenso tímido pero constante del número de solicitudes de patentes presentadas por inventoras, pasando de ser tan sólo cinco en 1968 a llegar hasta las 136 en noviembre de 2006. Gracias al departamento de estadística de la OEPM hemos podido averiguar que esa tendencia alcista no se ha mantenido.

Durante los últimos diez años el total de patentes nacionales presentadas por particulares residentes en España ha sido de 12.759. De ellas tan sólo 1.026 han sido solicitadas por mujeres. Lo que porcentualmente supone el 8% del total y señala un evidente estancamiento cuyas razones merecerían un análisis en profundidad.

Gráfico de barras de patentes nacionales solicitadas por particulares residentes en España (hombres y mujeres ) entre 2007/2015

Por medio de él se puede apreciar año a año la abismal diferencia entre géneros en lo que se refiere al número de solicitudes de patentes nacionales presentadas ante la OEPM.

Iniciativa gubernamental para paliar la brecha de género en el ámbito de la ciencia y la innovación

Por último queremos apuntar que el pasado 8 de marzo , la Secretaría de Estado de I+D+i reunió en Madrid a los responsables de una red de 19 proyectos financiados por la Unión Europea con el fin de conseguir la igualdad efectiva de participación de mujeres y hombres en los centros de investigación. Entre otros objetivos, mediante esta iniciativa la UE busca eliminar por medio de la formación cualquier barrera que obstaculice el camino hacia la igualdad y hacer que los resultados y aplicaciones de las investigaciones científicas respondan tanto a los intereses y necesidades de los hombres como de las mujeres.

“Proteger la marca o patente es algo que deben contemplar todas las empresas en su estrategia de negocio”

Entrevista

Isabel Cortés, directora del Área de Marca Internacional de Pons IP

Con motivo de su reciente inclusión en el ranking World’s Leading Trademark Professionals 2017 de WTR junto a los mejores profesionales de marcas de España entrevistamos a Isabel Cortés, directora del Área de Marca Internacional de PONS IP.

Cortés nos habló del significado de ese reconocimiento, de los cambios más significativos que se han producido, en su opinión, en el ámbito de la Propiedad Industrial e Intelectual en nuestro país en los últimos años, sobre la percepción de las marcas españolas en el exterior, así como de la aplicación del Nuevo Reglamento sobre la marca de la UE.

isabel-cortes

 

Recientemente ha sido incluida en la clasificación “World’s Leading Trademark Professionals 2017 de WTR” que destaca a los mejores profesionales de marca de España. ¿Qué supone para usted este reconocimiento?

Se trata de un reconocimiento para todos y cada uno de los que formamos parte de PONS IP. Somos un equipo y, sin duda, supone un gran estímulo para continuar en la misma línea de trabajo y atención a los clientes que nos hemos marcado.

Lleva más de 15 años trabajando en el ámbito de la Propiedad Industrial e Intelectual. Durante esos tres lustros ¿Qué cambios positivos y/o negativos ha observado en los inventores y empresas españolas en lo que se refiere a la manera que tienen de afrontar la gestión de este tipo de derechos?

Las empresas españolas son actualmente mucho más conscientes de la importancia estratégica de la protección y gestión de su propiedad industrial en un mundo tan globalizado y competitivo como el que nos ha tocado vivir. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer y es responsabilidad de todos colaborar en la labor de concienciación y difusión de todas las partes implicadas en la protección de la innovación. En ese sentido, el ejemplo de las grandes empresas españolas que han jugado un papel importante en todos los cambios positivos que se han producido en los últimos 15 años tiene que ser la referencia para las pequeñas y medianas empresas

A su juicio, la PYME y los inventores en España ¿Son realmente conscientes de la importancia que tiene ocuparse de gestionar la Propiedad Industrial e Intelectual de sus creaciones, productos y servicios?

Las empresas españolas, especialmente las pymes, aún no están del todo concienciadas de la importancia de proteger su imagen e innovaciones, a pesar de que en los últimos años hemos avanzado mucho al respecto. Deberíamos tener como referente a Alemania o a las economías más desarrolladas como EEUU., China, Corea del Sur o Japón donde está completamente interiorizado que proteger tu marca o patente es algo que deben contemplar todas las empresas en su estrategia de negocio.

Por su experiencia ¿A qué rama de la producción o sector económico pertenecen las empresas españolas cuya marca está mejor considerada a escala internacional? ¿A qué atribuye usted esa especial consideración en el extranjero?

Las empresas que ponen en valor sus marcas acaban recibiendo la justa recompensa a ese esfuerzo inversor. La industria de la moda, el sector de la banca, el mundo del deporte… Cada año comprobamos como las marcas españolas suben posiciones o se incorporan a las codiciadas listas de marcas internacionales más reputadas.

Las razones se deben, por supuesto, al buen hacer de las empresas españolas, a la mejora de sus políticas de comunicación y a esa conciencia de que una empresa fuerte requiere de unas marcas que resuenen en la cabeza y el corazón del consumidor.

El Nuevo Reglamento sobre la marca en la UE abre la posibilidad al registro de marcas olfativas y gustativas. ¿Qué impacto cree que puede tener su aplicación en nuestro país y qué sectores de la producción estiman que solicitarán este nuevo reconocimiento?

Todavía es pronto para poder valorar su posible impacto. Efectivamente, la eliminación de la representación gráfica del nuevo Reglamento abre la puerta, pero en las marcas olfativas, por ejemplo, la descripción del olor o la fórmula química se han considerado insuficientes para dar cumplimiento a los requisitos de Sieckmann. Aún nos queda por ver si existe la tecnología adecuada para que su representación sea clara, precisa, autosuficiente, fácilmente accesible, inteligible, duradera y objetiva, tal y como exigen esos criterios.

¿Han articulado algún plan de formación para que su equipo pueda asesorar con las máximas garantías de éxito a las firmas que pretendan solicitar los nuevos tipos de registro?

Es prematuro ni siquiera plantear la implementación de cualquier plan de formación antes de que la tecnología y las autoridades competentes definan los criterios de representación y distintividad relacionados con este tipo de marca no convencional.

¿Qué pasos recomendaría dar a las empresas que estuvieran pensando en tramitar este tipo de solicitud para aumentar las probabilidades de concesión antes de invertir tiempo y dinero en hacerlo?

Para la tramitación de cualquier marca de las consideradas no tradicionales como las sonoras y marcas de color, que sí son admitidas por la Oficina Europea, recomendaría siempre el asesoramiento de un experto en la materia, no solo por la estrategia marcaria global de la empresa, sino para saber enfocarlas de la manera más adecuada a las necesidades del cliente y a las exigencias de la Oficina.

Según datos provisionales facilitados recientemente por el Servicio de Estadísticas y Estudios de la OEPM, en 2016 se solicitó en España el registro de 51.938 marcas nacionales? ¿Qué opinión le merece esta cifra?

La buena salud de nuestras marcas nacionales y su crecimiento sostenido en estos años. El incremento con relación al 2015, en el que se solicitaron 50.715 marcas en la OEPM, supone un nuevo repunte y denota una estabilidad de las marcas españolas en favor de las solicitudes extranjeras, mostrando el deseo de internacionalización de las empresas que buscan nuevos mercados en los que comercializar sus productos y servicios.

equipopi

En la foto los integrantes del equipo de PONS IP