Archivo de la categoría: eventos

La OEPM, satisfecha con su segunda participación en la Feria del Libro de Madrid

La Oficina registró un aumento notable de las consultas atendidas en su caseta, llegando a triplicar las cifras de ventas láminas del archivo histórico.

El pasado año por estas mismas fechas escribimos una entrada en este mismo blog en la que os informamos sobre las razones que habían llevado a la OEPM a participar por vez primera en la Feria del Libro de Madrid. En ella desde la propia OEPM nos adelantaron que los buenos resultados obtenidos, tanto en lo que se refiere al número de visitas que recibió la caseta de la oficina como a la cantidad de libros y láminas del archivo histórico vendidas, hacían muy probable que se repitiese la experiencia en 2018 y así ha sido.

Aumento notable de visitas recibidas pese al mal tiempo

La OEPM estuvo presente en la pasada edición de la Feria del Libro de Madrid gracias a la colaboración voluntaria de 64 de sus trabajadores, que se encargaron de atender en turnos de mañana y tarde a los numerosos visitantes que se acercaron a la caseta de la oficina interesados por el material editado puesto a la venta. Al igual que en la pasada edición de esta popular feria madrileña consagrada al mundo de las letras, la OEPM presentó en su caseta 21 obras relacionadas con temáticas relativas a la Propiedad Industrial que conforman su patrimonio editorial. Entre ellas se pueden encontrar tesis doctorales, textos legales, informes estadísticos, estudios históricos y monografías que muestran la trayectoria y logros de algunos de los inventores más sobresalientes de nuestro país.

Según fuentes de la oficina, durante los 17 días que ha durado la Feria del Libro de Madrid se han acercado a la caseta cientos de personas, registrándose una media de 50 consultas al día, lo que hace un total de 850, cifra nada desdeñable y bastante mayor que la registrada durante la edición del pasado año, a lo largo de cuyo transcurso la media de consultas diarias atendidas fue de 30, lo que supuso llegar a 510 en total. Al igual que sucediera en 2017, el perfil de quienes se han acercado a la caseta de la OEPM ha sido muy variado. Desde la entidad nos han comentado que en ella han atendido a PYMES, familias, estudiantes, abogados interesados por saber algo más sobre Propiedad Industrial y, en general, a todas las personas que mostraron curiosidad por el material expuesto.

Las láminas de archivo histórico, un éxito de ventas

Si bien el número de libros vendidos este año por la OEPM ha sido menor, 41 frente a los 46 de 2017, el resultado puede interpretarse como bueno teniendo en cuenta que las cifras aportadas por los organizadores de la Feria han apuntado un descenso general del 7% en la venta de libros. En el caso de la oficina esta ligera disminución de las ventas ha sido compensada por el aumento de las mismas registrado en las coloridas láminas del archivo histórico, ilustradas con imágenes de patentes, marcas y pivilegios reales cuyas ventas se han triplicado este año.

Volviendo de nuevo la atención hacia los libros, desde la OEPM han señalado el éxito de ventas cosechado por las obras de contenido histórico, destacando de entre ellas la titulada “Las patentes de invención de Don Leonardo Torres Quevedo”, obra que documenta la historia de muchos de los ingenios creados por el sobresaliente inventor de origen cántabro, mundialmente conocido por construir, entre 1914 y 1916, el “Spanish Aerocar”, funicular aéreo que une Canadá y EE.UU. en las cataratas del Niágara.

El proyecto tuvo un antecedente menos conocido; el primer transbordador del mundo apto para el transporte público de personas. Ideado y diseñado por Torres Quevedo, fue instalado por la Sociedad de Estudios y Obras de Ingeniería de Bilbao en el monte Ulía de San Sebastián, hecho que comentamos en una entrada de este blog.

Si no pudisteis acercaros por la caseta de la OEPM durante la Feria del Libro de Madrid os invitamos a que veáis sus publicaciones y la tienda del archivo en su página web, desde la que se pueden comprar los artículos online.

http://www.oepm.es/es/sobre_oepm/tienda_archivo/

Anuncios

Sonia María Rodríguez Huerta, una inventora de tan sólo 17 años

Nueve fueron los inventores/as españoles que, bajo el auspicio del despacho profesional especializado en propiedad industrial Oficina García Cabrerizo, acudieron a la pasada edición del Salón Internacional de Invenciones de Ginebra, celebrado entre los días 11 y 15 del pasado mes de abril, para mostrar sus creaciones.

Algunas de ellas obtuvieron varios premios, hito del que dimos cuenta en esta entrada publicada hace unas semanas en el blog. Tras redactarla reparamos en el hecho de que una de las inventoras premiadas, Sonia María Rodríguez Huerta, ganadora de una medalla de oro y del reconocimiento especial del jurado por la creación de un dispositivo para la retirada aséptica de excrementos caninos, era una estudiante de tan sólo 17 años.

Actualmente, Sonia compagina sus estudios de segundo de Bachillerato Nacional de España con los de segundo de Bachillerato Internacional, en el que, según sus propias palabras, se ha matriculado por tener “otra metodología de estudio”. Además, Rodríguez Huerta nos aclara que también estudia danza en la Royal Academy of Dance, habiendo alcanzado ya el grado Intermediate.

Al preguntarle sobre cuáles son las materias de estudio que más le apasionan, la inventora nos aclara que, si bien le gustan todas las asignaturas, siente una especial predilección por la literatura, razón por la que ha dedicado a ésta su monografía del Bachillerato Internacional. Además, la joven inventora nos confiesa que también le fascina la rama biosanitaria. De hecho ha optado por orientar sus estudios de bachillerato hacia dicho campo de conocimiento. Dentro de ella, sus asignaturas favoritas, afirma, “son biología y química”.

Esta brillante alumna de bachillerato también ha obtenido galardones en diferentes facetas; ella misma destaca “la medalla de bronce en el concurso nacional de danza clásica del año pasado, así como premios en baile contemporáneo, inglés, narrativa, microrrelatos, poesía, en certámenes para jóvenes talentos creadores, etc. Además, ha sido finalista en la Olimpiada Asturiana de Matemáticas y hace poco más de un mes obtuvo el tercer premio en la Olimpiada Filosófica Asturiana.

Aunque es una persona muy polifacética, la joven nos comenta que tiene claro el enfoque de su carrera académica hacia el campo biosanitario: biología o biotecnología. También espera poder completar su formación cursando una segunda carrera en el ámbito de las letras.

Jugar a inventar en un entorno estimulante

Al preguntarle sobre el origen de su pasión por inventar cosas, Rodríguez Huerta nos aclara que siempre le ha gustado “idear cosas. Cuando era pequeña era una aficionada loca de los Playmobiles y me dedicaba a construirles cosas útiles sin ningún sentido aparente. Con bolígrafos, cositas, telas… inventaba modos para subir cosas, poleas, cuando no sabía ni lo que era una polea”.

Esa inquietud por aportar soluciones a problemas prácticos siempre ha sido bien recibida por su entorno. Con respecto a ello, Sonia afirma que “familia, profesores, compañeros y amigos han comprendido y apoyado siempre todas mis inquietudes y mis ideas. Quiero destacar a mis abuelos y a mi tío Eduardo, que es incondicional. Mi entorno siempre me ha apoyado y ha confiado en mí desde que era pequeña”.

Sonia María Rodríguez Huerta muestra el diploma obtenido en el Salón Internacional de Invenciones de Ginebra (2018)

Sobre el invento premiado en el Salón de Ginebra

Según nos explica su propia creadora, el invento por el que recibió la medalla de oro y el reconocimiento del jurado durante la última edición del Salón Internacional de Invenciones de Ginebra “es básicamente un recoge-cacas, hablando mal y pronto; lo que hace es recoger la caca de las mascotas sin que tú tengas que hacer el nudo ni tener que tocarla, de manera totalmente aséptica”. Los motivos que impulsaron a la joven inventora a buscar esta solución están relacionados con el hecho de que “quería tener un perro y existía en casa el problema de la higiene”.

Como les sucediera a otros muchos inventores/as a lo largo de la historia, la primera recepción del invento descrito, gracias al que Sonia obtuvo su premio en Ginebra, no fue buena. Ella misma nos cuenta que “el invento se me ocurrió con ocasión de un concurso para emprendedores que había en mi colegio, San Ignacio de Oviedo. Pero a ellos no les gustó nada, así que participamos con otra idea sobre algo biotecnológico, completamente diferente; gracias a esa idea llegamos a ganar un concurso nacional hace dos años”.

Su inquietud por la inventiva permitió a la joven inventora conocer la existencia del Salón de gracias a la Fundación García Cabrerizo; “me enviaron la invitación y después, hablándolo con mis amigos, mis profesores y mi familia, que me apoyaron en la aventura del viaje, decidí ir…en pleno curso”. Lo que a tenor de los resultados obtenidos fue todo un acierto.

Cuando preguntamos a la estudiante si se le ha ocurrido aprovechar el éxito cosechado para obtener algún tipo de beneficio económico comercializando su invento nos aclara que “en un principio no, pero parece ser que debo pensar en ello, o eso es a lo que me han incitado, por lo que sí tendré que hacerlo. Se han dirigido a mí muchas empresas. Tengo muchas hojas con firmantes y gente interesada en producirlo, comprarlo o en venderlo”. En caso de decidirse a comercializarlo, Rodríguez Huerta asegura tener claro “lo que son y también para qué sirven una patente o un modelo de utilidad”.

En cualquier caso, llegue o no a ver triunfar su recogedor de excrementos de mascota en el mercado, Rodríguez Huerta declara que piensa seguir inventando “sí, tengo en mente muchas cosas pero, por lo que he visto, aquí no se pueden contar datos hasta que el producto esté patentado o modelizado de utilidad, así que la respuesta es sí, y tanto sola como con otras personas, compañeros y amigos”.

Análisis y comentarios sobre la última edición del Salón de Invenciones de Ginebra

Este año han proliferado los inventos centrados en el ámbito de la salud, la medicina, el cuidado del medio ambiente y la seguridad.

La pasada semana conocimos las cifras y resultados de la última edición del Salón de Invenciones, de Ginebra, evento de cuya celebración os informamos en la entrada publicada previamente en este blog y que tuvo lugar entre los días 11 y 15 de abril en la capital de Suiza.

Por repercusión y tamaño se trata de la convocatoria más importante del mundo en materia de invenciones, razón por la que acuden a ella creadores de todos los continentes con el fin de mostrar sus inventos a potenciales inversores. Este año el encuentro ha batido récords de participación. Según declaraciones de su fundador y presidente Jean-Luc Vincent, “ha cobrado una nueva dimensión manteniendo al tiempo su filosofía subyacente”.

Conscientes de la importancia del certamen celebrado en Ginebra, muchas organizaciones de inventores, oficinas de patentes, fundaciones y colegios profesionales de todo el mundo conceden galardones durante su transcurso, siendo la Oficina Española de Patentes y Marcas O.A. (OEPM) y la Fundación García Cabrerizo las dos entidades españolas que aprovechan su presencia en él para entregar sendos premios. Esta última entidad es además la encargada de canalizar la participación de los inventores/as españoles/as en el evento. A esta última edición han acudido nueve expositores españoles.

Éxito de la delegación española de inventores presentes en la exhibición

Según ha informado recientemente el despacho de abogados especializado en materia de Propiedad Industrial e Intelectual vinculado a la citada fundación, los inventos españoles han cosechado un éxito notable durante esta última edición del salón.

Dicho resultado ha quedado plasmado en la obtención de varias medallas: cuatro de oro, dos de ellas con felicitación del jurado incluida; dos de plata y tres de bronce. Entre otros ingenios, la delegación de inventores españoles ha presentado un motor gravitacional; un sistema de seguridad para ciclistas y una estructura deslizante para teléfonos inteligentes que hace posible el uso de aplicaciones innovadoras.

De entre todos los inventores españoles que han obtenido reconocimiento en esta edición del Salón de Ginebra destacan los nombres de Sergio Oliver Lagardera, quien recibió el premio de la OEPM por inventar una herramienta articulada especial para trabajar en espacios de difícil acceso, innovación que llevó al Salón Emilio Blasco Monter; y de Fernando Castro Rojas, que obtuvo el premio de la Fundación García Cabrerizo por la presentación de un implante dental de doble cuerpo que permanece estable incluso en caso de periimplantitis, proceso inflamatorio que afecta a los tejidos que rodean el implante dental y que ocasiona una pérdida del soporte óseo en el que se ha integrado.

 

Fotografía de la OEPM en la que aparece el premiado Emilio Blasco Monter junto a la representante de la OEPM en el salón.

También es de destacar que el Cercle des Dirigeants D´Entreprises de Ginebra otorgó a Blasco Monter el premio al Espíritu Emprendedor.

Una cuadragésimo sexta edición en la que han participado más inventores que nunca

Según las cifras definitivas facilitadas por la propia organización del Salón de Invenciones de Ginebra, a esta cuadragésimo sexta edición del salón han acudido finalmente 822 expositores de 40 países diferentes, cincuenta más que el total de asistentes registrados durante la edición de 2017, que han mostrado hasta mil invenciones.

La organización ha mostrado su satisfacción por tan brillantes resultados, haciendo hincapié en el hecho de que la gran mayoría de inventores/as han manifestado haber hecho buenos negocios y contactos de gran valor durante el transcurso de la exposición.

El nivel general de los inventos presentados crece todos los años, siendo esta una edición en la que, en palabras del propio Jean-Luc-Vincent, “han proliferado los centrados en el ámbito de la salud, la medicina, el cuidado del medio ambiente y la seguridad”.

Por otra parte el Gran Premio del Salón Internacional de Ginebra de este año ha ido a parar a Hong Kong, concretamente a manos de los inventores Carly Sy Lam y Chi Ho To, que lo han obtenido gracias a la creación de unas lentes para gafas provistas de unas micro-lentillas capaces de reducir drásticamente los efectos de la miopía, pudiendo ralentizar su progresión en un 60% en el caso de los niños.

Otros premios dignos de mención han sido el otorgado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) al inventor malasio Mohd Edyazuan Azni por la creación de un panel de cimentación ligero fabricado con fibras de hoja de palma y aceite que reduce la transferencia de calor; y el entregado por la Asociación Europea de Inventores (AEI) a Franck Savard y Christian Gauthier por la creación de un sistema de seguridad para bicicletas.

El nombre de todos los inventores/as del mundo premiados durante el Salón ha sido publicado en un documento que facilita la organización y que os acercamos a través del este enlace.

Algunas recomendaciones basadas en la experiencia para quienes barajen asistir a futuras ediciones

A falta de poder conseguir una entrevista con los dos inventores españoles galardonados este año, cuyas impresiones sobre lo acontecido en Ginebra os prometemos ofrecer en una próxima entrada, hemos tenido la oportunidad de hablar con Yeray Suárez, inventor y emprendedor canario que obtuvo una medalla de oro y el Premio de la Fundación García Cabrerizo en 2015 gracias a la creación de un ingenioso sistema de puertas y bisagras de fácil colocación. Él mismo lo fabrica y comercializa bajo el nombre de “Milukadoors”.

Yeray Suárez nos comenta que cuando decidió acudir al Salón de Ginebra “no había una empresa montada alrededor del sistema (eran unos prototipos creados por mí totalmente funcionales) y asistió a la feria “con la única intención de tener la posibilidad de enseñar el sistema a IKEA, por su facilidad de montaje y por su packaging totalmente plano y optimizado, ellos eran los que a priori podían sacar más partido al invento”.

Suárez Invitó a IKEA a asistir al salón pero la firma de origen sueco declinó asistir a la feria comentando Suárez que no trabajaban con diseñadores externos.

Pero el revés inicial sufrido por el joven inventor español tuvo pronta compensación. Los premios fueron una de las mayores sorpresas del salón de Ginebra de aquel año. El sistema Milukadoors se llevó una medalla de oro, el reconocimiento del jurado y el premio García Cabrerizo. Suárez nos comenta que los galardones “validaban mi invento como un buen producto, a lo que se sumó la sorpresa de que el público asistente quisiera comprar las puertas que exponíamos”

Pese a ese éxito que, haciendo una analogía con el mundo del cine, podría considerarse de “crítica y público”, Suárez nos confiesa que recibir los premios tampoco le fue de gran utilidad para afianzar su negocio, principalmente por la falta de difusión mediática que tuvo en nuestro país la obtención de tan buenos resultados en el Salón de Ginebra.

El inventor del sistema Milukadoors nos aclara que “bien usados pueden ayudar, pero depende siempre del inventor dar a conocer lo que hace y mostrar lo que ha ganado; los premios dan credibilidad y cierto prestigio al invento pero, mirando las cosas con perspectiva, si hubiese dedicado el importe que emplee en ir a Ginebra a realizar una buena campaña de marketing y comunicación hubiera conseguido mejores resultados. Aún así Suárez destacó que su asistencia al acontecimiento le fue de gran utilidad “me sirvió mucho para aprender, para convivir e intercambiar impresiones con otros inventores españoles y para disfrutar del buen sabor de boca que deja el haber sido premiado a escala internacional”.

Además de facilitarnos sus impresiones personales, nuestro entrevistado quiso también brindar una serie de consejos prácticos para quienes estén pensando acudir a futuras ediciones del Salón de Invenciones de Ginebra o a acontecimientos similares. En concreto comentó “mi consejo a los inventores que quieran participar es que se lo preparen bien, que inviten a todos los posibles interesados en su invento (yo me equivoqué sólo invitando a Ikea), que tengan una web montada alrededor de él (aunque sólo sea una Landing Page, para captar correos de interesados) y que lleven prototipos funcionales”.

Como conclusión, Suárez afirmó que los inventores han de tener claro qué tipo de feria se ajusta mejor a lo que ofrece su invento, ya que no todas son ideales para captar posibles inversores. Con respecto a su caso aseveró que “hubiera sido mejor asistir a una feria de mobiliario internacional que a una feria de inventos”.

Comienza la feria de invenciones más importante del mundo

Nueve inventores/as españoles acudirán mañana al Salón Internacional de Inventos de Ginebra apoyados y asesorados por la Fundación García Cabrerizo

Mañana comenzará en Suiza la cuadragésimo sexta edición de el Salón Internacional de Inventos de Ginebra, una convocatoria que por tradición y dimensiones es considerada la más importante para  inventores e innovadores de todo el mundo. Organizada bajo el auspicio del Gobierno de Suiza, las autoridades locales de su ciudad sede y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) congregará este año a 725 expositores procedentes de cuarenta países. El 80% de ellos serán empresas y centros de investigación universitarios y el 20% investigadores e inventores particulares. A lo largo de las cinco jornadas que durará el acontecimiento se presentarán en torno a 1.000 nuevas invenciones y se recibirán hasta a 30.000 visitantes procedentes de los cuatro puntos cardinales del globo.

Al igual que en pasadas ediciones, la  Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) acudirán al Ginebra con el fin de respaldar y reconocer públicamente el importante aporte de las innovaciones españolas al desarrollo económico y tecnológico del país. Para ello, al igual que otras muchas Oficinas Nacionales de Propiedad Industrial presentes en el evento, otorgará un premio especial durante su transcurso. El pasado año fue a parar a la firma Lumiartecnia, sobre la que escribimos un artículo en este mismo blog.

A la entrega del citado galardón se sumará la del concedido por la Fundación García Cabrerizo, entidad que desde su fundación ha sido delegación oficial en nuestro país del Salón Internacional de Invenciones. En virtud de ese papel se ha ocupado durante muchos años de asesorar a las entidades, instituciones, empresas e inventores españoles que han manifestado su interés en acudir al acontecimiento. Desde la propia fundación nos han concretado que llevan haciéndolo desde principios de la década de los setenta del siglo pasado, empleando para hacer su labor bases de datos públicas de la OEPM  así como de otros organismos oficiales dedicados al registro de invenciones.

Gracias a ellas la Fundación García Cabrerizo envía cada año publicidad oficial e información del Salón en español a todos aquellos inventores que han solicitado el registro de una patente de invención o modelo de utilidad durante el último ejercicio. A día de hoy es enviada a unos 2.500 destinatarios.

Información, asesoría y acompañamiento

Según nos han informado desde la propia fundación, en el primer correo postal reciben el folleto informativo oficial donde se explica cómo, por qué y quién puede ser expositor en el Salón Internacional de Invenciones de Ginebra. Asimismo se les informa de datos técnicos de acuerdo con las estadísticas facilitadas por la propia organización en cuanto a número de expositores, visitantes, periodistas, superficie de exposición, etc., significando también los diferentes premios y distinciones a los cuales se opta por ser expositor.

En el envío se incluye además el formulario de participación para poder inscribirse como participante del Salón y dar así a conocer su invento a una amplia audiencia internacional, con indicación de las tarifas a satisfacer para formalizar la inscripción.

Además de esto, la Delegación Oficial para España hace de puente entre los inventores y expositores españoles y la organización, traduciendo instrucciones e instancias, transcribiendo al inglés los diferentes formularios de participación y canalizándolos hasta la Secretaría del Salón.

Una vez formalizada la solicitud de participación, la Fundación García Cabrerizo facilita a los inscritos instrucciones relativas al envío del material para exponer en el Salón, ofertando la contratación de servicios complementarios que puedan ser necesarios o convenientes, y en general, facilitando recomendaciones útiles para que la exhibición de las invenciones desarrolladas por los inventores españoles tenga el mayor de los éxitos.

Por último, la oficina Garcia Cabrerizo culmina esta labor de asesoría y acompañamiento desplazándose hasta Ginebra. Los expositores cuentan con el apoyo personal de un delegado de la entidad, así como de una azafata políglota, quienes ayudan a todos los inventores/as en cuanto precisen, principalmente en sus relaciones con el Jurado Internacional y con los inversores interesados en sus invenciones, con el fin de procurar una relación fluida y fructífera.

Según nos comentan desde la delegación, una vez acabada su experiencia en Ginebra los expositores valoran muy positivamente su labor, y muchos de ellos consideran conseguidos los objetivos por los cuales se presentaron a la convocatoria, siendo el principal de ellos dar visibilidad internacional a sus inventos. Algunos logran apalabrar acuerdos de colaboración con inversores y muchos alcanzan al menos una primera toma de contacto para la comercialización de sus realizaciones.

La participación española en el Salón de Invenciones

Un Jurado Internacional constituido por cerca de 82 especialistas se encarga de examinar los méritos de cada una de las invenciones presentadas a fin de decidir los galardones a conceder. Desde la Fundación García Cabrerizo comentan con respecto a ellos que “la competencia del jurado permite asegurar que los premios recibidos constituyen para sus destinatarios un testimonio singular de la calidad de su invención, de gran importancia para el lanzamiento comercial de la misma”.

Junto con los premios concedidos por el Jurado Internacional, muchas instituciones públicas y privadas, entre ellas la OEPM, quieren mostrar anualmente su apoyo al Salón otorgando una pluralidad de distinciones especiales que destacan aspectos concretos de las invenciones agraciadas.

En todas las ediciones los inventores e inventoras españoles han conseguido diferentes premios y distinciones. Según la base de datos de la Fundación García Cabrerizo, a partir de la edición del año 2000 la media de participantes españoles fue de 30 hasta 2010. Cabe destacar que en ese último año de la década una inventora española, Celia Sánchez Ramos, recibió por primera vez el máximo galardón del Salón de Invenciones. A partir del momento en que comenzó a desatarse la crisis económica mundial, que dio sus primeros coletazos en España en el año 2008, la participación ha ido paulatinamente descendiendo. De hecho, muchos inventores han trasladado a la Delegación Española la imposibilidad de cumplir su deseo de estar presentes en el Salón por falta de fondos. No obstante, en el presente año concurrirán nueve expositores españoles, que exhibirán invenciones en los más variados campos de la técnica. En próximos artículos del blog os acercaremos a algunas de ellas. Si queréis estar informados/as sobre lo que acontecerá durante el Salón y qué entidades han resultado premiadas os recomendamos visitar la página web del evento y seguir su perfil en la red social Facebook. 

La importancia económica de la Semana Santa para varias ciudades españolas ha impulsado en ellas su registro como marca

Inmersos ya en la celebración de Semana Santa, periodo durante el que multitud de pequeñas localidades y capitales de provincia del Estado cobran un interés turístico inusitado con motivo de la celebración de eventos religiosos de honda tradición. Un ejemplo de las repercusiones de su efecto llamada lo pudimos conocer el pasado año, cuando supimos que Zamora recibió a 250.000 visitantes durante este periodo vacacional.

Además de la atracción que suscitan entre los creyentes, la salida en procesión de las imágenes de vírgenes, santos y otras celebraciones relacionados con la muerte y pasión de Cristo llaman la atención de muchas personas sin devoción alguna por la Iglesia Católica, a quienes atraen a causa de su interés cultural. Ello convierte la Semana Santa en una convocatoria señalada por haberse convertido en una fuente de ingresos importante que ayuntamientos, agrupaciones religiosas y empresas del sector servicios de las localidades donde se celebran eventos importantes tienen muy en cuenta.

La Semana Santa es ya una marca registrada reconocida en varias ciudades

En adición a los artículos publicados en prensa con respecto al indudable impacto económico de la Semana Santa, cabe comentar que éste ha quedado reflejado hasta en trabajos académicos, como es el caso del presentado por Emilio Javier Ramírez Roldan en la Universidad de Sevilla, concretamente en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, titulado “Impacto de la Semana Santa de Sevilla en el comercio de la ciudad. Apuntes históricos y actualidad”. Precisamente por ser conscientes de la importancia social, cultural y económica del evento, las autoridades municipales de Sevilla registraron como marca su Semana Santa en 1992.

 

El cartel de la Semana Santa de Sevilla de 2018, obra de Pepillo Gutiérrez Aragón

Otra gran ciudad de la provincia sureña como es Córdoba ya había convertido esta festividad religiosa en un signo distintivo dos años antes, si bien en esta ocasión no fue el ayuntamiento de la ciudad el que procedió a realizar en la OEPM los trámites necesarios para ello, sino la Agrupación de Hermandades y Cofradías, y ciñendo los términos del registro a la clase 16, referida a artículos de papel, de papelería y productos de imprenta.

La decisión de los hermanos y cofrades cordobeses quizá se inspiró en la tomada por la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades de Semana Santa de Orihuela, que registró la Semana Santa de la ciudad en 1998.  A estos casos se suman otros como los de la Semana Santa de Crevillente o el más reciente de la Semana Santa Marinera de Valencia, registrada en 2016. En la mayoría de los casos, además de otros apartados de la Clasificación de Niza, todos los registros incluyen el número 41, relativo a los servicios de organización de actos culturales, educaciones y recreativos propios de la Semana Santa.

El registro de marca y algunas modificaciones de la próxima reforma de la Ley de Marcas

Dando este paso, quienes asumen buena parte de las responsabilidades derivadas de la organización de las procesiones y eventos religiosos multitudinarios que tienen lugar durante la Semana Santa se aseguran que terceros no aprovechen la coyuntura para lucrarse con los signos y símbolos a ellas asociados. Como se aclara desde la OEPM, registrar una marca supone la concesión de un título que otorga el derecho exclusivo a la utilización de un signo para la identificación de un producto o un servicio en el mercado. Pueden ser Marcas las palabras o combinaciones de palabras, imágenes, figuras, símbolos, gráficos, letras, cifras, formas tridimensionales (envoltorios, envases, formas del producto o su representación), sonidos y, por extensión, cualquier combinación de los signos anteriormente mencionados.

El 14 de enero de 2019 está previsto que entre en vigor una reforma parcial de la ley de marcas que armonizará el sistema de registro español con el sistema de marcas de la Unión Europea. El ajuste supondrá una serie de cambios, de entre los cuales uno de los más significativo será quizá el que afecta al signo distintivo.

A partir de la entrada en vigor de la reforma para que un signo distintivo pueda ser solicitado ante la Oficina Española de Patentes y Marcas tan sólo se exigirá que sea susceptible de representación, sin necesidad de especificar el medio empleado, siempre y cuando tanto público como autoridades competentes en la materia puedan determinar con claridad cuál es el objeto de la protección.

Otro cambio relevante del anteproyecto determina la prohibición de registrar como marca para productos o servicios, un signo si con anterioridad se ha solicitado para el mismo otra clase de protecciones como las otorgadas por las denominaciones de origen o las indicaciones geográficas, y siempre y cuando la entidad o persona autorizada en virtud de la legislación aplicable para ejercer los derechos derivados de las mismas, tenga el derecho a prohibir la utilización de una marca posterior.

Si quieres conocer como obtener rentabilidad de éstos y otros bienes intangibles lee la entrada que publicamos en este mismo blog

La ONU destaca el trabajo del “Movimiento 11 de febrero” durante la celebración del día Internacional de la mujer y la niña en la ciencia

Hace poco más de dos años, concretamente el 15 de diciembre de 2015, la Asamblea General de Naciones Unidas hizo oficial su decisión de proclamar el 11 de febrero “Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia”.

Según comenta la propia institución en su página web, el objetivo que pretende conseguir vinculando una fecha determinada con una temática definida es “señalar que existe un asunto importante pendiente de resolver en las sociedades para que, a través de esa sensibilización, los gobiernos y los estados actúen y tomen medidas, o para que los ciudadanos así lo exijan a sus representantes.”

En este caso, el 11 de febrero ha pasado a convertirse en el día en que la ONU invita tanto a colectivos de la sociedad civil como a instituciones a difundir entre la opinión pública los importantes descubrimientos y aportaciones que han hecho las mujeres en el ámbito de la ciencia. También es una fecha destinada a señalar las dificultades que han encontrado y encuentran las mujeres para avanzar en las carreras científicas con el fin de hacerlas desaparecer.

Con todo ello se aspira a conseguir que las mujeres y las niñas disfruten de unas condiciones de acceso y un reconocimiento idénticos a los que tienen los hombres en las carreras científico-tecnológicas.Una igualdad de género que, pese a las sobresalientes contribuciones de muchas mujeres al avance de todo tipo de disciplinas científico-técnicas a lo largo de la historia, aún está lejos de alcanzarse.

Movilización por la igualdad de género en la ciencia

Haciéndose eco de la proclamación del 11 de febrero como “Día Internacional de la “mujer y la niña en la ciencia” un grupo de investigadoras y comunicadoras científicas españolas lanzaron en 2016 una iniciativa homónima. Desde entonces gracias a ella se canalizan vía web la organización y promoción de todas las actividades que se celebran durante esa fecha tanto para difundir los logros alcanzados por mujeres en las más diversas disciplinas científico-técnicas como para resaltar el protagonismo de éstas en su actual progreso.

En 2018 hasta catorce mujeres profesionales de diferentes ámbitos científicos (física, química, biología, medicina, biotecnología o periodismo) y oriundas de distintas ciudades (Madrid, Zaragoza, Oviedo y Sevilla) integran el grupo de coordinación del movimiento 11 de febrero, cuyo progreso ha sido posible gracias a las miles de personas que se han implicado en el diseño y organización de las actividades a nivel local. El grupo coordinador se encarga de gestionar los contenidos de una página web que se ha convertido en la semilla desde la que el reconocimiento al papel que han jugado y juegan las mujeres en el desarrollo de la ciencia no ha parado de crecer. Tanto es así que las 350 actividades que se organizaban en el año de su nacimiento pasaron a ser 1.000 durante la pasada celebración de la efeméride.

En opinión de Gloria Brea, Bióloga Celular, doctora en Biotecnología, profesora e investigadora en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y una de las impulsoras del movimiento 11 de febrero, su firme crecimiento se debe a la confluencia de varios factores que han ido reforzándose. “Por un lado –afirma– este año hemos empezado a organizar las actividades en otoño, mientras que el año pasado se comenzó en enero. Hemos contado con más tiempo para llegar a la ciudadanía y para que ésta organizase actividades. Además, se ha hecho un gran esfuerzo de difusión por redes sociales y tenemos constancia de que el boca a boca entre docentes de diferentes centros educativos también ha funcionado muy bien”.

Nuestra interlocutora asevera que la implicación de diversas instituciones también ha ayudado a que este año la celebración del Día Internacional de la mujer y la niña en la ciencia haya tenido una mayor repercusión. En 2018 muchas universidades y centros de investigación del CSIC, sociedades científicas, museos e incluso ayuntamientos han difundido y organizado actividades. En lo que se refiere a los consistorios, declara Brea, un caso reseñable ha sido el de Zaragoza, “donde el apoyo que ha brindado el Ayuntamiento de la ciudad a la difusión de las actividades organizadas desde la plataforma ha tenido un efecto positivo, aumentándose su número y variedad”.

En lo que se refiere a la repercusión de la convocatoria entre los niños, la doctora en Biotecnología asegura que abrir en la página web de la plataforma un espacio para que los centros escolares solicitasen la visita de alguna científica a sus instalaciones en calidad de conferenciante ha sido todo un acierto. Hasta 700 colegios expresaron ese deseo, demanda a la que según declara Brea “las investigadoras respondieron de manera encomiable implicándose voluntaria y y masivamente en la organización de las visitas”.

Ejemplo para la ONU y desencadenante de las primeras políticas firmes

Haciendo un balance general, Brea comenta que “en la convocatoria de este año es muy positivo. Ha habido una gran implicación de los centros educativos y la movilización de las científicas (y científicos) españolas ha sido espectacular, acudiendo a dar charlas por todo el territorio, tanto en las grandes ciudades como en pequeñas localidades. De forma voluntaria, se han implicado desde doctorandas hasta investigadoras de tanto peso en nuestro país como María Blasco, o profesoras y divulgadoras como Clara Grima. Se han involucrado centros de investigación de todos los ámbitos científicos, bibliotecas, librerías, centros culturales, universidades…e incluso bares”.

El efecto “bola de nieve” que ha desencadenado el Movimiento 11 de febrero es evidente y, a juicio de una de sus fundadoras, “un ejemplo precioso de cómo muchas personas haciendo cosas pequeñas y trabajando juntas pueden llegar a conseguir algo realmente grande”. Por su parte Brea atestigua ese hecho al hacernos saber que el eco de sus logros ha cruzado ya el Atlántico: “en el discurso leído en la sede de la ONU en Nueva York durante la celebración del último 11 de febrero, la iniciativa fue mencionada como ejemplo a imitar para quienes quieran organizar y difundir acciones destinadas a impulsar el papel de la mujer y la niña en la ciencia”.

Si bien el camino abierto parece estar despejándose a buen ritmo, tanto la profesora e investigadora de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla como sus compañeras son conscientes de que aún queda mucho por desbrozar; así lo expresa al aseverar que “aún es pronto para apreciar cambios significativos a nivel de políticas educativas, pero creemos que estamos en el camino adecuado al haber hecho conscientes de la situación de desigualdad a un mayor número de personas”.

En lo que se refiere al logro de objetivos que modifiquen la situación de desigualdad a largo plazo, Brea destaca como un buen primer paso la creación de Comisiones de Género en los centros de investigación, ya que “nacen para analizar la situación a nivel local e implementar acciones que puedan contribuir a la disminución de la brecha de género en ciencia”.

Desigualdad manifiesta debida a múltiples causas concurrentes

Varias cifras recientes recogidas en España sobre la dedicación de mujeres y niñas al estudio y/o ejercicio de profesiones científico-técnicas evidencian la existencia de esta problemática y nos permiten apreciar su dimensión a escala estatal.

Si bien el porcentaje de mujeres que se matricula para cursar estudios universitarios en nuestro país es el 54,5% del total de alumnos, cifra ligeramente superior al 54,2% que se registra en la UE, su distribución en las distintas ramas del saber es muy desigual, sobre todo si se atiende al porcentaje de mujeres que inician estudios en disciplinas científico-técnicas. Por poner un ejemplo, en la carrera de ingeniería tan sólo el 26% de las personas matriculadas son mujeres. Un porcentaje que aún parece alto en comparación con el que se registra en los estudios de informática, disciplina en la que tan sólo 12 de cada 100 estudiantes son mujeres.

Además, una vez terminados sus estudios superiores, las mujeres que deciden continuar investigando en ramas del saber del ámbito científico-técnico obtienen un menor reconocimiento académico y profesional. Así queda reflejado en varios datos recogidos por el CSIC sobre el personal contratado en 2016. Por ejemplo, del total de investigadores post-doctorales el 56,38% son hombres y el 43,62% mujeres. Si observamos el porcentaje de Profesores de Investigación atendiendo a la misma variable las diferencias son aún mayores, ya que el 75,16% son hombres y tan sólo el 24,84% de mujeres. Las distancias se acentúan aún más al poner el foco de atención en el porcentaje de mujeres que ocupan cátedras en áreas de conocimiento como la ingeniería, tecnología, medicina, agricultura, ciencias sociales o ciencias naturales. En la universidad tan sólo el 21% de las cátedras de las citadas disciplinas del saber están ocupadas por mujeres.

Según la UE hay varios factores que influyen decisivamente en la aparición de esta prolongada desigualdad (techo de cristal, sesgos a la hora de evaluar el trabajo femenino en la ciencia, falta de estímulo en el entorno familiar a causa de la poca visibilidad y prestigio del que gozan las mujeres dedicadas a la ciencia, falta de confianza de las estudiantes en sus habilidades…) muchos de ellos se recogen en este documento al que se puede acceder desde la propia web.

El museo histórico virtual de la OEPM tiene una galería temática dedicada a las mujeres inventoras que os invitamos a visitar.

Balance de las jornadas formativas de CEVIPYME celebradas en 2017

CEVIPYME organizó nueve jornadas formativas sobre derechos de Propiedad Industrial e Intelectual durante el último cuatrimestre del año

Bajo el nuevo epígrafe “Los aspectos más significativos de la Propiedad Industrial para la empresa”  CEVIPYME ha recorrido durante el último cuatrimestre de este año diversas Comunidades Autónomas con el propósito de informar a PYMES y emprendedores acerca de cómo solicitar Derechos de Propiedad Industrial e Intelectual (DPI) sobre sus innovaciones y obtener con ello tanto protección como rentabilidad.

Los encuentros formativos se iniciaron en Galicia durante el pasado mes de septiembre (convocatoria sobre la que escribimos en el blog) y continuaron en Granada y Mallorca en octubre; Ciudad Real y Navarra en noviembre y Fuerteventura, Tenerife y Torrelavega en diciembre.

Un total de nueve convocatorias gracias a las que más de 200 personas han conocido de la mano de conferenciantes de la Oficina Española de Patentes y Marcas expertos en materia de DPI, en qué consiste la protección de las innovaciones, qué diferencias hay entre la Propiedad Industrial e Intelectual y la modalidad de protección que se ha de utilizar en cada caso.

Además, los asistentes han recibido información sobre los servicios que brindan tanto la OEPM como la propia CEVIPYME para hacer más fácil cualquier consulta o trámite que se quiera resolver en relación con la obtención y defensa de los DPI. Así mismo, en cada uno de los encuentros celebrados se les ha mostrado cómo pueden rentabilizar los Títulos de Propiedad Industrial obtenidos, y la importancia que tiene hacerlos valer cuando se compite en mercados internacionales o se inicia la actividad empresarial, sobre todo para evitar plagios y falsificaciones. En lo que se refiere a estos dos últimos temas, en los eventos también se ha impartido formación sobre la clase de protección jurídica que se ofrece a las compañías.

A todos estos contenidos se suma también la información aportada por miembros destacados de las Cámaras de Comercio locales, gracias a cuya presencia las PYMES y emprendedores asistentes a los encuentros han podido conocer los programas de ayuda y apoyo que se facilitan desde estas entidades a startups e iniciativas innovadoras. Su presencia se ha complementado en ocasiones con la de miembros de Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación de la universidades locales, que también ha aprovechado alguna de las convocatorias para dar a conocer su actividad, y con la de personal de diferentes Centros Regionales de Propiedad Industrial.

Otra característica que ha hecho estos encuentros formativos especialmente fructíferos para  PYMES y emprendedores ha sido la participación de empresas de multitud de sectores decididas a compartir sus experiencias en materia de DPI. Por poner algunos ejemplos, en Galicia se contó con la firma proveedora de soluciones, sistemas y servicios de telecomunicaciones Televés; en Mallorca con el restaurante Andreu Genestra y en Pamplona con la empresa navarra fabricante de material elecrónico Muxunav. Éstas y otras firmas de éxito en sus ámbitos de actividad han detallado el tipo de protección que dan a sus innovaciones y qué beneficios directos e indirectos les ha reportado la correcta gestión de los derechos de Propiedad Industrial e Intelectual. Sus testimonios han sido fundamentales para que PYMES y emprendedores hayan podido conocer, de primera mano, los errores y aciertos más comunes que se cometen en materia de DPI.

Finalmente, en todos los eventos se ha reservado parte del tiempo para debatir sobre la mejor forma de contribuir a que la protección de los DPI evolucione dentro de las empresas a medida que estas crecen, con el fin de que pueda seguir proporcionándoles una ventaja competitiva estable.

Como expresó en la convocatoria celebrada en Fuerteventura el pasado día 12 de diciembre el examinador de patentes de la OEPM, Pablo López de Unceta, con la celebración de estas jornadas “CEVIPYME ha tratado una vez más de difundir el conocimiento sobre la Propiedad Industrial como un conjunto de derechos que permite proteger la innovación de un producto o procedimiento y la innovación de la imagen distintiva, salvaguardando la identificación empresarial”.

La jornada que contó con un mayor número de participantes fue la de Torrelavega (40) seguida por las celebradas en Ciudad Real (31), Tenerife (30) y Santiago de Compostela con (27).

CEVIPYME es el acrónimo de centro de apoyo a la PYME en materia de gestión de derechos de Propiedad Industrial, Intelectual e innovación. Nació en 2009 fruto de la colaboración de la Dirección General de Industria y de la PYME y la Oficina Española de Patentes y Marcas, junto con otros organismos y entidades. Desde 2016, la Cámara de Comercio de España se ha sumado a CEVIPYME, habiendo añadido además el apoyo económico del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, en el marco del Programa InnoCámaras, en la medida en que CEVIPYME entronca con los objetivos específicos de este programa y de los Fondos FEDER.

Poner freno a la falsificación de productos de marca es un reto aún por superar

El pasado 19 de octubre se celebró en Madrid una interesante jornada de trabajo sobre “Tendencias en la lucha contra la falsificación de marcas a través de Internet”. Durante su transcurso, los participantes expresaron sus opiniones en materia de seguridad y prevención contra este tipo de delitos y dieron a conocer algunas de las medidas que se están adoptando para disminuir su impacto en la economía.

En el evento participaron, entre otras personas, el Director General de la Asociación para la Defensa de las Marcas (ANDEMA) Jose Antonio Moreno; el Inspector de la Comisaría General de Policía Judicial en materia de delitos contra la Propiedad Intelectual e Industrial (UCDEV) Jesús Gil Torrado, y la representante de la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Informática Mª Pilar Rodríguez.

Las intervenciones estuvieron moderadas por el Doctor en Derecho Juan José Caselles, coordinador del área anti-piratería en la firma de abogados Elzaburu. Además, el propio Caselles presentó su libro Derecho de marcas y Proceso penal’, obra que pretende convertirse en guía de referencia en esta materia.

Un negocio que pone en riesgo a empresas y trabajadores

La falsificación de marcas es un delito contra los derechos de Propiedad Industrial e Intelectual cuyas consecuencias causan graves perjuicios económicos que repercuten en toda la sociedad. Las empresas que usan intensivamente los derechos de Propiedad Industrial, que son las más afectadas por el crecimiento de este tipo de delito, generan más del 33% de la riqueza de la UE y emplean a centenares de miles de personas en todo el Viejo Continente. En nuestro país se calcula que este tipo de delito pone en riesgo unos 6.000 empleos, una cifra importantísima, y que se han destruido por su causa más de 67.000 puestos de trabajo directos.

Según datos aportados por la Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) el mercado de las falsificaciones es un negocio creciente. Fortalecido al ritmo que marcan los últimos avances tecnológicos, mueve ya más de 85.000 millones de euros anuales en la UE. Al hecho de que Internet haya favorecido su extensión a escala internacional facilitando el establecimiento de redes de comercialización, se suma la sofisticación de la maquinaria y tecnologías empleadas en el proceso de producción de este tipo de mercancías falsas, lo que ha ampliado su gama.

Falsificaciones más sofisticadas y variadas

En lo que se refiere a la repercusión de los avances tecnológicos en los procesos de producción de mercancías falsificadas, según palabras del Inspector de la UCDEV, Jesús Gil Torrado, actualmente “todo lo que es marca se puede falsificar, desde rodamientos para motores de los aviones hasta automóviles”. En la misma línea se expresó el propio Caselles durante la jornada al afirmar que “en un principio se falsificaban principalmente marcas de lujo en prendas de vestir y accesorios de moda de baja calidad, hoy en día se fabrican falsificaciones de forma masiva en cualquier tipo de producto”.

Ello no sólo trae consigo un perjuicio directo para las empresas afectadas, sino también perjuicios sociales, ya que la falsificación comporta consecuencias como el riesgo para la salud pública, la desprotección del consumidor, el aumento de los delitos de corrupción, evasión fiscal y blanqueo de capitales o la financiación ilegal de otras actividades criminales.

A pesar de los avances apuntados, el propio Caselles afirmó que el empeño de las autoridades por detener el auge de los delitos contra la Propiedad Industrial e Intelectual aún encuentra muchas barreras “como la ausencia o exactitud de la legislación penal para actuar, las dificultades en las persecuciones policiales, los constantes cambios tecnológicos y sociales, el anonimato que ofrece Internet, la territorialidad de las leyes y, además, una innegable tolerancia social hacia este delito”.

En un sentido similar se expresó Mª Pilar Rodríguez, representante de la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Informática, que no dudó en calificar este delito como “inabarcable”, aceptando que “el gran volumen de trabajo y la falta de especialización en la administración de Justicia ralentiza –o cierra- los procesos”.

El efecto expansivo de Internet

En lo que se refiere a la comercialización de falsificaciones vía Internet, Jose Antonio Moreno, Director General de ANDEMA comentó que “cerca del 20% de las falsificaciones se venden online”, mientras que Damián Fuentes, director de Hestia Consultores, aseveró que “al igual que en la actualidad se percibe el top manta como algo cotidiano es fácil encontrar en Internet páginas que comercian con productos falsos”. De hecho, reiteró Fuentes, su crecimiento ha sido exponencial en los últimos años, favorecido por “el sistema de indexación de Google, los medios de pago opacos y otros nuevos como las criptomonedas, que favorecen la venta online de las réplicas”.

Así las cosas, la falsificación de productos de marca se presenta como un problema a atajar a escala internacional cuya solución no es tanto modificaciones normativas como acciones de tipo preventivo que no se están llevando a cabo. Hasta el momento, quienes han de supervisar que el uso de sus tecnologías y plataformas no favorezca la comisión de este tipo de delitos no están trabajando lo suficiente para frenar el problema.

Nuevos requerimientos para proveedores de red y plataformas online

Pero esta dejación de funciones parece que pronto llegará poco a poco a su fin. Hace unas semanas tuvimos noticias de que la Comisión Europea ha exigido a los proveedores de Internet y a las plataformas online más populares un mayor grado de responsabilidad en lo que se refiere a las labores de vigilancia y control de los contenidos a los que facilitan acceso. A partir de ahora, además de disponer de herramientas que permitan detener automáticamente los contenidos fraudulentos, entre los que se incluye el acceso a la compra de productos falsificados, deberán borrarlos y asegurarse de que no vuelven a aparecer.

A pesar de que este requerimiento aún no tiene carácter normativo, ya que de momento su aplicación será voluntaria, supone un avance. Además, si en mayo del próximo año no se han conseguido resultados tangibles la Comisión Europea no se descarta legislar al respecto.

Madrid+d otorga el Premio a la Mejor Patente a una importante innovación en Oftalmología

 

El pasado 30 de mayo la Fundación para el Conocimiento madri+d convocó la duodécima edición de sus premios, concurso público mediante el que la Comunidad brinda a los mejores equipos de investigación de la región un merecido reconocimiento. Su trabajo se valora como importante fuente de riqueza, ya que supone el empleo de conocimientos técnico-científicos en el desarrollo de avances aplicables a la creación de productos y servicios mejorados, lo que redunda en la creación de empresas innovadoras.

Entre todos ellos, el galardón que más nos interesa destacar es el que se concede a Universidades y Centros Públicos de Investigación por el registro de la mejor patente. En esta ocasión ha sido concedido al equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) dirigido por el doctor Carlos Dorronsoro, que ha patentado un “Instrumento miniaturizado de visión simultánea”  capaz de ofrecer una solución más versátil a los problemas de visión derivados de la presbicia, o falta de acomodación del cristalino, una afección de la que se comienzan a tener síntomas antes de los 45 años de edad y que a partir de los 55 hace que toda la población dependa de correcciones ópticas de algún tipo para ver con total nitidez de lejos y/o de cerca.

En la foto el equipo ganador

Que el instrumento patentado por Dorronsoro y su equipo de investigadores presente una propuesta de solución mejorada a un problema social tan global ha sido uno de los factores determinantes para que el jurado de los premios Madri+d haya decidido concederles el premio a la mejor patente.

Otros factores que han influido en la decisión del jurado son el potencial mercado que tiene esta innovadora tecnología de corrección óptica, así como el hecho de que su desarrollo responda a una demanda empresarial, y haya sido posible gracias a una colaboración público/privada asociada a la patente premiada.

A efectos prácticos, la obtención del premio Madri+d supone una dotación de 10.000€ y el obsequio de un servicio de consultoría estratégica sobre líneas de investigación valorado en 5.000€, ejecutado por PONS Intellectual Property, entidad que colabora con el evento desde hace años.

Principales ventajas que ofrece la innovación premiada

A grandes rasgos supone una nueva forma de corregir los defectos ocasionados en la visión por la presbicia. Comúnmente se emplean para ello lentes oftálmicas, integradas en gafas de cerca, bifocales o en lentes progresivas. En los últimos años también se han desarrollado soluciones que superponen sobre la retina dos o más imágenes a diferentes distancias para formar una tercera imagen final.

A éstas se suman las llamadas soluciones de visión simultánea (bifocales, multifocales o progresivas) que se incorporan en lentes de contacto, intraoculares o patrones de cirugía refractiva corneal láser. Son más cómodas para el usuario pero no todo el mundo es capaz de tolerar la imagen final que proporcionan. Además, el procedimiento que se sigue para encontrar la más adecuada para cada persona está basado en el ensayo/error. Es largo, costoso y en ocasiones, cirugía mediante, incluso puede requerir de un nuevo paso por el quirófano.

La idea de simular, de manera no invasiva y tan precisa como sea posible, los resultados de estas soluciones de visión simultánea surge con el objetivo de encontrar de manera certera la mejor para cada persona afectada de presbicia . Hasta ahora esta simulación podía realizarse digitalmente o a través del uso de instrumentos ópticos físicos, como lentes y espejos fijos, que inducen desenfoques reales. La innovación del instrumento patentado por el equipo de investigación del Dr Carlos Dorronsoro consiste en permitir realizar esa simulación empleando varios sistemas ópticos móviles, que proporcionan un correcto acoplamiento entre las pupilas del instrumento y la pupila del sujeto.

El corolario a una década de éxitos en el campo de la oftalmología

No podíamos terminar esta entrada sin comentar la fructífera y larga trayectoria del equipo de investigación premiado este año en el certamen Madri+d. Sus logros en el campo de la oftalmología han sido múltiples y continuos durante la última década. Un hecho que se puede comprobar gracias al registro, previa solicitud por parte del CSIC, de más de una decena de inventos, patentes y modelos de utilidad desde el año 2007. Entre ellos podríamos destacar el de un nuevo procedimiento para el diseño analítico de lentes intraoculares o la invención de una lente intraocular multifocal refractiva con calidad óptica optimizada en un rango de foco.

Si queréis conocer qué ideas, empresas, y proyectos recibieron el resto de premios otorgados en la doceava edición de los Premios Madri+d podéis visitar la página web del portal de la fundación, donde se muestran en todas las categorías.

Más de medio millar de personas participaron en IV edición del “Recorrido de las Marcas”

El pasado sábado 7 de octubre estuvimos en los Jardines de Azca durante la celebración de la 4ª edición del Marcathlon: “El Recorrido de las Marcas”. Se trata de un evento lúdico, educativo y deportivo de periodicidad anual al frente de cuya organización están la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y la Asociación para la Defensa de la Marca (ANDEMA). Además, en ella colaboran también multitud de organizaciones y empresas conocidas por sus marcas registradas. Por segundo año consecutivo, la convocatoria también fue apoyada desde el Ayuntamiento de Madrid.

El objetivo principal del evento es dar a conocer a niños y adultos la creatividad, tiempo y esfuerzo invertidos por las empresas en el diseño y consolidación de sus marcas, razón por la que es justo y necesario protegerlas frente a quienes, comercializando falsificaciones, pretenden beneficiarse fraudulentamente del prestigio asociado a las marcas registradas ganado durante años de trabajo.

Para ello se invita a los pequeños a participar en una gincana gracias a las que pueden aprender qué son los inventos y cómo resuelven problemas técnicos; cómo se crear y diseña una marca, los pasos que han de seguirse para registrarla y, con la ayuda del Cuerpo Nacional de Policía, conocer los perjuicios que conlleva permitir que se comercialicen falsificaciones.

Entrando en detalle, las pruebas de la gincana en las que participan los niños son las siguientes.

Prueba 1: Crea tu marca

La primera prueba propone a los participantes crear una marca para un producto o servicio. En ella se les pide que decidan en qué categoría quieren desarrollar su marca (perfumes, joyas, juguetes, instrumentos de música, muebles y espejos, entre otras). Seguidamente se les invita a diseñarla, recordándoles que debe incluir un nombre y un logotipo originales. En una última fase se les ayuda a que plasmen ambos en camisetas.

Prueba 2: Los inventos

Mediante esta prueba los niños y niñas aprenden a diferenciar entre lo que es un invento y un descubrimiento; y se les da a conocer el trabajo de importantes inventores tanto nacionales como internacionales. La prueba que tienen que superar es el diseño de un artilugio que solvente un problema técnico. Finalmente, se les explica la importancia que tiene proteger las invenciones por medio de patentes para evitar que les copien las ideas.

Prueba 3: El camino de las marcas

La tercera prueba lleva a los participantes a recorrer un tablero gigante compuesto por distintas “casillas” por las que es necesario pasar para registrar una marca.

Prueba 4: Las falsificaciones

En la última prueba del circuito, se explica a los más pequeños los perjuicios que conlleva la compra de falsificaciones , invitándoles también a diferenciar los productos que son verdaderos de los falsos encestando pelotas en dos canastas en las que pueden leerse sendas palabras.

En esta edición participaron más de 300 niños, aproximadamente un centenar más que en la pasada edición, que recibieron regalos de las marcas patrocinadoras. Además se concedieron premios especiales al mejor invento, que fue para Iván Mata Cubillo por su “raqueta con velcro”, y a la mejor marca, que se concedió a Sofía Balbas Bedmar por su marca “Escuela de dibujo Las Meninas”.

Exhibición de la Unidad de Guías Caninos del CNP y carrera de 5,2 km

Al igual que en ediciones pasadas, durante la IV edición del Marcathlón también se celebró la exhibición de la Unidad Especial de Guías Caninos del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), que permitió a niños/as y mayores apreciar las increíbles destrezas de los perros entrenados para ayudar en labores policiales. Mostraron su obediencia, agilidad, extraordinaria capacidad para facilitar la búsqueda de sustancias estupefacientes y explosivos, y, finalmente, su valentía al actuar en defensa de personas inocentes frente a ataques e intentos de robo con violencia.

Durante el IV Marcathlon 2017 también tuvo lugar la tradicional carrera de 5,2 Km, en la que este año participaron un total de 230 corredores mayores de 18 años en sus categorías masculina y femenina.

En lo que se refiere a la organización, es de desatacar la participación de “Patrocina un Deportista”, proyecto que canaliza la ayuda que varias empresas facilitan a deportistas de élite para entrenarse y participar en campeonatos nacionales e internacionales. Su colaboración contribuyó a que en la carrera compitiesen dos corredores profesionales laureados a nivel mundial: Jaime Martínez Morga, atleta sordolímpico de prestigio entre cuyos últimos logros destacan las dos medallas de oro ganadas en el Campeonato de Europa de Karlsruhe en 2016; la medalla de oro conseguida en el Campeonato de Europa de Turin 2016 y la medalla de plata obtenida el Campeonato de Europa de Polonia 2015, y Toni Franco: triatleta paralímpico con más de 20 años de experiencia en la alta competición en cuyo palmarés destacan los títulos de Campeón del Mundo de Triatlón Cross, Subcampeón del Mundo de Duatlón y Subcampeón de Europa de Triatlón, razón por la que su prestigio alcanza talla mundial.

Los ganadores de la carrera en la categoría masculina fueron:

1er clasificado: Jaime Martínez Morga – dorsal 237

2º clasificado: José Enrique Pérez Prieto – dorsal 298

3 er clasificado: Ángel Lebrero Suárez – dorsal 199

Las ganadoras de la categoría femenina fueron:

1ª clasificada: Aurora López – dorsal 201

2ª clasificada: Marta Montaner Villagrasa – dorsal 258

3ª clasificada: Laura Millano – dorsal 254

Los tiempos de la carrera están disponibles en:

https://atletismomadrid.com/images/stories/ficheros/eventos/2017.10.07_MARCATHLON_MADRID.pdf

También cabe mencionar que los primeros clasificados de la carrera pertenecientes a la OEPM, al personal de las agencias/despachos de Propiedad Industrial (Clarke Modet ganó en ambas categorías: masculina y femenina), a las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado (Cuerpo Nacional de Policía) y a los trabajadores de empresas con Marca recibieron un diploma en reconocimiento a su esfuerzo.

Finalmente, es de agradecer la donación por sorteo de cinco becas para realizar cursos especializados a distancia que realizó la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) durante el evento, de cuya quinta edición esperamos informaros el año que viene.

Podéis encontrar fotos del evento en las redes sociales con las etiquetas #marcathlon, en la página de Facebook de la OEPM (https://www.facebook.com/oepm.es/) y en la web www.marcathlon.com.

Fuente: OEPM