La innovación como camino seguro de la expansión internacional

Simon es la marca cabecera de un grupo industrial de origen catalán dedicado a la fabricación de interruptores y sistemas de iluminación. Nacido en un pequeño taller de la localidad gerundense de Olot en 1916, hoy en día cuenta con una plantilla de más de 3.900 trabajadores y está presente en más de 90 países.

Según declaró recientemente su director de diseño Salvi Plaja para Cevipyme, actualmente la firma diseña, fabrica y desarrolla sus productos hasta en diez países diferentes. Su portafolio, rico y variado, abarca el diseño de interruptores; la creación de sistemas de iluminación interiores y exteriores; la puesta en marcha de mecanismos y conectividad para puestos de trabajo y la recarga de vehículos eléctricos.

La valoración de los activos intangibles, clave para la empresa

Durante estos cien años de existencia la firma ha sabido mantener el carácter familiar de sus inicios y su compromiso por introducir en el mercado productos de calidad fruto de un buen trabajo. A estos dos rasgos fundamentales se suma un tercero ,que ha impulsado el crecimiento de la compañía, convirtiéndose además en el motor de su internacionalización: la pasión por investigar y desarrollar nuevos productos y servicios dentro del campo de la iluminación.

Tal es así que el 10% de su facturación en España procede de la comercialización de productos lanzados durante los últimos cinco años. Otra muestra de su decidida apuesta por la innovación esta en el hecho de que, durante el último lustro, la firma haya registrado casi un centenar de patentes y diseños industriales. Finalmente, a esto podemos añadir el reconocimiento que ha recibido la empresa en varias ocasiones por medio de la concesión de varios premios a la innovación. Sin ir más lejos, el pasado año recibió el Premio Nacional de Diseño 2016 que concede el Ministerio de Economía y Competitividad.

El propio Salvi Plaja remarcó la importancia que tienen para la compañía la I+D exhibiendo para Cevipyme el motor de uno de los interruptores de la firma durante la grabación de un vídeo para la serie “Tu idea te hace grande”. En apariencia sencillo, el citado motor encierra cuatro patentes para cuyo desarrollo Simon ha invertido cinco años de investigación.

Así las cosas, conscientes de la importancia estratégica que ha tenido y tiene para la empresa proteger sus innovaciones, el director de diseño de Simón recomendaba a las empresas hacer lo propio, sea cual fuere su sector, declarando en el citado vídeo que “las empresas que no están seguras de proteger sus activos intangibles, de proteger su marca, patentes e innovaciones, les animaría a hacerlo porque en realidad supone confiar en ti, valorar tu activo; y es lo que te va a dar la fuerza para competir en cualquier mercado por exigente que sea”.

Su último paso, aplicar el IoT a los sistemas de iluminación

El pasado año Simon celebró el centenario de su fundación por todo lo alto. La empresa facturó 308 millones de euros y presentó la serie Simon 100, mediante la que ha conseguido integrar en la producción de sus interruptores y sistemas de iluminación las capacidades que ofrece Internet of Things. Un paso más en la senda de la innovación que permite a Simon ofertar sistemas integrales que hacen posible adaptar los entornos a las necesidades del usuario.

Los productos de la serie Simon 100 integran la tecnología iO SIMON, que permite al usuario interconectar y controlar sus dispositivos eléctricos y/o electrónicos mediante una app, para así programarlos y sincronizarlos en función de sus necesidades concretas. Como ejemplificó el responsable global de la estrategia de negocio digital de Simón Alfred Batet en la edición del Salón Internacional de Soluciones para la Industria Eléctrica y Electrónica (Matelec), gracias a esta serie el interruptor tradicional pasa a convertirse en un interruptor inteligente.

A fin de cuentas, estamos hablando de la posibilidad de sincronizar la apertura de la persiana con la alarma del despertador o el encendido de la cafetera y el termostato que determina la temperatura del agua de la ducha. Según el propio Batet “este concepto une el mundo digital con el físico con la finalidad de crear experiencias para el usuario y generar espacios más eficientes y funcionales que faciliten la relación persona-entornos de una forma natural y cercana”.

Visita nuestra videoteca donde damos cifras de las marcas y patentes registradas por Simón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s