Archivo de la categoría: Falsificaciones

La EUIPO hace un llamamiento a los políticos europeos para intensificar la luchar contra las falsificaciones

En esta nuestra primera entrada de verano os hemos querido hacer llegar el último informe de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) sobre las pérdidas que genera la venta de productos falsificados para que antes de adquirir uno de ellos seáis conscientes de sus consecuencias, que no sólo afectan a la economía del país sino que además como nos contaba en una entrevista publicada en este blog, Val Díez, directora general de la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética “Stanpa” uno de los sectores con mayores pérdidas en su facturación por la falsificación de sus productos, su consumo pueden acarrear graves perjuicios para la salud y la higiene.

Coincidiendo con el Día Mundial Antifalsificación, la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) ha publicado el Informe de Situación 2019 sobre la Vulneración de los Derechos de Propiedad Intelectual (DPI) realizado por el Observatorio Europeo de las Vulneraciones de los Derechos de Propiedad Intelectual. Con él pretenden generar datos contrastados sobre el aporte económico y comercial que suponen los derechos de Propiedad Industrial (DPI) así como sobre las oportunidades y amenazas que existen para el valor y la integridad de estos “innovadores activos” como son los DPI. Desde 2013 la EUIPO ha venido rastreando el coste económico que representa la falsificación en los sectores más vulnerables a la infracción de los DPI, y en junio de 2018 se publicaba el primer informe.

En esta segunda edición, el informe de 2019 indica que como consecuencia directa de la venta de productos falsificados en el mercado europeo conlleva unas pérdidas que ascienden a 55.982 millones de euros, lo que equivale al 7,4% de todas las ventas para los 11 sectores analizados: cosméticos y artículos para el cuidado personal; confección, calzado y accesorios; artículos deportivos; juguetes y juegos; joyería y relojería; bolsos de mano y maletas; música grabada; bebidas espirituosas y vinos; productos farmacéuticos; pesticidas; y teléfonos inteligentes. El análisis también estima que dada la menor producción original en estos sectores se estarían perdiendo hasta 468.000 puestos de trabajo en toda la UE. En relación a ello, Christian Archambeau, directivo ejecutivo de la EUIPO afirma:

“Europa depende de sectores industriales como los 11 analizados para su crecimiento y la creación de empleo. No obstante, según nuestros estudios, la falsificación y la piratería pueden poner en peligro dicho crecimiento y empleo. Llevamos a cabo este análisis, así como nuestro corpus de investigaciones más extenso, para ayudar a los responsables políticos a concebir soluciones a este problema y a los consumidores de la UE a ser conscientes de las consecuencias económicas de la falsificación y la piratería a un ámbito más amplio”

España alcanza el 10 por ciento de media

Para el caso español, estas pérdidas suponen un 10,6% de las ventas en los 11 sectores analizados, lo que equivalen a 6.766 millones de euros. Y es que se calcula que cada ciudadano español gasta una media de 146 euros anuales en falsificaciones, cuando la media europea se establece en 110 euros por ciudadano y año.

Sectorialmente, en nuestro país son las prendas de vestir, los medicamentos, los cosméticos, vinos/espirituosos y los smartphones, por este orden, los que mayores pérdidas representan, y en todos y cada uno de ellos se supera la media europea. Algo que no sucede por ejemplo con el caso francés, con quien compartimos cuatro de los cinco ítems y un similar posicionamiento de éstos, que por regla general se mantiene por debajo de la media europea.

En relación al estudio llevado a cabo en 2018, en 2019 las ventas perdidas se han reducido en la UE en todos los sectores estudiados, salvo en dos: confección, accesorios y calzado; y cosméticos y artículos para el cuidado personal. El sector de la confección, el calzado y los accesorios, es el mayor de los estudiados en relación a las ventas y al empleo y arroja unas pérdidas aproximadas de 28.400 millones de euros anuales, o lo que es lo mismo, el 9,7% de todas sus ventas para la Unión Europea y un 14,9% en España. Del mismo modo, las ventas perdidas para el sector de cosméticos y artículos para el cuidado personal suponen en España un 14,1% de todas las ventas del sector y un 10,6% (7.000 millones de euros) para el ámbito europeo.

El informe, que también analiza la demanda, señala tres aspectos como los principales atractivos que incentivan la adquisición y el consumo de este tipo de productos: su menor precio, su gran accesibilidad y el bajo nivel de estigmatización social.

DPI, motor de la economía de la UE

Otro estudio realizado en 2016 en colaboración con la Oficina Europea de Patentes (OEP), la EUIPO determinó que la contribución total de los sectores intensivos en DPI a la economía de la UE representa aproximadamente el 42% del PIB y el 28% del empleo. Estos sectores generan también un superávit comercial de unos 96.000 millones de euros en relación al comercio exterior a la Unión Europea y registra unos salarios superiores en un 46% a los de otros sectores.

La EUIPO también pone de manifiesto el atractivo que para el crimen organizado supone el negocio de las falsificaciones, entre otros destaca la elevada rentabilidad de las inversiones y la indulgencia en el dictamen de sentencias judiciales. De igual modo señala que la complejidad en su modo de actuación se relaciona con una cada vez mayor profesionalización de estas redes criminales, con el desarrollo tecnológico y con la ampliación de sus canales de distribución.

Internet, oportunidad y amenaza

Internet es, en este sentido, el medio por excelencia a la hora de facilitar la promoción, distribución y el consumo de contenidos ilegales digitales. La financiación de dichas webs suele proceder principalmente de publicidad de contenidos denominados de alto riesgo (contenidos para adultos, juegos online y software no confiable) o bien de la propia marca que con el objetivo de dar fiabilidad a la web provocan un doble perjuicio ya que además menoscaba su imagen de marca.

Estos y otros datos se pueden consultar en el Informe de Evaluación y Amenazas de EUROPOL y la EUIPO presentado en el Foro Internacional sobre la Observancia de los Derechos de PI (Paris 12 de junio de 2019).

INFOGRAFÍA ESPAÑA: https://euipo.europa.eu/tunnel-web/secure/webdav/guest/document_library/observatory/docs/2019_Status_Report_on_IPR_infringement/Infographics_Spain.pdf

Anuncios

“En perfumería y cosmética, el 50% de las falsificaciones se concentran en las redes sociales”

Entrevista a Val Díez, directora general de Stanpa

El pasado mes de diciembre el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo lanzaba una campaña para concienciar a los consumidores, en estas fechas de compras masivas, del daño que ocasionan las falsificaciones, llamada “SÉ RESPONSABLE CON TUS COMPRAS. HAY MUCHO EN JUEGO”. Los datos oficiales cifran las pérdidas que provocan en 6.175 millones de euros en ventas al comercio además de originar la destrucción de 67.000 empleos directos al año.

Entre los sectores con mayores pérdidas en su facturación por la falsificación de sus productos se encuentra el sector de la cosmética (16,2%), que en España emplea de forma directa a más de 35.000 trabajadores y a 200.000 de forma indirecta, según los últimos datos de los que dispone la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética “Stanpa”. Para conocer mejor el impacto de las falsificaciones en este sector nos pusimos en contacto con su directora general, Val Díez.

 

Texto

Los resultados de un estudio publicado por la EUIPO han mostrado que la venta de perfumes y cosméticos falsificados tiene un gran impacto en España. Nos ha llamado la atención que el porcentaje de pérdidas registrado en nuestro país doble el europeo (16,2% frente a 8,9%). ¿A qué razones cree se debe esa diferencia porcentual tan notable?

Las investigaciones llevadas a cabo por la Unidad de Delitos de la Propiedad Intelectual e Industrial de la Policía Nacional demuestran que, hace unos años, lo más habitual era fabricar las falsificaciones en países lejanos. Sin embargo, en la actualidad han proliferado los centros de producción clandestinos en Europa e incluso en España, lo que explica la diferencia porcentual entre ambos. El crimen organizado es quien está detrás de las falsificaciones de productos, desde blanqueo de dinero o incluso tráfico de armas, trata de personas y menores, hasta incluso llegando a la esclavitud.

¿Nos podría decir a partir de qué año comenzaron a notarse más en el negocio los efectos de la venta de productos falsificados? ¿Hay una fecha que marque un punto de inflexión o la incidencia ha sido gradual?

Los ciclos económicos afectan significativamente a la venta de productos falsificados incrementándose en épocas de crisis, a lo que se añade, además, el problema de las falsificaciones en el entorno online, que se multiplica al mismo ritmo que lo hace el comercio electrónico, tal y como indican las últimas investigaciones de Red Points, expertos en detección del fraude digital. Los falsificadores aprovechan la viralidad de internet y actúan suplantando la reputación de las marcas, su tráfico e incluso las ventas de las marcas legales.

¿Qué porcentaje de las ventas de productos falsificados procede de canales on-line y cuál de la venta en tiendas o ambulante?

En perfumería y cosmética, el 50% de las falsificaciones se concentran en RR.SS. En el mundo digital, el acceso al producto falso es inmediato y global, a un solo clic, según datos de Red Points.

Estas investigaciones nos muestran además que el 50% de los usuarios no quieren comprar productos falsos, pero a la hora de comprobar el producto se encuentran con que lo que reciben está falsificado, con consecuencias no solo económicas y para la salud sino también para la reputación de la marca.

¿Qué medidas cree que serían más efectivas para frenar la venta de este tipo de productos utilizando Internet como canal? ¿Se han encontrado con casos de tiendas que vendan productos falsificados sin saberlo?

Desde Stanpa siempre recomendamos adquirir los productos en las páginas web autorizadas de las

marcas , ya que cumplen con todos sus requisitos de propiedad intelectual. Sin embargo, la lucha contra la falsificación se hace muy complicada. Los sitios ilegales siguen patrones muy similares a los virus en internet y manualmente sería casi imposible rastrearlos.Ahora bien, existen tecnologías capaces de escanear y monitorizar de forma semi automática y asistida el amplísimo medio digital con las que se ha conseguido alcanzar una eficacia muy alta. Los datos demuestran que se ha conseguido superar el 90% de detección acertada siguiendo este tipo de prácticas.

¿Conocen los lugares de procedencia de los perfumes y cosméticos falsos? ¿Suelen coincidir con los países en los que las industrias tienen sus laboratorios de producción? Mi pregunta va encaminada a aclarar si la existencia de las falsificaciones tiene que ver con la quiebra del secreto industrial, con la existencia de laboratorios clandestinos o con una combinación de ambas causas…

Los lugares de procedencia de los perfumes y cosméticos falsos tradicionalmente han sido los países asiáticos (China) a los que se han añadido Turquía y Marruecos recientemente. Por otra parte, teniendo en cuenta los datos que ofrece la EUIPO en este momento donde más intervenciones hay de productos falsificados en Europa es en los países del Este y Grecia. España estaría por encima de la media europea en este tipo de intervenciones.

Las investigaciones llevadas a cabo por la Unidad de Delitos de la Propiedad Intelectual e Industrial de la Policía Nacional, demuestran, no obstante, un cambio de tendencia en Europa e incluso en España, ya que proliferan los centros de producción clandestinos dentro de nuestras fronteras. Este tipo de crimen organizado crece, además, al mismo tiempo que lo hace el comercio electrónico, un condicionante que traspasa fronteras. En consecuencia, el ámbito de actuación es también global.

En cualquier caso, a nosotros no nos gusta hablar de “laboratorios”. Como mucho, centros de producción clandestinos. Si el consumidor viera realmente las pésimas condiciones de higiene y salubridad de estos “centros” (sótanos, garajes o similares) en los que se fabrican los productos falsificados tomarían una conciencia muy rápida y profunda de los graves perjuicios que les pueden ocasionar.

Los productos falsificados, peligrosos para la salud

Hemos podido leer que han realizado estudios que muestran la existencia de componentes peligrosos para la salud en los productos falsificados, como el etilenglicol, así como la ausencia de compuestos que protejan de la radiación solar. ¿Son todos los productos falsificados igualmente perjudiciales para la salud y la higiene? ¿Cuáles son los más peligrosos?

Desde Stanpa hemos llevado a cabo un análisis comparativo de perfumes auténticos y falsificados en un laboratorio internacional especializado, con el objetivo de poner de manifiesto las diferencias entre productos auténticos y falsos. Los resultados nos muestran que frente a los más de 80 componentes que tiene un perfume original, las falsificaciones no suelen tener más de 20 o 25, que son en su mayoría distintos. En esta línea, los productos falsificados tienen una composición muy diferente e incluyen disolventes industriales, componentes tóxicos o prohibidos, algo grave en un producto que está durante horas en contacto con nuestra piel.

A nosotros nos gusta recordar que son las propias organizaciones de consumidores, como CECU, quienes advierten que al comprar falsificaciones se está renunciando a todos los derechos como consumidor. De hecho, el producto falsificado carece de garantía por lo que deja al consumidor indefenso ante cualquier incidencia. Más problemático es aún si un perfume falso produjera una reacción alérgica, ya que el médico no podrá conocer sus componentes a la hora de identificar qué es lo que ha generado el efecto adverso y tenerlo en cuenta al prescribir el tratamiento adecuado.

¿En qué porcentaje de las falsificaciones analizadas suelen encontrarse sustancias peligrosas?

El análisis comparativo que hemos llevado a cabo desde Stanpa entre perfumes auténticos y falsificados a través de la técnica de Cromatografía de Gases/Espectrometría de Masas, han demostrado las múltiples diferencias en la composición entre los perfumes originales y los falsificados.

El cien por cien de los perfumes falsificados son un fraude, contienen en su mayoría agua, hasta un 50%, y etanol industrial o de baja pureza como disolvente. En algunos hemos observado que aparece dietilenglicol, sustancia tóxica cuyo uso está prohibido en cosméticos excepto en el caso de trazas y también se detecta la posible presencia de otras sustancias prohibidas. Una pequeña presencia de algunos componentes aromáticos básicos como el geraniol o el citrol enmascaran la fórmula para engañar al consumidor.

Los productos falsificados no tienen filtros UV, lo que puede dar lugar a fotodegradación y generar sustancias de riesgo para la salud que produzcan dermatitis, reacciones alérgicas, manchas en la piel, etc.

Garantías de la industria frente a las falsificaciones

¿Qué medidas están promoviendo desde STANPA entre sus asociados para mitigar los efectos de la venta de perfumes y cosméticos falsos?

Stanpa colabora desde hace más de 15 años con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y policías locales y funcionarios de aduanas con cursos de formación que les permiten detectar la presencia de productos falsificados en el mercado. También trabajamos con las organizaciones de consumidores y usuarios para concienciar a los ciudadanos de los riesgos de comprar productos falsos, especialmente aquellos que afectan a la salud.

Además de cumplir con todos los requisitos que establece la legislación europea para la venta de este tipo de productos ¿Han creado desde la industria española alguna certificación o sello de calidad apreciable que certifique la autenticidad del perfume o cosmético comprado?

A nivel internacional existen unos estándares para asegurar que todas las esencias y componentes de un perfume son totalmente seguros: se trata de los estándares IFRA, de la International Fragances Association, avalados por RIFM, el Centro de Investigación Científica de la industria de las Fragancias. Además, los fabricantes de perfumes cuentan con laboratorios y equipos científicos que aseguran que todo cumple con los estándares de acuerdo con la exhaustiva regulación cosmética europea, de esta forma las empresas cuentan con estudios y análisis que avalan la autenticidad de los perfumes y cosméticos.

¿Existe algún programa de colaboración entre la industria de la perfumería y la cosmética con las Administración Pública encaminado a erradicar este tipo de venta fraudulenta?

Además de toda la colaboración indicada anteriormente, podemos significar que recientemente desde el Ministerio de Industria se ha puesto en marcha la denominada Mesa del Intrusismo, en la que participa Stanpa, que tiene como finalidad la lucha contra las falsificaciones a todos los niveles, desde la administración local a la central.

La UE moviliza toda clase de recursos en defensa de la Propiedad Intelectual

Os damos a conocer las iniciativas con las que la Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) respalda a la PYME, combate la delincuencia y conciencia a la ciudadanía.

Hace unas semanas la Oficina de Propiedad Intelectual de la Union Europea (EUIPO) hizo públicos los resultados de la investigación que ha llevado a cabo durante cinco años a través del Observatorio de las Vulneraciones de los Derechos de Propiedad Intelectual. Gracias a ella, se dispone de cifras que permiten medir la magnitud de las consecuencias negativas que tienen para las empresas la producción, distribución y venta de productos falsificados. Además, la investigación también ha servido a la EUIPO para conocer qué mecanismos emplean quienes vulneran los citados derechos de Propiedad Industrial (DPI) y cuál es la percepción de la ciudadanía sobre la Propiedad Industrial en el Viejo Continente.

El citado informe se cierra con un apartado donde se resumen las iniciativas que se están llevando a cabo para hacer frente a los problemas económicos que acarrea el contrabando ilegal de mercancías falsificadas en la UE.

El Observatorio Europeo de las Vulneraciones de los Derechos de Propiedad Intelectual desarrolla herramientas y promueve las mejores prácticas para mejorar la protección de este activo crítico para las empresas y los particulares. El Observatorio Europeo que alberga la EUIPO desde el 5 de junio de 2012 proporciona información exacta, imparcial y verificable para ayudar a salvaguardar el conocimiento y el liderazgo competitivo de Europa en los mercados globales. Es un organismo basado en plataformas que reúne a expertos de los sectores públicos y privados en una red de intercambio dinámica, funcionando como un «comité de expertos» que recoge, controla y proporciona información crucial para asistir a quienes formulan las políticas y a las autoridades responsables de proteger y hacer cumplir los derechos de PI.

Apoyo y asesoramiento cercano a la PYME europea

La EUIPO trabaja junto con la CE para asistir a la PYME en todo lo relativo a la gestión y protección de sus derechos de Propiedad Intelectual. Así, a través de la Oficina Europea de Propiedad Intelectual ayuda a las empresas de este tamaño a monitorizar la salvaguarda de los DPI de sus bienes intangibles para, en el caso de detectar algún quebrantamiento, estudiar qué mecanismos podrían utilizar para defender su integridad.

Asimismo, también se brinda a estas empresas un servicio gratuito que permite establecer una vía de comunicación segura tanto con sus clientes oficiales como con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de los Estados y las Aduanas para proteger sus productos contra la falsificación. El servicio hace posible que los dueños legítimos de los derechos de Propiedad Intelectual e Industrial de determinados productos innovadores les faciliten datos sobre éstos junto con información de contacto, haciendo así más fácil para las autoridades identificar las falsificaciones y actuar en consecuencia.

El Observatorio es también la puerta de acceso a varias bases de datos relacionadas con el cumplimiento de los derechos de PI como la Enforcement Database, que incluye información sobre productos protegidos por derechos de PI y ayuda a las autoridades responsables de hacer cumplir esos derechos a reconocer las falsificaciones, ACIST, que contiene información y datos sobre productos falsificados y ACRIS, aplicación web que recoge información sobre casos de vulneración de derechos de la PI que afectan a las empresas de la UE en países no pertenecientes a la UE. También contiene información sobre los procedimientos elegidos para ejecutar la normativa con respecto a estos casos.

A través de estas bases de datos, el Observatorio ofrece a la PYME una asistencia complementaria con información sobre DPI en terceros países, así como sobre las incautaciones de artículos sospechosos de infringirlos que se producen tanto dentro del mercado interno como en las fronteras. Estos datos pueden ayudar a las empresas a calcular mejor la gestión de los riesgos en materia de DPI, identificando las áreas geográficas y productos más susceptibles de falsificarse.

En 2016, una encuesta realizada entre la PYME de la UE dio a conocer que éstas reclamaban un mejor acceso a las bases de datos existentes sobre DPI para mejorar gracias a ello en su gestión. Actualmente, las compañías pueden consultar en TMview y DesignView qué marcas y diseños hay registrados en todo el mundo para evitar conflictos en materia de vulneración de DPI.

Sede de la EUIPO.(fuente:EUIPO)

Sumando fuerzas contra la delincuencia organizada

En 2016, se estableció la Coalición Coordinada para Delitos contra la propiedad intelectual (IPC3) en el marco de Europol a fin de facilitar el máximo aprovechamiento de las capacidades operativas y estratégicas de Europol en materia de infracción de los derechos de P.I. La IPC3 posiciona a Europol como centro de referencia europeo en materia de conocimientos especializados y técnicos para investigar dichas infracciones y, a la vez, aumenta sus capacidades de coordinación al mejorar sus posibilidades de obtener aportes de múltiples interesados, como el sector privado y las asociaciones de titulares de derechos de P.I.

Recientes operaciones fructíferas respaldadas por la IPC3 relativas a infracciones de los derechos de P.I. cometidas a través de Internet, subrayan la importancia crucial de la cooperación internacional en materia policial y judicial, así como la necesidad de una colaboración estrecha entre las autoridades encargadas del cumplimiento de la ley y los múltiples interesados de la esfera pública y privada que actúan en este ámbito.

El centro de Coordinación Contra el Crimen de propiedad intelectual (IPC3),facilita una respuesta fuerte a través de múltiples vías contra quienes se apropian indebidamente de la creatividad e innovación. Desde ella:

  • Se facilitan y coordinan las investigaciones fronterizas.
  • Se mejoran la armonización y estandarización de los instrumentos legales y procedimientos operacionales para neutralizar el crimen contra la PI a escala global, facilitando formación para el endurecimiento de las leyes que han de combatir el crimen contra la PI.

Por si no fuera suficiente, también ha conformado un grupo de trabajo para luchar contra el comercio ilícito. Denominado Task Force on Countering Illicit Trade (TF-CIT), reúne a entidades públicas y privadas de los países miembros de la OCDE y bajo su paraguas se elaboran estudios sobre comercio de falsificaciones y se investigan otros tipos de comercio ilícito (de narcóticos, trata de personas y comercio de especies animales en peligro de extinción). Además, también emite recomendaciones sobre las políticas a acometer para frenar este tipo de delitos y promueve las prácticas más útiles para combatirlos.

Sensibilización ciudadana haciendo especial foco en los jóvenes

Otra de las cuestiones en las que está trabajando la EUIPO, a través del Observatorio Europeo, es la reducción de la compra de falsificaciones por parte de los jóvenes. Según indican algunos estudios éstos aún tienen una gran propensión a comprar productos falsificados y/o a acceder a contenido digital a través de servicios no autorizados. La identificación de esta tendencia viene acompañada de cifras que parecen demostrar que la participación de un porcentaje significativo de ciudadanos en estas prácticas se debe a su falta de conocimiento; esto es, a que no están seguros de si la fuente desde la que acceden al contenido digital está autorizada o no.

Para responder a este desafío, la EUIPO ha lanzado un portal denominado “agorateka” que facilita la forma de identificar qué contenido on-line procedente de los estados europeos participantes es legal. A través de su Observatorio también ayuda a que la sociedad tome conciencia sobre el valor de la Propiedad Intelectual por medio de la elaboración de informes económicos.

A esto se suma la organización de talleres periódicos en los que se reúne a actores influyentes en el mercado para que debatan sobre la mejor manera de generar entre los jóvenes interés por hacer progresar la creatividad, la innovación y el emprendimiento. A través de ellos, la EUIPO apoya los esfuerzos de sensibilización que se llevan a cabo en todos los Estados europeos.

Implicación de todos los actores del mercado

Finalmente, para responder al uso de diferentes modelos de negocio para cometer actos delictivos contra la Propiedad Intelectual, la Comisión Europea ha optado por enfocar sus investigaciones hacia el “seguimiento del dinero”. Esta iniciativa, intermediada por la Comisión Europea, busca que los propietarios de los derechos y otros actores del mercado (plataformas de Internet, firmas de publicidad digital, proveedores de servicios de pago y empresas de transporte) lleguen a acuerdos que tengan como objetivo interrumpir los flujos de ingresos de los falsificadores y obstaculizar su capacidad para entregarlas al consumidor final.

La UE impulsa la creación de su Lista de Vigilancia de Falsificaciones y Piratería

La UE ha puesto en marcha una iniciativa mediante la que espera poder combatir la piratería con más eficacia. Se enmarca en la estrategia presentada por la Comisión Europea el pasado otoño para hacer totalmente efectiva la protección de los Derechos de Propiedad Industrial e Intelectual (DPI) dentro de la Unión y consiste en la elaboración de una lista de comercios y comerciantes que incluya a todos los dedicados a introducir en el mercado comunitario productos que no cumplen con la legislación europea en materia de DPI.

Para hacer esta lista lo más extensa y detallada posible la UE espera contar con la colaboración de empresas y particulares, razón por la que ya facilita a cualquiera la delación anónima de quienes se lucran mediante la venta de productos falsificados a través del acceso a una declaración, fácil de cumplimentar y descargar en cualquiera de los 24 idiomas oficiales de la unión. El plazo para participar en la elaboración de esta Lista de Vigilancia Europea de Falsificaciones y Piratería está abierto hasta el 31 de marzo.

La iniciativa busca replicar en Europa los resultados obtenidos por la Office of the United States Trade Representative (USTRS sus siglas en inglés), que el pasado año emitió un informe sobre los mercados físicos u on-line que participan, facilitan o se benefician de la piratería y las falsificaciones a partir de los resultados extraídos como consecuencia de la elaboración de una primera lista de vigilancia. El éxito estadounidense es uno de los motivos por los que desde la Asociación para la Defensa de la Marca (Andema) nos confirmaron su apoyo a la iniciativa, si bien no se aventuraron a expresar opinión alguna sobre sus potenciales resultados en Europa, prefiriendo evaluarlos en función de cómo sea recibida durante los próximos meses.

Nuevos recursos para detener a los infractores

Lo que sí parece dejar claro la creación de esta Lista de Vigilancia de Falsificaciones y Piratería es que desde las instituciones comunitarias del viejo continente también se entiende que garantizar el respeto a los DPI pasa indiscutiblemente por lograr identificar y bloquear las nuevas y múltiples vías abiertas para la distribución de productos falsificados, así como por detener a quienes se aprovechan de ellas para obtener cuantiosos beneficios en la sombra.

En ese sentido, la Comisaria de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y PYMES, Elzbieta Bienkowska, dejó las cosas claras afirmando que la creación de la Lista de Vigilancia busca“aumentar la capacidad colectiva europea para atrapar al “pez grande” que está detrás de los productos falsos o pirateados, que tanto perjudica a las empresas europeas y seguir dónde va realmente el dinero obtenido de las ganancias por la comercialización de los productos infractores de los derechos de PI”.

A juicio de la Europol y la CE, conseguir elaborar una lista de vigilancia extensa contribuirá a aminorar las cuantiosas pérdidas que ocasiona en la economía europea la comercialización de productos falsificados, valoradas recientemente por la EUIPO y la OCDE en 85.000.000.000 de € al año. Para ayudar a paliar los efectos de esos mercados infractores, la CE supervisará las medidas legislativas y policiales que adopten los gobiernos estatales. Según asevera Transi Ruiz Gallego, abogada asociada al departamento de piratería del Gabinete Elzaburu, especializado en materia de DPI, “la CE informará a los países de las medidas que estén pendientes de implementación y hará recomendaciones a los países miembros sobre la mejor forma de actuar ante este tipo de infracciones”.

Alerta frente a la vulneración de los derechos de los consumidores

A todo lo expuesto se suma que la CE confía en que la elaboración de esta lista de vigilancia impulse la generación un clima de alerta frente a este tipo de actos delictivos, que no sólo ocasionan cuantiosas pérdidas económicas, sino que vulneran los derechos de los consumidores poniéndoles, además, en riesgo. Con respecto a esta consecuencia, Ruiz Gallego afirma que la puesta en marcha de esta lista de vigilancia “brinda la oportunidad para poner de manifiesto de forma pública las cada vez más numerosas infracciones cometidas, especialmente a través de Internet, que ponen en peligro la salud y seguridad (por medicamentos, juguetes o licores falsos, entre otros) de sus ciudadanos”.

La protección a los DPI como estímulo a la inversión en I+D

Como decíamos al inicio de este artículo, la CE ya ha puesto al alcance de las entidades y particulares que deseen colaborar en el destape de este tipo de infracciones contra los DPI un documento de fácil acceso que, de momento, puede emplearse hasta el 31 de marzo. El establecimiento de un plazo tan concreto para empezar a hacer útil la lista de vigilancia, que puede parecer una condición limitadora del alcance de sus objetivos, tiene su razón de ser. Según nos ha ha explicado Ruiz Garrido “es necesario definir un plazo concreto para recopilar todos los datos e información que suministren las partes interesadas para posteriormente publicarlo y que puedan tomarse las medidas oportunas”.

Además, nuestra interlocutora aclara que “la Lista de Vigilancia tendrá sucesivas actualizaciones y, por tanto, brindará la oportunidad de incluir nuevos sitios infractores o “sacar” de la lista a los mercados físicos u on-line que cumplan con la legislación europea en materia de protección de los derechos de PI”.

Para terminar, en opinión de esta abogada experta en materia de piratería, la protección que se pone en marcha mediante la elaboración de esta lista “se traducirá, sin duda, en la inversión de las PYMEs y las Startups en invenciones y creaciones que podrían situarlas a la cabeza de la economía mundial”.

Poner freno a la falsificación de productos de marca es un reto aún por superar

El pasado 19 de octubre se celebró en Madrid una interesante jornada de trabajo sobre “Tendencias en la lucha contra la falsificación de marcas a través de Internet”. Durante su transcurso, los participantes expresaron sus opiniones en materia de seguridad y prevención contra este tipo de delitos y dieron a conocer algunas de las medidas que se están adoptando para disminuir su impacto en la economía.

En el evento participaron, entre otras personas, el Director General de la Asociación para la Defensa de las Marcas (ANDEMA) Jose Antonio Moreno; el Inspector de la Comisaría General de Policía Judicial en materia de delitos contra la Propiedad Intelectual e Industrial (UCDEV) Jesús Gil Torrado, y la representante de la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Informática Mª Pilar Rodríguez.

Las intervenciones estuvieron moderadas por el Doctor en Derecho Juan José Caselles, coordinador del área anti-piratería en la firma de abogados Elzaburu. Además, el propio Caselles presentó su libro Derecho de marcas y Proceso penal’, obra que pretende convertirse en guía de referencia en esta materia.

Un negocio que pone en riesgo a empresas y trabajadores

La falsificación de marcas es un delito contra los derechos de Propiedad Industrial e Intelectual cuyas consecuencias causan graves perjuicios económicos que repercuten en toda la sociedad. Las empresas que usan intensivamente los derechos de Propiedad Industrial, que son las más afectadas por el crecimiento de este tipo de delito, generan más del 33% de la riqueza de la UE y emplean a centenares de miles de personas en todo el Viejo Continente. En nuestro país se calcula que este tipo de delito pone en riesgo unos 6.000 empleos, una cifra importantísima, y que se han destruido por su causa más de 67.000 puestos de trabajo directos.

Según datos aportados por la Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) el mercado de las falsificaciones es un negocio creciente. Fortalecido al ritmo que marcan los últimos avances tecnológicos, mueve ya más de 85.000 millones de euros anuales en la UE. Al hecho de que Internet haya favorecido su extensión a escala internacional facilitando el establecimiento de redes de comercialización, se suma la sofisticación de la maquinaria y tecnologías empleadas en el proceso de producción de este tipo de mercancías falsas, lo que ha ampliado su gama.

Falsificaciones más sofisticadas y variadas

En lo que se refiere a la repercusión de los avances tecnológicos en los procesos de producción de mercancías falsificadas, según palabras del Inspector de la UCDEV, Jesús Gil Torrado, actualmente “todo lo que es marca se puede falsificar, desde rodamientos para motores de los aviones hasta automóviles”. En la misma línea se expresó el propio Caselles durante la jornada al afirmar que “en un principio se falsificaban principalmente marcas de lujo en prendas de vestir y accesorios de moda de baja calidad, hoy en día se fabrican falsificaciones de forma masiva en cualquier tipo de producto”.

Ello no sólo trae consigo un perjuicio directo para las empresas afectadas, sino también perjuicios sociales, ya que la falsificación comporta consecuencias como el riesgo para la salud pública, la desprotección del consumidor, el aumento de los delitos de corrupción, evasión fiscal y blanqueo de capitales o la financiación ilegal de otras actividades criminales.

A pesar de los avances apuntados, el propio Caselles afirmó que el empeño de las autoridades por detener el auge de los delitos contra la Propiedad Industrial e Intelectual aún encuentra muchas barreras “como la ausencia o exactitud de la legislación penal para actuar, las dificultades en las persecuciones policiales, los constantes cambios tecnológicos y sociales, el anonimato que ofrece Internet, la territorialidad de las leyes y, además, una innegable tolerancia social hacia este delito”.

En un sentido similar se expresó Mª Pilar Rodríguez, representante de la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Informática, que no dudó en calificar este delito como “inabarcable”, aceptando que “el gran volumen de trabajo y la falta de especialización en la administración de Justicia ralentiza –o cierra- los procesos”.

El efecto expansivo de Internet

En lo que se refiere a la comercialización de falsificaciones vía Internet, Jose Antonio Moreno, Director General de ANDEMA comentó que “cerca del 20% de las falsificaciones se venden online”, mientras que Damián Fuentes, director de Hestia Consultores, aseveró que “al igual que en la actualidad se percibe el top manta como algo cotidiano es fácil encontrar en Internet páginas que comercian con productos falsos”. De hecho, reiteró Fuentes, su crecimiento ha sido exponencial en los últimos años, favorecido por “el sistema de indexación de Google, los medios de pago opacos y otros nuevos como las criptomonedas, que favorecen la venta online de las réplicas”.

Así las cosas, la falsificación de productos de marca se presenta como un problema a atajar a escala internacional cuya solución no es tanto modificaciones normativas como acciones de tipo preventivo que no se están llevando a cabo. Hasta el momento, quienes han de supervisar que el uso de sus tecnologías y plataformas no favorezca la comisión de este tipo de delitos no están trabajando lo suficiente para frenar el problema.

Nuevos requerimientos para proveedores de red y plataformas online

Pero esta dejación de funciones parece que pronto llegará poco a poco a su fin. Hace unas semanas tuvimos noticias de que la Comisión Europea ha exigido a los proveedores de Internet y a las plataformas online más populares un mayor grado de responsabilidad en lo que se refiere a las labores de vigilancia y control de los contenidos a los que facilitan acceso. A partir de ahora, además de disponer de herramientas que permitan detener automáticamente los contenidos fraudulentos, entre los que se incluye el acceso a la compra de productos falsificados, deberán borrarlos y asegurarse de que no vuelven a aparecer.

A pesar de que este requerimiento aún no tiene carácter normativo, ya que de momento su aplicación será voluntaria, supone un avance. Además, si en mayo del próximo año no se han conseguido resultados tangibles la Comisión Europea no se descarta legislar al respecto.