En busca del mejor invento del mundo

La mayor muestra de invenciones del mundo, el Salón Internacional de Invenciones de Ginebra organizada bajo el auspicio del Gobierno de Suiza, las autoridades locales de su ciudad sede y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI)) ha cerrado su 47 edición con un nuevo récord de expositores. En concreto 825 provenientes de 42 países y un número de visitantes (30.850) similar al de su edición anterior pero con un aumento muy significativo, según los organizadores, del visitante profesional a la búsqueda de una invención en la que invertir o comercializar bajo licencia. Según declaraciones de Jean-Luc Vincent, presidente y fundador del salón, éste ha adquirido una nueva dimensión manteniendo su filosofía. “El nivel general de inventos presentados es cada año más alto” aseguró.

Durante los cinco días que duró el evento los visitantes pudieron descubrir más de mil innovaciones, la mayoría de ellas relacionadas con la salud, la medicina, el medio ambiente y la seguridad. Prueba de ello es que un invento ecológico es el que ha ganado este año el Gran Premio del Salón. Se trata de una nueva batería desarrollada por la firma hongkonesa GRST. La principal innovación de ésta es el uso de agua en lugar de ácidos en la producción, lo cual beneficia tanto al proceso de fabricación, notablemente menos contaminante, como al reciclaje de estos aparatos, también menos peligroso para el medio ambiente y más sencillo.

Presencia española

Además de este gran premio existen 50 premios especiales, algunos de ellos otorgados por las Oficinas Nacionales de Propiedad Industrial, como es el caso de la Oficina Española de Patentes y Marcas, (OEPM) que al igual que en pasadas ediciones, acudió a Ginebra con el fin de respaldar y reconocer públicamente el importante aporte de las innovaciones españolas al desarrollo económico y tecnológico del país. Este año su premio a la mejor invención española en el salón ha sido para maycoby por su camilla para personas con movilidad reducida patentada por Manuel Borges. que también consiguió una medalla de oro otorgada por el Jurado Internacional del salón.

 

Se trata de una camilla mecánica electrónica destinada a pacientes con movilidad reducida y, en particular, a personas tetrapléjicas y parapléjicas, que se puede ajustar en altura y puede cambiar entre una posición horizontal como una cama para acomodar al paciente cuando está acostado, y un escalón posición como silla. La cama incorpora esteras de transporte (12) para apoyar al paciente, que se mueven en una dirección transversal: hacia el exterior de la cama, para mover al paciente desde el cama a una cama o una silla de ruedas, y hacia el interior de la cama, para acomodar al paciente sobre la misma. La orientación longitudinal o transversal de la cama se puede cambiar, lo que permite al paciente poder realizar sus necesidades fisiológicas de evacuación mediante la camilla en posición sentada.

La lista de premiados españoles en esta edición se completa con Sinforiano José Posadas , que recibió el premio García Cabrerizo, y medalla de oro, por su diluyente para pinturas en automoción. Además, el Jurado Internacional, compuesto por más de 70 personalidades de la ciencia y de la tecnología, concedió, entre otras distinciones, además de la ya mencionada de oro de Manuel Borges y Sinfoniano José Posadas, medallas a las siguientes invenciones españolas:

Medalla de Plata a Magnetar Plus, que llevó a la muestra el desarrollo de un motor universal coaxial revolucionario, mucho más eficiente y con múltiples aplicaciones en el mundo de la movilidad incluyendo la aeronáutica.

Dos medallas de plata a sendos inventos a Leopoldo Diez Cantó de MarmolFino: Un novedoso dispositivo para suspensión de piezas y un procedimiento mejorado para el tratamiento de piedras ornamentales.

Medalla de bronce: a Capenergy que expuso una técnica innovadora en el ámbito de la salud (un equipo que trata la disfunción eréctil)

El premio que concede el público fue para el francés Nicolas Carlessi por su robot electrónico recolector de residuos flotantes en el agua. El concedido por la OMPI recayó en la Universidad Northeastern de China por su proceso innovador que incorpora tecnología de encolado por laminación con el proceso de espumado de pulvimetalurgia. El listado completo de los premios os los podéis descargar aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s