Archivos Mensuales: septiembre 2019

Innovación y artesanía, un maridaje histórico, necesario y con mucho potencial

Artesanía, una variable esencial en la ecuación Marca España

Tomar distancia de algo se convierte en muchas ocasiones en una forma eficaz de valorar lo propio. Éste es, sin duda, el caso de la artesanía española, un sector muy valorado internacionalmente y cuya presencia opera como identidad propia en la denominada Marca España. Y es que lo artesanal aporta a esta política de estado una variable que resuelve la ecuación en la que se conjugan tradición e innovación, quizá los dos conceptos que mejor definirían nuestro presente, referenciando también el legado acumulado por tradición o herencia, nuestro acervo cultural.

Lejos de ser una política improvisada, esta apuesta estratégica que pone en valor la calidad del producto artesano y la sostenibilidad de sus procesos de elaboración se remonta a 1981 cuando se crea Fundesarte, la organización de referencia en la promoción y el desarrollo de las empresas artesanas españolas. Hoy en día Fundesarte forma parte de la Fundación EOI (Escuela de Organización Industrial), entidad vinculada al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (MINCOTUR)

El aporte a la economía nacional derivado de la artesanía no debe ser analizado sólo en relación a las cifras que arroja el sector. Existen otros componentes a tener en cuenta tales como la sostenibilidad, la innovación, el emprendimiento y la colaboración con terceros, entre los más destacados. Su aporte a la economía desprende cifras nada desdeñables y así lo constataba el informe publicado en 2015 Situación de la artesanía en España, una obra de referencia que pone negro sobre blanco muchos de los aspectos que definen a la artesanía española y que profundiza en su análisis en base a seis factores de competitividad claves para el sector artesano: la gestión de los recursos humanos, la aplicación de las TIC, los procesos de innovación, la internacionalización, la financiación y la cooperación empresarial e institucional.

De los datos que ofrece el estudio referenciado destacamos las 38.577 empresas que desarrollan su actividad empresarial en el sector artesano español, donde Cataluña y Andalucía destacan con un 18,1% cada una. Llama la atención el tamaño de estas empresas donde sólo el 2,6% cuenta con diez o más personas empleadas. De un total de 104.791 trabajadores/as, Andalucía se sitúa en la primera posición del ranking registrando 19.680 personas vinculadas al sector, lo que supone un 18,8% seguida de la Comunidad Valenciana (17,8%), Cataluña y Madrid 15,9% cada uno, y en un quinto puesto se encuentra Galicia (7,5%). 

GRÁFICO 1

Importancia del empleo del sector artesano en las distintas comunidades autónomas. Porcentaje sobre el empleo en la industria de cada comunidad autónoma. Año 2014

Fuente: Datos extraídos del Informe Situación de la artesanía en España (2015)

El empleo artesano representa el 4,3% del empleo industrial y sólo el 0,6% del empleo total. Los cinco años que han trascurrido desde esta última toma de datos posiblemente han supuesto una evolución y puede que su mayor incidencia tenga a la innovación como principal aliada y responsable.

El textil,  un sector a tener en cuenta.

En el proceso artesanal, la innovación siempre ha jugado un papel esencial, y la mejora de las técnicas y por tanto del producto está intrínsicamente ligada a la incorporación de nuevas metodologías de trabajo que han ido en paralelo con los impulsos de las revoluciones industriales que se inician en el S. XVIII y que tienen como punto de partida una incipiente protoindustria. Y si hay un subsector que cumple modélicamente con este patrón es la protoindustria vinculada a la generación de textil, donde los comerciantes medievales eran los responsables de facilitar materiales y útiles de trabajo a las familias campesinas que aprovechaban los meses de invierno, en los que la carga laboral de la agricultura era menor, para confeccionar tejidos que más tarde los primeros venderían. Esta producción no respondía a la demanda del mercado, sino que era una forma de sumar a una economía familiar de subsistencia.

En la actualidad y para el caso español podemos afirmar que la demanda del textil artesanal ha ido consolidándose ocupando un destacable segundo puesto con 5.841 empresas, subsector que supone un 15,1%, y que da trabajo a 15.421 personas, un 14,7% del total.

Pero si hay algo que define al sector por su carácter innovador, más allá de las cifras, es la apuesta por iniciativas que contemplan nuevos y revolucionarios enfoques. Este es un ejemplo  que nos gustaría destacar.

Rir & Co Artesanías es el proyecto que Inés Rodríguez, diseñadora textil y artesana, pone en marcha en marzo de 2011 desde Allariz, Ourense. Su especialidad es la confección artesanal de todo tipo de tejidos e investigación de nuevos materiales. Aunque el uso del telar en su taller es absolutamente artesanal tiene claro que para “ser competitivo no se puede ser tradicional al 100%” y muestra de ello es la elaboración de Tejido Vagalume, un proyecto en colaboración con Materfad y Eurofibroptics que nace del primer encuentro Ciencia +Artesanía que organizó Fundesarte y el EOI hace unos años, donde Javier Peña del Materfad expuso algunos de los avances que se estaban dando en el mundo textil y  donde Inés entra en contacto con nuevos materiales y atisba nuevas posibilidades. Su experiencia de trabajo la puedes encontrar aquí.

El 25 de septiembre de 2015 la Oficina Española de Patentes y Marcas registró el título de diseño industrial nº521.818-01, un tejido en lino-rayón color plata, color escogido por la similitud al tubo de plástico que recubre la fibra óptica de modo que queda tejida en él. El ligamento utilizado es repaso vello, un ligamento tradicional en Galicia y que produce a la vez un efecto de luces y sombras en el tejido muy interesante en cuanto a texturas. Dependiendo de la fuente y caudal de luz el tejido se enciende más o menos y se puede doblar, mojar, lavar, plegar, unir… Tiene infinidad de posibilidades para muchos sectores como el diseño de producto, mobiliario, arquitectura, seguridad, iluminación, etc. 

Se puede encontrar más casos reales sobre la protección de la artesanía mediante patentes, marcas y diseños en el folleto divulgativo “Cómo proteger la artesanía” elaborado por la EOI, Fundesarte y la OEPM. 

https://www.oepm.es/export/sites/oepm/comun/documentos_relacionados/Publicaciones/Folletos/Como_Proteger_la_Artesania.pdf

Anuncios

La apuesta continua por la inversión en I+D+i posicionan a la fabricante de butacas riojana Euro Seating en la vanguardia mundial de su sector

Cuando parece que hablar de la España vaciada está en auge nos ha parecido oportuno relatar la historia de una empresa como Euro Seating y comprobar cómo desde un pueblo que apenas alcanza 2.000 habitantes, se puede llegar a todo el mundo. Es necesario impulsar no sólo el turismo rural como salida a la desplobación, sino activar en estos lugares actividades económicas en diferentes sectores mediante un plan estratégico para los próximos años, en los que, como comentaba en unas declaraciones Gonzalo Robredo, director general y fundador de la compañía junto con Juan Carlos Úbeda, se tienen que implicar todos los estamentos locales, regionales y nacionales.

Cómo es la empresa

Ofrecer un producto de calidad que marque la diferencia, junto con un cuidado diseño, son las bases del fabricante y diseñador de butacas Euro Seating, empresa ubicada en la localidad riojana de Ezcaray. Ahí están sus plantas de producción donde se lleva a cabo el 100% del proceso de producción de sus butacas y desde donde ha internacionalizado sus productos. Hoy está presente en 127 países y sus butacas visten estadios de fútbol, teatros, auditorios, cines y centros religiosos de los cinco continentes.

Mapa de instalaciones de sus proyectos. Imagen capturada de su web

La idea de crearla parte de la necesidad de reinventarse de unos carpinteros de la localidad, que deciden no sólo dedicarse a la madera y dar el salto. Cuando fundan la empresa en 1994 inician la actividad con 12 personas. En la actualidad su plantilla está compuesta por 140 trabajadores. Suyas son las butacas de la zona VIP del estadio Santiago Bernabeu o las 18.000 del U Arena de París.

En sus plantas ubicadas en Ezcaray son capaces de producir 900 butacas al día y realizan una media de 500 proyectos al año En la actualidad exportan el 85% de su producción y cuentan con delegaciones en Reino Unido, Alemania, México, Rusia, Qatar y Singapur, y una plataforma logística de distribución de producto en México para toda América

La innovación y la apuesta por la inversión en I+D+i ha sido una constate de la compañía desde su nacimiento y prueba de ello son los registros en diferentes modalidades de Propiedad Industrial con los que cuentan: 19 patentes, 62 diseños industriales y 17 marcas, 16 nacionales y una comunitaria. Toda la tecnología y los medios necesarios para realizar sus butacas son propiedad de la empresa, sistemas de producción, moldes, diseños.

A la vanguardia mundial a través de la innovación

Esta apuesta por la innovación y disponer de tecnología protegida le ha permitido convertirse en un referente en el mundo en fabricación de butacas para cines, teatro, auditorios y espacios deportivos, con innumerables referencias de prestigio, que podemos ver en su web, donde señalan que consideran necesario reinvertir constantemente en I+D+i para estar siempre en la vanguardia en todos los sectores a los que dirigen el producto. Esta política empresarial le ha servido de base para distanciarse y diferenciarse de la competencia y abordar el mercado internacional de forma segura.

Este año 2019 la compañía cumple 25 años y su constancia y creer en lo que hace con la misma ilusión que cuando iniciaron su actividad es otro elemento esencial para que los pueda cumplir. Su labor ha sido reconocida con la concesión de varios premios: el Premio Pyme del año 2018 de La Rioja, el Premio a la Internacionalización de la Cámara de Comercio de La Rioja en 2004 y el Premio a la Innovación 2013 de la Fundación Riojana para la Innovación.

Os dejamos con este vídeo emitido por el programa España Directo de TVE donde se cuenta el proceso de fabricación de sus butacas.

Mujeres inventoras: Los datos en virtud del Tratado de Cooperación en Materia de Patentes (PCT)

En estos primeros días de septiembre que inauguran un inicio de curso con energías renovadas tras un descanso más que merecido, no queremos dejar pasar la acción llevada a cabo por  la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) que ha incorporado tres nuevos indicadores sumando, de este modo, un nuevo conjunto de datos en relación a la cantidad de mujeres inventoras que figuran en las solicitudes internacionales de patente presentadas en el marco del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT).

Las estadísticas que hacen hincapié en el género son una estrategia de trabajo fundamental que visibiliza las desigualdades en esa materia y las necesidades que se plantean, factores indispensables para la formulación, planeación, presupuestación, seguimiento y evaluación de diferentes políticas públicas encaminadas a minimizar este tipo de desigualdad.

De esta forma Naciones Unidas viene recomendando desde 1989, a través del Comité para el eliminación de la discriminación contra la Mujer (CEDAW), que sus estados miembros hagan todo lo posible para asegurar que sus servicios estadísticos nacionales encargados de planificar los censos nacionales y otras encuestas sociales y económicas formulen cuestionarios de manera que los datos puedan desglosarse por sexo, en lo que se refiere a números absolutos y a porcentajes, para que los usuarios puedan obtener fácilmente información sobre la situación de la mujer en el sector concreto en que estén interesados.

La información, disponible en el Centro de Datos Estadísticos de la OMPI sobre Propiedad Intelectual nos permite consultar online y de forma gratuita los datos estadísticos registrados por la OMPI sobre la propiedad intelectual a nivel mundial. De este modo es posible acceder a la información relativa a inventoras en las solicitudes del PCT (indicador 15); solicitudes con al menos una mujer inventora (indicador 13); y solicitudes con al menos una mujer inventora y clasificados por tecnología (indicador14).

Poniendo el foco en algunos de los datos que puedes consultar aquí y en relación al porcentaje de publicaciones PCT presentadas, o más concretamente de solicitudes en las que figura al menos una mujer en ellas, los datos que arroja España son de un estancamiento (35%) en los tres últimos años analizados (2015 – 2018) cuando la tendencia anterior había sido en general de progresión ascendente. Estos datos contrastan con los de carácter mundial, cuyo recorrido al alza es claro desde el año 2000, cuando se comienzan a contabilizar este tipo de datos. 

GRÁFICO 1

Porcentaje de publicaciones PCT presentadas por mujeres inventoras 2001 – 2018. (Indicador 13) 

 

Tal y como os comentamos en una entrada anterior en la que dábamos cuenta de las cifras de patentes presentadas en España por mujeres y según el informe realizado por la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación y que ofrece estadísticas e indicadores de la (des)igualdad de género en la formación y profesión científica, el porcentaje de mujeres investigadoras que trabajan en nuestro país (39%) es seis puntos superior al registrado en la Unión Europea, y esta ventaja también se registra si tenemos en cuenta las cifras por sectores: 46% en la Administración Pública (cuatro puntos por encima de la media europea); 42% en la Enseñanza Superior y 31% en el sector privado, muy por encima del 20% que registra la media de la Unión Europea. Teniendo en cuenta la relación entre I+D+i cabría esperar que estas cifras tuvieran un reflejo en el número de solicitudes de patentes presentadas por mujeres ante la OEPM, pero hasta el momento no ha sido así, tal y como constató la institución, las mujeres españolas solicitan todavía muy pocas patentes. 

Aunque también es cierto que si el índice de participación de las mujeres a nivel mundial, un 29% en 2015, oculta las diferencias existentes en los índices de participación en los países, España se encuentra bien situada en el puesto cuarto (35%) en relación al mayor grado de igualdad de género en la actividad de patentamiento internacional por medio del PCT para 2015, solo superada por la República de Corea (50%), China (49%) y Polonia (40%). Señalar que esta información está vinculada con los datos del informe  “Identifying the gender of PCT inventors” que la OMPI publicó en 2016.

Si el análisis lo centramos en los sectores de tecnología a nivel mundial, ya que no es posible acceder a esta información por países a través de la herramienta online, entre los 35 ámbitos sobre los que la OMPI informa, destacan por contabilizar una mayor presencia de mujeres los relacionados con la biotecnología, los productos farmacéuticos y los productos orgánicos elaborados. 

GRÁFICO 2

Porcentaje de publicaciones PCT presentadas por mujeres inventoras por sector de tecnología en los 11 ámbitos con mayor presencia de mujeres (2000 – 2018)Fuente: Base de datos estadísticos de la OMPI. Elaboración propia

 

 

Echamos en falta la posibilidad de descargar directamente el archivo que contiene los datos en bruto y poder conocer no sólo el porcentaje de mujeres tal y como nos permite la herramienta del Centro de Datos, sino además tener la posibilidad de analizar los datos por países en el caso de los clasificados por tecnología (indicador 14), lo que nos permitiría conocer con mayor detalle los sectores tecnológicos en los que hay una mayor presencia de mujeres para el caso español y poder trabajar con mayor profundidad.  

Para una mayor información al respecto recomendamos la consulta del informe “Identifying the gender of PCT inventors” que la OMPI publicó en 2016.