Investigadores españoles crean envases desechables alternativos al uso de botellas fabricadas en plástico

La llegada de las vacaciones estivales lleva a muchos urbanitas a desplazarse al litoral del país para disfrutar de unos días de asueto en la playa. Como todos los años por estas fechas, los medios de comunicación informan sobre la calificación que han recibido las playas españolas en función de su calidad para el baño, directamente reñida con procesos como la eutrofización o la proliferación de plásticos en la superficie del mar. Greenpeace quiso hacer hincapié sobre este último problema de contaminación el pasado mes de junio, y ello nos ha llevado a preguntarnos si existen inventos o investigaciones que estén trabajando para acabar con él. Hemos descubierto un par de invenciones muy interesantes que os vamos a acercar.

Mar de plástico

Greenpeace quiso denunciar el alto nivel de contaminación que soporta el Mar Mediterráneo a causa del uso de envases de plástico. La organización denunció que este tipo de recipientes, sobre todo los desechables, son los residuos que más degradan el medio ambiente marino y exigió tanto a sus productores como a las autoridades que legislan sobre su uso y tomaran las medidas necesarias para apostar por su reducción, reutilización y/o sustitución.

Las cifras que ofreció la organización ecologista en el marco de la campaña, de nombre “ Menos plástico, más Mediterráneo” son alarmantes. El llamado antiguamente “Mare Nostrum” acumula cerca de 1.355 toneladas de plástico en su superficie, lo que se traduce en que el 96% de muestras de basura encontradas en sus aguas sean plásticos. El índice de presencia de este material en el Mediterráneo es muy alto, concretamente de una pieza de plástico cada cuatro metros cuadrados.

En lo que se refiere al litoral español, la organización alertó sobre la necesidad de atajar el problema afirmando que el 72% de la basura recogida en las playas españolas bañadas por el Mediterráneo es plástico.

Lógicamente, la presencia de tal cantidad de residuos plásticos en el agua está afectando a la fauna marina. En el 92% de los casos, las más de 1.300 especies afectadas por la ingesta de residuos vertidos al mar han comido fragmentos de plástico.

Así las cosas, nos propusimos averiguar qué están haciendo en la actualidad inventores e innovadores por desarrollar nuevos materiales con los que se puedan fabricar otro tipo de envases.

Un español propone emplear su “gotella” para reducir la fabricación de envases de plástico

La primera alternativa posible nos lleva a conocer el sorprendente invento de un español emigrado a Inglaterra. Rodrigo García González es un inventor que, tras exponer sus creaciones en el Royal College of Art de Londres y rechazar una oferta del equipo de cazatalentos de Apple, fundó en la capital británica la firma Skipping Rocks junto a varios socios.

Recientemente la firma ha presentado al mundo una de sus primeras creaciones. Se trata de un recipiente cuyo uso puede contribuir a que se consuman menos botellas y tapones de plástico. Se trata de un envase esférico biodegradable conformado gracias al tratamiento de un alga mediante un proceso de coagulación. Originalmente denominado “gotella” hoy la empresa de García y compañía lo muestra bajo el nombre de Ooho!.

La idea original partió de la respuesta que busco el inventor español hace años al plantearse desde cero la cuestión del cómo beber siguiendo una óptica más revolucionaria que evolutiva.

Para diseñar este envase esférico, cuya capacidad es actualmente de 50 mililitros, Rodrigo García González ha contado con la colaboración de Guillaume Couche y Pierre Paslier, compañeros suyos en Skipping Rocks. La firma lo ha presentado en varias ferias de innovación e incluso en algunos eventos deportivos. Podéis ver los sorprendentes resultados de su investigación y lo cómodo que resulta beber de una burbuja Ooho! en el siguiente vídeo, en el que participa el propio García.

La botella de plástico biodegradable desarrollada en el ITENE en 2011

El Instituto Tecnológico de Embalaje, Transporte y Logística, –que en su propia web incluye entre cuyos objetivos el fomento y promoción de la sostenibilidad en los ámbitos del envase, embalaje, logística, transporte y movilidad– desarrolló una botella basada en materiales biodegradables. Fue en el 2011, en el marco del proyecto Biopacked II, financiado por el entonces IMPIVA de la Generalitat Valenciana junto con la UE.

Los investigadores de ITENE dieron con otra posible alternativa al uso masivo de botellas de plástico desechables. Desarrollaron una botella fabricada con un material biodegradable lo suficientemente resistente como para ser empleada en el ámbito industrial. Fue posible gracias a la obtención de un material basado en nano-arcillas modificadas superficialmente que le proporcionan resistencia térmica, mecánica y además reducen su permeabilidad a los gases conservando al tiempo la capacidad de biodegradarse. Los responsables del proyecto patentaron este material, ya que varias multinacionales se interesaron en recibir los permisos necesarios para emplearlo en sus fábricas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s