Archivo de la categoría: Emprendedores

Una estrategia comercial adecuada lleva al éxito internacional a un duo de artesanos

Diseñar una buena estrategia es clave para que una empresa, sea cual fuere su tamaño, consiga alcanzar el éxito en su ámbito de actividad. Hemos encontrado una demostración práctica de lo acertado de esta afirmación en el caso de la firma Luesma & Vega .

La compañía, fundada en Catalunya en 1991 por los artesanos Esther Luesma y Javier Vega, llamó nuestra atención al aparecer en un reportaje en el que se analizaba la situación del mercado nacional de fabricantes de vajillas, concluyendo que la mayoría de los proveedores que habían podido salir adelante lo debían a su capacidad para satisfacer las demandas del sector profesional.

El caso de Luesma & Vega es una muestra de ello, ya que la historia del taller cambió de forma radical cuando empezó a colaborar con el restaurante “El Bulli”, de Ferrán Adrià, en el 2004. Un establecimiento para el que finalmente acabaron diseñando vajillas, lo que marcó el inicio de una nueva y exitosa andadura.

El buen resultado obtenido de la colaboración con “El Bulli”, y que otros chefs españoles se interesaran por sus vajillas de diseño exclusivo hizo que en 2010 Luesma&Vega decidieran convertirse en proveedores especializados para el sector profesional. Comenzaron a ofrecer sus creaciones y a colaborar estrechamente con famosos restauradores, trabajando codo con codo en el diseño de vajillas exclusivas.

vajilla-disen%cc%83ada-para-diego-mun%cc%83oz

Vajilla diseñada para Diego Muñoz

Durante todo este tiempo el taller ha demostrado su capacidad para responder a cualquier solicitud, por extraña que ésta fuera. Y ello ha sido posible porque, para dar respuesta a los retos más difíciles planteados por algunos de sus reputados clientes, en Luesma & Vega tuvieron que buscar caminos innovadores y desarrollar una técnica propia para trabajar con diversos materiales.

Asumir ese riesgo les ha valido para diferenciarse de su competencia. En la actualidad el material estrella de sus creaciones es el vidrio termoconformado , aunque también trabajan con otros materiales como el acero inoxidable y madera para proyectos que lo demanden. Otra de las claves del éxito de Luesma & Vega está en la capacidad que han adquirido para producir series limitadas a precios asequibles.

Marcar la diferencia a través del diseño

La formación artística de ambos artesanos ha sido clave para que sus diseños, además de mejorar la función de los objetos, los hagan decorativos. No es de extrañar que hayan decidido proteger la seña de identidad de su trabajo. Hemos encontrado su marca registrada y conforme a la Clasificación Internacional de Productos y Servicios para el registro de la Marcas (Clasificación de Niza) y de conformidad con ella en el epígrafe nº 21 está autorizada para utilizarla en utensilios y recipientes para uso doméstico y culinario; peines y esponjas, cepillos; materiales para fabricar cepillos; material de limpieza; lana de acero; vidrio en bruto o semi-elaborado (excepto el vidrio de construcción), artículos de cristalerías, porcelana y loza no comprendidos en otras clases.

 

marca-luesmavega

Hoy se definen como un estudio de diseño y producción especializado en vajillas para la gastronomía de vanguardia. Realizan su producción utilizando las tecnologías más punteras para trabajar el vidrio en combinación con el uso de metodologías artesanas. El tirón de su mercado va de la mano del que tiene este tipo de establecimientos punteros, de manera que su expansión internacional ha ido muy ligada a la expansión de la gastronomía española por el mundo, a través de la que se han dado a conocer.

En la actualidad venden directamente sus vajillas a cocineros y establecimientos de más de 36 países, y cuentan con una nutrida red de colaboradores que distribuyen sus creaciones en España, Europa, EE UU y Hong Kong.

Aunque trabajan para el sector profesional, también tienen un catálogo de piezas a disposición del público o de pequeños restaurantes que quieran adquirirlas. A éstos últimos les dan la posibilidad de personalizarlas con su logo. A veces se trata de piezas que diseñan en exclusiva para grandes restaurantes, ya que la idea es luego poder comercializarlas. Un plato puede costar entre 30€ y 200€, según su diseño.

Entre los clientes más reputados de este taller artesano se encuentran, según hemos podido saber, Andoni Luis Aduriz, David Muñoz, Ángel León, Carme Ruscalleda, Paco Pérez, Diego Muñoz, Gastón Acurio, Andoni Mugaritz o Hideki Matsuhisa. Luesma & Vega ha acordado con algunos de ellos proveerles en exclusiva de las piezas que conforman su vajilla de diseño por un periodo limitado de años. Tras finalizar con el compromiso, el taller podrá ofertarlos en su catálogo para que otros establecimientos puedan adquirirlos.

Su buen hacer no sólo ha llevado a Luesma & Vega a obtener buenos resultados comerciales e internacionalizarse, sino también a ganarse el reconocimiento de su gremio. Así, el taller ganó en 2011 el Premio Nacional de artesanía en la categoría producto, al que un año después se sumó el Premio internacional de diseño del CIDIC y el Premio Emerge (especializado en vidrio) en la categoría de diseño.

HISTORIA DE TRES INVENTOS NAVIDEÑOS

Hemos querido aprovechar la llegada de las fiestas navideñas para contaros la historia de tres invenciones relacionadas con su celebración que es probable desconozcáis. Una de ellas, y nos atrevemos a decir que la más práctica de todas, es además de origen español.

Las bolas de nieve, un invento accidental

Seguro que al salir a dar un paseo por la ciudad en la que residís para hacer algunas de las compras habituales en estas fechas habéis visto más de un escaparate o tienda decorado con unas semiesferas de cristal. Suelen encerrar muñecos de nieve, árboles o dioramas de monumentos emblemáticos. Volcándolas podemos remover la nieve artificial que acumulan en su base para conseguir que ésta caiga lentamente sobre la escena, creando una bonita estampa navideña.

Si no conocéis estas bolas de nieve navideñas o no recordáis cómo son os animamos a echar un vistazo a la escena inicial de la famosa película “Ciudadano Kane”, en la que se muestra una de ellas

Pues bien, estas bolas decorativas fueron inventadas hace poco más de un siglo por un mecánico de instrumentos quirúrgicos austriaco llamado Erwin Perzy. Actualmente su familia continúa fabricándolas y exportándolas a todo el mundo.

Perzy desencadenó de forma accidental el característico efecto de nevada que hace estas esferas un objeto decorativo típicamente navideño. Buscando cómo hacer más brillante la entonces recién inventada ampolleta eléctrica, Perzy buscó imitar la técnica empleada por los zapateros de la época para hacer más intensa la luz de las velas.

Éstos colocaban una esfera de cristal llena de agua delante de la llama para, gracias al efecto de refracción, agrandar el foco de luz. Intentando hacer lo mismo el mecánico austriaco terminó por volcar accidentalmente un puñado de sémola dentro de un globo de cristal lleno de agua. El polvo blanco, al empaparse, flotó lentamente hasta caer en la base del globo.

Fascinado por el efecto, el propio Perzy incorporó el diorama de una Iglesia en la base de la esfera de cristal para crear así este decorativo invento. Durante muchos años fue el único ornamento incluido en las bolas de nieve. Hasta que uno de sus sucesores introdujo muñecos de nieve y árboles de navidad en los globos.

Actualmente hasta se pueden personalizar, suponiendo este tipo de encargos el 20% de las ventas totales de la empresa de los herederos de Perzy. Hace cuatro años, la BBC se acercó a su fábrica, donde pudo hablar con el nieto del inventor del este ornamento tan típico de estas fechas.

 

Como anécdota curiosa cabe comentar que las bolas de nieve de Perzy no se mandan a lugares en los que haga mucho frío y el agua que contienen se pueda congelar. Como aún tienen la cubierta hecha de cristal, al pasar de estado líquido a sólido el aumento de volumen del agua puede resquebrajarlas.

El matasuegras, un arma realmente mortífera

La historia del siguiente invento es mucho menos entrañable pero bastante más insólita. Según cuenta la leyenda, cuya veracidad no nos atrevemos a asegurar, el inofensivo matasuegras que tanto se utiliza durante estas fechas en todos los cotillones de nochevieja fue concebido como un arma mortífera de corto alcance. Se trataría de la solución que encontró el inventor ruso Sergei Alvarov para responder a la petición de crear un arma fácil de camuflar para que los agentes de la KGB pudieran emplearla en el marco de cualquier celebración. Entre sus características debía incluir el ser fácil de disparar en estado de ebriedad.

Después de varios intentos fallidos, y al borde de la desesperación al intuir que sería duramente castigado por Stalin por no poder cumplir con el encargo, cuenta la historia que Alvarov preparaba ya la escritura de su testamento cuando el pergamino enrollado en el que iba a hacerlo se le cerró de súbito. Inspirado por aquel fenómeno, Alvarov diseñó el arma solicitada creando el hoy conocido utensilio, incorporando en el de los agentes un dardo venenoso en la punta que podía dispararse con tan sólo desplegar la lengüeta de papel en dirección al objetivo al soplar por la boquilla del invento.

Descorchar el champán con total seguridad

El último invento es de origen español y se trata de una solución práctica para acabar con cualquier potencial incidente derivado del descorche de botellas de cava o champán. Se trata de un sacacorchos específicamente diseñado para este menester que evita que el corcho salga disparado por los aires y reduce a cero cualquier riesgo. El invento se llama Descorjet, al igual que la empresa fundada por dos españoles para comercializarlo. El ingenio ha sido patentado en más de 25 países y ha sido galardonado en varios certámenes internacionales como el Salón Internacional de la Invención de Ginebra, en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

 

 

en-espacen47

Sus inventores aseguran que con él abrir botellas de champán o cava no requiere ningún esfuerzo, es cómodo y rápido. Para muestra, un botón:

¡Felices fiestas y próspero año nuevo a todos!

Cómo debe ser el empresario y emprendedor de éxito

 

Las jornadas que celebramos el pasado mes de noviembre nos han descubierto que tanto a la PYME como a los emprendedores les gusta escuchar los testimonios de otros empresarios para aprender lo que transmiten de sus experiencias. Ello nos ha animado a recomendaros la lectura de este libro en la época vacacional que se avecina. Se trata del título “Del Empresario al Emprendedor: cincuenta testimonios y cien ideas de éxito empresarial”.

Ideas sobre cómo debe de ser un empresario hay muchas; pero como dice el refranero español “cada maestrillo tiene su librillo” y quizá en el perfil de un ganadero de éxito no encaje con el del mejor empresario industrial, aunque en ambos casos se presuman unos rasgos comunes. Con esta entrada, cuyo contenido se basa en la lectura de varios casos de éxito empresarial narrados por sus protagonistas, hemos pretendido limpiar el campo de polvo y paja y tratar de definirlos.

Pero ¿Qué es ser empresario? Dando por válida la definición que describe esta profesión como la de quien crea y/o adquiere un negocio o empresa y se dedica a trabajar en él para hacerlo próspero, la pregunta que surge es ¿Se podrían enumerar los rasgos de la personalidad que han de tenerse para conseguir este objetivo?

Inazio Irizar, doctor en Ciencias Empresariales por la Universidad del País Vasco y autor de 15 libros sobre temas empresariales y de gestión, define una primera familia de características comunes que se suelen dar en los empresarios y emprendedores de éxito: capacidad de trabajo, disciplina, necesidad -material, familiar o personal- y «olfato» para saber dónde hay una oportunidad de negocio y dónde no. Irizar señala que estas cualidades suelen ser innatas mientras que la asunción de riesgo, que normalmente se coloca en un lugar central, se puede llegar a aprender.

 

portadapublicacionoepm

Olfato

Un empresario debe de tener la suficiente visión como para saber dónde hay una oportunidad de negocio y dónde no. Después convierte en realidad esa idea. Un ejemplo de olfato empresarial lo encontramos en Antonio Esteban, creador dela firma “Soria Natural”, dedicada a la comercialización de plantas medicinales. A finales de los setenta dirigía una fábrica de cajas de cambios para vehículos industriales. Al ver cómo los pedidos bajaban cada vez más comenzó a pensar en la posibilidad de cambiar por completo de sector y negocio. Él mismo cuenta cómo al comentar la situación del negocio con su padre, aprovechó para insistirle en que las plantas medicinales tenían mucho futuro. Le hizo caso. En la actualidad Soria Natural tiene una plantilla de 400 trabajadores, dos fábricas, filiales en Estados Unidos, Mexico, Portugal y Alemania, y presencia en 24 países.

Capacidad de trabajo y disciplina

Tener capacidad de trabajo y ser disciplinado son dos cualidades citadas por la mayoría de empresarios cuando se les pregunta por las que les han llevado a conducir un proyecto hacia el éxito.

La primera de ellas es imprescindible para ser constante a la hora de investigar y analizar tanto la marcha de la propia empresa como la de la competencia; así como para estudiar qué oportunidades se presentan para evolucionar y lanzar nuevos productos.

Se puede tener una gran idea o identificar una necesidad en la que basar la puesta en marcha de un negocio potencialmente exitoso y no conseguir que funcione. No siempre se tiene la suerte de emprender un negocio en el momento y lugar más adecuados. Ser constante y disciplinado, aunque en un principio no se cumplan las expectativas, es fundamental para no precipitar el cierre de una aventura empresarial que puede resultar próspera si se aguanta el tiempo suficiente.

Tener un plan de negocio flexible y asumir decisiones

El Plan de Negocio debe ser flexible y estar vivo; ha de ir cambiando a medida que cambian el mercado y sus demandas. Hay muchos ejemplos de ello en el panorama empresarial español. Irizar señala que “es la carta de presentación a la hora de buscar socios, pedir créditos a los bancos…, es un documento que te da credibilidad. Pero lo más importante es que, al poner tu idea por escrito te obligas a asumir una disciplina de trabajo, investigas sobre el terreno y estableces cómo vas a desarrollar el proyecto”.

Tanto teóricos de la empresa como los propios empresarios consideran que para sacar adelante cualquier proyecto es necesario creer firmemente en él. Además hay que actuar con sacrificio y buena voluntad, con una fe ciega, sin perder la honestidad y la seriedad. Muchos testimonios que se recogen en el libro añaden que hay que ser consecuente con el éxito y el fracaso de una o varias operaciones porque forma parte del juego, y nunca hay que incumplir un trato o una palabra dada. Es decir, hay que asumir las decisiones.

Ejercer el liderazgo, innovación y mejora

Una vez que ha iniciado su negocio, el empresario ejerce su liderazgo para llevar a los trabajadores a que alcancen los objetivos de su empresa. Su misión será centrarse en el núcleo de su negocio y delegar el resto en personas de su confianza. El testimonio de un empresario apunta a que “el liderazgo emana del que es capaz de aglutinar a quienes saben más que uno”

Otra cuestión clave que todo emprendedor ha de resolver es la elección de un buen equipo de trabajo en el que confiar. Esa confianza ha de ser mutua. Las personas que lo constituyen han de inspirar seguridad en el emprendedor, ya que delegará en ellas muchas funciones, y éste ha de dirigir el proyecto contando con ellas. Para conseguir un mayor nivel de cohesión en la empresa lo mejor es conseguir que los trabajadores sean partícipes del proyecto, dándoles la responsabilidad de un área del negocio y ofreciéndoles la oportunidad de crecer profesionalmente en él. Para Félix Gullón, director general de Galletas Gullón, el equipo, el buen ambiente y un líder en los momentos difíciles, son claves para el éxito.

En lo referente a estas cuestiones hay una opinión compartida por todos los empresarios. Para que la empresa siga creciendo y pueda hacer su negocio más competente “Tienen que estimularse el aprendizaje, la innovación y la mejora”, tanto en la elaboración de su producto o servicio como en su gestión.

Desarrollo de alianzas

Hoy la mayoría de los empresarios lo considera fundamental para sobrevivir en el mundo empresarial. “Si quieres hacerlo todo por ti mismo, dejas mucho por hacer”, señalan que las alianzas son necesarias para expandirse o entrar en nuevos mercados. Un factor de su éxito y de su continuidad, dicen, “ es que satisfagan las expectativas de ambas partes, que exista la confianza entre las empresas que las firman, algo que viene determinado por las personas que las representan”.

Tener sentido de comunidad

El empresario contribuye con la comunidad, ya sea brindando un bien o servicio útil a los consumidores, incentivando la economía, o generando empleo.

Las empresas jóvenes y exitosas suelen tener normalmente sentido de comunidad. Están creciendo con energía, comprometidos con su gente, casi una familia” señala un consultor. En definitiva, invierten los beneficios en la empresa y en la comunidad de forma que generan riqueza y empleo. Aunque a veces resulte difícil mantener este modelo están surgiendo con fuerza en nuestro país empresas de economía social y creciendo el modelo cooperativo.

A todo ello añadiremos la necesidad de proteger y valorar los bienes intangibles de la empresa resultado de la innovación e investigación mediante su registro para que se reconozcan los derechos de la empresa frente a terceros, aunque no sea obligatorio, hacerlo tiene sus ventajas.

En esta publicación de la OEPM podéis ver ejemplos de esto último. La ilustración de esta noticia es parte de su portada.

Fuentes

Libro: Del Empresario al Emprendedor: cincuenta testimonios y cien ideas de éxito empresarial

Publicaciones de Inazio Irizar: Mondragón Corporación (libros y artículos)

Una forma lúdica de conocer a los grandes inventores

Para terminar con la serie de post que hemos ido publicando durante este verano relacionados con el ámbito de los inventores hemos decidido acercarnos a una de las aficiones más antiguas de la humanidad: jugar a juegos de tablero.

Quienes nacierais en la década de los setenta y anteriores es muy posible que hayáis pasado un buen número de horas de vuestra infancia echando partidas al parchís, al tres en raya, a la oca o incluso ( una vez cumplidos los ocho o diez años) a clásicos más modernos como el Monopoly, el Risk, La Fuga de Colditz o el Cluedo. De no ser así, estamos seguros de que se trata de títulos que conoceréis aun no habiendo jugado nunca a ellos.

Ahora bien, otros títulos como Catan (1995) ó Carcassonne (2000) pueden resultar algo menos conocidos, siendo ambos dos de los exponentes de lo que podría llamarse “era moderna” de los juegos de mesa, caracterizada por la constante publicación de títulos de calidad, innovadores en cuanto a mecánicas de juego, variedad de tipologías (juegos de gestión de recursos, de control de áreas, de aventura, de deducción, etc.) y ambientados en todo tipo de temáticas.

Asentada en países como Francia, Alemania, EE.UU. ó Polonia, la afición a los juegos de mesa está creciendo también en nuestro país, gracias a la actividad de varias editoriales a las tiendas y a la pujanza de una comunidad de aficionados muy activa tanto a la hora de organizar eventos como de informar sobre nuevos lanzamientos en blogs y canales en youtube repletos de noticias, tutoriales y reseñas de los juegos más destacados.

Si queréis acercaros a esta afición os recomendamos visitar la red social www.labsk.net, una de las fuentes de información más nutridas y fiables a la hora de saber algo más sobre los juegos de mesa.

Jugando a ser inventores

Gracias precisamente a ella hemos podido conocer la existencia de dos juegos cuya temática está relacionada con el ámbito de la invención, los inventores y descubridores. Su existencia nos ha llamado la atención, ya que jugarlos puede ser una buena manera de dar a conocer a los más jóvenes los nombres e hitos protagonizados por algunos de los inventores e inventoras más notables de la historia contemporánea, así como los retos a los que se hubieron de enfrentar para dar a conocer sus invenciones, patentarlas y verlas aplicadas en distintos proyectos.

Se trata de los títulos “Legendary Inventors” , presentado recientemente en la feria internacional GenCon y aún no distribuido en España, y “Tesla vs Edison”, editado en 2015 y que sí puede adquirise vía web en varias tiendas.

Legendary Inventors

Legendary Inventors

En el primero de los juegos el objetivo de los jugadores consiste en liderar un equipo formado por varias de las mentes más lúcidas de la historia para crear inventos destinados a mejorar las condiciones de vida en el mundo. Los jugadores de “Legendary Inventors” competirán entre sí para, por un lado, ser los primeros en patentar inventos y por otro mejorar los conocimientos de los miembros de su equipo. Al final de la partida, el equipo que haya logrado patentar más inventos y/o que disponga en su equipo de los inventores más inteligentes será el ganador.

Tesla vs Edison: guerra de patentes

Tesla vs Edison es un juego ambientado alrededor del año1.880 en el que los jugadores asumirán el papel de grandes inventores de la época (como los propios Tesla o Edison) y otros como Brush, Maxim o Thompson. Todos competirán entre sí para ser los primeros en llevar la luz a varias grandes poblaciones de EE.UU. Para conseguirlo contarán con un equipo de profesionales expertos en inventos, ingeniería, finanzas y relaciones públicas.

A lo largo de la partida los jugadores tendrán que colocar a cada uno sabiamente sobre el tablero para, gracias a sus habilidades específicas, conseguir desarrollar tecnología, patentarla, comercializarla, influenciar a la opinión pública y asegurarse proyectos públicos de gran relieve en las ciudades.

Tesla vs Edison

Si queréis saber algo más sobre este juego os recomendamos visitar la web www.labsk.net, donde hay varias entradas dedicadas al mismo, incluyendo una reseña en la que varios aficionados intercambian impresiones sobre su experiencia de juego.

Tanto uno como otro son propicios para despertar el interés por inventar y conocer a grandes inventores . Reunirse alrededor de una mesa donde se compite en equipo, donde hay que desarrollar estrategias y aprender a innovar sirve además para adquirir una serie de habilidades muy útiles para emprender.

Recordaros además que la OEPM tiene un museo virtual con galerías biográficas de inventores  en su web histórica.

 

 

 

El Año Torres Quevedo reivindica la obra del prodigioso ingeniero cántabro

Coincidiendo con el centenario del Transbordador del Niágara, que se cumplió el pasado 8 de agosto, en 2016 se celebra el año de su creador Año Torres Quevedo”. Una efeméride organizada por Amigos de la Cultura Científica, el Grupo Milvelas y la Real Sociedad Menéndez Pelayo de Santander” quienes así quieren revindicar la obra de este ingeniero español, definido por muchos como “el más prodigioso inventor de su tiempo”.

Nacido en Molledo (Cantabria) y residente en Bilbao, Leopoldo Torres Quevedo fue todo un pionero en su época. Así lo describe la placa en inglés que se encuentra en la entrada del Transbordador de Niágara que ha cumplido 100 años sin sufrir ningún accidente:

Leonardo Torres Quevedo (1852–1936) fue un ingenioso ingeniero español. Entre sus creaciones destacan máquinas algebraicas, mandos a distancia, dirigibles y la primera computadora del mundo. El coche aéreo español del Niágara fue diseñado por Leonardo Torres Quevedo y representa un nuevo tipo transporte por cable aéreo, que llamó «transbordador».

Como todo innovador tuvo que luchar para ver hecha realidad su patente. Cuentan que la presentó en el transcurso de un congreso en Suiza y tuvo que aguantar la ironía de los asistentes, a quienes su transbordador les pareció poco seguro para transportar personas, razón por la que rechazaron la idea de poner en marcha el artilugio. Pero Torres Quevedo creía en su viabilidad y vio materializado su invento gracias a la apuesta decidida que hicieron por él un grupo de ingenieros donostiarras y bilbaínos integrado por Machimbarrena, Otamendi, Rivera, Usabiaga y Elósegui, que le encargaron un transbordador como atracción turística para el parque de Ulía de San Sebastián. Según cuenta el historiador donostiarra Javier Sada, quien advertía en un artículo publicado en el Diario Vasco que había una segunda versión del transbordador, fue Canadá el primer país en encargar a Torres Quevedo la construcción de su innovador sistema de transporte, siendo el de Ulía un ensayo de lo que pretendía construirse allí .

El primer transbordador de personas del mundo fue el del monte Ulía de San Sebastián

Pero lo cierto es que a “ Donostia” le cabe el honor de ser la primera ciudad del mundo que tuvo un transbordado capaz de transportar personas y que esos ingenieros vascos, constituidos en la Sociedad Estudios y Obras de Ingeniería de Bilbao, fueron los encargados de construirlo en San Sebastián. El transbordador se inauguró el 30 de septiembre de 1907 a las 16:30 de una tarde lluviosa, según recoge la prensa de la época, que lo describía así :

En conjunto se trataba de seis cables amarrados por un extremo a una caseta en la que estaba instalado el motor, con fuerza de doce caballos, y por el otro de nuevos cables que hacían de contrapeso consiguiendo que la tensión fuera constante y similar en todo el cableado. En la barquilla airosa y de fuerte estructura entraban entre 16 y 18 personas por viaje y el coste era de una peseta. En caso de emergencia la parada era instantánea a través de una palanca colocada en la caseta y el sistema también servía para controlar las llegadas, evitando chocar con los topes finales”

El recorrido unía dos lomas del monte Ulía a 28 metros de altura y cubría 280 metros de distancia. Tardaba en realizar este recorrido alrededor de cuatro minutos y cuentan que durante el primer año de funcionamiento transportó a más de 13.000 personas sin sufrir ni una avería. En su día fue una de las mayores atracciones de la ciudad. Pocos donostiarras hemos tenido el privilegio de verlo funcionar, ya que el parque de atracciones de Ulía fue poco a poco perdiendo el interés del público ante la aparición del de Igeldo, que inauguró su funicular, todavía en funcionamiento, en 1912.

Después el cántabro Torres Quevedo crearía su ingenio en Chamonix, Río de Janeiro y en las cataratas del Niágara.

Si estáis en Cantabria disfrutando de vuestras vacaciones no os perdáis la exposición “Leonardo Torres Quevedo, Ingeniero e innovador I+D+I hace más de 100 años” que estará abierta hasta el 15 de noviembre en el Archivo Histórico Provincial de Cantabria, situado en la calle Ruiz de Alda 19 de Santander. También es un buen motivo para visitar la capital cántabra.

Añadir también que la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos de la Politécnica de Madrid alberga en su seno una colección de máquinas e instrumentos pertenecientes al ingeniero.

 

 

niagara
Esta imagen y su texto pertenecen al catálogo “200 años de patentes de la OEPM” en el que se recoge información sobre la figura de este célebre inventor.

“Ser inventor significa creer en tu idea y en ti mismo.”

Hoy entrevistamos a Pep Torres creador del Miba, Museo de las Ideas e Inventos de Barcelona, que nos explica que “el Miba se abrió para inspirar a las personas dando a conocer y potenciando nuevas ideas”. Su siguiente proyecto es la creación de un “Master de Invención” para preparar a los inventores del futuro.

BqsDdkh6_400x400

¿Por qué la creación de MIBA?

El mundo está lleno de inventores, aunque quizá ellos aún no lo saben. Nosotros creemos que son las ideas quienes sueñan con que nosotros las hagamos realidad. El Miba se abrió para inspirar a las personas dando a conocer y potenciando nuevas ideas. Contemporáneas, divertidas y que nos hagan reflexionar sobre diferentes situaciones de la vida diaria. El Miba recoge varios inventos de diversos países con ánimo de invitar a todo visitante a inventar aquello con lo que siempre han pensado. O eso espero….

¿Cuáles son sus principales objetivos?

Soy inventor, así que mi objetivo es hacer entender que todavía queda mucho por inventar. En algún momento alguien soñaba con coches conducidos por robots como una fantasía, y hoy esto es una realidad. Sin duda la imaginación es lo que mueve el mundo, así que ese el objetivo principal. Despertar y recuperar aquella creatividad que algunos hayan podido perder por el camino.

Desde su apertura ¿cuántas personas han pasado por el museo?

Hasta la fecha nos han visitado cerca de 250.000 personas. Además, cada día recibimos escuelas de todas partes. Niños y estudiantes que aprenden y experimentan la creatividad en los talleres que se ofrecen.

¿Cuál es el perfil de esas personas?

Desde niños pequeños hasta jubilados. Estudiantes extranjeros, diseñadores…Visitas libres y guiadas, el público que recibimos es muy variado.

De las zonas que tiene el museo ¿Cuál es la que llama más la atención a la gente?

Todas tienen algo especial. En una por ejemplo, se muestran ideas brillantes que han tenido niños de 6 a 12 años. En otra, hay inventos que invitan a reflexionar porqué no se había inventado aquel invento antes. Y en un espacio, hasta tenemos ideas locas y divertidas que nos dan el mensaje de que también podemos hacer reír con nuestras ideas y sobretodo, que no hay malas ideas.

Uno de los objetivos del museo es motivar a inventores y emprendedores a sacar adelante sus ideas a través de un servicio de consultoría los viernes. ¿A cuántos se ha prestado ese servicio y cuántas ideas han salido adelante?

Unas 300 personas han pasado por los Flydays, así se llamaban estas sesiones en un juego de palabras entre viernes -Friday- y día de volar -Flyday-. ¡Al final los que querían venir a un flyday tenían que esperar 5 meses hasta tener turno! Creo que unos 10 proyectos llegaron a salir adelante pero ¿sabes lo mejor? que los 300 lo intentaron. Eso es realmente lo importante

En su opinión ¿ Qué es ser inventor?

Ser inventor significa creer en tu idea y en ti mismo. Significa arriesgarte, no tener miedo ni vergüenza de lo que dirán. Sencillamente ser capaz de dar a tu idea la oportunidad de existir.

¿Qué características esenciales tiene que tener un emprendedor para sacar adelante su idea?

Como ya he dicho antes, debe tener valor y creer que su idea es tan buena como cualquier otra. No hay ideas buenas o malas, están las que se hacen y las que no. Ser emprendedor es una mezcla a partes iguales de sacrificio y perseverancia.

¿Cree que el inventor conoce cómo proteger sus ideas o proyectos?

En general hay desconocimiento sobre los mecanismos que uno puede usar para proteger una idea, bien sea mediante la propiedad intelectual o la propiedad industrial. En cierto modo esto refuerza uno de mis proyectos de futuro que es crear un Máster de Invención donde se preparen a los inventores del futuro. El término que hoy está en boca de todos, emprendedor, va a ser substituido en breve por el de inventor. Saldrán inventores de debajo de las piedras, ya verás.

Creo que en estos momentos usted está regalando ideas para que otros las hagan posible, si les interesa ¿Por qué?

En efecto. Mi último libro “100 ideas para llevar” es un compendio de todas aquellas ideas que alguna vez he pensado y no he desarrollado. Algunas son objetos, otras son conceptos, inventos para negocios…De todo un poco. En cierto momento decidí que no tenía sentido guardar en un cajón tantas ideas que sabía positivamente que no iba a llevar a cabo; así que decidí hacer una selección de las más interesantes y publicarlas en un libro. Nos han tocado vivir tiempos donde compartir es lo que va a marcar la diferencia, no te quepa la menor duda.

“Si quieres saber más sobre cómo proteger tus ideas, consulta la web de CEVIPYME. En el apartado “Protege tus derechos” te explicamos todo acerca de las patentes, los diseños industriales, las marcas, incluso sobre el secreto industrial y la Propiedad Intelectual.”