Archivo de la categoría: Innovación

Regenactiv, una tecnología textil patentada por Lurbel que cambió el rumbo de la compañía

Muchos ya estaréis preparando el equipaje para disfrutar de los días de asueto que se acercan y algunos seguro que los aprovecharéis para practicar vuestro deporte favorito y conoceréis las ventajas que ofrece el uso de prendas técnicas para practicarlo. Un tema que vamos a abordar en esta tercera y última entrega en nuestra conversación sobre el #WorldIPDay2019.

Os vamos a hablar de Regenactiv, una tecnología textil desarrollada por Lurbel, empresa textil de origen valenciano especializada en calcetería , cuyos responsables, buscando diferenciarse de la competencia, se detuvieron a pensar en los problemas que sufren los deportistas en los pies (sudor excesivo, malos olores, humedad, irritación cutánea, heridas, ampollas, hongos…) y en cómo podrían intervenir para solucionarlos.

Como fabricantes de calcetinería tuvieron claro el camino a seguir: investigar en las propiedades de los tejidos y saber qué combinación era la más adecuada para fabricar prendas especiales que minimizaran los problemas. Idear una buena solución sólo es la primera parte del proceso. Después es necesario que otros muchos crean en el proyecto y estén dispuestos a poner en común recursos económicos y humanos para sacarlo adelante.

Investigar en el desarrollo de nuevos productos y tecnologías requiere fondos (sobre todo si estás buscando identificar propiedades físicas y químicas nuevas) y trabajar con personal cualificado en varias materias que disponga de instalaciones bien equipadas. El afán de mejorar y competir es clave, sí, pero cooperar con los demás, hoy más que nunca, parece lo imprescindible.

En definitiva, la innovación requiere la cooperación de muchos. Y en Valencia creyeron en la idea de Lurbel. Gracias a ello la firma obtuvo parte de los fondos que necesitaba del antiguo Instituto de la Pequeña y Mediana Industria Valenciana, ahora denominado IVACE a través de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional- y pudo trabajar con profesionales del Hospital Universitario de Valencia, del Instituto Valenciano del Pie , y del Instituto Tecnológico de Aitex, Y tras años de trabajo codo con codo todo se materializó en una solución: el tejido Regenactiv creado hace más de una década, que supuso el salto de la firma al segmento textil de prendas técnicas deportivas.

La primera vez que testaron el tejido fue en la Ultra Trail Muntanyes d’Alacant (del 30 de abril al 2 de mayo de 2010). En esta carrera realizaron, junto con el Instituto Valenciano del Pie (IVPIE), un estudio de validación de las propiedades del calcetín aprovechando la dureza de la prueba (140km en un tiempo máximo de 40h).

Una serie de corredores participó en la prueba llevando un calcetín Regenactiv en un pie y uno convencional en el otro. Minutos antes de empezar la prueba, un podólogo del IVPIE inspeccionó “in situ” ambos pies y repitió la operación una vez finalizada la carrera para evaluar el rendimiento de Regenactiv. El resultado validó las cualidades que buscaban en el nuevo tejido.

Cómo es la tecnología Regenactiv

Regenactiv®, es una tecnología textil, señalan en su web, basada en polímeros naturales de origen marino, biodegradable, biocompatible y no tóxica. Se trata de una tecnología patentada que destaca por sus propiedades protectoras de la piel. Cuentan con diferentes modelos, unos destinados a uso médico, que han sido certificados por el Ministerio de Sanidad bajo la licencia (5947-PS), y los deportivos. En este último caso, la certificación no es obligatoria, si bien los tejidos de las prendas deportivas Regenactiv han sido sometidos a un proceso de control y validación bajo el nivel de exigencia del modelo destinado a uso médico.

CARACTERÍSTICAS DEL TEJIDO REGENACTIV SALUD

  • Favorece la cicatrización de las erosiones en la piel.
  • Previene infecciones, sobre lesiones y heridas en las pieles de las personas diabéticas y delicadas.
  • Garantiza la eliminación de olores generados por el sudor y la supuración de posibles heridas.
  • Gran capacidad de absorción.
  • Sensación fisiológica de confort, al eliminar fuentes de humedad en la piel.
  • Previene la irritación dérmica por contacto, así como el sobrecalentamiento.
  • Gracias al agente activo presente en la fibra orgánica, evita las irritaciones al contacto con pieles sensibles.
  • Garantiza una gran adaptabilidad al cuerpo.
  • Previene las rozaduras gracias a la tecnología de confección sin costuras en las prendas.

En su página web podéis ver el testimonio de deportistas que testan los productos de la compañía que ya no se limitan a calcetines sino que abarcan todo tipo de prendas técnicas deportivas.

Anuncios

Plantillas personalizadas e inteligentes para mejorar la salud, el rendimiento y prevenir lesiones #WorldIPDay

Hoy en nuestra segunda entrada dedicada a la temática del #WorldIPDay os vamos a hablar de Podoactiva una empresa de base tecnológica especializada en podología biomecánica de origen aragonés (Huesca). Sus plantillas personalizadas las usan en el actualidad deportistas de élite de numerosas disciplinas deportivas  como running, fútbol  (cuidan los pies de los jugadores de la selección española de fútbol) o baloncesto.

En el campo del esquí han aplicado su conocimiento en la materia para ofrecer al esquiador una plantilla personalizada que mejora los tiempos de aprendizaje y el confort dentro de la bota ocupando el mínimo espacio. Asimismo, para los ciclistas y triatletas tienen desarrollada Podoactiva Custom Bike, considerando el análisis de la postura en la bicicleta según criterios de salud y rendimiento y revisando la colocación de los elementos en la misma. El objetivo, en todos los casos, es mejorar la salud, el rendimiento y prevenir y recuperar lesiones.

Podoactiva, además, hace unas semanas fue noticia al presentar en Madrid la primera plantilla inteligente personalizada del mercado, en un proyecto en colaboración con el grupo HOWLab del I3A, de la Universidad de Zaragoza el último de sus productos resultado de su constante inversión en I+D y su trabajo de colaboración con Instituciones, Centros de Investigación e Industria del Deporte.

Plantillas inteligentes

Las plantillas, que acaban de presentar, están elaboradas con sustrato flexible, llevan incorporados sensores de tipo FSR (Force Sensor Resistor) e inerciales que permiten registrar el movimiento de la plantilla, procesarlo y mediante tecnología ‘Bluetooth’, establecer la conexión con un dispositivo móvil. Mientras el paciente camina en su vida diaria, las plantillas “permiten medir 500 datos por segundo en tiempo real“, según explicó Roberto Casas, responsable del grupo HOWLab, participante en el desarrollo tecnológico del proyecto. Se parametrizan aspectos importantes para la marcha como el balance de presiones, los tiempos de contacto y vuelo, aceleraciones lineales y angulares en diferentes ejes e instantes o un índice de pronosupinación, entre otros.

Estas plantillas inteligentes, que estarán a disposición de cualquier paciente en los próximos meses, tienen una aplicación particularmente destacada en cinco grandes grupos de usuarios: deportistas, pacientes neurológicos, pacientes en procesos de rehabilitación, personas mayores y trabajadores, señalaron en la presentación.

Este no es el único producto que nace de la colaboración con el Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (i3A) ya en 2008 fruto de su trabajo conjunto patentaron un innovador sistema de escaneado del pie en 3D. El sistema se apoya en el uso de tecnologías para obtener un molde más preciso a partir del que es posible diseñar plantillas personalizadas de altas prestaciones utilizando nuevos materiales.

Supuso su primera patente a la que luego le han seguido otras . También patentaron, por ejemplo, la membrana elástica que emplean para obtener la imagen virtual del pié mediante láser, que forma parte del sistema 3D Scan Sport Podoactiva. La membrana tiene propiedades semejantes al látex con unas características pensadas para ofrecer la elasticidad necesaria y obtener los moldes de forma adecuada. El sistema dispone de una regulación en tensión de la membrana para poder escanear cualquier rango de cargas, por ejemplo.

Ventajas de sus plantillas personalizadas

Según fuentes de la compañía sus plantillas personalizadas presentan ciertas ventajas respecto de las fabricadas por sistemas más tradicionales; mayor durabilidad, menor peso, ocupan menos espacio en el zapato y tienen mejores propiedades de amortiguación y respuesta dinámica. Son transpirables y fabricadas robotizadamente por mecanizado de ambas caras en materiales muy resistentes y exclusivos. Señalan que están pensadas para devolver parte de la energía que aplicamos en la zancada con la correspondiente reducción de fatiga.

En la actualidad la empresa ha logrado crear una importante red de centros de investigación y desarrollo punteros en su campo. En ellos se ofrecen servicios de podología biomecánica altamente tecnificados a deportistas de élite pero también a un variado perfil de pacientes en las clínicas que tiene por toda España porque se estima que siete de cada diez personas padecen una patología relacionada con los pies, lo que produce desde malestar al andar hasta problemas que afectan al esqueleto y, sobre todo, a la rodilla. Si queréis saber más de la trayectoria e historia de esta empresa la podréis encontrar en su página web

Cómo la esgrima se liberó de los cables #wordipday.

Este año, la campaña del Día Mundial de la Propiedad Intelectual –Aspirar al oro nos invita a indagar e investigar sobre como la innovación y la creatividad, así como los derechos de PI respaldan el desarrollo del deporte y pide que participemos activamente en la conversación que quieren generar utilizando #WorldIPDay.

Se nos insta a que observemos de qué manera en las actividades comerciales que giran en torno al deporte se utilizan las patentes y los diseños industriales para fomentar el desarrollo de nuevas tecnologías, material, formas de entrenamiento y equipamiento deportivos, para ayudar a mejorar el rendimiento de los atletas o que comentemos el valor de las marcas en el mundo del deporte.

Por ese motivo vamos a dedicar nuestros contenidos las próximas semanas, hasta el 26 de abril día Mundial de la Propiedad Industrial, a diferentes innovaciones que se han producido en el mundo del deporte. No vamos a contar quiénes son nuestros héroes deportivos como nos invitan desde la WIPO, contaremos quiénes son algunos de nuestros héroes de la innovación en el deporte con acento español. Unos héroes para muchos desconocidos.

Sabemos que la esgrima no es un deporte muy popular en nuestro país, pero os queremos relatar como la tecnología inalámbrica ha mejorado su práctica. La hemos elegido porque los creadores de uno de estos sistemas son dos ingenieros españoles.

Sistemas de tocados en la esgrima

Hasta la aparición de los sistemas inalámbricos de marcados, los tocados en esgrima se detectaban por medio de un circuito electrónico cerrado.

Conectado a la corriente eléctrica y a la parte trasera del traje de los esgrimistas, éste recorría la parte interior de una de las mangas de cada contendiente hasta llegar al puño de la espada, accionando una señal luminosa automáticamente al presionar la punta del arma cualquier superficie.

Para determinar la detección de una tocada simultánea, algo realmente complicado utilizando un sistema electrónico, se configuró un intervalo de tiempo de algo menos de un segundo. Es decir, que si las espadas de ambos contendientes entraban en contacto con el cuerpo de rival dentro de ese tiempo la tocada era considerada simultánea.

El sistema, además de contar con un interruptor en la punta de cada espada, estaba provisto de cables de tierra en zonas como la cazoleta o la pista, lo que hacía que al impactar con ellas la punta metálica se produjese un corto circuito y no se activara la señal luminosa que daba cuenta del impacto.

Inventores de uno de los sistemas inalámbricos de marcados

Lluís M. Campos, ingeniero en Telecomunicaciones en la especialidad de Sonido e Imagen, y Raúl Juan, ingeniero técnico Industrial de la especialidad de Electricidad, crearon hace algunos años un sistema inalámbrico para facilitar a los jueces de esgrima el marcaje de puntos durante el duelo. Lo denominaron Wireless Fencing.

Lo más interesante es que emplearlo permitía prescindir del costoso sistema de marcaje, hasta entonces vigente, que al requerir una instalación de cableado especial limitaba las posibilidades de expansión de este deporte al generar mayores costes de infraestructura que otros. Raúl Juan, declaró en su momento que la finalidad de su sistema era conseguir que la esgrima se expandiera al librase de los cables.

La tecnología desarrollada por Campos y Juan, patentada desde 2012 como podéis comprobar aquí, prescinde del cable que conecta a los participantes con la máquina detectora, lo que permite una mayor movilidad a los tiradores, además de facilitar la práctica de este deporte en más espacios.

Consta de tres dispositivos: dos aparatos que actúan como detectores y transmisores de radio y se alimentan con pilas, y un tercer aparato que hace las funciones de consola de marcaje, recibiendo los mensajes de los dos detectores mediante un receptor de radio.

Para garantizar la fiabilidad del sistema los dos ingenieros desarrollaron un protocolo de comunicación entre la consola y los dispositivos que los tiradores llevan colgados en la cintura.

Para que todo el mundo pudiera entender cómo funciona el sistema sus creadores elaboraron una animación explicativa que subieron a youtube:

La Federación Internacional de Esgrima (FIE) homologó la tecnología inalámbrica para su uso en competiciones oficiales en el año 2016.Wireless Start/Stop system. Basic Radio Specifications 

Si quieres saber más sobre la solicitud internacional de patente (PCT), vía elegida para proteger este sistema, lee la entrevista que mantuvimos con la Oficina Española de Patentes y Marcas para que nos respondieran a sus características

La innovación en Tejidos Royo se traduce en la creación de nuevos tejidos y su forma de fabricarlos

Hoy os vamos a acercar a la trayectoria empresarial de una empresa innovadora en la fabricación textil. La hemos elegido porque acaba de ganar hace unos días un galardón que reconoce su innovación dentro de la primera convocatoria de los Premios Empresariales 2018 de la Asociación de investigación de la Industria Textil (Aitex). Se trata de la compañía valenciana Tejidos Royo, fundada en 1903 en la localidad de Alcudia de Crespins, que en la actualidad es una de las mayores empresas de tejeduría de nuestro país y una de las pocas que aún queda dedicada a fabricar tejido denim (vaquero). Cuenta con una plantilla de trabajadores compuesta por un equipo de más de 350 personas y su apuesta por la innovación en la fabricación de nuevos tejidos le ha abierto las puertas al mercado exterior y en la actualidad exporta sus productos a más de 30 países.

A diferencia de otros productores textiles, Tejidos Royo ha mantenido toda su producción en dos localidades valencianas, Picassent y Alcudia de Crespins. En la actualidad esta empresa familiar esta regentada por un miembro de su cuarta generación, cuenta con cuatro factorías y se ha enfrentado al mercado del tejido low cost, apostando, en su más de un siglo de historia, por la innovación en los procesos productivos y el diseño que se ha concretado en la creación de nuevos tejidos más sostenibles con el medio ambiente.

El departamento de I+D de la compañía también ha centrado su trabajo en el desarrollo de nuevas técnicas de proceso industrial innovadoras. Muestra de ello es que desde 1990 es pionera a nivel europeo en el uso de materias primas de bajo impacto (reciclado pre-post consumer, Tencel y fibras de origen orgánico) para la creación de sus tejidos.

Imagen capturada de la web de Tejidos Royo

Premiado por el desarrollo de Dry Indigo

Tejidos Royo ha sido premiado por el último y más puntero de sus desarrollos; Dry Indigo, la aplicación del índigo mediante espuma, que ha supuesto más de diez años de investigación, en colaboración con Gastón Systems e Indigo Mill Designs, consiguiendo crear una tintura índigo sostenible, ya que según afirman con esta tecnología se ahorra también en procesos químicos y mecánicos en el lavado de la prenda, además de optimizar el conjunto de la producción.

Dry Índigo se basa en tintar tejido denim (vaquero) sin agua. Un método que ahorra entre un 70-80% de energía, un 100% de consumo de agua ya que no la utiliza, y además se consigue mucha más rapidez en el proceso, puesto que se pueden tintar muchos más metros con menos tiempo, según aseguran desde la compañía. Tejidos Royo tiene la exclusiva mundial de su uso hasta octubre de este año. Su próximo objetivo es eliminar el agua en todo el proceso de tejeduría.

La innovación en sus tejidos ha sido la llave que le ha abierto la puerta al mercado internacional. Hoy la firma trabaja con las principales marcas europeas de vaqueros entre las que se encuentran, por ejemplo, Diesel, Pepe Jeans o Hugo Boss. La empresa tiene registradas sus diferentes marcas y ha protegido sus innovaciones a través de patentes. Podéis visualizar alguna de ellas en la base de datos de Espacenet.

Señalar que es además uno de los casos de empresa innovadora que recoge el informe publicado por la Generalitat Valenciana “sobre la economía del diseño en la Comunitat Valenciana”; un proyecto de investigación para definir, identificar, dimensionar el diseño y evaluar su uso en los principales sectores económicos valencianos. Los datos que arroja el informe son reveladores e indican que el diseño contribuye con 3.762 millones de euros a la economía de la región.

Fuentes: www.tejidosroyo.com

http://adcv.com

https://www.aitex.es/

https://worldwide.espacenet.com

Los parques científicos y tecnológicos, piezas claves del sistema de innovación en España

Si estás buscando dónde montar tu empresa elegir un parque tecnológico es una opción que tendrías que tener en cuenta. En sus instalaciones se estimula el intercambio de conocimiento entre universidades, instituciones de investigación, empresas y mercados, y se impulsan tanto la creación como el crecimiento de empresas innovadoras, además de proporcionar servicios de valor añadido y espacios de gran calidad.

La implantación de los parques tecnológicos en España se inicia a mediados de los 80 (en 1985 nace el de Zamudio, Bizcaia), y surgen inspirados en el modelo californiano de Silicon Valley. A muchas regiones españolas les pasaba factura la reconversión industrial, y necesitaban crear un nuevo tejido industrial y empresarial. 34 años después, sus principales objetivos siguen vigentes. Favorecer la generación de conocimiento científico y tecnológico y la promoción de la transferencia de tecnología, entre empresas y universidades, a la vez que impulsar la creación y el crecimiento de empresas innovadoras.

Casi todos nacieron gracias a la iniciativa pública de las comunidades autónomas, a las que luego se añadieron ayuntamientos, universidades y empresas privadas, que comenzaron a promoverlos y a ubicar allí sus centros de investigación, hasta crear un foco de empresas innovadoras decididas a invertir en I+D y aplicarlo a la industria de su entorno.

En la actualidad, probada su eficacia para dar empuje a la economía de las zonas donde se localizan, las 17 comunidades autónomas cuentan con al menos un parque tecnológico. En sus instalaciones se estimula el intercambio de conocimiento entre universidades,instituciones de investigación, empresas y mercados, y se impulsan tanto la creación como el crecimiento de empresas innovadoras, además de proporcionar servicios de valor añadido y espacios de gran calidad. Estos atractivos han hecho que la instalación de empresas siga aumentando.

30 años de APTE

La mayoría de los parques se agrupa en la actualidad en la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE) que se constituye en 1989, hace ahora 30 años y que a finales de 2017 contaba con 65 miembros. El número de empresas e instituciones instaladas era de 8.013 y según fuentes de APTE de ese total, 345 era de capital extranjero y 963 empresas en incubación, con menos de 3 años de antigüedad. Además, los parques sumaron 931 entidades, entre empresas de nueva creación e instaladas en los parques. Emplean a 169.337 personas, de las cuales, 34.1631 eran especializadas en tareas de investigación y desarrollo (I+D). Una tarea que se tradujo en 2017 en la concesión de 373 patentes y en la solicitud de 189. La inversión en I+D alcanzó, durante 2017, la cifra en 1.072 millones de euros y la facturación los 27.043 millones, un 3,72% más que en 2016.

Las empresas ubicadas en los parques pertenecen a diferentes sectores. El que aglutina al mayor número de empresas es el de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), que representa 23,1% del total, seguido por el sector Ingeniería, Consultoría y Asesoría con el 19,2% y el sector Medicina y Salud con el 6,1%.

Cooperación y trabajo en equipo

La cooperación y el trabajo en equipo de los diferentes parques han dado lugar a la aparición de redes regionales de parques. La primera fue la Red de Parques Vascos, formada por cuatro parques coordinados pero independientes, considerada una de las más consolidadas de Europa. Hoy y de cara a 2020, quiere consolidarse como el principal agente vertebrador de la ciencia, tecnología y la innovación en Euskadi, garantizando la mayor transferencia de I + D al tejido empresarial para mejorar su competitividad, siguiendo las tres prioridades de especialización inteligente que define el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación 2020 del Gobierno Vasco: la fabricación avanzada, la energía y la biociencia-salud. En estos momentos también están integrados en red, entre otros, los parques de Castilla y León, Cataluña, Andalucía,Valencia y Madrid.

Angulas Aguinaga, un ejemplo de la reconversión de un negocio a través de la innovación

La apuesta por la innovación e inversión en el desarrollo de un nuevo producto fue la respuesta de Angulas Aguinaga para afrontar la drástica reducción de capturas de angulas a la que se dedicaba la empresa. La que era la mayor comercializadora de este producto, que pronto empezó a ser escaso y prohibitivo para la mayoría de los consumidores se ha convertido hoy en una empresa de alimentación que cuenta con un perfil líder en innovación, porque ese ha sido el ADN de su nueva actividad desde los inicios.

Esta afirmación la corrobora el hecho de que un informe de la Agencia Vasca de Innovación (Innobasque), realizado a partir de encuestas de actividad de las diferentes empresas en el País Vasco, situaba a Angulas Aguinaga como referente en innovación. Innobasque señalaba que Angulas Aguinaga es referente en alimentación, gracias a los recursos y capacidades con los que apuesta por la I+D+i, así como por la colaboración con otros agentes para implementar y llevar a cabo sus iniciativas.

Su afán innovador viene refrendado también por la reciente creación (año 2017) de una unidad de I+D pensada para desarrollar tanto productos propios como de otras empresas que quieran realizar procesos de investigación en el sector alimentario. Trabajan, nos señalan fuentes de la compañía, para revolucionar la alimentación al servicio del consumidor. “Con eso en mente, hemos creado la primera unidad de I+D de alimentación del País Vasco donde una de las herramientas fundamentales será el centro de innovación. Se trata de una infraestructura pionera (edificios, instalaciones y equipos tecnológicos) a nivel nacional y el primero en el País Vasco” ¿Y qué estamos haciendo aquí? Investigar cómo se comporta el consumidor con el objetivo final de conocerles mejor y que sus necesidades sean el origen de la generación de nuevos productos y experiencias de compra y consumo”.

Revolucionar la alimentación

Según relatan en su página web, buscar una alternativa de negocio les hizo investigar en cómo conseguir un producto natural que imitara a la Angula. Así nace lo que hoy conocemos como “Gula del Norte”, que comienza a comercializar en 1991, fecha en la que abandona la pesca y comercialización de la angula. Se trata de un sustituto natural de la angula fabricado a partir de carne de pescado, que lanza bajo esa marca y patenta. La pauta a seguir a la hora de diseñar el producto la tenían clara; había que imitar en el mayor grado posible al producto que iba a sustituir, la angula. En su desarrollo colaboraron los investigadores del CSIC Javier Borderías Juárez y Margarita Tejada Yabar, y la propia empresa. El producto se registró en 1989 como “Procedimiento de fabricación de un producto análogo a la angula y producto así obtenido”

El pensado diseño de la Gula del Norte ha sido una de las claves de su penetración en el mercado, Se protegió todo el proceso de creación, desde el propio producto ( forma (protegida con un diseño industrial) , color, sabor) , la maquinaria necesaria para fabricarlo, hasta el diseño del envase, del packaging y de la marca. En este enlace podéis verlo . Para “hacer marca” se han apoyado en conocidos personajes públicos como el cocinero Karlos Arguiñano y el actor Karra Elejalde.

Al lanzamiento de este producto le seguiría Krissia, conocida por los consumidores como patas de cangrejo (se asemeja al txangurro). Más tarde a estas dos marcas registradas de productos se uniría una tercera Aguinamar bajo la que comercializa platos ya elaborados para servir directamente a la mesa con la que el pasado año (2018) ganó el premio en la categoría de Innovación de los Premios InnovaCción de Promarca, asociación que engloba a la mayor parte de fabricantes de marcas líderes de alimentación, bebidas, higiene y cuidado personal.

Hoy tiene presencia internacional en Francia, Italia, Reino Unido, Portugal, Bélgica, Marruecos y Australia y este mercado exterior supone el 8% de la facturación de la compañía, que en 2017 alcanzó los 162 millones de euros. Sus previsiones son alcanzar los 220 millones para el año 2020.

En la actualidad tiene en su haber de innovación el registro de tres marcas y el saber utilizar de manera adecuada la protección de sus bienes intangibles mediante su registro en las modalidades de Propiedad Industrial adecuada en cada caso. Angulas Aguinaga, nos matizan, “es una empresa con una inversión muy alta en innovación y focalizada en sus marcas” Su historia la podéis ver en este vídeo.

 

Tres inventos que cambiaron la transmisión del conocimiento

“Ser inventor significa creer en tu idea y en ti mismo. Significa arriesgarte, no tener miedo ni vergüenza de lo que dirán. Sencillamente ser capaz de dar a tu idea la oportunidad de existir” nos decía Pep Torres en una entrevista que concedió a este blog. Una definición que bien se puede aplicar a Cai Lun , Gutenberg y Tim Berners-Lee. Tres inventores que sí dieron a su idea una oportunidad y cuyas innovaciones han sido esenciales para almacenar y transmitir el conocimiento. Todas ellas tienen en común el haber propiciado cambios con su aparición que han transformado la vida social, económica y cultural de la humanidad. ¿De qué innovaciones hablamos? del papel, la imprenta e Internet.

El papel

El papel se inventa en China en el año 105 a. de C. y su creación se le atribuye a Cai Lun . En el siglo VIII, China exportó papel a otros países de Asia, pero el secreto de la técnica de la fabricación se mantuvo estrictamente durante siglos. En el año 751 d.C., según fuentes expertas, durante los conflictos entre el imperio árabe y los chinos de la dinastía Tang, varios obreros chinos que trabajaban en las papelerías fueron capturados por los árabes, lo que propició el desarrollo de la industria del papel en Bagdad y su extensión en el mundo árabe. A Europa su uso no llegaría hasta la Edad Media.

En la actualidad a parte de existir el papel gráfico que se utiliza con diferente gramaje para la producción de periódicos, revistas, libros, sobres de cartas, cuadernos etc… hay productos papeleros para envases y embalajes, papeles higiénicos y sanitarios, y hasta papeles especiales, como el papel filtro o el papel decorativo. Toda una industria que según el último informe anual de ASPAPEL ha invertido en innovación durante los tres últimos años (2015-2018) casi 900 millones de euros y contemplaba unas inversiones adicionales para 2018 de 479 millones de euros. En nuestro país existen 68 fábricas de papel, que en 2017 produjeron 6.217.800 toneladas.

Un ejemplo interesante de invenciones relacionadas con el papel son las que implican medidas de seguridad del papel moneda, apareciendo en Espacenet más de 20 familias de patentes de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre sobre estos aspectos.

 

La imprenta

La aparición de la imprenta fue fundamental para la divulgación del saber, aunque en un principio su uso solo estuviera reservado a unos pocos. En la Edad Media Occidental estaba en manos del clero. Es el primer gran aporte para la difusión del conocimiento.Gracias a la imprenta el conocimiento traspasó los conventos del medievo. Su irrupción también supuso el inicio de la comercialización de la cultura. Será Gutenberg quien detentará la invención de la imprenta al producir en Maguncia la biblia de 42 líneas en el año 1456.

Hay que puntualizar que la imprenta también es una invención China. Apareció 400 años antes que la célebre imprenta de Gutenberg pero el invento no tuvo la misma repercusión que en occidente al no utilizarse para la publicación de libros, ya que en la China clásica no se valoraba la adquisición de conocimientos para todos, sino sólo para aquellos nobles, gobernantes y burócratas ilustrados que ya sabían leer, por lo que no se necesitaba un medio barato de reproducción de textos. Así que desecharon su uso.

Desde la aparición del primer modelo de imprenta ha llovido mucho. La innovación en el sector de la impresión ha sido una constante a lo largo de su historia. Dos hechos incidirían profundamente en su evolución: la revolución industrial y las Tecnologías de la Información con desarrollos aplicados a mejorar su modelo tan importantes como la aparición de la rotativa o la impresión digital. La cifra de negocio del sector de las artes gráficas en nuestro país fue de 14.074, 58 millones de euros en 2017, según fuentes de IDEPA, la Agencia de Desarrollo Económico del Principado de Asturias

Las patentes relacionadas con la impresión 3D permite vislumbrar cuál será el futuro del sector. En este sentido, es interesante conocer que los ingenieros del centro de I+D de Hewlett-Packard en Barcelona han participado en más de 80 patentes relacionadas con la impresión 3D.

Internet

El considerado Padre de Internet tal y como se conoce en la actualidad es el británico Tim Berners-Lee inventó las páginas web en 1989, aunque la creación de una red de comunicación digital a distancia entre varios servidores fuese anterior, concretamente apareció a finales de los años sesenta, cuando el Ministerio de Defensa de Estados Unidos creó la llamada ARPANET. Lo que sí ideo el científico británico cuando trabajaba en el CERN es el sistema de dominios, hipertexto y navegación que hoy en día está detrás de la Red y puso a disposición de todo el mundo este tipo de comunicación. De hecho, no consideró la posibilidad de patentar la web entre otras cosas porque le pareció una combinación de elementos ya conocido (internet e hipertexto).

La repercusión de la aparición de Internet es considerada por todos como de igual impacto que la imprenta. Es incontestable que encierra un conjunto de prácticas convergentes, un universo en el que lo impreso ya no es el medio exclusivo o normativo, en el que el conocimiento es producido y/o diseminado, sino que es absorbido en nuevas configuraciones multimedia.

La digitalización de contenidos ha supuesto la llegada de una nueva forma de acceso al conocimiento intelectual en todas sus fases y procesos: generación, difusión, transmisión y conservación del mismo. Los más beneficiados por esta explosión de información son, sin duda, los investigadores, intelectuales, profesores, pero también cualquier persona con la formación adecuada, con inquietudes culturales y con los conocimientos previos para saber utilizar los nuevos canales.

Con un debate abierto todavía sobre lo que implica en los sectores de negocio involucrados en su creación y difusión tradicional, lo cierto es que ya nadie duda que la digitalización de contenidos representa un gran paso para la democratización del saber, y está empezando a generar cambios tanto en aspectos que afectan a la construcción y difusión del conocimiento como la transmisión y conservación de éste. Según el último informe anual del sector de contenidos digitales en España del ONTSI, el volumen de negocio de las empresas dedicadas a su creación ascendió en 2017 a 11.467 millones de euros.

Accede al museo histórico virtual de la OEPM y disfruta con las fascinantes biografías de célebres inventores y sus patentes. http://historico.oepm.es/museovirtual/index.php

Celia Sánchez Ramos, una firme defensora de la Propiedad Industrial para proteger la innovación

La proximidad al 11 de febrero en el que se celebra Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia ha hecho que hayamos elegido como temática de nuestro blog narrar la labor de una científica española, la doctora Celia Sánchez-Ramos, que es una firme defensora y ejemplo de la utilización del sistema de Propiedad Industrial para proteger la innovación de nuestro país.

La otra razón que nos impulsa a ello es que ha sido noticia porque la Comunidad de Madrid le concedió la semana pasada el premio Fermina Orduña a la innovación en I+D+i, que reconoce el mérito de personas cuya labor científica y tecnológica contribuyen a crear empleo y riqueza, un premio que compartió con la empresaria Paloma Frial. Estos nuevos premios llevan el nombre de la primera mujer que obtuvo una patente en España en 1865.

Esta profesora de la Universidad Complutense de Madrid forma parte de los científicos que usan las patentes como la mejor forma de dar a conocer los resultados de sus investigaciones. Cree que la falta de información relativa a las leyes que regulan la innovación es una de las mayores dificultades para poner en práctica nuevas ideas, y por desconocimiento pueden perderse derechos implícitos a los trabajos de investigación. Siempre ha considerado que es imprescindible concienciar a las empresas e instituciones de la necesidad de publicar en forma de patentes los resultados de los trabajos de investigación.

En su opinión, según podemos leer en una tribuna que publicaba en la revista Fundetec “Hoy día el secreto industrial no existe, la tecnología ofrece las herramientas para poder copiar y desvelar prácticamente cualquier cosa, y las patentes son el único instrumento legal que protege nuestro trabajo en innovación e investigación, al tiempo que pone nuestros conocimientos al servicio de la sociedad”.

Fue la fundadora del laboratorio de neuro-computación y neuro-robótica de la Universidad Complutense de Madrid del que ha sido su directora y cuyo trabajo investigador se ha visto plasmado en la concesión de 448 patentes, así como en la participación en diversos proyectos de investigación en neurociencia (aplicaciones electrónicas al sistema nervioso, estimulación neuroprotésica, recuperación tras daño cerebral) y otros proyectos centrados en la investigación y desarrollo de tecnología óptica (iluminación en vehículos).

Según consta en su biografía es inventora de 13 familias de patentes, con titularidad de la UCM, relacionadas con la neuroprotección retiniana a través de elementos y dispositivos ópticos. Patentes entre las que destacan lentes y filtros terapéuticos para ojos sanos, pseudoafáquicos y/o en proceso de neurodegeneración, con extensión a múltiples países.

En el año 2009, en la 37 Edición del Salón de Invenciones de Ginebra, su invención “Filtro óptico en lentes de contacto para proteger la visión contra la nociva acumulación cotidiana de luz” recibió el Premio de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y el de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) con Medalla de Oro y Felicitación Especial del Jurado, en 2010 obtuvo el “Gran Premio a la Mejor Invención Internacional” otorgado por la ONU.

Para lograr el desarrollo industrial de las investigaciones desde la Universidad Complutense de Madrid crearon la spin-off Alta Eficacia Tecnología una compañía de base tecnológica con la convicción de que el fin de todo el proceso de investigación es que el nuevo producto llegue al ciudadano y a la sociedad en su conjunto, que debe ser la beneficiaria última de todo el conocimiento.

Podéis encontrar información tanto de Fermina Orduña, que da nombre a estos nuevos premios de la Comunidad de Madrid, como de Celia Sánchez Ramos accediendo al museo virtual de la OEPM ambas formaron parte de la exposición “Mujeres Inventoras”, que realizó la OEPM el pasado 26 de abril.

Además, Celia Sánchez Ramos es la protagonista de uno de los casos de éxito de nuestra videoteca. Echarle un vistazo para conocerla mejor.

 

“España tiene una fuerte capacidad emprendedora y excelentes institutos de investigación.”

Publicamos la entrevista que hemos mantenido con María Luisa Hernández Latorre, tercera de las mujeres españolas que optan este año a recibir el premio europeo a la mujer innovadora, galardón que se otorgará el próximo 22 de junio. Hernández Latorre es licenciada en Ingeniería Industrial (Universidad Politécnica de Valencia) que lleva más de una década al frente de Ingelia, compañía de base tecnológica radicada en la capital levantina que co-fundó en 2005 con el objetivo de desarrollar los recursos tecnológicos necesarios para poder utilizar el proceso de carbonización hidrotermal a escala industrial.

Ideado en 1913 pero relegado al olvido por el auge de la industria del petróleo, el citado proceso permite transformar los residuos orgánicos (biomasa) en materiales de carbono que pueden ser empleados en la bio-industria. En 2007, gracias a la colaboración científica con el Instituto de Tecnología Química (ITQ) de la Universidad Politécnica de Valencia, Ingelia consiguió su objetivo: fundar una avanzada planta industrial de Carbonización Hidrotérmica de biomasa (HTC) y conseguir convertirla en una de las más avanzadas de Europa.

 

Recientemente hemos sabido que usted está entre las tres mujeres españolas que han sido nominadas para la obtención del premio Europeo a la Mujer Innovadora ¿Cómo valora la noticia? ¿Qué beneficios considera puede traer su nominación al proyecto empresarial de Ingelia?

Se trata de un excelente reconocimiento a la labor de innovación realizada por Ingelia al más alto nivel europeo. Tengo el honor de liderar un gran equipo de profesionales y expertos internacionales y este reconocimiento es una recompensa también para ellos que reconoce nuestra labor en los últimos años.

¿Qué razones le impulsaron a co-fundar Ingelia en el año 2005?

El proyecto de desarrollo tecnológico de Ingelia inicia como una idea en el año 2007 y las razones que me impulsaron a llevar a cabo este proyecto fueron varias: la visión de una enorme oportunidad de negocio creada en el sector de valorización de materia orgánica húmeda, la responsabilidad de contribuir a la creación de valor en la sociedad y la inquietud de aprender y mejorar nuestra gestión de residuos desarrollando un proyecto de innovación industrial.

Su empresa produce a escala industrial y comercializa biocarbón y fertilizantes líquidos utilizando el procedimiento de carbonización hidrotermal, que tras ser desarrollado en 1913 prácticamente no se aplicó durante más de 90 años ¿A qué considera que se debe este olvido?

El proceso químico HTC fue descubierto en laboratorio en el año 1913 por el Premio Nobel de Química Friedrich Bergius y no fue desarrollado a nivel industrial debido a que en aquel tiempo se apostaba por otro tipo de combustibles como los derivados del petróleo. Fue en el año 2006 cuando el Instituto Max Planck en Potsdam (Berlín) retomó las investigaciones en HTC y organizó un workshop eligiendo a doce empresas europeas para establecer una colaboración. Ingelia participó en este workshop hasta el año 2009 a partir del cual inicia la colaboración científica con el Instituto de Tecnología Química (CSIC-UPV) donde trabaja con investigadores de reconocido prestigio como el Prof. Avelino Corma y el Dr. Michael Renz.

Ingelia se fundó a mediados de la primera década del siglo XXI y, con apenas tres años de vida, sobrevino la crisis económica ¿Cómo pudieron afrontar esos años y conseguir sacar adelante la empresa?

Ingelia ha cerrado tres ampliaciones de capital en 2009, 2012 y 2014, incorporando inversores a la compañía y aumentando su balance hasta casi 10 millones de € invertidos en el proyecto. En plena crisis económica, Ingelia crece gracias a la excelencia de su proyecto y al proceso de internacionalización que puso en marcha abriendo delegaciones inicialmente en UK, Italia y Bélgica y en general en otros países de la Unión Europea. El compromiso del equipo de Ingelia y la disposición de herramientas financieras de la Comisión Europea, Incentivos Regionales, Enisa y CDTi para financiación de la innovación, han facilitado el desarrollo del proyecto. La coordinación con los agentes de su entorno y la involucración de los mismos en el proyecto ha sido clave para el éxito del proyecto de Ingelia.

Su empresa comercializa productos de un valor añadido muy alto ¿Qué compañías compiten actualmente con Ingelia en el mercado internacional y qué lugar ocupa su empresa actualmente en él?

Ingelia construyó y puso en marcha en el año 2010 la primera planta industrial en el mundo que funciona con la tecnología HTC. Esta tecnología permite valorizar todos los residuos orgánicos, de cocinas, lodos de depuradora, industrias agroalimentarias y restos verdes agrícolas que representan el 50% de la cantidad de residuos generada, transformándolos en biomateriales. El proyecto se dirige a un mercado en pleno crecimiento que a día de hoy es de 150 millones de toneladas anuales en Europa.

Ingelia se sitúa como líder en su sector a nivel mundial con una ventaja competitiva de cinco años respecto a sus principales competidores. El sector HTC crece en número de empresas e institutos de investigación e Ingelia tras finalizar la fase de desarrollo tecnológico consolida su posición de liderazgo con dos plantas industriales en el mercado en Valencia e Immingham (UK) y acuerdos comerciales para la construcción de dos plantas adicionales en Italia y Escandinavia en 2018.

Hace poco supimos que una de las razones por las que la mayoría de start-ups no consigue estabilizarse en el mercado es la falta de protección de sus bienes intangibles ¿Cómo han afrontado dicha protección en Ingelia?

Ingelia mantiene una sólida estrategia de inversiones en I+D y ha desarrollado un plan de protección de su Propiedad Intelectual basada en el mantenimiento de la ventaja competitiva y su posición de liderazgo. Realiza inversiones continuas en I+D para el desarrollo de nuevas aplicaciones de la tecnología y productos HTC y protege sus resultados mediante patentes, realizando publicaciones y participando en conferencias de prestigio especializadas.

Desde su experiencia ¿Considera que los emprendedores en España tienen conciencia de la importancia que tiene proteger de forma adecuada los resultados de sus investigaciones (activos intangibles)?

Creo que España tiene una fuerte capacidad emprendedora y un excelente grupo de institutos de investigación. Hace falta mejorar la coordinación entre los mismos y salir de nuestra esfera de confort adquiriendo un compromiso por los proyectos de innovación. El emprendedor debe disponer de las herramientas financieras necesarias para proteger la innovación e invertir en su introducción en el mercado.

¿Cuántos de los procedimientos y productos innovadores que han desarrollado han decidido patentar? Sus patentes ¿Las han solicitado a escala Europea o mundial? ¿Han recibido asesoría legal para ello?

Ingelia dispone a día de hoy de catorce patentes internacionales a nombre de la empresa que forman parte de su valor estratégico. Las patentes han sido desarrolladas por nuestro director tecnológico Dpl. Ing. Martin Hitzl, socio de Ingelia que colabora con un despacho de asesoría específica internacional para la redacción de las patentes, protección de los derechos y vigilancia de la propiedad intelectual.

Según hemos podido conocer, Ingelia mantiene un acuerdo de colaboración científica con el Instituto de Tecnología Química (ITQ) de la Universidad Politécnica de Valencia. Dicho acuerdo ¿Regula los procesos de transferencia tecnológica entre la citada Universidad e Ingelia? ¿En qué términos beneficia a ambas partes?

Ingelia mantiene un acuerdo de colaboración con el ITQ para el desarrollo conjunto del proceso HTC y nuevas aplicaciones de los productos. Ingelia e ITQ disponen de patentes conjuntas y el acuerdo prevé beneficios en base a royalties por cada unidad de Ingelia que se instala en el mercado, según la capacidad de producción de biocarbón. Esta modalidad ha permitido a Ingelia disponer para su proyecto de un equipo de investigadores de primer nivel desde el inicio del proyecto y al ITQ le permite obtener ingresos a largo plazo que aumentan con la introducción de la tecnología en el mercado.

¿Qué opinión tiene de la forma de canalizar y organizar los procesos de transferencia tecnológica entre Universidad y Empresa? Teniendo en cuenta su experiencia ¿Cambiaría algo de ese proceso?

Hace falta mejorar la coordinación entre los grupos de investigación y los emprendedores, incluso incluyendo al equipo tecnológico en los órganos de toma de decisión o administración de la empresa. Es necesario dotar al emprendedor de medios específicos de financiación para proyectos de innovación incluyendo la colaboración para el desarrollo de standards y procedimientos administrativos de legalización para la puesta en el mercado de los proyectos de innovación.

¿Qué opina sobre quienes consideran que una excesiva relación entre empresa y universidad podría condicionar en exceso el enfoque de las investigaciones y la distribución de los fondos económicos entre disciplinas científicas? En el sentido de que se abandonarían aquellas disciplinas consideradas “menos rentables” para privilegiar las desarrolladas en campos de la ciencia cuyos resultados pudieran generar potenciales beneficios en un mercado.

La empresa que realiza innovación debe trabajar estrechamente con los institutos de investigación con el objetivo de llevar al mercado la innovación realizada. Los fondos disponibles se invierten con criterio de rentabilidades a más largo plazo que las inversiones tradicionales, teniendo en cuenta que una vez en el mercado el proyecto innovador dispone de posibilidades de crecimiento mucho mayores y por tanto es necesario definir una financiación específica para el proyecto. Ingelia trabaja con financiaciones en condiciones flexibles adaptadas al proyecto innovador.

¿Ha percibo la señalada “brecha de género” durante el desarrollo de su carrera profesional, sea en el ámbito científico o en el de los negocios al afrontar la creación de Ingelia? Desde su experiencia en ambos campos de actividad ¿Qué acciones considera sería oportuno llevar a cabo para terminar con dicha brecha?

Creo que la incorporación de la mujer en el mundo emprendedor y en los puestos directivos de las empresas es una necesidad, existe una gran cantidad de mujeres en Europa con nivel alto de formación que pueden representar una mejora indiscutible para nuestro tejido productivo aumentando el porcentaje de innovación exitosa en las empresas y por tanto su crecimiento.

Está demostrado que empresas que han incorporado mujeres en sus órganos de administración han experimentado una mejora de sus resultados, en mi opinión debido a un enriquecimiento en el proceso de toma de decisiones. Yo me he sentido siempre integrada y cómoda en el ámbito científico y de negocios, llevando a cabo una coordinación con todos los agentes indistintamente de su género, con el objetivo de sumar, aportar y crear valor.

Para terminar, os ofrecemos el vídeo que la organización ha grabado a María Luisa Hernández Latorre con objeto de presentar su nominación a los premios

“Se puede exportar tecnología a todo el mundo sin necesidad de estar en Silicon Valley”

La pasada semana publicamos la primera de las entrevistas que hemos mantenido con las mujeres españolas que optan este año a recibir el Premio Europeo a la Mujer Innovadora. En esta segunda y penúltima entrega de la serie, ya que tres son las nominadas, os acercamos las opiniones de Alicia Asín, ingeniera informática y co-fundadora y CEO de Libelium, compañía de base tecnológica que lleva más de una década diseñando y fabricando hardware y software para redes de sensores inalámbricos.

Durante estos años, Asín –y su socio David Gascón– han logrado convertir su firma en un proveedor de referencia a escala internacional para ingenieros, integradores de sistemas y consultores que facilitan soluciones de gestión basadas en el desarrollo del llamado “IoT” (Internet of Things) para los sectores de actividad más variados: desde la agricultura hasta la provisión de servicios en el ámbito urbano, pasando por la sanidad. Actualmente Libelium tiene 60 trabajadores, exporta sus sistemas a 120 países y continúa creciendo.

ALICIA ASIN ( CEO DE LIBELIUM ) / 01/03/2018 / FOTO : OLIVER DUCH

Recientemente hemos sabido que usted está entre las tres mujeres españolas que han sido nominadas para la obtención del premio Europeo a la Mujer Innovadora ¿Cómo valora la noticia? ¿Qué beneficios considera puede traer su nominación al proyecto empresarial Libelium?

Ser finalista de este premio ya es un triunfo porque supone estar entre las mujeres europeas más destacadas. Cualquier reconocimiento es positivo pero este es especial por proceder de la Comisión Europea y por la repercusión que genera. Todos los premios son positivos para Libelium, tanto si es la empresa quien los recibe como si nos los otorgan a cualquiera de los dos socios co-fundadores. Conllevan una gran visibilidad que nos permite dar a conocer nuestra tecnología en todo el mundo y, por tanto, facilitarnos nuevas oportunidades de negocio.

Una década en alas de la tecnología

¿Qué razones le impulsaron a co-fundar Libelium en el año 2006? Una empresa arriesgada teniendo en cuenta que, durante esos años, el “Internet Of Things” parecía más una tendenciaa futuro” que un mercado consolidado…

En 2006 nadie hablaba de IoT. David Gascón y yo estábamos terminando nuestros estudios de ingeniería informática y vimos una oportunidad en las redes de sensores inalámbricas, por lo que empezamos a construir nuestra plataforma tecnológica; hoy ha conseguido llegar a más de 120 países en todo el mundo.

Hemos podido leer que la voluntad por desarrollar su carrera profesional en el ámbito de las tecnologías sin tener que abandonar España fue uno de los motivos que le impulsaron a crear su propia empresa. Interpretamos por ello que marchar a otros países es una decisión mayoritaria entre los profesionales de su sector ¿Es tan acusada la fuga de cerebros de nuestro país? ¿Qué considera necesario cambiar en el ámbito académico y/o laboral para revertir esa tendencia?

Nosotros decidimos quedarnos en España por decisión personal y Libelium es la demostración de que se puede exportar tecnología a todo el mundo sin necesidad de estar en Silicon Valley. Pero lo cierto es que viajamos constantemente para participar en conferencias y eventos del sector. El mundo y los negocios cada vez son más globales y eso es algo que las nuevas generaciones lo tienen muy presente. Como país, deberíamos aspirar a que nuestros jóvenes creen empresas interesantes y competitivas, en lugar de que vean como el mayor logro entrar a trabajar en multinacionales tecnológicas extranjeras. Queda mucho por hacer, tanto en recursos como en mentalización.

Su empresa nació en 2006, actualmente tiene 60 trabajadores/as y exporta sus sistemas de sensorización a 120 países. Más de una década de actividad y crecimiento durante los años en los que el azote de la crisis económica ha sido más fuerte. La pregunta es casi obligada ¿Cómo pudieron afrontar los años más duros de la crisis económica teniendo en cuenta que ésta se desencadenó en 2008, cuando Libelium apenas tenía dos años de vida?

La empresa se constituyó en noviembre de 2006 por lo que la crisis llegó en nuestro primer año de vida. Siempre hemos tenido como objetivo la cuenta de resultados. No montamos la empresa apoyándonos en subvenciones ni en inversores externos y eso nos ha permitido ser realistas y buscar ingresos desde el minuto uno, mediante la venta on-line. La proyección internacional y la innovación constante de nuestras soluciones para ciudades inteligentes, agricultura de precisión y salud digital nos han llevado hasta donde estamos actualmente.

Su empresa comercializa productos de un valor añadido muy alto ¿Qué compañías compiten actualmente con Libelium en el mercado internacional y qué lugar ocupa su empresa actualmente en él? ¿Puede el IoT ayudar realmente a afrontar los retos más importantes que se presentan a la humanidad durante los próximos años?

La tecnología de Libelium es muy horizontal. Eso significa que nuestras soluciones tienen aplicación en muchos sectores: agricultura, smart cities, medio ambiente, gestión de agua, logística, retail…Por eso no tenemos un único competidor que se pueda comparar con nosotros. Otras compañías centran su “expertise” en una solución única pero la plataforma de sensores Libelium es inter-operable, lo que permite conectar cualquier sensor a cualquier “cloud” a través de cualquier protocolo de comunicación. Ese es el secreto del éxito: construir un gran ecosistema que involucre a todos los partners del IoT.

El IoT es una revolución como lo fueron en su día la invención del ferrocarril o la máquina de vapor. Nuestra tecnología no solo ayuda a mejorar la vida de las ciudades sino también de las personas y de las empresas. ¿Cómo? Si hacemos más productivos los cultivos agrícolas, conseguiremos mejorar la producción de alimentos tan necesaria para dar de comer a una población mundial en crecimiento continuo. Si mejoramos la calidad del aire que respiramos y del agua que bebemos, mejoramos la salud de las personas al mismo tiempo que hacemos que las ciudades sean más sostenibles. Si ayudamos a que la industria sea más competitiva mediante la optimización de costes o la mejora continua de la cadena productiva, estamos poniendo los cimientos para que la generación de riqueza cree más y mejor empleo.

Apuesta por la investigación, el desarrollo y la obtención de certificaciones 

Hace poco supimos que una de las razones por las que la mayoría de “start-ups” no consigue estabilizarse en el mercado es la falta de protección de sus bienes intangibles ¿Cómo han afrontado dicha protección en Libelium?

En Libelium hacemos i+d para la mejora continua de nuestros productos pero no creemos en el sistema de patentes para proteger nuestra innovación. Con los años hemos visto los elevados costes, no sólo de patentes sino de defensa y pleitos para hacerlas valer después, y hemos entendido que simplemente es un juego del que quedan fuera las empresas pequeñas. Además, hay que tener en cuenta la rápida obsolescencia tecnológica. En su lugar, preferimos utilizar esos recursos para innovar continuamente.

¿Cuántas de las innovaciones que han desarrollado como proveedores de sistemas desensorización para desarrollar el IoT han decidido patentar? Sus patentes ¿Las han solicitado a escala europea o mundial? ¿Han recibido asesoría legal para ello?

En Libelium son más importantes las certificaciones internacionales que las patentes. Contamos con asesoría legal para toda la labor de certificación internacional de nuestros productos, que hemos llevado a cabo con una considerable inversión. Contamos con las certificaciones CE, IC, FCC, PTRB, Anatel

Sobre la relación entre la universidad y la empresa

Según hemos podido conocer, en un primer momento Libelium fue una “Spin Off” vinculada a la Universidad de Zaragoza, donde Ud se formó en Ingeniería Informática ¿Qué opinión tiene sobre la forma de canalizar y organizar los procesos de transferencia tecnológica entre Universidad y Empresa? Teniendo en cuenta su experiencia ¿Cambiaría algo de ese proceso?

La transferencia tecnológica y la relación entre Universidad Pública y Empresa ha mejorado mucho en los últimos años pero sigue siendo insuficiente. Bajo mi punto de vista, las escuelas de negocio han sabido hacerlo mucho mejor atendiendo las demandas de las empresas para generar una oferta educativa y emprendedora adecuada a la realidad del mercado. Hace falta mucho cambio en las estructuras educativas públicas para renovar procesos y elevar el nivel de excelencia que sería exigible en todos los niveles de la administración.

Hemos podido leer que le sorprende negativamente la falta de inclusión de asignaturas relacionadas con los negocios y las finanzas en los programas de educación superior de nuestro país, cuando es algo ampliamente extendido en otras latitudes ¿Cree que la aplicación práctica de los resultados de una investigación científica o técnica, entendida esta como su transformación en bienes y servicios de potencial éxito en un mercado concreto, debería ser un baremo a considerar en los méritos curriculares a acumular por ingenieros y científicos para hacer carrera en la academia?

La relación entre la Universidad y el sector empresarial tiene que ser más fluida y más líquida. Existe una brecha real entre el talento que sale de las universidades actualmente y las habilidades y conocimientos que demandamos desde las empresas. Hay que fomentar los estudios de ingenierías entre las nuevas generaciones, pero orientados también al desarrollo de negocio, no sólo de productos y de i+d sino de comercialización de bienes y servicios para un mercado cada vez más global y cambiante.

¿Ha recibido la llamada de alguna universidad o instituto de formación para impartir clases mediante las transmitir los conocimientos que ha adquirido al frente de Libelium durante estos años?

Constantemente, pero mi actividad prioritaria es la dirección de Libelium. Colaboro de forma puntual con algunas instituciones educativas y con entidades que me invitan a diferentes jornadas pero muchas veces me es difícil cuadrar todos los compromisos que tengo en la agenda con los viajes y el seguimiento del negocio.

¿Qué opina sobre quienes consideran que una excesiva relación entre empresa y universidad podría condicionar en exceso el enfoque de las investigaciones y la distribución de los fondos económicos entre disciplinas científicas? En el sentido de que se abandonarían aquellas disciplinas consideradas “menos rentables” para privilegiar las desarrolladas en campos de la ciencia cuyos resultados pudieran generar potenciales beneficios en un mercado.

La Universidad tiene que estar al servicio del mercado laboral y de las empresas y no al revés. El objetivo de la educación tiene que ser la formación de personas para su empleabilidad y contribución al desarrollo de la riqueza del país. Y en materia de investigación sucede lo mismo. Con todo el respeto hacia los investigadores, mi opinión es que los recursos se tienen que destinar a proyectos que tengan utilidad en el mercado: para las empresas, para las personas y para el desarrollo en general. ¿En qué lugar deja esto a la investigación básica entonces? Considero que es imprescindible, pero aquí añadiría que se deberían asegurar las financiaciones para estos proyectos de forma que aseguremos que puedan concluirse.

Consideraciones de género basadas en la experiencia

Ha percibo la señalada “brecha de género” durante el desarrollo de su carrera profesional, sea en el ámbito científico o en el de los negocios al afrontar la creación de Libelium? Desde su experiencia en ambos campos de actividad ¿Qué acciones considera sería oportuno llevar a cabo para terminar con dicha brecha?

Fui de las pocas ingenieras informáticas de mi promoción y sigo siendo de las pocas mujeres que dirigen una empresa tecnológica. Aún hoy tengo que escuchar algunas voces que dicen que me dan determinados premios por ser mujer.

Nunca he sido partidaria de las cuotas ni de la discriminación positiva pero sí que creo firmemente que se debe promover la igualdad para que ninguna mujer tenga que renunciar a su carrera profesional por su familia. Y eso empieza por la co-responsabilidad de la gestión del hogar.

Las medidas de conciliación dentro de las empresas son necesarias pero resultan insuficientes si siempre somos las mujeres las que nos tenemos que ocupar de la gestión doméstica y no es una responsabilidad compartida. Por otra parte, hay que tomarse en serio el fomento de las ingenierías entre las jóvenes estudiantes de hoy para que puedan acceder a los puestos de dirección de las empresas en el futuro. Si no, la brecha salarial seguirá existiendo.

Os dejamos con el vídeo de presentación que los organizadores han realizado a nuestra entrevistada y con una nota del centro CEVIPYME

NOTA

Desde el centro CEVIPYME somos conscientes de las particularidades en la protección de invenciones del sector de las tecnologías de información como muestra la reciente publicación del folleto:Invenciones implementadas por ordenador y estamos de acuerdo en que el sistema de Patentes no debe ser la única solución para las empresas, todas las estrategias de protección son válidas siempre que resuelvan las necesidades de la pyme. Sin embargo, el cambio rápido de tecnología puede ser minimizado con la vía de concesión acelerada de patentes (CAP) por el que las patentes se conceden en 6 meses, los costes de la defensa pueden ser reducidos utilizando los procedimientos de mediación y el arbitraje como alternativa a resolución de conflictos y realmente la única herramienta de defensa frente a terceros de una PYME es disponer de un registro de propiedad industrial.