Archivo de la categoría: inventores

Plantillas personalizadas e inteligentes para mejorar la salud, el rendimiento y prevenir lesiones #WorldIPDay

Hoy en nuestra segunda entrada dedicada a la temática del #WorldIPDay os vamos a hablar de Podoactiva una empresa de base tecnológica especializada en podología biomecánica de origen aragonés (Huesca). Sus plantillas personalizadas las usan en el actualidad deportistas de élite de numerosas disciplinas deportivas  como running, fútbol  (cuidan los pies de los jugadores de la selección española de fútbol) o baloncesto.

En el campo del esquí han aplicado su conocimiento en la materia para ofrecer al esquiador una plantilla personalizada que mejora los tiempos de aprendizaje y el confort dentro de la bota ocupando el mínimo espacio. Asimismo, para los ciclistas y triatletas tienen desarrollada Podoactiva Custom Bike, considerando el análisis de la postura en la bicicleta según criterios de salud y rendimiento y revisando la colocación de los elementos en la misma. El objetivo, en todos los casos, es mejorar la salud, el rendimiento y prevenir y recuperar lesiones.

Podoactiva, además, hace unas semanas fue noticia al presentar en Madrid la primera plantilla inteligente personalizada del mercado, en un proyecto en colaboración con el grupo HOWLab del I3A, de la Universidad de Zaragoza el último de sus productos resultado de su constante inversión en I+D y su trabajo de colaboración con Instituciones, Centros de Investigación e Industria del Deporte.

Plantillas inteligentes

Las plantillas, que acaban de presentar, están elaboradas con sustrato flexible, llevan incorporados sensores de tipo FSR (Force Sensor Resistor) e inerciales que permiten registrar el movimiento de la plantilla, procesarlo y mediante tecnología ‘Bluetooth’, establecer la conexión con un dispositivo móvil. Mientras el paciente camina en su vida diaria, las plantillas “permiten medir 500 datos por segundo en tiempo real“, según explicó Roberto Casas, responsable del grupo HOWLab, participante en el desarrollo tecnológico del proyecto. Se parametrizan aspectos importantes para la marcha como el balance de presiones, los tiempos de contacto y vuelo, aceleraciones lineales y angulares en diferentes ejes e instantes o un índice de pronosupinación, entre otros.

Estas plantillas inteligentes, que estarán a disposición de cualquier paciente en los próximos meses, tienen una aplicación particularmente destacada en cinco grandes grupos de usuarios: deportistas, pacientes neurológicos, pacientes en procesos de rehabilitación, personas mayores y trabajadores, señalaron en la presentación.

Este no es el único producto que nace de la colaboración con el Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (i3A) ya en 2008 fruto de su trabajo conjunto patentaron un innovador sistema de escaneado del pie en 3D. El sistema se apoya en el uso de tecnologías para obtener un molde más preciso a partir del que es posible diseñar plantillas personalizadas de altas prestaciones utilizando nuevos materiales.

Supuso su primera patente a la que luego le han seguido otras . También patentaron, por ejemplo, la membrana elástica que emplean para obtener la imagen virtual del pié mediante láser, que forma parte del sistema 3D Scan Sport Podoactiva. La membrana tiene propiedades semejantes al látex con unas características pensadas para ofrecer la elasticidad necesaria y obtener los moldes de forma adecuada. El sistema dispone de una regulación en tensión de la membrana para poder escanear cualquier rango de cargas, por ejemplo.

Ventajas de sus plantillas personalizadas

Según fuentes de la compañía sus plantillas personalizadas presentan ciertas ventajas respecto de las fabricadas por sistemas más tradicionales; mayor durabilidad, menor peso, ocupan menos espacio en el zapato y tienen mejores propiedades de amortiguación y respuesta dinámica. Son transpirables y fabricadas robotizadamente por mecanizado de ambas caras en materiales muy resistentes y exclusivos. Señalan que están pensadas para devolver parte de la energía que aplicamos en la zancada con la correspondiente reducción de fatiga.

En la actualidad la empresa ha logrado crear una importante red de centros de investigación y desarrollo punteros en su campo. En ellos se ofrecen servicios de podología biomecánica altamente tecnificados a deportistas de élite pero también a un variado perfil de pacientes en las clínicas que tiene por toda España porque se estima que siete de cada diez personas padecen una patología relacionada con los pies, lo que produce desde malestar al andar hasta problemas que afectan al esqueleto y, sobre todo, a la rodilla. Si queréis saber más de la trayectoria e historia de esta empresa la podréis encontrar en su página web

Anuncios

Cómo la esgrima se liberó de los cables #wordipday.

Este año, la campaña del Día Mundial de la Propiedad Intelectual –Aspirar al oro nos invita a indagar e investigar sobre como la innovación y la creatividad, así como los derechos de PI respaldan el desarrollo del deporte y pide que participemos activamente en la conversación que quieren generar utilizando #WorldIPDay.

Se nos insta a que observemos de qué manera en las actividades comerciales que giran en torno al deporte se utilizan las patentes y los diseños industriales para fomentar el desarrollo de nuevas tecnologías, material, formas de entrenamiento y equipamiento deportivos, para ayudar a mejorar el rendimiento de los atletas o que comentemos el valor de las marcas en el mundo del deporte.

Por ese motivo vamos a dedicar nuestros contenidos las próximas semanas, hasta el 26 de abril día Mundial de la Propiedad Industrial, a diferentes innovaciones que se han producido en el mundo del deporte. No vamos a contar quiénes son nuestros héroes deportivos como nos invitan desde la WIPO, contaremos quiénes son algunos de nuestros héroes de la innovación en el deporte con acento español. Unos héroes para muchos desconocidos.

Sabemos que la esgrima no es un deporte muy popular en nuestro país, pero os queremos relatar como la tecnología inalámbrica ha mejorado su práctica. La hemos elegido porque los creadores de uno de estos sistemas son dos ingenieros españoles.

Sistemas de tocados en la esgrima

Hasta la aparición de los sistemas inalámbricos de marcados, los tocados en esgrima se detectaban por medio de un circuito electrónico cerrado.

Conectado a la corriente eléctrica y a la parte trasera del traje de los esgrimistas, éste recorría la parte interior de una de las mangas de cada contendiente hasta llegar al puño de la espada, accionando una señal luminosa automáticamente al presionar la punta del arma cualquier superficie.

Para determinar la detección de una tocada simultánea, algo realmente complicado utilizando un sistema electrónico, se configuró un intervalo de tiempo de algo menos de un segundo. Es decir, que si las espadas de ambos contendientes entraban en contacto con el cuerpo de rival dentro de ese tiempo la tocada era considerada simultánea.

El sistema, además de contar con un interruptor en la punta de cada espada, estaba provisto de cables de tierra en zonas como la cazoleta o la pista, lo que hacía que al impactar con ellas la punta metálica se produjese un corto circuito y no se activara la señal luminosa que daba cuenta del impacto.

Inventores de uno de los sistemas inalámbricos de marcados

Lluís M. Campos, ingeniero en Telecomunicaciones en la especialidad de Sonido e Imagen, y Raúl Juan, ingeniero técnico Industrial de la especialidad de Electricidad, crearon hace algunos años un sistema inalámbrico para facilitar a los jueces de esgrima el marcaje de puntos durante el duelo. Lo denominaron Wireless Fencing.

Lo más interesante es que emplearlo permitía prescindir del costoso sistema de marcaje, hasta entonces vigente, que al requerir una instalación de cableado especial limitaba las posibilidades de expansión de este deporte al generar mayores costes de infraestructura que otros. Raúl Juan, declaró en su momento que la finalidad de su sistema era conseguir que la esgrima se expandiera al librase de los cables.

La tecnología desarrollada por Campos y Juan, patentada desde 2012 como podéis comprobar aquí, prescinde del cable que conecta a los participantes con la máquina detectora, lo que permite una mayor movilidad a los tiradores, además de facilitar la práctica de este deporte en más espacios.

Consta de tres dispositivos: dos aparatos que actúan como detectores y transmisores de radio y se alimentan con pilas, y un tercer aparato que hace las funciones de consola de marcaje, recibiendo los mensajes de los dos detectores mediante un receptor de radio.

Para garantizar la fiabilidad del sistema los dos ingenieros desarrollaron un protocolo de comunicación entre la consola y los dispositivos que los tiradores llevan colgados en la cintura.

Para que todo el mundo pudiera entender cómo funciona el sistema sus creadores elaboraron una animación explicativa que subieron a youtube:

La Federación Internacional de Esgrima (FIE) homologó la tecnología inalámbrica para su uso en competiciones oficiales en el año 2016.Wireless Start/Stop system. Basic Radio Specifications 

Si quieres saber más sobre la solicitud internacional de patente (PCT), vía elegida para proteger este sistema, lee la entrevista que mantuvimos con la Oficina Española de Patentes y Marcas para que nos respondieran a sus características

Tres inventos que cambiaron la transmisión del conocimiento

“Ser inventor significa creer en tu idea y en ti mismo. Significa arriesgarte, no tener miedo ni vergüenza de lo que dirán. Sencillamente ser capaz de dar a tu idea la oportunidad de existir” nos decía Pep Torres en una entrevista que concedió a este blog. Una definición que bien se puede aplicar a Cai Lun , Gutenberg y Tim Berners-Lee. Tres inventores que sí dieron a su idea una oportunidad y cuyas innovaciones han sido esenciales para almacenar y transmitir el conocimiento. Todas ellas tienen en común el haber propiciado cambios con su aparición que han transformado la vida social, económica y cultural de la humanidad. ¿De qué innovaciones hablamos? del papel, la imprenta e Internet.

El papel

El papel se inventa en China en el año 105 a. de C. y su creación se le atribuye a Cai Lun . En el siglo VIII, China exportó papel a otros países de Asia, pero el secreto de la técnica de la fabricación se mantuvo estrictamente durante siglos. En el año 751 d.C., según fuentes expertas, durante los conflictos entre el imperio árabe y los chinos de la dinastía Tang, varios obreros chinos que trabajaban en las papelerías fueron capturados por los árabes, lo que propició el desarrollo de la industria del papel en Bagdad y su extensión en el mundo árabe. A Europa su uso no llegaría hasta la Edad Media.

En la actualidad a parte de existir el papel gráfico que se utiliza con diferente gramaje para la producción de periódicos, revistas, libros, sobres de cartas, cuadernos etc… hay productos papeleros para envases y embalajes, papeles higiénicos y sanitarios, y hasta papeles especiales, como el papel filtro o el papel decorativo. Toda una industria que según el último informe anual de ASPAPEL ha invertido en innovación durante los tres últimos años (2015-2018) casi 900 millones de euros y contemplaba unas inversiones adicionales para 2018 de 479 millones de euros. En nuestro país existen 68 fábricas de papel, que en 2017 produjeron 6.217.800 toneladas.

Un ejemplo interesante de invenciones relacionadas con el papel son las que implican medidas de seguridad del papel moneda, apareciendo en Espacenet más de 20 familias de patentes de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre sobre estos aspectos.

 

La imprenta

La aparición de la imprenta fue fundamental para la divulgación del saber, aunque en un principio su uso solo estuviera reservado a unos pocos. En la Edad Media Occidental estaba en manos del clero. Es el primer gran aporte para la difusión del conocimiento.Gracias a la imprenta el conocimiento traspasó los conventos del medievo. Su irrupción también supuso el inicio de la comercialización de la cultura. Será Gutenberg quien detentará la invención de la imprenta al producir en Maguncia la biblia de 42 líneas en el año 1456.

Hay que puntualizar que la imprenta también es una invención China. Apareció 400 años antes que la célebre imprenta de Gutenberg pero el invento no tuvo la misma repercusión que en occidente al no utilizarse para la publicación de libros, ya que en la China clásica no se valoraba la adquisición de conocimientos para todos, sino sólo para aquellos nobles, gobernantes y burócratas ilustrados que ya sabían leer, por lo que no se necesitaba un medio barato de reproducción de textos. Así que desecharon su uso.

Desde la aparición del primer modelo de imprenta ha llovido mucho. La innovación en el sector de la impresión ha sido una constante a lo largo de su historia. Dos hechos incidirían profundamente en su evolución: la revolución industrial y las Tecnologías de la Información con desarrollos aplicados a mejorar su modelo tan importantes como la aparición de la rotativa o la impresión digital. La cifra de negocio del sector de las artes gráficas en nuestro país fue de 14.074, 58 millones de euros en 2017, según fuentes de IDEPA, la Agencia de Desarrollo Económico del Principado de Asturias

Las patentes relacionadas con la impresión 3D permite vislumbrar cuál será el futuro del sector. En este sentido, es interesante conocer que los ingenieros del centro de I+D de Hewlett-Packard en Barcelona han participado en más de 80 patentes relacionadas con la impresión 3D.

Internet

El considerado Padre de Internet tal y como se conoce en la actualidad es el británico Tim Berners-Lee inventó las páginas web en 1989, aunque la creación de una red de comunicación digital a distancia entre varios servidores fuese anterior, concretamente apareció a finales de los años sesenta, cuando el Ministerio de Defensa de Estados Unidos creó la llamada ARPANET. Lo que sí ideo el científico británico cuando trabajaba en el CERN es el sistema de dominios, hipertexto y navegación que hoy en día está detrás de la Red y puso a disposición de todo el mundo este tipo de comunicación. De hecho, no consideró la posibilidad de patentar la web entre otras cosas porque le pareció una combinación de elementos ya conocido (internet e hipertexto).

La repercusión de la aparición de Internet es considerada por todos como de igual impacto que la imprenta. Es incontestable que encierra un conjunto de prácticas convergentes, un universo en el que lo impreso ya no es el medio exclusivo o normativo, en el que el conocimiento es producido y/o diseminado, sino que es absorbido en nuevas configuraciones multimedia.

La digitalización de contenidos ha supuesto la llegada de una nueva forma de acceso al conocimiento intelectual en todas sus fases y procesos: generación, difusión, transmisión y conservación del mismo. Los más beneficiados por esta explosión de información son, sin duda, los investigadores, intelectuales, profesores, pero también cualquier persona con la formación adecuada, con inquietudes culturales y con los conocimientos previos para saber utilizar los nuevos canales.

Con un debate abierto todavía sobre lo que implica en los sectores de negocio involucrados en su creación y difusión tradicional, lo cierto es que ya nadie duda que la digitalización de contenidos representa un gran paso para la democratización del saber, y está empezando a generar cambios tanto en aspectos que afectan a la construcción y difusión del conocimiento como la transmisión y conservación de éste. Según el último informe anual del sector de contenidos digitales en España del ONTSI, el volumen de negocio de las empresas dedicadas a su creación ascendió en 2017 a 11.467 millones de euros.

Accede al museo histórico virtual de la OEPM y disfruta con las fascinantes biografías de célebres inventores y sus patentes. http://historico.oepm.es/museovirtual/index.php

David Martínez Martín, premio a la innovación 2018 de la fundación Elzaburu

“Conseguir desarrollar invenciones con el suficiente atractivo comercial para que una empresa las licencie, requiere muchas dosis de esfuerzo”

Hoy os relatamos la conversación sostenida con un joven investigador David Martínez Martín galardonado con el premio a la innovación 2018 de la fundación Elzaburu por el desarrollo de una nueva tecnología que permitirá explorar enfermedades que hoy son incurables. Martínez trabaja desde 2012 como investigador científico en la Universidad ETH Zúrich y es el inventor principal de la patente “Procedimiento de control de un microscopio de barrido” por la que se le otorgó el premio.

La imagen recoge el momento en que David Martínez Martín recibe el premio de manos de Alberto Elzaburu

Martínez considera que tiene mucha suerte por poder dedicarse a la investigación, algo que le apasiona, y confiesa “ este trabajo también tiene gran cantidad de momentos difíciles, pero la satisfacción de crear algo que puede mejorar la vida de los demás es insuperable”

La fundación Alberto Elzaburu le premió hace unos meses por ser el inventor principal de la patente llamada “Procedimiento de control de un microscopio de barrido”¿Qué ventajas y novedades presenta esta innovación y cuáles son los puntos claves de su patente?

Se trata de un sistema de control que puede ser implementado por ejemplo en microscopios de fuerza atómica. Estos microscopios de gran potencia son fundamentales en nanotecnología. No sólo permiten visualizar muestras, sino que también son capaces de manipularlas. Las muestras pueden ser muy variadas desde átomos y moléculas a células vivas y tejidos, y sus aplicaciones alcanzan campos muy distintos como la ciencia de materiales, química o biomedicina. Sin embargo, la utilización de estos microscopios requiere de personal muy entrenado, y en muchas ocasiones el funcionamiento de estos microscopios se vuelve inestable, limitando fuertemente su utilización. Gracias a esta patente se solucionan gran parte de estos problemas, y la utilización de estos microscopios se vuelve mucho más sencilla en todos los ambientes de trabajo (condiciones ambientales, de vacío o en líquidos).

Además de la invención previa, la fundación Alberto Elzaburu tuvo en cuenta otras invenciones que he realizado, por ejemplo, la regulación de la masa y tamaño de las células. Esta regulación es fundamental para la vida, ya que la fisiología celular está fuertemente ligada al tamaño y masa celular. Gracias a esos mecanismos de regulación, las células son capaces de crear organismos altamente complejos como los seres humanos, con una sofisticada arquitectura de tejidos y órganos. A día de hoy es conocido que el origen de muchas enfermedades (cáncer, hipertrofias, diabetes…) está relacionado con problemas en la regulación de la masa celular, por lo que descubrir el funcionamiento de estos mecanismos es prioritario. Sin embargo, aunque caracterizar los cambios de masa de sistemas mucho más grandes o más pequeños que las células se hace de manera rutinaria, no contábamos con tecnologías que nos permitieran este tipo de medidas a nivel celular con la resolución necesaria. Por lo que decidí acometer el desarrollo de nueva instrumentación que permitiera medir la evolución de la masa de una única célula (o también agregados celulares) con gran resolución y en tiempo real.

-¿Se puede calificar esta investigación científica como base que pueda dar lugar a la creación de nuevos productos? Si es así nos podía poner un ejemplo.

Efectivamente. Actualmente 4 de las 5 patentes que hemos solicitado como resultado de estas investigaciones, se encuentran licenciadas a empresas de alta tecnología. Estas empresas están incorporando estos nuevos desarrollos para mejorar productos existentes que ya tienen en el mercado, como por ejemplo microscopios de fuerza atómica, y para desarrollar otros nuevos como por ejemplo el monitor de cytomasa (https://www.nanosurf.com/en/products/cytomass). Este último será de gran utilidad en áreas como la fisiología celular, el desarrollo de nuevos fármacos, la investigación sobre el cáncer…

-El galardón reconoce también el esfuerzo de los investigadores e innovadores españoles menores de 40 años que hayan sabido explotar comercialmente sus invenciones. La fórmula que han elegido para rentabilizar su invenciones ha sido la concesión de licencias ¿en estos momentos qué beneficios les aportan dichas licencias?

Ciertamente, conseguir desarrollar invenciones con el suficiente atractivo comercial para que una empresa las licencie, requiere muchas dosis de esfuerzo. Con motivo de estas licencias, tengo una colaboración muy estrecha y directa con el mundo de la empresa, lo que me permite desarrollar otras muchas habilidades y conocimientos diferentes a los del entorno universitario, por lo que me supone un gran beneficio personal y profesional. Además, las licencias conllevan el pago de regalías (royalties) por parte de los licenciatarios, por lo que también me suponen un beneficio económico.

-¿La conexión entre inversión en ciencia y rentabilidad, en su opinión, es siempre posible?

Para conectar eficientemente la inversión en ciencia y rentabilidad, es necesario desarrollar un ecosistema de innovación muy robusto. La innovación es proceso complejo y requiere de la participación no sólo de científicos, sino también de emprendedores, inventores y creativos, empresarios, inversores, especialistas en Propiedad Intelectual e Industrial… Por lo tanto, es fundamental cuidar y fomentar el crecimiento sano de todos estos actores que intervienen en el proceso.

-Ser el inventor principal en un proyecto es difícil para un investigador joven ¿cómo lo ha conseguido?

El inventor principal debe ser aquel que ha realizado la contribución más importante en una invención, y eso ha sido lo que se ha valorado en mi caso. En las universidades en las que he trabajado, de manera previa a la solicitud de patente, los inventores declaran y firman el porcentaje de contribución que han tenido en la invención, aunque ciertamente esto puede ocasionar conflictos que hay que tratar de gestionar de la mejor manera posible.

Por otro lado, también he contado con el apoyo y colaboración de científicos con gran prestigio internacional y dilatada experiencia, como el Prof. Daniel Müller y el Prof. Christoph Gerber, quienes me han abierto sus puertas y acogido en sus laboratorios. Gracias a ellos, he podido solicitar también importante financiación para la ejecución de los proyectos, que de otra manera hubiera sido imposible, al no disponer de mi propio laboratorio.

-En estos momentos está trabajando como investigador científico en la Universidad ETH Zúrich ¿Cuáles fueron los motivos que le empujaron a irse a esa universidad? ¿Se puede decir que con ello engrosa la lista de las más de 12.000 investigadores que han abandonado España desde 2010 ante la falta de recursos?

La ciencia es una actividad global y no tiene fronteras, y a mí me gusta ser un ciudadano global. Cuando terminé mi doctorado, tuve la suerte de poder elegir dónde quería continuar mi carrera. Conseguí una beca del programa de excelencia internacional EMBO (European Molecular Biology Organization) y me trasladé a Suiza con el reto de diseñar un instrumento que nos permitiera seguir la evolución de la masa de las células con gran precisión.

El proyecto era muy arriesgado. Se necesitaba una financiación muy importante y había que construir el instrumento desde cero. Un proyecto de esta estas características no se puede realizar en cualquier lado, pero Suiza cuenta con un entorno muy favorable. El sistema científico del país es muy robusto y competitivo, y destaca en áreas como la biofísica y biotecnología. Además, la ETH Zurich es una universidad muy enfocada en la investigación, considerada entre las mejores del mundo. El departamento en el que trabajo se encuentra ubicado en Basilea, una atractiva ciudad con mucha innovación, sede de grandes farmacéuticas y que también aloja un gran número de empresas nuevas del sector de alta tecnología. Finalmente, el país dispone de una gran calidad de vida y una naturaleza espectacular. Así que me decidí a venir, y ciertamente estoy muy feliz.

-¿Cree que para un investigador joven es imprescindible salir del país y tener una buena productividad científica, para tener después alguna opción de volver a España?

Llevo más de 6 años viviendo en Suiza, y actualmente estoy preparando mi traslado a Australia, pues recientemente he aceptado una oferta de la Universidad de Sídney. Desde mi experiencia, estoy convencido de que marcharse al extranjero, al menos por un tiempo, es muy recomendable para todo el mundo, y en particular para los científicos. Te permite abrirte a otras culturas, conocer otras formas de trabajo, dominar otra lengua. Ayuda a eliminar muchos prejuicios y fomenta enormemente el desarrollo personal.

El mundo científico es muy competitivo, cada vez más, tanto en España como fuera. Existen muchas menos plazas en investigación que el número de doctores que se gradúan, por lo que para tener buenas posibilidades de estabilizarse, es importante desarrollar un CV de gran solidez.

-Por último nos gustaría saber los motivos que le llevaron a dedicarse a la investigación y qué es lo que le produce más satisfacción de su trabajo.

Desde niño quería ser inventor. Me encantaban los juegos con lo que podía construir motores, circuitos eléctricos, bombas de agua, etc. En el Instituto descubrí que las matemáticas y la física me encantaban, y que me daban el poder de explicar y predecir muchos fenómenos. Por lo que decidí estudiar Física en la Universidad.

Considero que tengo mucha suerte de poder dedicarme a algo que me apasiona, y el esfuerzo que requiere lo dedico con mucha ilusión. Este trabajo también tiene gran cantidad de momentos difíciles, pero la satisfacción de crear algo que puede mejorar la vida de los demás es insuperable.

Celia Sánchez Ramos, una firme defensora de la Propiedad Industrial para proteger la innovación

La proximidad al 11 de febrero en el que se celebra Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia ha hecho que hayamos elegido como temática de nuestro blog narrar la labor de una científica española, la doctora Celia Sánchez-Ramos, que es una firme defensora y ejemplo de la utilización del sistema de Propiedad Industrial para proteger la innovación de nuestro país.

La otra razón que nos impulsa a ello es que ha sido noticia porque la Comunidad de Madrid le concedió la semana pasada el premio Fermina Orduña a la innovación en I+D+i, que reconoce el mérito de personas cuya labor científica y tecnológica contribuyen a crear empleo y riqueza, un premio que compartió con la empresaria Paloma Frial. Estos nuevos premios llevan el nombre de la primera mujer que obtuvo una patente en España en 1865.

Esta profesora de la Universidad Complutense de Madrid forma parte de los científicos que usan las patentes como la mejor forma de dar a conocer los resultados de sus investigaciones. Cree que la falta de información relativa a las leyes que regulan la innovación es una de las mayores dificultades para poner en práctica nuevas ideas, y por desconocimiento pueden perderse derechos implícitos a los trabajos de investigación. Siempre ha considerado que es imprescindible concienciar a las empresas e instituciones de la necesidad de publicar en forma de patentes los resultados de los trabajos de investigación.

En su opinión, según podemos leer en una tribuna que publicaba en la revista Fundetec “Hoy día el secreto industrial no existe, la tecnología ofrece las herramientas para poder copiar y desvelar prácticamente cualquier cosa, y las patentes son el único instrumento legal que protege nuestro trabajo en innovación e investigación, al tiempo que pone nuestros conocimientos al servicio de la sociedad”.

Fue la fundadora del laboratorio de neuro-computación y neuro-robótica de la Universidad Complutense de Madrid del que ha sido su directora y cuyo trabajo investigador se ha visto plasmado en la concesión de 448 patentes, así como en la participación en diversos proyectos de investigación en neurociencia (aplicaciones electrónicas al sistema nervioso, estimulación neuroprotésica, recuperación tras daño cerebral) y otros proyectos centrados en la investigación y desarrollo de tecnología óptica (iluminación en vehículos).

Según consta en su biografía es inventora de 13 familias de patentes, con titularidad de la UCM, relacionadas con la neuroprotección retiniana a través de elementos y dispositivos ópticos. Patentes entre las que destacan lentes y filtros terapéuticos para ojos sanos, pseudoafáquicos y/o en proceso de neurodegeneración, con extensión a múltiples países.

En el año 2009, en la 37 Edición del Salón de Invenciones de Ginebra, su invención “Filtro óptico en lentes de contacto para proteger la visión contra la nociva acumulación cotidiana de luz” recibió el Premio de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y el de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) con Medalla de Oro y Felicitación Especial del Jurado, en 2010 obtuvo el “Gran Premio a la Mejor Invención Internacional” otorgado por la ONU.

Para lograr el desarrollo industrial de las investigaciones desde la Universidad Complutense de Madrid crearon la spin-off Alta Eficacia Tecnología una compañía de base tecnológica con la convicción de que el fin de todo el proceso de investigación es que el nuevo producto llegue al ciudadano y a la sociedad en su conjunto, que debe ser la beneficiaria última de todo el conocimiento.

Podéis encontrar información tanto de Fermina Orduña, que da nombre a estos nuevos premios de la Comunidad de Madrid, como de Celia Sánchez Ramos accediendo al museo virtual de la OEPM ambas formaron parte de la exposición “Mujeres Inventoras”, que realizó la OEPM el pasado 26 de abril.

Además, Celia Sánchez Ramos es la protagonista de uno de los casos de éxito de nuestra videoteca. Echarle un vistazo para conocerla mejor.

 

Las plataformas de búsqueda de patentes, una valiosa fuente de información para el investigador

En la actualidad existen más de 100 millones de documentos de patentes publicados de libre acceso a través del Internet y relacionados con todos los ámbitos o sectores tecnológicos que uno se pueda imaginar. Una documentación que es, sin duda, una fuente de conocimientos e información, ya que contiene detalles de cada una de las invenciones patentadas.

Facilitar y fomentar el intercambio de esa información es el objetivo que ha llevado a las oficinas de patentes y marcas a generar bases de datos donde recogerlas. Todos los expertos aconsejan consultarlas antes de solicitar el registro de una patente, porque tener conocimiento del estado de la técnica donde se está desarrollando el proyecto facilita la labor del investigador, ya que con ello podrá diferenciar la investigación propia de las ya patentadas, desistir en el camino que ha emprendido porque existen soluciones muy similares y será difícil su registro y/o emprender otra línea de investigación o ver si algún paso de la descripción de la innovación vulnera los derechos de Propiedad Industrial de un tercero.

Plataformas de búsqueda de patentes.

Una de las principales plataformas de búsqueda de patentes es Espacenet, la base de datos de la Oficina Europea de Patentes (EPO). Ofrece acceso gratuito a información de más de 100 millones de patentes relativas a invenciones y desarrollos técnicos, desde el siglo XIX hasta nuestros días.

Invenes es la base de datos de patentes de la Oficina Española Patentes y Marcas (OEPM) que contiene datos bibliográficos de Privilegios Reales y Patentes de la Restauración, así como documentos de patentes de invención y de modelos de utilidad. Además, contiene las patentes europeas y patentes solicitadas vía PCT que designan a España.

Latipat esta base de datos contiene documentos de patentes de América Latina y España en español y portugués y permite realizar búsquedas utilizando la plataforma Espacenet. Nace de un proyecto de cooperación iniciado en el año 2003 entre la OEPM, la OMPI, la EPO y numerosas oficinas de patentes de Latinoamérica (18).

USPTO es la base de datos de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos y recoge información de las solicitudes de patentes y patentes concedidas en este país, a texto completo desde 1976.

Google Patents es el motor de búsqueda de Google que indexa a más de 87 millones de patentes y solicitudes de patentes, con texto completo, de las diecisiete oficinas de patentes más importantes en el mundo. Creada en 2006, el pasado año agregó información de litigios globales. Las páginas de patentes de Google muestran si una patente (o cualquier miembro de su familia) tiene un historial de litigios en cualquier parte del mundo.

Patentscope es el motor de búsqueda de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). Posee más de 50 millones de documentos de patentes relativos a solicitudes internacionales del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT), así como a diferentes oficinas nacionales de patentes.

Cómo funcionan

Las bases de datos de patentes funcionan como motores de búsqueda Web que recuperan información a través de palabras clave, relacionadas con el objeto de búsqueda. Todas ellas ofrecen indicaciones sobre cómo realizar la búsqueda.

Para facilitar la búsqueda de patentes se creó el sistema de Clasificación Internacional de Patentes (CIP) que agrupa los documentos de patentes de una manera ordenada. Conocer la CIP de una invención, señalan los expertos, es clave para afinar al máximo los resultados de la consulta. El CIP que se utiliza en todas las oficinas de patentes del mundo, divide el conocimiento en ocho grandes secciones y cuenta con aproximadamente 70.000 subdivisiones. Muy útil es la página web de la OEPM por medio de la cual se pueden buscar las clasificaciones.

Para terminar añadiremos que otra herramienta muy eficaz para conocer el estado de la técnica en determinados sectores son los servicios de información tecnológica de la OEPM. Conoce cómo son y cuando se crearon en la entrevista que hicimos en este blog a Javier Sánchez de Pablos, Jefe de Servicio de Difusión, Comunicación y Relación con la Empresa, Unidad de Apoyo DG de la Oficina Española de Patentes y Marcas

La OEPM, satisfecha con su segunda participación en la Feria del Libro de Madrid

La Oficina registró un aumento notable de las consultas atendidas en su caseta, llegando a triplicar las cifras de ventas láminas del archivo histórico.

El pasado año por estas mismas fechas escribimos una entrada en este mismo blog en la que os informamos sobre las razones que habían llevado a la OEPM a participar por vez primera en la Feria del Libro de Madrid. En ella desde la propia OEPM nos adelantaron que los buenos resultados obtenidos, tanto en lo que se refiere al número de visitas que recibió la caseta de la oficina como a la cantidad de libros y láminas del archivo histórico vendidas, hacían muy probable que se repitiese la experiencia en 2018 y así ha sido.

Aumento notable de visitas recibidas pese al mal tiempo

La OEPM estuvo presente en la pasada edición de la Feria del Libro de Madrid gracias a la colaboración voluntaria de 64 de sus trabajadores, que se encargaron de atender en turnos de mañana y tarde a los numerosos visitantes que se acercaron a la caseta de la oficina interesados por el material editado puesto a la venta. Al igual que en la pasada edición de esta popular feria madrileña consagrada al mundo de las letras, la OEPM presentó en su caseta 21 obras relacionadas con temáticas relativas a la Propiedad Industrial que conforman su patrimonio editorial. Entre ellas se pueden encontrar tesis doctorales, textos legales, informes estadísticos, estudios históricos y monografías que muestran la trayectoria y logros de algunos de los inventores más sobresalientes de nuestro país.

Según fuentes de la oficina, durante los 17 días que ha durado la Feria del Libro de Madrid se han acercado a la caseta cientos de personas, registrándose una media de 50 consultas al día, lo que hace un total de 850, cifra nada desdeñable y bastante mayor que la registrada durante la edición del pasado año, a lo largo de cuyo transcurso la media de consultas diarias atendidas fue de 30, lo que supuso llegar a 510 en total. Al igual que sucediera en 2017, el perfil de quienes se han acercado a la caseta de la OEPM ha sido muy variado. Desde la entidad nos han comentado que en ella han atendido a PYMES, familias, estudiantes, abogados interesados por saber algo más sobre Propiedad Industrial y, en general, a todas las personas que mostraron curiosidad por el material expuesto.

Las láminas de archivo histórico, un éxito de ventas

Si bien el número de libros vendidos este año por la OEPM ha sido menor, 41 frente a los 46 de 2017, el resultado puede interpretarse como bueno teniendo en cuenta que las cifras aportadas por los organizadores de la Feria han apuntado un descenso general del 7% en la venta de libros. En el caso de la oficina esta ligera disminución de las ventas ha sido compensada por el aumento de las mismas registrado en las coloridas láminas del archivo histórico, ilustradas con imágenes de patentes, marcas y pivilegios reales cuyas ventas se han triplicado este año.

Volviendo de nuevo la atención hacia los libros, desde la OEPM han señalado el éxito de ventas cosechado por las obras de contenido histórico, destacando de entre ellas la titulada “Las patentes de invención de Don Leonardo Torres Quevedo”, obra que documenta la historia de muchos de los ingenios creados por el sobresaliente inventor de origen cántabro, mundialmente conocido por construir, entre 1914 y 1916, el “Spanish Aerocar”, funicular aéreo que une Canadá y EE.UU. en las cataratas del Niágara.

El proyecto tuvo un antecedente menos conocido; el primer transbordador del mundo apto para el transporte público de personas. Ideado y diseñado por Torres Quevedo, fue instalado por la Sociedad de Estudios y Obras de Ingeniería de Bilbao en el monte Ulía de San Sebastián, hecho que comentamos en una entrada de este blog.

Si no pudisteis acercaros por la caseta de la OEPM durante la Feria del Libro de Madrid os invitamos a que veáis sus publicaciones y la tienda del archivo en su página web, desde la que se pueden comprar los artículos online.

http://www.oepm.es/es/sobre_oepm/tienda_archivo/

Sonia María Rodríguez Huerta, una inventora de tan sólo 17 años

Nueve fueron los inventores/as españoles que, bajo el auspicio del despacho profesional especializado en propiedad industrial Oficina García Cabrerizo, acudieron a la pasada edición del Salón Internacional de Invenciones de Ginebra, celebrado entre los días 11 y 15 del pasado mes de abril, para mostrar sus creaciones.

Algunas de ellas obtuvieron varios premios, hito del que dimos cuenta en esta entrada publicada hace unas semanas en el blog. Tras redactarla reparamos en el hecho de que una de las inventoras premiadas, Sonia María Rodríguez Huerta, ganadora de una medalla de oro y del reconocimiento especial del jurado por la creación de un dispositivo para la retirada aséptica de excrementos caninos, era una estudiante de tan sólo 17 años.

Actualmente, Sonia compagina sus estudios de segundo de Bachillerato Nacional de España con los de segundo de Bachillerato Internacional, en el que, según sus propias palabras, se ha matriculado por tener “otra metodología de estudio”. Además, Rodríguez Huerta nos aclara que también estudia danza en la Royal Academy of Dance, habiendo alcanzado ya el grado Intermediate.

Al preguntarle sobre cuáles son las materias de estudio que más le apasionan, la inventora nos aclara que, si bien le gustan todas las asignaturas, siente una especial predilección por la literatura, razón por la que ha dedicado a ésta su monografía del Bachillerato Internacional. Además, la joven inventora nos confiesa que también le fascina la rama biosanitaria. De hecho ha optado por orientar sus estudios de bachillerato hacia dicho campo de conocimiento. Dentro de ella, sus asignaturas favoritas, afirma, “son biología y química”.

Esta brillante alumna de bachillerato también ha obtenido galardones en diferentes facetas; ella misma destaca “la medalla de bronce en el concurso nacional de danza clásica del año pasado, así como premios en baile contemporáneo, inglés, narrativa, microrrelatos, poesía, en certámenes para jóvenes talentos creadores, etc. Además, ha sido finalista en la Olimpiada Asturiana de Matemáticas y hace poco más de un mes obtuvo el tercer premio en la Olimpiada Filosófica Asturiana.

Aunque es una persona muy polifacética, la joven nos comenta que tiene claro el enfoque de su carrera académica hacia el campo biosanitario: biología o biotecnología. También espera poder completar su formación cursando una segunda carrera en el ámbito de las letras.

Jugar a inventar en un entorno estimulante

Al preguntarle sobre el origen de su pasión por inventar cosas, Rodríguez Huerta nos aclara que siempre le ha gustado “idear cosas. Cuando era pequeña era una aficionada loca de los Playmobiles y me dedicaba a construirles cosas útiles sin ningún sentido aparente. Con bolígrafos, cositas, telas… inventaba modos para subir cosas, poleas, cuando no sabía ni lo que era una polea”.

Esa inquietud por aportar soluciones a problemas prácticos siempre ha sido bien recibida por su entorno. Con respecto a ello, Sonia afirma que “familia, profesores, compañeros y amigos han comprendido y apoyado siempre todas mis inquietudes y mis ideas. Quiero destacar a mis abuelos y a mi tío Eduardo, que es incondicional. Mi entorno siempre me ha apoyado y ha confiado en mí desde que era pequeña”.

Sonia María Rodríguez Huerta muestra el diploma obtenido en el Salón Internacional de Invenciones de Ginebra (2018)

Sobre el invento premiado en el Salón de Ginebra

Según nos explica su propia creadora, el invento por el que recibió la medalla de oro y el reconocimiento del jurado durante la última edición del Salón Internacional de Invenciones de Ginebra “es básicamente un recoge-cacas, hablando mal y pronto; lo que hace es recoger la caca de las mascotas sin que tú tengas que hacer el nudo ni tener que tocarla, de manera totalmente aséptica”. Los motivos que impulsaron a la joven inventora a buscar esta solución están relacionados con el hecho de que “quería tener un perro y existía en casa el problema de la higiene”.

Como les sucediera a otros muchos inventores/as a lo largo de la historia, la primera recepción del invento descrito, gracias al que Sonia obtuvo su premio en Ginebra, no fue buena. Ella misma nos cuenta que “el invento se me ocurrió con ocasión de un concurso para emprendedores que había en mi colegio, San Ignacio de Oviedo. Pero a ellos no les gustó nada, así que participamos con otra idea sobre algo biotecnológico, completamente diferente; gracias a esa idea llegamos a ganar un concurso nacional hace dos años”.

Su inquietud por la inventiva permitió a la joven inventora conocer la existencia del Salón de gracias a la Fundación García Cabrerizo; “me enviaron la invitación y después, hablándolo con mis amigos, mis profesores y mi familia, que me apoyaron en la aventura del viaje, decidí ir…en pleno curso”. Lo que a tenor de los resultados obtenidos fue todo un acierto.

Cuando preguntamos a la estudiante si se le ha ocurrido aprovechar el éxito cosechado para obtener algún tipo de beneficio económico comercializando su invento nos aclara que “en un principio no, pero parece ser que debo pensar en ello, o eso es a lo que me han incitado, por lo que sí tendré que hacerlo. Se han dirigido a mí muchas empresas. Tengo muchas hojas con firmantes y gente interesada en producirlo, comprarlo o en venderlo”. En caso de decidirse a comercializarlo, Rodríguez Huerta asegura tener claro “lo que son y también para qué sirven una patente o un modelo de utilidad”.

En cualquier caso, llegue o no a ver triunfar su recogedor de excrementos de mascota en el mercado, Rodríguez Huerta declara que piensa seguir inventando “sí, tengo en mente muchas cosas pero, por lo que he visto, aquí no se pueden contar datos hasta que el producto esté patentado o modelizado de utilidad, así que la respuesta es sí, y tanto sola como con otras personas, compañeros y amigos”.

“Nuestra fajina hace más eficiente la recuperación de los terrenos afectados por incendios”

Entrevista con Francisco Antonio Corpas Iglesias, co-inventor de un material que mejora la recuperación de los terrenos afectados por el fuego

Hace un par de semanas escribimos una entrada en el blog donde informamos sobre la invención de un sistema para mejorar, acelerar y hacer más económica la recuperación de los terrenos afectados por el fuego. Dicho sistema está basado en el uso de un material sintético patentado por dos investigadores españoles: Francisco Antonio Corpas Iglesias, Jefe del Departamento de Materiales de la Universidad de Jaén; y Agustín Bermejo Fernández, fundador y Director Técnico Agroforestal en la firma Monte Vivo, S.L., empresa de servicios ambientales dedicada desde hace años a investigar en el desarrollo de prácticas sostenibles en el ámbito rural.

Hemos tenido la oportunidad de contactar con el primero de ellos, Francisco Antonio Corpas Iglesias, a quien hemos entrevistado para saber, entre otras cosas, cómo se financió la citada investigación, qué ventajas novedosas aporta al proceso de recuperación de terrenos y cuáles son las perspectivas comerciales que auguran a su invención.

Nuestro interlocutor es profesor titular en la Universidad de Jaén. Pertenece al Departamento de Ingeniería Química, Ambiental y de los Materiales, órgano encargado de organizar, desarrollar y coordinar la investigación y las enseñanzas en las áreas de Ingeniería Química, Tecnologías del Medio Ambiente y Ciencia de los Materiales e Ingeniería Metalúrgica. Desarrolla su actividad docente en la Escuela Politécnica Superior de Jaén, concretamente en el área de ciencia e ingeniería química.

En la imagen, Francisco Antonio Corpas. Fuente: Universidad de Jaen

¿Qué motivó a un equipo de investigadores/as de la Universidad de Jaén a trabajar en la creación de un material más eficiente para su uso como reparador de montes quemados?

El crecimiento en el número de grandes incendios forestales requiere contar con herramientas más eficientes para poder afrontar la restauración ambiental y recuperación ecológica de las zonas afectadas.

¿Durante cuánto tiempo han estado trabajando en la investigación gracias a la que han desarrollado este nuevo material? ¿Han dispuesto de algún tipo de ayuda económica procedente de fondos públicos para llevar a cabo su investigación?

El proyecto ha tenido una duración de 3 años y ha estado apoyado económicamente por la Agencia IDEA, que ha facilitado fondos para el mismo a través de su programa de incentivos para el fomento de la innovación y desarrollo empresarial en Andalucía (Orden de 9 de Diciembre de 2008 de incentivos para el fomento de la innovación y desarrollo empresarial de Andalucía).

¿Qué ventajas ofrece el sistema que han patentado con respecto a los empleados hasta el momento para regenerar la cubierta vegetal en terrenos de monte quemados?

El desarrollo de nuestra fajina trata de incrementar la eficiencia en el ámbito de los trabajos de restauración post – incendio, consiguiendo con respecto a los métodos tradicionales:

  • Ser más eficiente, reteniendo suelos forestales fértiles en las laderas de los montes incendiados. De acuerdo con Bochet (2015) las manchas/teselas de vegetación se consideran a menudo islas de fertilidad desde las que se favorece la regeneración vegetal y su posterior progresión, dadas las condiciones locales de suelo generadas.
  • Reducir el coste en torno a un 40%.
  • Minimizar los tiempos de instalación en campo; cada minuto que nos anticipemos estaremos reduciendo los riesgos de erosión por la lluvia. Desde que las barreras para control de erosión son instaladas, justo tras un incendio, se mejora la protección en los años inmediatamente posteriores, que es cuando la erosión suele ser mayor (Robichaud, 2009).
  • Reducir la contaminación de los lechos de ríos y las afecciones a infraestructuras urbanas, viales, etc., retrasar la colmatación de embalses y evitar la pérdida de calidad de aguas de consumo humano o uso agrícola.
  • Potenciar una mayor velocidad de regeneración de la cubierta vegetal y del ecosistema.
  • Nutrirse de materias primas no contaminantes y que actualmente son consideradas residuos industriales sin aplicación, que en consecuencia son depositadas en vertederos, lo cual es en sí un problema ambiental añadido. Ahora está muy de moda el concepto de “Economía Circular” y es eso precisamente lo que estamos fomentando.

Hemos sabido que han patentado este nuevo material junto con la empresa Agroforestal Monte Vivo. Dicha firma, ¿Fue constituida “ad hoc” para favorecer el proceso de transferencia tecnológica o se trata de una firma que existía con anterioridad?

Agroforestal Monte Vivo S.L. es una empresa que existía previamente, desde abril de 2006. Sus principales objetivos son la mejora de la calidad de vida de los habitantes en el medio rural, la mejora de la calidad de nuestros ecosistemas y el aprovechamiento de los recursos naturales de forma sostenible. Fue esta empresa la que, a través de la OTRI, acudió a la Universidad de Jaén con este proyecto, que finalmente ha llegado a materializarse.

¿Cómo se han cubierto los costes de la solicitud de patente? Ésta ¿Ha sido solicitada a escala estatal o también europea?

La patente es estatal de titularidad compartida entre la UJA y Agroforestal Monte Vivo S.L. Sus costes han sido sufragados por esta última, que cuenta con los derechos íntegros de explotación.

¿Qué perspectivas de éxito comercial le han augurado al sistema? ¿Tienen previsto exportarlo a mercados internacionales?

La potencialidad del producto es enorme ya que es aplicable en restauración de suelos degradados por incendios o por erosión generada por actividades humanas como sobrepastoreo, carboneo… Este hecho no es exclusivo de España, sino que es un fenómeno extensible a otros países, especialmente con clima mediterráneo.

Análisis y comentarios sobre la última edición del Salón de Invenciones de Ginebra

Este año han proliferado los inventos centrados en el ámbito de la salud, la medicina, el cuidado del medio ambiente y la seguridad.

La pasada semana conocimos las cifras y resultados de la última edición del Salón de Invenciones, de Ginebra, evento de cuya celebración os informamos en la entrada publicada previamente en este blog y que tuvo lugar entre los días 11 y 15 de abril en la capital de Suiza.

Por repercusión y tamaño se trata de la convocatoria más importante del mundo en materia de invenciones, razón por la que acuden a ella creadores de todos los continentes con el fin de mostrar sus inventos a potenciales inversores. Este año el encuentro ha batido récords de participación. Según declaraciones de su fundador y presidente Jean-Luc Vincent, “ha cobrado una nueva dimensión manteniendo al tiempo su filosofía subyacente”.

Conscientes de la importancia del certamen celebrado en Ginebra, muchas organizaciones de inventores, oficinas de patentes, fundaciones y colegios profesionales de todo el mundo conceden galardones durante su transcurso, siendo la Oficina Española de Patentes y Marcas O.A. (OEPM) y la Fundación García Cabrerizo las dos entidades españolas que aprovechan su presencia en él para entregar sendos premios. Esta última entidad es además la encargada de canalizar la participación de los inventores/as españoles/as en el evento. A esta última edición han acudido nueve expositores españoles.

Éxito de la delegación española de inventores presentes en la exhibición

Según ha informado recientemente el despacho de abogados especializado en materia de Propiedad Industrial e Intelectual vinculado a la citada fundación, los inventos españoles han cosechado un éxito notable durante esta última edición del salón.

Dicho resultado ha quedado plasmado en la obtención de varias medallas: cuatro de oro, dos de ellas con felicitación del jurado incluida; dos de plata y tres de bronce. Entre otros ingenios, la delegación de inventores españoles ha presentado un motor gravitacional; un sistema de seguridad para ciclistas y una estructura deslizante para teléfonos inteligentes que hace posible el uso de aplicaciones innovadoras.

De entre todos los inventores españoles que han obtenido reconocimiento en esta edición del Salón de Ginebra destacan los nombres de Sergio Oliver Lagardera, quien recibió el premio de la OEPM por inventar una herramienta articulada especial para trabajar en espacios de difícil acceso, innovación que llevó al Salón Emilio Blasco Monter; y de Fernando Castro Rojas, que obtuvo el premio de la Fundación García Cabrerizo por la presentación de un implante dental de doble cuerpo que permanece estable incluso en caso de periimplantitis, proceso inflamatorio que afecta a los tejidos que rodean el implante dental y que ocasiona una pérdida del soporte óseo en el que se ha integrado.

 

Fotografía de la OEPM en la que aparece el premiado Emilio Blasco Monter junto a la representante de la OEPM en el salón.

También es de destacar que el Cercle des Dirigeants D´Entreprises de Ginebra otorgó a Blasco Monter el premio al Espíritu Emprendedor.

Una cuadragésimo sexta edición en la que han participado más inventores que nunca

Según las cifras definitivas facilitadas por la propia organización del Salón de Invenciones de Ginebra, a esta cuadragésimo sexta edición del salón han acudido finalmente 822 expositores de 40 países diferentes, cincuenta más que el total de asistentes registrados durante la edición de 2017, que han mostrado hasta mil invenciones.

La organización ha mostrado su satisfacción por tan brillantes resultados, haciendo hincapié en el hecho de que la gran mayoría de inventores/as han manifestado haber hecho buenos negocios y contactos de gran valor durante el transcurso de la exposición.

El nivel general de los inventos presentados crece todos los años, siendo esta una edición en la que, en palabras del propio Jean-Luc-Vincent, “han proliferado los centrados en el ámbito de la salud, la medicina, el cuidado del medio ambiente y la seguridad”.

Por otra parte el Gran Premio del Salón Internacional de Ginebra de este año ha ido a parar a Hong Kong, concretamente a manos de los inventores Carly Sy Lam y Chi Ho To, que lo han obtenido gracias a la creación de unas lentes para gafas provistas de unas micro-lentillas capaces de reducir drásticamente los efectos de la miopía, pudiendo ralentizar su progresión en un 60% en el caso de los niños.

Otros premios dignos de mención han sido el otorgado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) al inventor malasio Mohd Edyazuan Azni por la creación de un panel de cimentación ligero fabricado con fibras de hoja de palma y aceite que reduce la transferencia de calor; y el entregado por la Asociación Europea de Inventores (AEI) a Franck Savard y Christian Gauthier por la creación de un sistema de seguridad para bicicletas.

El nombre de todos los inventores/as del mundo premiados durante el Salón ha sido publicado en un documento que facilita la organización y que os acercamos a través del este enlace.

Algunas recomendaciones basadas en la experiencia para quienes barajen asistir a futuras ediciones

A falta de poder conseguir una entrevista con los dos inventores españoles galardonados este año, cuyas impresiones sobre lo acontecido en Ginebra os prometemos ofrecer en una próxima entrada, hemos tenido la oportunidad de hablar con Yeray Suárez, inventor y emprendedor canario que obtuvo una medalla de oro y el Premio de la Fundación García Cabrerizo en 2015 gracias a la creación de un ingenioso sistema de puertas y bisagras de fácil colocación. Él mismo lo fabrica y comercializa bajo el nombre de “Milukadoors”.

Yeray Suárez nos comenta que cuando decidió acudir al Salón de Ginebra “no había una empresa montada alrededor del sistema (eran unos prototipos creados por mí totalmente funcionales) y asistió a la feria “con la única intención de tener la posibilidad de enseñar el sistema a IKEA, por su facilidad de montaje y por su packaging totalmente plano y optimizado, ellos eran los que a priori podían sacar más partido al invento”.

Suárez Invitó a IKEA a asistir al salón pero la firma de origen sueco declinó asistir a la feria comentando Suárez que no trabajaban con diseñadores externos.

Pero el revés inicial sufrido por el joven inventor español tuvo pronta compensación. Los premios fueron una de las mayores sorpresas del salón de Ginebra de aquel año. El sistema Milukadoors se llevó una medalla de oro, el reconocimiento del jurado y el premio García Cabrerizo. Suárez nos comenta que los galardones “validaban mi invento como un buen producto, a lo que se sumó la sorpresa de que el público asistente quisiera comprar las puertas que exponíamos”

Pese a ese éxito que, haciendo una analogía con el mundo del cine, podría considerarse de “crítica y público”, Suárez nos confiesa que recibir los premios tampoco le fue de gran utilidad para afianzar su negocio, principalmente por la falta de difusión mediática que tuvo en nuestro país la obtención de tan buenos resultados en el Salón de Ginebra.

El inventor del sistema Milukadoors nos aclara que “bien usados pueden ayudar, pero depende siempre del inventor dar a conocer lo que hace y mostrar lo que ha ganado; los premios dan credibilidad y cierto prestigio al invento pero, mirando las cosas con perspectiva, si hubiese dedicado el importe que emplee en ir a Ginebra a realizar una buena campaña de marketing y comunicación hubiera conseguido mejores resultados. Aún así Suárez destacó que su asistencia al acontecimiento le fue de gran utilidad “me sirvió mucho para aprender, para convivir e intercambiar impresiones con otros inventores españoles y para disfrutar del buen sabor de boca que deja el haber sido premiado a escala internacional”.

Además de facilitarnos sus impresiones personales, nuestro entrevistado quiso también brindar una serie de consejos prácticos para quienes estén pensando acudir a futuras ediciones del Salón de Invenciones de Ginebra o a acontecimientos similares. En concreto comentó “mi consejo a los inventores que quieran participar es que se lo preparen bien, que inviten a todos los posibles interesados en su invento (yo me equivoqué sólo invitando a Ikea), que tengan una web montada alrededor de él (aunque sólo sea una Landing Page, para captar correos de interesados) y que lleven prototipos funcionales”.

Como conclusión, Suárez afirmó que los inventores han de tener claro qué tipo de feria se ajusta mejor a lo que ofrece su invento, ya que no todas son ideales para captar posibles inversores. Con respecto a su caso aseveró que “hubiera sido mejor asistir a una feria de mobiliario internacional que a una feria de inventos”.