“La innovación mejora la vida”, lema del Día Mundial de la Propiedad Intelectual

En 2001, los estados miembros de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) eligieron proclamar el 26 de abril Día Mundial de la Propiedad Intelectual, al tratarse de la fecha en que entró en vigor el Convenio de la propia OMPI en 1970.

Mañana se celebra por decimoséptima vez, en esta ocasión bajo el lema “la innovación mejora la vida”, un eslogan mediante el que la propia OMPI aspira animar a organizaciones de todo el mundo a participar activamente en la difusión de un mensaje fundamental: la defensa de la Propiedad Intelectual (patentes, marcas, diseños industriales, derechos de autor) por su capital importancia como motor del progreso y garante de que, tanto entidades como personas creativas, reciban un justo reconocimiento social y económico por su valiosa aportación al desarrollo colectivo.

Esta efemérides, celebrada cada año por más asociaciones y entidades repartidas por los cinco continentes, recuerda en todo el planeta que el respeto por la Propiedad Intelectual es un denominador común en los países que consiguen atraer la inversión de capitales necesaria para afrontar retos empresariales.

Así mismo, también sirve para hacer hincapié en su importancia como estímulo para que las personas creadoras lleguen a desarrollar sus ideas, asegurando que tanto éstas como el resultado de su aplicación práctica generarán beneficios y se pondrán a disposición de futuros innovadores, con el fin de que les sirvan de inspiración para explorar nuevos horizontes que permitan mejorar la vida en sociedad.

Tres preguntas en busca de respuestas y difusión

Este año la OMPI ha propuesto que en cada una de las sedes donde se celebrará este Día Internacional de la P.I. se busque reflejar cómo la innovación hace más sana, cómoda y segura la vida de las personas. Además, ha lanzado tres preguntas para animar a cualquier persona o entidad a responderlas y difundir sus respuestas vía RR.SS. empleando el hashtag #worldipday. Las cuestiones, que nos vamos a animar a responder, son las siguientes:

¿Qué innovación ha mejorado su vida en mayor medida?

¿Qué más se puede hacer para que las nuevas tecnologías lleguen a las personas que las necesitan?

¿Cuáles cree que deben ser las prioridades en materia de innovación en el futuro?

Son tantos los avances tecnológico-científicos de los que disfrutamos en la actualidad que escoger uno se nos antoja más que difícil. Si tenemos en cuenta los tres adjetivos presentes en el lema de este año, quizá el descubrimiento de la penicilina y su aplicación en numerosos tratamientos médicos sea de los que más ha contribuido a hacer nuestra vida más sana y segura.

La segunda pregunta es bastante complicada de responder. Su propia formulación plantea multitud de interrogantes a partir de los que podrían establecerse muchos e interesantes debates ¿A cuáles nos referimos al hablar de nuevas tecnologías? ¿Cómo determinar qué tecnologías son más o menos necesarias en cada región o país y quienes las necesitan? Si hablamos de personas, y respondiendo de un modo general, consideramos que uno de los objetivos que todo país tiene la obligación de perseguir, si pretende considerarse a sí mismo desarrollado, es la obtención de un Índice de Desarrollo Humano lo más alto posible.

Como explica la propia O.N.U en la página web de su programa para el desarrollo, el IDH “se creó para hacer hincapié en que la ampliación de las oportunidades de las personas debería ser el criterio más importante para evaluar los resultados en materia de desarrollo”. Y también para aclarar que “el crecimiento económico es un medio que contribuye a ese proceso, pero no es un objetivo en sí mismo”.

En lo que se refiere a la última pregunta, nos parece prioritario que se establezcan y financien (a escala internacional, de forma orquestada y sostenida en el tiempo) aquellas investigaciones e innovaciones que permitan desarrollar avances tecnológicos útiles para extraer energías de la tierra garantizando una tasa de reposición que asegure el equilibrio ecológico. Sólo así se podrán frenar las consecuencias negativas, algunas ya irreversibles, que está teniendo para el planeta en que vivimos mantener un ritmo productivo tan elevado como el actual. Otro terreno de investigación que nos parece prioritario es el sanitario porque todavía hay muchas enfermedades crónicas de diversa gravedad sin tratamiento específico y por la vigencia que en este momento tiene el descubrimiento de posibles terapias en el campo de la genética e inmunología.

Para terminar os sugerimos que visitéis las Alertas Tecnológicas de la OEPM, que proporcionan información actualizada sobre las patentes más recientes que se están publicando en el mundo en relación a un tema técnico concreto, así como sus Boletines de Vigilancia Tecnológica ambos son unos buenos escaparates de la innovación que se está produciendo en diversas áreas. Ambos servicios de información son gratuitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s