Archivo de la categoría: diseño industrial

Diseño, marca y calidad, sellos del producto Gourmet

La semana pasada Madrid acogió la edición número 31 del Salón de Gourmets. Se trata de la feria anual para empresas especializadas en la elaboración y comercialización de productos gastronómicos de alta calidad más importante de Europa. Este año reunió en IFEMA a 1.400 expositores, que se ubicaron en varias áreas temáticas para mostrar cerca de 35.000 productos.

De entre los eventos que se incluyen todos los años en el programa, la muestra de nuevos productos “delicatessen” es uno de los más atractivos. Durante su transcurso los expositores más osados muestran ocurrentes formas creativas de combinar y presentar ingredientes comestibles; buscando con ello sorprender a los paladares más exigentes maridando texturas y sabores a priori difíciles de asociar. Por ejemplo, en la pasada edición los asistentes pudieron probar palomitas de mojito o degustar cerveza elaborada con jamón de bellota.

Para que un producto culinario quede incluido dentro de la categoría gourmet tan importante es elaborarlo con ingredientes seleccionados por su excepcional calidad como seguir con mimo cada paso que requiera su especial preparado. Una vez cumplidos estos requisitos, queda trabajar en un último aspecto igualmente importante; la presentación del producto, en la que se ha de poner un cuidado especial.

Al tratarse de productos considerados sobresalientes, el diseño de su envase y su imagen han de estar a la altura de tal consideración. Por eso, como ya desvelamos en una entrada en este mismo blog, las firmas dedicadas a fabricar envases de vidrio han concentrado su actividad en el sector de los productos gourmet, para los que hacen moldes de diseño exclusivo.

La razón es que se trata de un mercado distinto y estable que no se ha visto afectado por la aparición de los envases alternativos. De hecho, según fuentes de la Asociación Española de Envases de Vídrio, ANFEVI, en nuestro país es el envase preferido por los consumidores. Otro de los sectores que se ha visto beneficiado por el auge de estos productos gourmet ha sido el de fabricantes de vajillas, a los que piden diseños exclusivos para sus creaciones.

Envases originales como signo de distinción

Las firmas que producen y comercializan las delicias que se han podido ver (y probar!) durante el Salón del Gourmet saben que este esfuerzo por distinguir su marca gracias a la creatividad y la innovación industrial ha de ir acompañado del registro de los diseños asociados a ella. Hemos encontrado ejemplos de ello en la firma de chocolates Blanxart , que envuelve éstos en paquetes de exquisito diseño, o en la destilería granadina Destilerias LIBER que para su ginebra 12/11 Aurum ha elegido un original envase de vidrio que recuerda a los usados para perfume. Esta ginebra, además, debe su nombre a un hecho original: contiene pequeños copos de oro de 24 quilates en su interior.

Imagen de la botella de la ginebra “Aurum”

Las marcas gourmet también buscan franquiciados

Si registrar la marca y/o sello de identidad es un paso esencial que toda empresa da para poder definir su estrategia de posicionamiento en el mercado, en el sector gastronómico, si cabe, aún más.

Ello es debido a que muchas firmas, además de abrir tiendas propias para comercializar directamente sus selectos productos, suelen también crean franquicias, un modelo de crecimiento que hace de la marca comercial uno de sus elementos más importantes, ya que distingue al franquiciador. En esta última edición del Salón de Gourmets hemos encontrado un ejemplo claro de este tipo de modelo en Gesalaga, grupo que basa en el franquiciado parte de su expansión. En la actualidad tiene 36 puntos de venta en la península, de los que 7 son tiendas propias y 27 franquiciadas.

De origen guipuzcoano, uno de sus productos estrella es la croqueta, cuya venta supone en la actualidad las tres cuartas partes de una facturación cifrada en 11 millones de euros. La empresa ha conseguido llegar a estas cifras gracias a la creación de la cadena “Croqueta y Presumida”, a través de la que comercializa nuevas versiones de este tradicional aperitivo. Distinguidas con la etiqueta de producto gourmet, las originales croquetas que comercializan están elaboradas con productos naturales de primerísima calidad. Y decimos originales porque en el catálogo de la firma hemos encontrado algunas tan poco comunes como las de queso de Idiazábal, de chocolate o la exquisitez denominada pecado capital. Podéis ver una muestra de las propuestas que llevaron al salón haciendo una búsqueda en la página web del evento, al que también acudieron con sus productos cárnicos, que comercializan bajo la marca Okelan.

Si quieres saber más sobre como registrar y proteger tu marca visita nuestra web.

También te puede interesar esta otra entrada de nuestro blog que habla de cómo obtener rentabilidad tanto de marcas, como de patentes y diseños.

El éxito internacional de Uno de 50 está ligado a la protección de sus diseños industriales y marcas

Uno de 50, garantía de exclusividad

Hoy os acercamos a una compañía española que, desde su fundación a finales de la década de los noventa por Concha Díaz del Río, ha tenido como premisa hacer de sus productos-artículos casi únicos, tanto por lo limitado de su número como por la originalidad de su diseño.

De hecho su nombre, Uno de 50, hace referencia al número total de piezas que, en un principio, integraban cada colección de joyas diseñadas por su equipo de creativos. Hoy en día siguen elaborando algunas series limitadas de tan sólo cinco decenas de piezas, haciendo con ello honor a su nombre, si bien se han visto empujados por el éxito a aumentar su número en la mayoría de colecciones.

Joyas imaginativas de éxito internacional

Y es que “Uno de 50” -ahora en manos de José Azulay, quien decidió invertir en la empresa al apreciar lo valioso de su apuesta por la síntesis entre lo tradicional y lo moderno, ha conseguido hacerse un importante hueco dentro de un mercado de bienes de lujo tan competitivo como el de la joyería gracias a lo imaginativo de sus joyas, siempre enmarcadas en colecciones de diversas temáticas de nombre sugerente (wild suburbs, palace dream, secret garden… ).

No hay más que pensar en la cantidad de artistas y estrellas del pop que respaldan con su imagen la creación de marcas propias para darse cuenta de lo difícil que resulta triunfar en este mercado. A pesar de todo, las cifras de Uno de 50 han convertido a la apuesta de Azulay en ganadora. En la actualidad la enseña española (sí, fabrican en España) está presente en cuarenta países y tiene ciento veinte tiendas propias repartidas por todo el mundo.

La protección, emblema de la marca

Pocas veces hemos encontrado una compañía que, por su propia manera de entender qué lugar podía ocupar dentro de su sector y cómo hacerse con él, se ha visto impulsada a proteger la originalidad de sus creaciones de posibles imitaciones y falsificaciones.

Un instinto de protección que han tenido siempre muy presente, tal y como se deduce de la manera en que la firma expresa con claridad, en la página donde se sinteriza su historia el significado de su emblema “el pequeño candado, encierra mucho más que un nombre. De formas redondeadas y con carácter artesanal, se ideó para simbolizar la protección de joyas exclusivas y de diseño único”.

Prevenir antes que curar

Y precisamente de la necesidad de protección es de lo que habla Javier Arreola, CEO de la firma, cuando aclaró a CEVIPYME los motivos por los que, desde un principio, Uno de 50 ha registrado la Propiedad Industrial de sus piezas. “Tenemos un producto que se imita mucho en todo el mundo”, aclara Arreola, lo que es debido a que “ es un producto fácilmente reconocible”.

Para Uno de 50 ha sido fundamental acompañar al potente proceso de internacionalización que afrontó la marca a raíz de la apuesta realizada por J.Azulay, del registro de la Propiedad Industrial de sus diseños industriales. En palabras del Arreola ello les ha permitido “enfrentarse, en realidad, a procesos de imitación de nuestros productos que podrían haber afectado muchísimo a la marca”.

Cuando una marca comienza a ser reconocida fuera de su país de origen, garantizar el éxito de su imperativo proceso de internacionalización hace necesario actuar con prudencia y anticiparse a posibles conflictos que puedan surgir a raíz del intento, por parte de terceros, de sacar provecho del enorme esfuerzo creativo realizado para posicionar y distinguir a la marca. Como afirma Arreola, “si piensas que tu compañía es única, como así pensará cualquier dueño, accionista o directivo de una compañía, y que en ello radica gran parte de su éxito, has de tener en cuenta que éste va ligado indisociablemente a la protección de sus diseños industriales y su marca”.

Desde Uno 50 también hacen hincapié en lo práctico que resulta proteger la Propiedad Industrial de los diseños industriales por la posibilidad que se brinda a las empresas de garantizarla, mediante un único trámite, en toda Europa. Finalmente, tampoco se ha de perder la ocasión de proceder a su registro fuera del Viejo Continente. Desde su experiencia al frente de la firma de joyería Azulay asevera que “en países como EE.UU o China, donde nosotros tenemos una parte importante del mercado muy importante, es obligatorio si quieres triunfar.” En la actualidad la firma cuenta con 21 marcas registradas, en diversos países y tiene registrados 83 diseños industriales.

En la viedoteca de CEVIPYME podéis ver y escuchar hablar de su compañía a su CEO Javier Arreola .

Marset protege el valor de su pulso innovador

Al navegar por Internet buscando información sobre Marset, firma de la que nos vamos a ocupar en esta entrada por la importancia que concede a la protección de sus activos intangibles (Marca “marset” registrada, 7 patentes protegidas en España y 85 diseños industriales en vigor), todo en un principio encaja dentro de lo normal.

Al igual que cualquier otra compañía, Marset transita el camino marcado por los imperativos de la competencia, se adapta a la necesidad de innovar para colocarse en una buena posición dentro del mercado y persigue la obtención de beneficios. En su caso concreto en el sector de la iluminación, ya que la compañía se dedica, desde los años 70 del pasado siglo y con notable éxito, al diseño y comercialización de lámparas decorativas.

Una muestra de ello está en que la empresa obtuvo en 2015 el Premio Nacional de Diseño. Además, en 2016 gracias a una de sus lámparas, llamada FollowMe, recibió el premio Red Dot, que reconoce la calidad e innovación de fabricantes y diseñadores en la creación de productos para consumo doméstico y profesional.

Lámpara FollowMe. Imagen perteneciente al banco de imágenes de Marset

Si bien es cierto que la excelencia no tiene nada de ordinario, lo realmente singular aparece en Marset cuando su director general, Javier Marset, comenta en una disertación sobre la importancia de proteger la propiedad industrial que, en la firma, antes de hacer nada, se plantean si el producto que van a fabricar merece ocupar un lugar en el mundo. “Ante un mundo donde hay un exceso de todo, qué podemos aportar nosotros”, afirma, literalmente, Marset. Y tiene parte de razón. Vivir en ciudades de Europa Occidental implica hacerlo en lugares atiborrados de cosas. Donde, por qué negarlo, quizá sobre de casi todo.

Resulta extraño escuchar por boca de alguien situado al frente de una empresa una sentencia semejante. Y más aún cuando la empresa en cuestión fabrica objetos decorativos. Partir de semejante premisa, entre poética y desalentadora, no parece lo mejor en un ámbito en el que impera el prosaico lenguaje de los números.

La creatividad entendida como forma de luz

Al visitar la página web de Marset y observar el refinado gusto de los diseñadores con quienes colabora la empresa, la premisa va ajustándose cada vez más al cuidado que se aprecia pone la firma tanto en las formas de hacer como en su forma de comunicar e imagen. El puzzle termina de encajar cuando, visitando el blog de la compañía, podemos ver el vídeo “Diseñando las sombras”, en el que uno de los diseñadores que colaboran habitualmente con la firma, Mathías Han, presenta Theia.

En el vídeo Han menciona la importante relación complementaria que existe entre luz y oscuridad y dice haber encontrado la inspiración en la segunda para diseñar su lámpara. Se parte de lo opuesto a la luz para encontrar una forma distinta de ofrecerla.

Posiblemente sin haberlo pretendido, Javier Marset y Mathias Han terminan por hablar de lo mismo. El sombrío punto de partida del que J. Marset confiesa parte la empresa antes de afrontar la creación de una lámpara de diseño (y lo es al plantearse lo fútil que puede llegar a ser el introducir un solo objeto más en un mundo repleto de ellos) tiene el mismo efecto paradójico e inspirador del que habla Mathias Han. Conduce a quienes trabajan en el diseño de lámparas decorativas a pensar en cómo hacerlas dignas de ocupar un sitio en este mundo atiborrado de cosas.

En otras palabras, obliga a encender una bombilla para alumbrar la siguiente motivación capital: si vamos a crear algo, tendremos, cuando menos, que ser creativos. Parece cosa de perogrullo pero no lo es. Supone reconocer el valor de la creatividad hasta ponerlo por encima de lo que pueda marcar cualquier cifra. Pero en Marset tampoco se engañan. Son una empresa y eso les exige saber proteger el valor de sus diseños, en un mercado cada vez más competitivo por global.

Si quieres saber más sobre los derechos que se obtienen al proteger tu innovación y cómo puedes hacerlo en cada caso visita nuestra página web

La innovación constante y su protección, ejes centrales del éxito empresarial en Rolser

En nuestra videoteca podéis ver varios vídeos en los que empresas españolas relatan la importancia que ha tenido durante su trayectoria el apostar por la I+D+i y proteger tanto las invenciones como la marca comercial. Hoy os acercamos un poco más a una de ellas, Germans Server SL, propietaria de la marca ROLSER.

Diseños que solucionan problemas cotidianos

En un objeto de uso cotidiano de apariencia sencilla pueden haberse depositado años de inversión en I+D y la experiencia acumulada durante décadas por trabajadores bien cualificados expertos en diseño.

Hemos encontrado un ejemplo de ello al observar las características de una de las últimas gamas de chasis para carros de la compra diseñadas por la firma  Rolser.

El modelo en cuestión dispone de dos tríos de ruedas giratorias que facilitan desplazar el carro escaleras arriba sin esfuerzo y evitando trompicones. El diseño, denominado RD6, soluciona un problema práctico muy concreto que suele presentarse a quienes residen en los barrios más antiguos de las ciudades y habitan casas sin ascensor ¿Cómo subir la compra sin hacer esfuerzos que conlleven peligro de lesión?

En el vídeo promocional que la propia empresa tiene en su canal de youtube para darlo a conocer se aprecian bien las ventajas prácticas de este diseño:

Si hoy os hablamos de un producto de Rolser en el blog , y por extensión de esta empresa valenciana, es porque sus propietarios siempre se han preocupado por innovar y proteger tanto sus diseños como su marca. De la importancia de esto último para salir al mercado internacional nos hablaron en el siguiente vídeo Joan Server, consejero delegado de Germans Server SL y Álvaro Pérez, asesor legal de la empresa.

Medio siglo diseñando y patentando productos innovadores

La compañía valenciana también expone en su propia página web los cuatro pilares principales sobre los que ha sustentado una incesante actividad productiva que el pasado verano cumplió medio siglo. La clave de los éxitos cosechados por Rolser durante estos 50 años está, según sus propias palabras, en “la innovación constante, la apuesta por el diseño de productos que crecen y evolucionan al ritmo de nuestras vidas, al compás de nuestras necesidades. La creatividad y el sentido práctico marcan la línea de trabajo a la que se incorporan el diseño industrial de última generación así como los máximos niveles de calidad y seguridad”.

Esta afirmación se ve respaldada por varias cifras significativas en lo que se refiere al registro de la Propiedad Industrial e Intelectual. Así, la empresa tiene una cartera de 14 marcas a nivel nacional; 5 marcas europeas y 11 marcas internacionales y ha registrado 4 modelos de utilidad, 2 patentes nacionales, 4 patentes europeas y un PCT (Patent Cooperation Treaty). En lo que atañe a los diseños industriales cuenta con 2 españoles, 45 comunitarios y 10 internacionales.

Teniendo en cuenta estos números, no es de extrañar que la firma valenciana haya obtenido varios premios de diseño durante su larga trayectoria. Entre ellos son destacables el Premio Internacional de Invenciones de Ginebra por el modelo plegamatic (1987); el Premio Valencia Innovación, en diseño industrial, otorgado por la Generalitat (1992); el premio de Calidad e Innovación en Ferretería (2004) ó el Design Defined Honore 2011 que entrega la International Houserwares Association de Chicago.

Además, desde hace años y con el objetivo de respaldar su actividad productiva innovadora, Rolser certifica sus proyectos de I+D+i a través de una entidad acreditada por ENAC. Entre los últimos está el diseño de un carro de compras motorizado, que ha obtenido la calificación de Innovación Tecnológica y contará con financiación europea a través del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2014-2020.

 

 

Madrid lidera el ranking autonómico de solicitud de marcas, nombres comerciales y diseños industriales en 2016

La semana pasada publicamos una entrada en la que se incluía la clasificación de las CC.AA. que más solicitudes de patentes y modelos de utilidad habían presentado ante la OEPM durante 2016.

En esta ocasión, basándonos también en el trabajo realizado por el Servicio de Estadísticas y Estudios que apoya a la Dirección General de la OEPM, os ofrecemos una clasificación con las CC.AA. que más solicitudes de marcas nacionales, nombres comerciales y diseños industriales han presentado ante la OEPM durante el pasado año. Por razones de espacio la clasificación incluye las cinco CC.AA. más destacadas en cada uno de los tipos de solicitud indicados. Como en la entrada anterior, os recordamos de que se trata de datos provisionales.

Las CC.AA. desde las que más diseños industriales se solicitan en España

En 2.016 se solicitaron en España 2.091 diseños industriales, la gran mayoría siguiendo procedimientos electrónicos para hacerlo. Concretamente en el 85% de las ocasiones. Por otra parte, en el documento aportado desde la OEPM también se aporta la cifra de concesiones, que el pasado año llegó a las 2.065.

Atendiendo a los datos facilitados con respecto a este concepto, las cinco Comunidades Autónomas en las que más diseños industriales se solicitaron fueron, por orden decreciente, las siguientes:

  • Madrid: solicitó 395 diseños industriales, lo que supone el 18,8% del total emitido a escala nacional.
  • Comunidad Valenciana: la OEPM recibió 288 solicitudes de diseño industrial procedentes de la comunidad levantina, el 13,7% del total del Estado. Por este concepto es Alicante la provincia desde la que se remitieron un mayor número de solicitudes, 141 frente a las 128 emitidas desde Valencia.
  • Cataluña: ocupa la tercera posición al haberse emitido desde allí 273 solicitudes de diseño, el 13% del total nacional. Barcelona acapara la mayoría de emisiones, ya que es la provincia desde la que se emitieron 235 solicitudes a la OEPM.
  • Andalucía: 206 solicitudes de diseño industrial, el 9,8% del total nacional, fueron recibidas desde Andalucía. La mayoría procedentes de Sevilla (64) y Málaga (41).
  • Canarias: aparece por primera vez en el estudio entre las provincias destacadas gracias a haber solicitado 122 diseños industriales durante el pasado año, el 5,8% del total.

 

 

grafico_solic_disen%cc%83oind

  •  

    Las cinco CC.AA. desde las que más solicitudes de marcas nacionales recibió la OEPM (2016)El pasado año se solicitaron un total de 51.938 marcas nacionales, 1.223 más que en 2015 , lo que supone un incremento del 2,41%. Se utilizaron los procedimientos establecidos para hacerlo por vía electrónica en el (78,3%) de los casos. Con respecto a las concesiones de marcas nacionales, el pasado año se concedieron 42.551.

    El mayor índice de actividad se detectó durante los meses de febrero y marzo, cuando la OEPM recibió 5.022 y 5.025 solicitudes de marcas nacionales respectivamente. Las cinco CC.AA. de las que se recibió un mayor número de solicitudes fueron, por orden decreciente, las siguientes:

    • Madrid: ocupa el primer lugar en la clasificación al registrarse 12.118 solicitudes de marca nacional durante 2016. Suponen el 23,3% del total nacional. Esta CC.AA. destaca por ser la única en la que este tipo de peticiones se sitúa por encima de las 1.000 durante, al menos, seis meses al año.
    • Cataluña: Presentó 9.155 solicitudes de marca ante la OEPM, que representan el 17,6% del computo total a escala nacional. Como dato a reseñar, el 82% de las mismas fueron remitidas desde la provincia de Barcelona.
    • Andalucía: Ocupa el tercer lugar gracias a haberse tramitado desde allí 7.174 solicitudes de marca, el 13,8% del total nacional. En esta Comunidad Autónoma hay dos provincias que destacan por encima del resto en relación a este concepto. Son Málaga y Sevilla, que remitieron 1.851 y 1.872 solicitudes de marca respectivamente. Entre ambas suman el 51,8% del total de las recibidas por la OEPM desde esta Comunidad Autónoma.
    • Comunidad Valenciana: desde la Comunidad Autónoma. levantina la OEPM recibió 4.895 solicitudes de marca nacional durante 2016. El 52,5% desde la provincia de Valencia. Desde su cuarto puesto aporta el 9,4% del total de solicitudes de este tipo recogidas a escala nacional.
    • Galicia: cierra el top 5 de las CC.AA. desde las que se solicitaron más marcas nacionales. En este caso el número de solicitudes llegó a 2.443 en 2016, el 4,7% del total nacional. A Coruña y Pontevedra, con 1.036 y 885 solicitudes respectivamente, representan el 78,6% del total de las remitidas a la OEPM desde esta Comunidad Autónoma.

    Ranking de las CC.AA. que más nombres comerciales han solicitado en 2016

    El pasado año se presentaron ante la OEPM un total de 7.348 solicitudes de nombres comerciales, 127 menos que en 2015, lo que representa una disminución del 1,7% . En el 82% de los casos se hizo por vía electrónica. En lo que respecta a las concesiones, su número llego a las 6.590.

    Como en el resto de los parámetros observados, cinco CC.AA. destacan sobre las demás. En este caso concreto sobre todo las tres primeras que aparecen en la clasificación (Madrid, Andalucía y Cataluña) ya que sólo las solicitudes de nombre comercial enviadas desde ellas ya suponen el 50,9% del total de las registradas por la OEPM en 2016.

    También nos parece oportuno reseñar que Canarias ocupa el sexto puesto de esta clasificación, al haberse registrado, en 2016, 392 solicitudes de nombres comerciales procedentes de las islas.

    • Madrid: ocupa el primer puesto al solicitar 1.421 nombres comerciales, el 19,3% del total a escala nacional.
    • Andalucía: ocupa en este caso el segundo puesto por este concepto gracias a sus 1.276 solicitudes, 17,3% del total. La provincia de Málaga, con 411 solicitudes, destaca notablemente sobre las demás que integran esta Comunidad Autónoma.
    • Cataluña: el 14,2% de las solicitudes de nombres comerciales recibidas por la OEPM en 2016 procedieron de esta Comunidad Autónoma. Un total de 1.045 solicitudes, 794 de las cuales fueron emitidas desde la provincia de Barcelona.
    • Comunidad Valenciana: las estadísticas sitúan a la Comunidad levantina en cuarto lugar gracias a las 864 solicitudes de nombres de comerciales emitidas en 2016, el 11,7% del total.La mayoría de ellas (510) procedieron de Valencia.
    • Galicia: sus 456 solicitudes de nombres comerciales representan el 6,2% del total de las recibidas por la OEPM a escala nacional. La mayoría de ellas parte de las provincias de A Coruña (186) y Pontevedra (162).

    Conoce las ventajas que te proporciona el registro de una marca y nombre comercial y para qué sirven en nuestra web. ¿Y los diseños industriales? Consulta qué protegen

Un buen diseño da valor añadido al contenido y a la marca

Cuando hablamos de innovación tendemos a pensar en pulcros laboratorios donde se investigan y crean nuevos y sofisticados productos pero el concepto es mucho más amplio. Innovar es algo tan sencillo, y a la vez tan complejo, como cambiar el modo de hacer las cosas para poder ofrecer gracias a ello productos distintos y cada vez mejores. En este sentido no importa si nuestra empresa es una mega corporación dedicada a la biotecnología o, como en el caso que nos ocupa hoy, se trata de una PYME fabricante de envases de vidrio llamada Bruni Glass Vidremar.

En los últimos años muchas #PYMEs dedicadas a fabricar envases de vidrio han concentrado su actividad en el sector de los productos gourmet, para los que hacen moldes de diseño exclusivo. La razón es que se trata de un mercado distinto y estable que no se ha visto afectado por la aparición de los envases alternativos. De hecho, según fuentes de la Asociación Española de Envases de Vídrio, ANFEVI, en nuestro país es el envase preferido por los consumidores.

Algunos expertos en marketing han señalado que en la actualidad el envase ha pasado de ser considerado el mero contenedor del producto a convertirse en objeto de estudio. Ello se debe a que por su forma y tamaño puede transmitir sensaciones inmediatas al consumidor, sensaciones que le llegan incluso antes que la lectura de la marca o la etiqueta del producto y pueden transmitirle calidad, exclusividad y refinamiento. Los productores de aceite y de vino, por ejemplo, son cada vez más conscientes de ello.

captura-de-pantalla-2016-11-08-a-las-15-58-11

Botellas diseñadas por Bruni Glass

Alianza para seguir creciendo

Bruni Glass Vidremar es una sociedad anónima creada en septiembre del año pasado a partir de la fusión de dos compañías que, tras colaborar en el mercado español desde hace 25 años, han decidido aunar sus fuerzas para seguir creciendo. Con sede operativa en Montaverner (Valencia) la sociedad fabrica y distribuye una amplia gama de modelos de botellas de vino, cerveza, licor, aceites, vinagres y zumos, así como de tarros para todo tipo de productos. A esto se suma que también elabora tapas, tapones y trabaja la decoración pintado y serigrafiado del vidrio.

La sociedad espera consolidar y ampliar su presencia en el mercado español e ibérico de fabricación y distribución de envases de vidrio gracias a la amplitud de su oferta de modelos. Según fuentes de la compañía en la actualidad tienen alrededor de casi 3.200 moldes propios y cuentan con más de 221 diseños comunitarios registrados desde diferentes países.

El caso de Bruni Glass Vidremar evidencia una vez más lo imprescindible que resulta para empresas de cualquier tamaño y sector apostar por la innovación y acompañar esta de una estrategia adecuada para proteger los resultados de su esfuerzo. En el caso de esta PYME centrada en la protección de sus diseños, una medida de salvaguarda de cuyos pasos os informamos detalladamente en nuestra web.

Si Bruni Glass Vidremar ha conseguido unos resultados excelentes es debido en gran parte a su apuesta por la innovación. Sus técnicos son capaces de ofrecer al cliente un servicio completo que va desde el diseño de la idea inicial del envase hasta la fabricación del prototipo final. El proyecto empieza bocetándose a mano para pasar a diseñarse por ordenador en 3D. Una vez la creación del prototipo presentado recibe la aprobación del cliente, se pasa a fabricar una muestra del envase en vidrio para que éste pueda ver el resultado, procediéndose en una última fase a su decoración. El proceso permite diseñar envases exclusivos capaces de transmitir de forma única la esencia del producto que contienen para diferenciarlo de la competencia. En la web de Bruni Glass Vidremar podéis ver algunos ejemplos de lo que la empresa es capaz de hacer.

La antorcha olímpica de Rio2016 está fabricada en Cataluña.

antorchario

El viernes pasado se encendió el pebetero que inauguraba los Juegos XXXI Olímpicos en Rio de Janeiro . La antorcha que lo hizo ha sido diseñada por el estudio ‘Chelles and Hayashi Design’ de Sao Paulo. Cuenta con unas líneas onduladas o segmentos que representan la tierra, el mar y las montañas de Río de Janeiro y una última línea que simboliza el paseo marítimo de Copacabana. Una de sus principales innovaciones es el movimiento de esos segmentos, que se abrían y expandían cuando la llama olímpica pasaba de un portador a otro. La antorcha y su llama conmemoran el robo del fuego de los dioses por parte de Prometeo y su posterior entrega a la humanidad. Sus orígenes se remontan a la antigua Grecia, donde se mantenía un fuego ardiendo en las sedes de celebración de los Juegos Olímpicos Antiguos. El fuego fue reintroducido en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928 donde por primera vez se realizó el encendido del pebetero con la llama olímpica, que se mantuvo viva durante la realización de los Juegos y desde entonces ha sido parte fundamental de los Juegos Olímpicos Modernos”.

El diseño de cada antorcha varía en cada olimpiada atendiendo a criterios estéticos y simbólicos relacionados con el país organizador del evento. Lo que no varía son los criterios de construcción y los elementos que conforman este singular artefacto: un diseño seguro para el portador y realizado en materiales que hagan oscilar la antorcha entre los 1,4 y 1,8 kilos; un sistema de canalización del combustible que alimente la llama y la encienda en la parte superior y un depósito para ese combustible.

La de Rio2016 está hecha de aluminio reciclado y pesa un kilo y medio. En el momento de encenderse se alarga hasta los 69 centímetros y aparecen los colores de la bandera de Brasil. Se fabrica una antorcha para cada una de las personas que porta el fuego olímpico desde Atenas hasta la ciudad sede de los Juegos Olímpicos. Después de hacer el recorrido que le corresponda, cada portador puede adquirir la antorcha que utilizó.

Su fabricación y construcción tienen sello catalán. En concreto le fue adjudicada a un conglomerado de empresas catalanas, formado por Awa-Premis, Recam Làser, Kromschroeder y Taurus. En cuanto a la llama y la tecnología que hace que prenda contaron para su realización con la colaboración de un equipo de ingenieros de la Universitat Politécnica de Catalunya (UPC) de Terrassa, dirigido por el catedrático de Ingeniería Esteve Codina, que garantizó que se cumplieran requisitos como la longitud de la llama y que consiguió que no se apagara ni tan siquiera con vientos de 120 km/h, que fuera visible a una distancia de 200 metros y que se encendiera a una altura de 3.000 metros, soportando también la lluvia.

El alimento de la llama olímpica

Durante la historia de los juegos, la llama del fuego olímpico ha permanecido encendida gracias a diversos tipos de combustible utilizados en la antorcha: aceite de oliva, pólvora, naftalina con hexamina, magnesio y aluminio (lo que provocó daños a uno de los portadores en 1956…).

En la década de los 70 (Munich 1972) comenzaron a emplearse los combustibles líquidos, que se almacenan en ese estado bajo presión y se queman empleando gas a medida que se liberan. Desde el año1996 se han utilizado mezclas de diferentes gases como el propano, el butano o el propileno en diferentes proporciones. Como curiosidad, cabe comentar que el viaje submarino que realizó la antorcha en el año 2.000 a través de la Gran Barrera de Coral fue posible porque se introdujo en ella una bengala que mantenía la llama ardiendo bajo el agua.

El diseño de la antorcha, variado y polémico

En lo que se refiere al diseño de la antorcha, cabe señalar que muchos de los modelos contemporáneos se basan en el realizado por John Hench para los JJ.OO de invierno de 1960, aunque las diferencias en el aspecto externo hayan sido notables en cada modelo.

El primer año en el que se tuvo en cuenta la antorcha como objeto mediático fue en 1976, cuando su diseño incorporó una rejilla en la parte superior para facilitar que la llama fuera filmada. En 1980, además de la llama olímpica la antorcha encendió alguna que otra polémica por incluir una estrella roja y ser patentada por el Estado Soviético. Por contra, en 1996 su forma recibió algunas críticas al vincularse con la forma de los haces de varas o fascios. Durante los JJ.OO de invierno de Turín en 2006 la polémica se centró en su excesivo peso. Podéis ver una preciosa recopilación multimedia de todos los diseños de la antorcha en este enlace.

¿Sabes cómo proteger tus diseños? Entérate a través de esta misma web

El primer aspirador sin bolsa y el primer ventilador sin aspas, llevan el sello de Dyson

Impulsados por la necesidad de combatir la terrible ola de calor que asola Madrid en agosto, hace un par de semanas resolvimos hacernos con un ventilador para poder mitigar sus efectos.

Buscando un modelo por Internet nos topamos con el primer ventilador sin aspas del mundo. El aparato llamó nuestra atención así que, tras ver en el canal de Dyson (empresa que lo comercializa) un vídeo donde se explica al detalle su funcionamiento resolvimos averiguar algo más sobre la empresa y su fundador. Por fortuna hemos tenido una magnífica respuesta a nuestra solicitud de información, así que hemos decidido escribir sobre la firma.

Dyson: una historia paradigmática

Echar un vistazo a la historia de Dyson permite ver cómo evoluciona la forma de trabajar en ideas innovadoras para llegar a convertirlas en productos y servicios útiles para la sociedad.

La trayectoria de la compañía está ligada a la de su fundador y tiene su punto de inicio en el momento en que éste se propuso solucionar un problema práctico prototipando un nuevo ingenio. Resolverlo terminó por dar pié al comienzo de una exitosa carrera empresarial gracias a la fundación de una compañía propia que hoy organiza a escala industrial los procesos de innovación, investigación y desarrollo, contando para ello con un gran equipo de ingenieros y científicos.

Todo comenzó en el salón de una casa…

Como decimos, la historia de Dyson está ligada a la biografía de su fundador, James Dyson, que tiene cierto aire romántico que recuerda al de las historias de vida que se recogen sobre los inventores del siglo XIX y que aún conforman el ideario popular que se tiene sobre quienes se dedican “profesionalmente” a inventar.

El Sr. Dyson nació en Norfolk, Inglaterra el 2 de mayo de 1947. En principio interesado por las letras, terminó estudiando diseño en el Byam Shaw Art School de Londres, de donde pasó a matricularse en el Royal College of Art (1966-1970) para conseguir ganarse la vida con el diseño industrial, su verdadera vocación.

En 1979, harto de comprobar el mal funcionamiento de su aspiradora, decidió utilizar sus conocimientos para mejorarlo, encontrando una solución de forma inesperada durante su visita a un aserradero. Dyson se fijó en cómo allí utilizaban unos enormes ciclones industriales para recoger el serrín. Y se propuso aplicar ese modelo de utilidad a su aspiradora.

Desmontó el aparato y fabricó uno nuevo incorporando unos ciclones caseros que él mismo diseñó y fabricó con cartón y cinta adhesiva. Para su sorpresa el aspirador recogía más suciedad que antes. ¡Había inventado la primera aspiradora sin bolsa!

El inventor se convierte en empresario

El éxito obtenido no tuvo en principio repercusiones lucrativas para el Sr Dyson. Varias multinacionales fabricantes de electrodomésticos a las que ofreció la patente de su invento rechazaron la idea de fabricarlo a escala industrial por considerar que perjudicaría su negocio. Las compañías llegaron a la conclusión de que comercializar una aspiradora sin bolsa acabaría con la venta de éstas, que generaban para el sector unos 500 millones de dólares anuales.

Fue una compañía japonesa la que finalmente accedió a comprar la patente en 1986 y comenzar a vender la aspiradora por catálogo con el nombre de G-Force. En 1993, quince años y 5.127 prototipos después, Dyson abrió su primera fábrica y comenzó a comercializar el aparato bajo su propia marca. Llamó al modelo Dyson DC01.

En año y medio el electrodoméstico se convirtió en el más vendido de su categoría en todo el Reino Unido. Un éxito comercial a partir del que la empresa no ha hecho más que crecer durante sus 25 años de actividad. Actualmente da empleo a 6.000 personas en 72 países. Su llegada a España se produjo en 1999, desde entonces ha vendido 600.000 aspiradoras.

Del éxito puntual al liderazgo mundial vía inversión en I+D+i

Es interesante reseñar que el crecimiento experimentado por Dyson durante sus poco más de dos décadas de actividad está indisolublemente ligado a su continua y decidida inversión en I+D+i. Según cifras facilitadas por la propia firma, en su laboratorio de investigación, diseño y desarrollo trabajan actualmente 1.000 ingenieros y científicos. Su dimensión ha alcanzado tales proporciones gracias a que Dyson invierte semanalmente unos 3,7 millones de euros en I+D+i. Sólo en el desarrollo del ventilador sin aspas que encontramos por Internet, patentado por la empresa en 2009 bajo el nombre de “Air Multiplier”, la empresa invirtió 8,5 millones de libras en cuatro años.

Además de su laboratorio de investigación, diseño y desarrollo, Dyson cuenta con otro centro de estudios cuya existencia da una idea de la importancia que tienen la investigación y la innovación para las empresas que quieran situarse en la vanguardia de su sector de actividad. Dyson es la única empresa fabricante de electrodomésticos europea que cuenta con su propio laboratorio de microbiología. ¿Y para qué? Os preguntaréis. Pues para estudiar al enemigo al que se enfrenta cualquier aspiradora: el polvo. El laboratorio se creó en 2001 para estudiar el comportamiento de los ácaros y alérgenos domésticos para ayudar a los ingenieros a diseñar aspiradoras que pudieran combatirlos mejor.

En él los científicos de Dyson realizan sus propios cultivos de ácaros. De hecho el laboratorio es un auténtico balneario para ellos: los alimentan con levadura, germen de trigo y comida para perros y los mantienen en sus condiciones ambientales idóneas, esto es, a 25ºC de temperatura y a una humedad relativa del 75%. De esta forma, pueden estudiar de cerca su comportamiento y los alérgenos que producen, ayudando así a que los ingenieros puedan luego desarrollar productos para combatirlos eficazmente.

Os dejamos con el vídeo que suscitó nuestra curiosidad y dió lugar a que elaboráramos este reportaje y os invitamos a consultar las bases de datos INVENES y ESPACENET para ver las patentes de Dyson Technology Ltd. Si es la primera vez que las consultas en Cevipyme tenemos información (panorama general) y unas guías de utilización de ambas bases de datos.

 

Plagio, inspiración, copia o coincidencia.

La semana pasada Melania Trump ocupaba las páginas de todos los medios. La esposa del candidato republicano estadounidense era noticia por plagiar parte del discurso de Michelle Obama (actual primera dama de EEUU) de 2008. Otros lo llamaban inspirado en… otros copia…. Esta noticia enlaza con la temática del libro que os proponemos esta semana. El libro “COCOS: Copias y coincidencias en defensa de la innovación en el diseño” editado por Electa. Si queréis conocer con detalle las problemáticas de la copia en el diseño y la creación os aconsejamos la lectura de este libro donde sus autores Juli Capella y Ramón Úbeda, abordan con detalle la cuestión.

Comenzaremos diciendo que el plagio, la copia, las falsificaciones no son fenómenos actuales aunque hoy se hayan agrabado por los grandes perjuicios monetarios que acarrean a las empresas. Hace unas semanas un periódico de tirada nacional abría sus páginas de negocios llevando a su portada esta noticia “ Las falsificaciones infectan la economía” en el subtítulo señalaba que “ la piratería se extiende imparable a todos los sectores productivos y genera un negocio valorado en 338.000 millones de euros, el 2,5% del comercio mundial”. Estas cifras son cálculos de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (Euipo).

Homenaje, plagio, coincidencia

La copia, la coincidencia, la inspiración…. ¿Dónde comienza una y dónde están los límites de la otra? En el libro se ilustran las diferentes casuísticas de la imitación, la coincidencia, el homenaje o el plagio. Son 256 páginas con más de mil ilustraciones.

Muchos diseñadores, escritores y músicos suelen reconocer orgullosos su fuente de inspiración. Inspirarse en una obra, por ejemplo del Greco, es una cosa y firmar una obra como si su autoría fuera del Greco, es otra. En el segundo caso estaríamos hablando de una falsificación. Se dice, aseguran los autores del libro, que “copiar a los maestros clásicos ayuda a ejercitar el estilo. Debe de ser cierto, añaden, pero copiar de forma fraudulenta firmando las piezas constituye un despropósito”.

Otra buena reflexión que hacen se ocupa del tema de la inspiración. “La inspiración está muy lejos de la copia, pero también ha servido a veces para encubrirla, o ha actuado como muleta ante la falta de imaginación”. Sobre las coincidencias, escriben, que lo cierto es que uno puede dar con una idea que cree novedosa y en el mismo instante otra persona puede estar produciéndola ya. Para los autores “las coincidencias, si lo son de veras, tienen perdón y resultan significativas, pues desnudan al autor y lo emparentan con sus colegas casuales y desconocidos”.

La tesis y conclusiones del libro, ratificadas por los autores, abren una brecha decidida a favor de ser original, de inventar el mundo, de idear sin muletas; en definitiva, apuestan por la innovación creativa. “Defendemos el derecho a la propiedad intelectual e industrial. Preferimos a los diseñadores que investigan y a las empresas que buscan nuevos y mejores productos. Y nos parece inmoral quien va a remolque de los demás, quien se aprovecha de los riesgos ajenos para asegurar su negocio copiando. Y además tiene los días contados, pues acabará asfixiado en la vertiginosa rueda del progreso”.

El libro contiene además opiniones con textos de Fernando Mata, Alessandro Mendini, Zaida Muxí, André Ricard, Raquel Pelta, Álvaro Sobrino, Philippe Starck, Vicente Verdú, Jaume Vidal y Anatxu Zabalbeascoa, entre otros. También cuenta con un detallado capítulo que explica cómo protegerse de la piratería y un dossier sobre las patentes en España redactado por Patricio Sáiz.

Para finalizar este acercamiento al libro tan sólo nos queda añadir que se reeditó con motivo de la exposición Cocos, celebrada en 2003 de la que sus autores fueron comisarios. En dicha exposición se exhibieron 150 copias, coincidencias, inspiraciones, homenajes y versiones de objetos originales. En el montaje aparecían múltiples versiones del I love NY, de Milton Glaser; las aceiteras de Marquina; el chupa-chups; el encendedor Zippo, o el sillón LC2, de Le Corbusier. Estas y otras imágenes las encontraréis en el libro. El motivo de esta exposición fue la celebración del Año del Diseño y la entrada en vigor de la nueva Ley de Protección Jurídica del Diseño Industrial, que sustituía a la anterior, de 1929.

Si queréis saber más sobre la Propiedad Intelectual y sobre el diseño industrial visitar nuestra web

Aquí tenéis los enlaces para acceder directamente a esos contenidos

http://www.cevipyme.es/derechos/propiedadintelectual/Paginas/propiedadintelectual.aspx

 

http://www.cevipyme.es/derechos/propiedadindustrial/Paginas/diseñosindustriales.aspx

Registrar

 

 

 

El papel de los Centros Regionales de Propiedad Industrial

En su labor de información, orientación, concienciación, divulgación y uso y registro de las distintas modalidades de Propiedad Industria, la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) cuenta con el apoyo de los Centros Regionales de Propiedad Industrial que están ubicados en las distintas Comunidades Autónomas (CC.AA) y cuyo objetivo es acercar al ciudadano la Propiedad Industrial y los distintos servicios que ofrece la OEPM.

Los Centros Regionales de Información de PI ubicados en las distintas CC.AA están al servicio del ciudadano como primer punto de información local. Se trata de unidades dependientes de las CC.AA que, en virtud de un convenio de colaboración con la OEPM, facilitan a los usuarios el registro de patentes, marcas y diseños industriales, ofrecen servicios de búsqueda y realizan diferentes labores de sensibilización en materia de Propiedad Industrial así como de formación a través de talleres, conferencias, seminarios, jornadas de trabajo etc.

En la actualidad existen Centros Regionales de Propiedad Industrial en 16 de las 17 CC.AA españolas. En la mayoría de los casos los acuerdos se han firmado con consejerías o entidades pertenecientes a los gobiernos autonómicos aunque también se ha hecho con universidades como es el caso de Madrid, donde el convenio está firmado con la Universidad Carlos III. En Andalucía, por ejemplo, la colaboración está firmada con el Centro de Información Tecnológica y Propiedad Industrial de Andalucía (CITPIA) de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA).

Memoria_de_Actividades_OEPM_2015_baja_resol

Las pequeñas y medianas empresas junto con los emprendedores son los que más utilizan estos centros. Según datos estadísticos de la OEPM a través de ellos se ha tramitado de manera electrónica durante 2015; 36 solicitudes de diseños industriales y 296 solicitudes de nuevas marcas comerciales y 20 renovaciones. Por comunidades autónomas, Andalucía está a la cabeza tanto de solicitud de nuevas marcas (140 + renovaciones 14) como de diseños industriales (24) seguida por la comunidad de Murcia en ambos casos, con 62 solicitudes de marca, 4 renovaciones y 12 tramitaciones de diseños industriales.

El centro regional más activo en la solicitud electrónica de marcas y diseños industriales ha sido el Centro de Información Tecnológica y Propiedad Industrial de Andalucía (CITPIA) de Sevilla a través del que se tramitaron 68 nuevas marcas, 6 renovaciones de marca y 21 diseños industriales.

Su labor de difusión

En cuanto a su labor de difusión el pasado año, según figura en la memoria de la OEPM, 9 CC.AA organizaron ciclos de conferencias sobre el diseño y la marca: Andalucía, Valencia, Navarra, Asturias, Extremadura, Madrid, BCN, Castilla y León, y La Rioja. Los objetivos de estas jornadas era concienciar a diseñadores, arquitectos artesanos, estudiantes de arte y de arquitectura, así como a la PYME sobre la importancia de diferenciarse en el mercado mediante la adecuada protección de la marca o del diseño industrial.

Por otro lado la comunidad Canaria organizó, en Las Palmas de Gran Canaria, junto a expertos de la OEPM una jornada sobre la Propiedad Industrial y Biotecnología en la industria. Una reunión que estuvo dirigida a universitarios, profesionales, empresas y administraciones, y abierta también a cualquier persona o entidad interesada en la materia.

Otra de la actividades de los centros fue dar apoyo a los Seminarios itinerantes de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) que tienen como finalidad dar a conocer las herramientas necesarias para proteger y potenciar los activos intangibles con el objetivo de ayudar a empresarios y emprendedores a hacer crecer sus negocios. Los seminarios se realizan además con la colaboración de la OEPM y el grupo español de la Asociación Internacional para la Protección de la Propiedad Industrial e Intelectual ( AIPPI)

A todas estas actividades de formación y difusión hay que añadir una propia de los centros junto a la OEPM: La celebración de una reunión anual que sirve para intercambiar opiniones, debatir sobre las acciones que se han llevado a cabo y analizar sus resultados. La reunión del pasado año tuvo lugar el 1 de Octubre en Las Palmas de Gran Canaria y sirvió también para exponer las principales novedades tanto relativas a la OEPM como a la Propiedad Industrial en general.

Entre las novedades que se trataron y de la que se realizó un estudio pormenorizado fue la nueva Ley de Patentes del 25 de julio, haciendo especial hincapié en los aspectos más novedosos relativos a la protección de las invenciones en España. Asimismo, se comentaron los cambios a implantar debido a la nueva Directiva Comunitaria de Marcas en la normativa española.

En esta misma web tienes una relación de todos los Centros Regionales de Información de Propiedad Industrial, donde vienen su dirección y contacto, por si quieres acudir de manera presencial a consultar tus dudas o hacerlo través del correo electrónico. Recordarte que las gestiones de tu registro de Propiedad Industrial las puedes hacer también a través de ellos.