Archivo de la categoría: Financiación

El nuevo Consejo de Innovación Europeo canalizará 2.700 millones de euros para apoyar la inventiva y la innovación

A dos años para llegar al final del programa “Horizonte2020” la UE aún dispone de una buena parte de los 76.880 millones de € destinados por él a financiar proyectos de investigación e innovación gestados en el viejo continente. Una parte importante del dinero aún por distribuir va a canalizarse por medio de una nueva entidad, el Consejo de Innovación Europeo, puesta en marcha recientemente por medio de un proyecto piloto. Una buena noticia para emprendedores y PYMES con capacidad inventiva e innovadora, afán rupturista, y arrojo para asumir riesgos con el fin de llegar a mercados internacionales.

El CDTI, punto de apoyo desde el que dar el salto a Europa

A finales de octubre del pasado año la UE anunció la puesta en marcha, mediante un proyecto piloto, del Consejo Europeo de Innovación (EIC), entidad a través de la que se canalizarán las políticas y fondos europeos destinados a cumplir los objetivos unitarios en materia de investigación e innovación.

Desde 2014 dichos objetivos están definidos en el programa Horizonte 2020 (H2020). Dotado inicialmente con 76.880 millones de € a distribuir durante el sexenio referido, para su cumplimiento aún se dispone del 38,9% de los fondos, unos 30.000 millones de €. De entre ellos, la UE ha decidido impulsar el EIC otorgando al proyecto 2.700 millones de €.

El punto de contacto del programa H2020 en nuestro país está en el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial, que desde hace ya más de una década tiene abierta una línea de ayudas denominada APC+ (Ayuda a la preparación de propuestas comunitarias) . Como su propio nombre indica, con ella el CDTI ha facilitado su apoyo durante años a quienes se animan a presentar sus proyectos a escala europea para obtener el respaldo económico de la Unión. Continuando con esta labor, también presta apoyo a quienes aspiren a financiar sus proyectos por medio de las líneas abiertas a través del EIC. Nos lo explica Luis Guerra, Delegado español del “Instrumento PYME” de H2020 y trabajador en la División de Programas del CDTI desde 2007 “ para los proyectos del EIC de instrumento PYME (fase 2), el CDTI tiene un servicio lanzado recientemente que permite a las empresas que han pasado a la fase de entrevista del programa mantener un simulacro de entrevista en el propio CDTI con un panel de expertos de negocio. Esta entrevista pretende ser un ensayo general de la que tendrán en Bruselas, que es la que define si serán beneficiarios o no de los fondos del programa”.

Según se afirma en la propia página web donde se presenta, la entidad echa a andar con el objetivo de hacer crecer el ecosistema innovador de la UE apoyando a los/as científicos, investigadores, emprendedores y las PYMEs del viejo continente que tengan la firme intención de innovar y expandir sus proyectos a escala internacional. Para ello, desde el EIC se les facilitará financiación; asesoría y mentoría cualificadas y contacto con compañías o entidades con las que puedan crear redes de trabajo eficientes para lograr sus objetivos.

El EIC acompaña esta provisión de recursos y medios con la creación de un certamen que otorgará suculentos premios en metálico a los/as emprendedores y entidades que presenten proyectos innovadores destinados a resolver algunos de los retos más importantes que han de afrontarse a escala mundial, en especial desde las sociedades con economías más avanzadas.

Dichos premios se dividen en varias categorías, relacionadas con materias como la provisión energética a partir de energías renovables, la generación ecológica de combustibles, la detección de epidemias o la creación de sistemas de ayuda humanitaria basados en el uso de tecnología.

Las tres líneas de financiación abiertas por el EIC, una por una

Como hemos señalado, a través del proyecto piloto del EIC la UE ha puesto a disposición de PYMEs y emprendedores un total de 2.700 millones de € hasta 2020, cantidad que se va a canalizar por medio de tres líneas de financiación bien definidas: SME Instrumment, Fast Track to Innovation y Future and Emerging Technologies Open. En líneas generales, desde la entidad se anima a presentar propuestas para conseguir los fondos que facilitan a quienes defiendan ideas y/o proyectos que puedan trasladar al mercado productos o servicios radicalmente diferentes a todo lo existente, sean por ello altamente arriesgados y necesiten de una inversión adicional para optar a internacionalizarse. Ahora bien, analizadas una por una, las tres líneas exigen cumplir a entidades y emprendedores algunas condiciones específicas para optar a recibir financiación.

El programa SME Instrument dispone de 1.600 millones de € para el periodo 2018/2020 y mediante él se otorgarán fondos a las pequeñas y medianas empresas capaces de aportar una innovación disruptiva, esto es, de provocar cambios drásticos en las cadenas de valor añadido y mercados establecidos. Hay dos tipos de subvenciones, una de 50.000 € para evaluar la viabilidad de la innovación presentada y otra, denominada de demostración, prueba y escalabilidad, cuya cuantía puede llegar hasta los 2 millones y medio de € e implica la financiación de hasta el 70% del proyecto al que se otorgue.

La segunda vía de financiación se llama Fast Track to Innovation (FTI). Dotada con 300 millones de € hasta 2020, está destinada a consorcios de entre 3 y 5 entidades que dispongan de tecnologías o innovaciones disruptoras bastante desarrolladas –esto es, que hayan superado tanto la fase experimental como la de pruebas– y estén por ello listas para introducirse en el mercado. Es un tipo de subvención destinada a ayudar a las entidades a dar este último paso cuya cuantía puede alcanzar un máximo de 3 millones de €, facilitándose el 70% de la financiación a proyectos con afán de lucro y hasta el 100% a iniciativas mediante las que no se busque hacer negocio.

Finalmente, el EIC destinará otros 700 millones de € a promover la investigación colaborativa e inter-disciplinar para el desarrollo de nuevos avances tecno-científicos y tecnologías emergentes. Esta línea de financiación, denominada Future and Emerging Technologies Open, otorga subvenciones de hasta 3 millones de € a consorcios de al menos tres entidades dedicadas a este tipo de investigaciones. Además, si su éxito impulsa la introducción de innovaciones en el mercado, éstos podrán participar en un programa que catapulte su iniciativa empresarial con ayudas de hasta 100.000 €.

Tener una estrategia de Propiedad Industrial e Intelectual, clave para las PYMES

Como hemos afirmado un poco más atrás en este mismo artículo, el EIC afirma que sus fondos se destinarán a iniciativas que trabajen en innovaciones radicales, capaces de introducir en los mercados novedades con potencial para romper las cadenas de valor añadido establecidas. Cumplir con este requisito tiene una relación directa con la capacidad que tengan las empresas y emprendedores de inventar, demostrable, en gran parte, a partir del reconocimiento y respaldo legal que otorga una buena estrategia de Propiedad Industrial e Intelectual. Por ello preguntamos a Luis Guerra si el EIC exige a las empresas acreditar su apuesta por la innovación mediante el registro de una o varias patentes o modelos de utilidad. De no ser un requisito imprescindible a cumplir, también quisimos saber qué peso puede tener el registro de la Propiedad Industrial y/o Intelectual en la obtención de fondos procedentes del EIC. Guerra nos comentó que “el instrumento PYME busca empresas cuya ventaja competitiva pueda ser sostenible en el tiempo y claramente esto se consigue de manera diferente según el sector. La Propiedad Industrial /Intelectual en sus diferentes formas suele ser una manera habitual de demostrarlo, pero dependiendo del tipo de negocio/mercado es más o menos crítica. En muchos de los proyectos financiados es cierto que las empresas tenían tecnología propietaria (aquí se pueden ver todos), pero no es un elemento que se exija como tal”.

Ahora bien, Guerra también quiso aclarar que “el SME Instrument del EIC tiene 19 criterios de evaluación agrupados bajo tres epígrafes: Impacto (9 criterios), Excelencia (6 criterios) e Implementación (4 criterios). Cada epígrafe se evalúa sobre 5 puntos y la nota final se consigue multiplicando el impacto por 2 y dividiendo la excelencia y la implementación entre 2.

El criterio de evaluación referido al ámbito de la Propiedad Industrial e Intelectual tiene su peso y se encuadra en la parte de impacto, donde está claramente explicitado que se valorara laEvidencia de medidas realistas para garantizar la ‘libertad de operación’ (es decir, la posibilidad de explotación comercial), una estrategia convincente de protección del conocimiento, incluido el estado actual de la presentación de DPI (Derechos de Propiedad Industrial e Intelectual), propiedad de DPI y cuestiones de licencia. Requisitos normativos y / o normativos abordados “.

Anuncios