Archivo de la categoría: Marcas

Poner freno a la falsificación de productos de marca es un reto aún por superar

El pasado 19 de octubre se celebró en Madrid una interesante jornada de trabajo sobre “Tendencias en la lucha contra la falsificación de marcas a través de Internet”. Durante su transcurso, los participantes expresaron sus opiniones en materia de seguridad y prevención contra este tipo de delitos y dieron a conocer algunas de las medidas que se están adoptando para disminuir su impacto en la economía.

En el evento participaron, entre otras personas, el Director General de la Asociación para la Defensa de las Marcas (ANDEMA) Jose Antonio Moreno; el Inspector de la Comisaría General de Policía Judicial en materia de delitos contra la Propiedad Intelectual e Industrial (UCDEV) Jesús Gil Torrado, y la representante de la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Informática Mª Pilar Rodríguez.

Las intervenciones estuvieron moderadas por el Doctor en Derecho Juan José Caselles, coordinador del área anti-piratería en la firma de abogados Elzaburu. Además, el propio Caselles presentó su libro Derecho de marcas y Proceso penal’, obra que pretende convertirse en guía de referencia en esta materia.

Un negocio que pone en riesgo a empresas y trabajadores

La falsificación de marcas es un delito contra los derechos de Propiedad Industrial e Intelectual cuyas consecuencias causan graves perjuicios económicos que repercuten en toda la sociedad. Las empresas que usan intensivamente los derechos de Propiedad Industrial, que son las más afectadas por el crecimiento de este tipo de delito, generan más del 33% de la riqueza de la UE y emplean a centenares de miles de personas en todo el Viejo Continente. En nuestro país se calcula que este tipo de delito pone en riesgo unos 6.000 empleos, una cifra importantísima, y que se han destruido por su causa más de 67.000 puestos de trabajo directos.

Según datos aportados por la Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) el mercado de las falsificaciones es un negocio creciente. Fortalecido al ritmo que marcan los últimos avances tecnológicos, mueve ya más de 85.000 millones de euros anuales en la UE. Al hecho de que Internet haya favorecido su extensión a escala internacional facilitando el establecimiento de redes de comercialización, se suma la sofisticación de la maquinaria y tecnologías empleadas en el proceso de producción de este tipo de mercancías falsas, lo que ha ampliado su gama.

Falsificaciones más sofisticadas y variadas

En lo que se refiere a la repercusión de los avances tecnológicos en los procesos de producción de mercancías falsificadas, según palabras del Inspector de la UCDEV, Jesús Gil Torrado, actualmente “todo lo que es marca se puede falsificar, desde rodamientos para motores de los aviones hasta automóviles”. En la misma línea se expresó el propio Caselles durante la jornada al afirmar que “en un principio se falsificaban principalmente marcas de lujo en prendas de vestir y accesorios de moda de baja calidad, hoy en día se fabrican falsificaciones de forma masiva en cualquier tipo de producto”.

Ello no sólo trae consigo un perjuicio directo para las empresas afectadas, sino también perjuicios sociales, ya que la falsificación comporta consecuencias como el riesgo para la salud pública, la desprotección del consumidor, el aumento de los delitos de corrupción, evasión fiscal y blanqueo de capitales o la financiación ilegal de otras actividades criminales.

A pesar de los avances apuntados, el propio Caselles afirmó que el empeño de las autoridades por detener el auge de los delitos contra la Propiedad Industrial e Intelectual aún encuentra muchas barreras “como la ausencia o exactitud de la legislación penal para actuar, las dificultades en las persecuciones policiales, los constantes cambios tecnológicos y sociales, el anonimato que ofrece Internet, la territorialidad de las leyes y, además, una innegable tolerancia social hacia este delito”.

En un sentido similar se expresó Mª Pilar Rodríguez, representante de la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Informática, que no dudó en calificar este delito como “inabarcable”, aceptando que “el gran volumen de trabajo y la falta de especialización en la administración de Justicia ralentiza –o cierra- los procesos”.

El efecto expansivo de Internet

En lo que se refiere a la comercialización de falsificaciones vía Internet, Jose Antonio Moreno, Director General de ANDEMA comentó que “cerca del 20% de las falsificaciones se venden online”, mientras que Damián Fuentes, director de Hestia Consultores, aseveró que “al igual que en la actualidad se percibe el top manta como algo cotidiano es fácil encontrar en Internet páginas que comercian con productos falsos”. De hecho, reiteró Fuentes, su crecimiento ha sido exponencial en los últimos años, favorecido por “el sistema de indexación de Google, los medios de pago opacos y otros nuevos como las criptomonedas, que favorecen la venta online de las réplicas”.

Así las cosas, la falsificación de productos de marca se presenta como un problema a atajar a escala internacional cuya solución no es tanto modificaciones normativas como acciones de tipo preventivo que no se están llevando a cabo. Hasta el momento, quienes han de supervisar que el uso de sus tecnologías y plataformas no favorezca la comisión de este tipo de delitos no están trabajando lo suficiente para frenar el problema.

Nuevos requerimientos para proveedores de red y plataformas online

Pero esta dejación de funciones parece que pronto llegará poco a poco a su fin. Hace unas semanas tuvimos noticias de que la Comisión Europea ha exigido a los proveedores de Internet y a las plataformas online más populares un mayor grado de responsabilidad en lo que se refiere a las labores de vigilancia y control de los contenidos a los que facilitan acceso. A partir de ahora, además de disponer de herramientas que permitan detener automáticamente los contenidos fraudulentos, entre los que se incluye el acceso a la compra de productos falsificados, deberán borrarlos y asegurarse de que no vuelven a aparecer.

A pesar de que este requerimiento aún no tiene carácter normativo, ya que de momento su aplicación será voluntaria, supone un avance. Además, si en mayo del próximo año no se han conseguido resultados tangibles la Comisión Europea no se descarta legislar al respecto.

Anuncios

Una empresa vasca pondrá a disposición de los surfistas japoneses su inigualable sistema generador de olas

El tres de agosto de 2016 Fernando Aguerre, presidente de la International Surf Association (ISA por sus siglas en Inglés), asistió en Rio de Janeiro a la reunión del Comité Olímpico Internacional en la que la institución tomaría su decisión final con respecto al reconocimiento del Surf como deporte olímpico. El encuentro se producía veintidós años después de que el propio Aguerre mantuviera los primeros contactos con el COI para conseguir que el surf fuera incluido en las olimpiadas. Dos décadas de esfuerzos y la pasión de millones de aficionados terminaron por dar resultados. Ese mismo día supimos que el surf sería una prueba olímpica más durante los JJ.OO de Tokio 2020 por tres razones: su elevado número de practicantes (la propia ISA calcula que son alrededor de 35.000.000 en todo el mundo), su potencial para promover el espíritu olímpico y su potencial capacidad para generar ingresos derivados de la venta de entradas y derechos televisivos.

Cambios tecnológicos para una nueva era en el Surf

En respuesta a una pregunta formulada por la conocida revista Surferrule sobre el papel de la ISA a partir de ese momento, Aguerre afirmaba que la asociación haría todo lo posible por hacer que el surf se practicara más y en mejores condiciones en todo el mundo, destacando como una de las ventajas de este deporte que el dinero normalmente destinado a la construcción de instalaciones puede emplearse para formar profesionales. En sus propias palabras “el mar es nuestra cancha, nuestra pista y ¡ya está hecha! ¡no necesitamos construirla!”. ¿Oh sí?

Cierto es que el surf se practica en un entorno natural y no necesita de la construcción de costosos pabellones pero también lo es que la nueva era para este deporte que abre su reconocimiento olímpico ha creado un escenario diferente. Y es muy posible que en él quieran aparecer países en cuyo territorio no se den las mejores condiciones para practicar surf.

Además de esto, uno de los principales asuntos del que ya se están ocupando los organizadores de los JJ.OO de Tokio en relación a las pruebas surf es la más que posible falta de oleaje en las costas niponas durante las fechas en las que tendrán lugar las pruebas. Y la mejor solución para ello puede estar en la tecnología creada por una empresa radicada en el País Vasco. Su nombre es Instant Sport, fue fundada en 2005 por el ingeniero navarro Josema Odriozola y la economista deportiva alemana Karin Frisch, y se trata de la firma que ha ideado, fabricado, patentado y comercializado bajo la marca Wave Garden el mejor sistema del mundo para generar olas aptas para la práctica del surf en aguas tranquilas. Desde hace unos meses están trabajando con varios inversores privados y la Federación de Surf de Japón para construirlo en las proximidades de Tokio. Si bien no se ha establecido contacto directo con el comité organizador de los JJ.OO, se trata de unas instalaciones a las que podría acudir durante el transcurso de los juegos en caso de ser necesario.

I+D puntera aplicada a la generación de olas

El sistema Wave Garden no sólo permite determinar el tamaño, forma y velocidad de las olas (con principio y fin, circulares…) sino también generar diferentes tipos de rompientes adecuados al nivel de toda clase de surfistas. Todo ello ha sido posible gracias al trabajo conjunto y prolongado de un excelente equipo de I+D compuesto por investigadores, ingenieros y expertos en dinámica de fluidos computacional.

Mediante la realización de muchísimas pruebas, empleando en un principio simuladores computacionales y maquetas para terminar haciendo ensayos definitivos en “tamaño real”, han conseguido estudiar y conocer, con total precisión, cómo cada aspecto del fondo y la orilla afectan a la calidad y forma de las olas. El resultado: disponer de un sistema que, integrando toda esa información sobre hidrodinámica, permite generar olas para practicar Surf de modo fiable, simple, eficiente y ecológicamente sostenible. Se trata de un hito en su campo, por lo que la firma ha patentado muchos de sus desarrollos. En este vídeo podéis ver cómo funciona y declaraciones de profesionales que entrenan empleando parques de olas creadas por el sistema Wave Garden.

La Federación Japonesa de Surf abre la puerta hacia su uso en los JJ.OO.

Gracias al hercúleo esfuerzo realizado en I+D, Wave Garden ofrece a la Federación de Surf de Japón una solución que, por primera vez en la historia, permite fabricar instalaciones de surf económicamente viables y de bajo impacto medio ambiental. Para ello se necesita disponer de un lago cuya superficie sea de unos 250 por 80 metros. La profundidad del lago puede ser de 1 metro, pudiendo llegar hasta los 2 metros en zonas protegidas, y debe ser constante, lo que significa que ha de motorizarse para que no varíe + /- 10 centímetros.

Y las facilidades que ofrece esta tecnología no acaban ahí. Si en el territorio donde se pretende instalar el parque de olas no hay un lago que cumpla con las características requeridas, los ingenieros de Instant Sport lo diseñan desde cero. La ventaja en este último caso es que, al poder definir la forma de su fondo, pueden crear zonas aptas para generar olas en función del nivel de los surfistas que vayan a practicar. Su número puede llegar hasta los 50 simultáneamente, siendo unos 15 de alto nivel y el resto, principiantes.

Fuente: Sportics

Las marcas de certificación, una nueva figura en el derecho de la Unión Europea (UE)

El próximo 27 de septiembre la OEPM celebrará en su sede en Madrid (sala Julio Delicado) un taller que brindará a empresas y particulares la posibilidad de recibir información práctica sobre Propiedad Intelectual de la mano de expertos en la materia. Se abordarán los cambios en legislación de marcas de la UE, que entrarán en vigor a partir del próximo 1 de octubre.

El encuentro tendrá lugar a partir de las 9:30 de la mañana, estando prevista su finalización a las 12:50. Durante su transcurso, los especialistas centrarán sus intervenciones en desgranar el contenido de los nuevos reglamentos de ejecución y delegado en materia de Propiedad Intelectual que introducirá a partir de octubre la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO). Recomendamos asistir a la convocatoria a quienes deseen enterarse de cómo afectarán dichos cambios en el uso de las herramientas de registro de Marcas.

La marca de certificación, a escala de la Unión Europea

A partir del 1 de octubre podrá solicitarse a escala de la Unión Europea la marca de certificación. Las marcas de certificación permiten distinguir productos o servicios que el titular de la marca certifica por lo que respecta a los materiales, el modo de fabricación de los productos o de prestación de los servicios, la calidad, la precisión u otras características. Como única excepción no puede presentarse estas marcas con el fin de distinguir productos o servicios certificados con respecto a la procedencia geográfica.

Procedimientos de solicitud habituales

Aunque se trata de un tipo de marca que ya podía solicitarse en varios países del viejo continente, incluido España (marca de garantía), no ha sido hasta la aprobación de la Directiva (UE) 2015/2436 del Parlamento Europeo y del Consejo, cuando su reconocimiento puede extenderse a todo la Unión Europea.

El procedimiento para solicitar este nuevo tipo de marca ha de seguir los pasos habituales. El solicitante deberá incluir en la solicitud una declaración en la que indique que solicita una marca de certificación de la UE. La marca además deberá solicitarse en relación con una serie de productos y servicios concretos de los que ha de adjuntar una lista en los reglamentos de uso. Determinar qué condiciones van a regir el uso de la marca de certificación y, finalmente, aclarar tanto las características que deberán supervisarse como las pruebas y medidas a aplicar para hacerlo en caso de que una empresa solicite esa marca.

Los reglamentos de uso constituyen la esencia de estas marcas. Estos deben presentarse en un plazo de dos meses a partir de la presentación de la solicitud y deben incluir, en particular: las características de los productos o servicios que se desea certificar; las condiciones que rigen el uso de la marca de certificación; las pruebas y medidas de supervisión que va a aplicar el titular de la marca de certificación.

Porque, y esta es otra de las condiciones que han de tener en cuenta las entidades o particulares que deseen solicitar esta marca de la Unión Europea , su titular no puede dedicarse a una actividad empresarial relacionada con el suministro de los productos y servicios del tipo certificado.

Ejemplo clarificador y costes

Supongamos que, por su especial capacidad para generar calor, se quiere registrar una marca de certificación de la lana de oveja lacha, para su uso en la fabricación de productos textiles y de abrigo. Una empresa dedicada al sector textil no podría registrarla, pero sí una empresa de certificación de una región española en la que este tipo de oveja fuera muy común. Para hacerlo debería especificar qué características y procesos especiales posibilitan que el pelo de ese tipo de oveja se emplee en la industria textil y conserve mejor el calor corporal. Además, también le sería obligatorio detallar qué pruebas de calidad deberán superar los artículos de las empresas que pretendan obtener esa certificación para poder comercializar sus prendas con la etiqueta, de marca de certificación, “100% lana de oveja lacha”.

Para terminar, os aportamos un dato clave y no por último menos importante: los costes de la solicitud. Según nos han informado expertos de la OEPM acudiendo a fuentes de la EUIPO (figura en su web), solicitar la marca de certificación para toda la UE por vía telemática costará 1.500 €.

Os dejamos con este vídeo de la EUIPO donde se explica brevemente el nuevo reglamento sobre la marca de la Unión Europea.

Nombres de Fiestas con marca registrada

Aunque no todas las fiestas de las ciudades y pueblos de nuestra península se celebran durante estas fechas, en verano tienen lugar algunas de las más conocidas de toda la Península. En algunos casos su fama legendaria las convierte en signo distintivo de la ciudad y reclamo para atraer visitantes de todos los rincones del globo. Teniendo en cuenta este hecho nos propusimos averiguar si algún Ayuntamiento ha llegado a hacer de la denominación de sus fiestas una marca registrada vinculada a la ciudad. Descubrimos una casuística bastante variada de la que os vamos a relatar algunos curiosos ejemplos.

Las “Semana Grandes” de Bilbao y San Sebastián

La capital gipuzkoana celebra su “Semana Grande” durante la semana del 15 de agosto, sucediéndole a ésta la de Bilbao, que hace lo propio durante los nueve días posteriores a la celebración del día de la “Asunción de Nuestra Señora”.

A pesar de que durante la citada semana San Sebastián se llena de actividad y tienen lugar algunos eventos emblemáticos, como el Concurso Internacional de Fuegos Artificiales o la carrera hípica por la Copa de Oro, la festividad no es tan apreciada por los donostiarras como el 20 de enero, día de la ciudad que conmemoran con la conocida tamborrada. Pese a ello, ya en el año 1978 el Ayuntamiento de San Sebastián solicitó el registro de marca “Semana Grande”, para más tarde, concretamente en julio de 1980 hacerlo en Euskera. El Ayuntamiento de la ciudad solicitó en la Oficina Española de Patentes y Marcas el registro de la marca “Aste Nagusia” para vincularlo a la ciudad, recibiendo la concesión el 3 de febrero de 1981, según la publicación del BOPI del 1 de abril de 1981.

Tal concesión no fue ampliamente conocida hasta que en 2014 el Ayuntamiento donostiarra recibió la notificación de que su homónimo de Bilbao había acudido a la OEPM para inscribir un nombre muy parecido, Aste Nagusia-Marijaia.

Según fuentes de la OEPM el día 19 de noviembre de 2014 se comunicó al Ayuntamiento de San Sebastian que se procedería a publicar la solicitud de marca Aste Nagusia-Marijaia por si consideraba oportuno presentar oposición a la misma y decidió no oponerse, concediéndose la marca en directo con fecha de resolución 18 de marzo de 2015, publicándose en el BOPI de fecha 6 de abril de 2015. La polémica se dio a nivel ciudadano, ya se conoce la sana rivalidad entre Bilbainos y Gipuzkoanos y tuvo reflejo en algunos medios de comunicación, siendo entonces cuando muchos se enteraron de que, legalmente, sólo se reconoce bajo el nombre “Aste Nagusia” a la Semana Grande de San Sebastián y de ahí el epígráfe de “Marijaia para la de Bilbao”.

La Semana Santa cordobesa, sevillana y la Tomatina de Buñol

En marzo de 2016 un diario provincial de Córdoba hizo saltar la polémica al dar a conocer que cualquier entidad o particular que quisiera publicar una fotografía, pegatina, revista o libro con contenido relativo a la Semana Santa en el que se incluyese la marca “Semana Santa de Córdoba” debería rendir cuentas ante la Agrupación de Hermandades de Cofradías de Córdoba. El motivo es que, bajo la presidencia de Juan Villalba, dicha agrupación había registrado ante la OEPM la marca “Semana Santa de Córdoba” en 2009. desde la OEPM se nos matiza que la marca está registrada para la clase 16 papel, artículos de papel, de papelería, productos de imprenta. No para servicios de la clase 41 de entretenimiento, culturales .

Dicho registro se había realizado sin hacer notificación previa alguna al Ayuntamiento de la ciudad, institución que financia la mayor parte de las actividades que tienen lugar durante la Semana Santa y además subvenciona a la citada agrupación de hermandades. A este hecho se añade un doble agravio comparativo al darse dos circunstancias: que el Concurso de los Patios de Córdoba, otra de las grandes celebraciones emblemáticas de la ciudad, sí que está registrado como marca por el Consistorio desde 2008.

La OEPM nos indican que el Ayuntamiento de Córdoba es titular de las marcas: M2826105 Patios de Córdoba, M2826101 Patios Cordobeses, M2826106 Festival de los Patios Cordobeses , M3500958. La Fiesta de los Patios de Córdoba y la M2826107 Concurso de los Patios Cordobeses.

No obstante, nos añaden que existe la M3609942 con la denominación Patios de Córdoba Experience, con el titular Rafael Ángel García Porras, y nos comentan que durante la tramitación de esta última marca aludida sucedieron los siguiente hechos: la marca se solicita el día 20 de abril del 2016 y el día 25 de ese mismo mes se comunicó al Ayuntamiento de Córdoba que como titular de la marca2826105 Patios de Córdoba, si lo consideraba oportuno debía oponerse.

La reacción del Ayuntamiento fue inicialmente presentar oposición, fundamentando la oposición en las marcas, M2826101, M2826106, M3500958 y la M2826107, por tanto no incluyó la M2826105 que fue la notificada en la comunicación de anterioridades relevantes, con el agravante de que el examinador a quien correspondió el expediente tuvo que inadmitir todas las oposiciones por no haberse cumplimentado correctamente el formulario de oposición, ya que no incluyó los servicios en los que se basaba la oposición.

En otras capitales, como es el caso de Sevilla, es el Ayuntamiento quien se ha adelantado a cualquier entidad privada al registrar la Semana Santa de la localidad como marca. Es decir la marca “Semana Santa de Sevilla” tiene como titular al Ayuntamiento de Sevilla, correspondiéndole el número de expediente M3006235.

Hay un último caso relacionado con el registro del nombre de las fiestas populares como marca que nos ha llamado la atención. Es el de Buñol, localidad valenciana en la que se celebra la famosa “Tomatina”cada último miércoles de agosto. El Ayuntamiento de la ciudad demandó en 2008 al fabricante de zapatillas deportivas “Adidas” por utilizar la marca “Tomatina” para denominar a su modelo ZX900 Lux Tomato y Country73, estampado además con varios dibujos que, a juicio del demandante, se asemejaban a la forma que tiene la mascota que desde hace años se usa para promocionar la fiesta.

La denominación “Tomatina” está registrada por el consistorio desde 1997, como marca de la Unión Europea, siendo su número de registro 2683969, razón por la que éste consideró que Adidas debía rendir cuentas por haber comercializado dicho modelo de zapatillas. El Juzgado de Marca Comunitaria encargado del caso desestimó la demanda, argumentando que la marca hizo un uso leal y respetuoso con los intereses legítimos del titular de la marca, matizando además que las “Adidas Tomatina” no dañaban su valor ni eran imitación de otras deportivas comercializadas bajo el mismo nombre. Por su parte, los representantes de Adidas argumentaron que el modelo ya no estaba comercializándose y su fabricación se debió a la intención de, precisamente, promocionar la fiesta en el marco de su línea de deportivas “Flavours of the World”.

El equipo Cofidis cabalga en este Tour a lomos de “Orca”, de la histórica firma Orbea

La historia de esta empresa gipuzkoana de origen familiar, fundada en 1840 por los hermanos Orbea Murúa y dedicada actualmente al diseño, fabricación y distribución de bicicletas y material para ciclistas profesionales y aficionados, ha tenido en la innovación y el registro de patentes dos de sus principales constantes. No por casualidad teclear su nombre en el buscador de patentes internacional Espacenet da acceso a más de 160 registros.

Conocida dentro del mundo del ciclismo a escala mundial, la firma Orbea se ha ganado a pulso su prestigio a fuerza de pedalear cuesta arriba – o lanzarse a tumba abierta cuando el momento así lo requería– durante los más de 75 años que lleva vinculada a este deporte. Un largo trayecto lleno de etapas cuyo transcurso ha llevado a Orbea a equipar a campeones/as de varias disciplinas del ciclismo. Sin ir más lejos, los corredores profesionales del equipo Cofidis compiten en esta edición del Tour de Francia a lomos de la última versión de la “Orca”, modelo de bicicleta de alta gama diseñada, fabricada y perfeccionada con mimo artesanal por la marca de origen eibarrés.

Pero Orbea no siempre ha sido una empresa dedicada a la producción de bicicletas. En un principio nació como taller para la fabricación de armas. La primera noticia de la que se tiene constancia y establece el vínculo de la familia de empresarios Orbea con el sector armero data del siglo XVI, cuando en 1538 Juan de Orbea recibió el encargo de fabricar 15.000 arcabuces. Podéis ver la historia de la compañía en el museo virtual de la OEPM. La firma eibarresa se dedicó exclusivamente a la producción de armas hasta 1918. Primero lo hizo consiguiendo licencias de fabricación y luego con patentes propias.

Fin de una gran etapa y cambio radical

Tras el final de la primera guerra mundial, la demanda de armas descendió notablemente y los márgenes de beneficio disminuyeron a causa de la sobreproducción, lo que llevó a la rama eibarresa de los Orbea a diversificar su oferta. Fue entonces cuando, además de armas, Orbea comenzó a fabricar máquinas-herramientas, cochecitos de niño… y bicicletas. Para ello tuvo que ampliar sus instalaciones y comprar maquinaria.

Con una perspectiva ya totalmente empresarial, a principios de la década de los treinta Orbea se lanzó a fabricar bicicletas pensando en satisfacer la demanda de quienes quisieran disponer de este vehículo en su mejor versión. Y lo hizo tan decididamente que en 1936, disponiendo en sus instalaciones de todo el material y maquinaria necesarios para conseguirlo, se convirtió en el mayor fabricante de biciclos de España. En 1939 ya había registrado 41 patentes.

Fue también durante la década de los treinta cuando la empresa comenzó a estar presente en las grandes vueltas por etapas. Equipado con una de sus bicicletas, el ciclista navarro Mariano Cañardo llegó a ser segundo en la primera edición de la Vuelta a España, en 1935. Dos años después, en plena Guerra Civil, el corredor nacido en la pequeña localidad de Olite ganó una etapa alpina en el Tour de 1937.

En las décadas siguientes la compañía afincada en Eibar aumentó progresivamente la producción de bicicletas hasta llegar a fabricar 50.000 anuales. Durante ese periodo la plantilla llegó a tener 1.000 trabajadores. El negocio era tan próspero que en 1950 la compañía pasó a dedicarse exclusivamente a la fabricación de bicicletas, en 1959 incluso llegaron a importar el ciclomotor “Velosolex”, la bicicleta que andaba casi sola, gracias a haber obtenido la licencia de la firma francesa SACEM.

Reconversión en cooperativa y salto al ciclismo profesional

Años después llegaron las vacas flacas y en 1969 Orbea se vió en la obligación de suspender pagos. Las huelgas y conflictos laborales se sucedieron hasta que, en 1971, los trabajadores refundaron la firma como cooperativa integrándose en la Corporación Mondragón. Fue entonces cuando Orbea dejó su localidad de origen para instalarse en Vizcaya, concretamente en Mallabia. En esa época la empresa tiene 200 empleados y compite por hacerse con el liderazgo del sector de la bicicleta con otra antigua armería eibarresa: Beístegui Hermanos (BH).

¿Qué hay de la relación de la compañía con el ciclismo profesional? Entre 1984 y 1989 Orbea montó su propio equipo tras años de presencia en la categoría amateur. En él compitieron corredores de la talla de Mujika, Ruiz Cabestany, Lejarreta, Domínguez, Esparza, Nijboer y Pedro Delgado, que ganó la Vuelta a España en 1985 compitiendo en sus filas. Él mismo recuerda su experiencia en un vídeo que Orbea publicó en 2015 en su canal en youtube.

Expansión, marca, innovación y vuelta a Europa

A finales de la década de los noventa Orbea rediseñó su estrategia basándola en tres pilares: internacionalización, impulso de la marca y comercialización de bicicletas de alta gama.

Vehicularon el primero de sus objetivos creando una potente red de agentes comerciales en Europa, Asia y Sudamérica, y estableciendo plantas de montaje en EE.UU, Australia, Portugal y China.

En cuanto al impulso de la marca Orbea, éste se llevó a cabo ofreciendo accesorios y equipamiento para los ciclistas, una estrategia de comercialización a la que acompañó el patrocinio de equipos tanto de profesionales como de aficionados.

Por último, la comercialización de bicicletas de alta calidad para todo tipo de superficies vino acompañada de la búsqueda incesante de innovaciones en el diseño, nuevos materiales y rompedores procesos de fabricación. Fruto de esa visión innovadora, la empresa lanzó al mercado modelos como “Orca” para el ciclismo en carretera; “Alma” para el ciclismo en montaña u “Ordu” para los atletas de Triatlón.

Que su estrategia se haya centrado en la fabricación de bicis de alta gama no ha supusto que la marca haya olvidado innovar en la producción de bicicletas para su uso en el ámbito urbano o las destinadas a los más pequeños. De hecho, en 2012 recibió el premio Delta de Oro al diseño por su gama de bicicletas para niños “Grow”.

Recientemente Jon Fernández, gerente de Orbea, y Miguel Ángel Estandía, responsable de producción, hablaron sobre la situación actual de la compañía en uno de los artículos publicados en el último número de su revista corporativa. Entre otros temas explican en él su vuelta a Europa. Y aunque lo parezca no se refieren a una gran ronda por etapas, sino al cierre de la planta que la empresa abrió en China en 2010 y el traslado de su producción a Portugal.

Tras la toma de esta decisión está la firme voluntad de Orbea por seguir satisfaciendo a los clientes que demandan productos de alta gama customizados. Los directivos están convencidos de que fabricar las bicicletas artesanalmente y cuidando cada detalle de su diseño es la mejor forma de hacerlo.

Os dejamos con el vídeo que la compañía realizó con motivo de sus 175 años de historia, que se cumplieron en 2016.

https://www.youtube.com/watch?v=fM6KRjEte5o

FUENTES

http://historico.oepm.es/museovirtual/galerias_tematicas.php?tipo=EMPRESA&xml=Orbea%20Hermanos.xml

http://historiadelasarmasdefuego.blogspot.com.es/2009/02/revolveres-orbea-mod-1873-1914-y-38-esp.html

https://worldwide.espacenet.com/searchResults?ST=singleline&locale=en_EP&submitted=true&DB=&query=orbea&Submit=Search

http://sportics.es/orbea-premio-delta-de-oro-al-diseno-por-su-gama-de-bicis-para-ninos-grow/

¿Qué se considera legalmente una marca notoria y una renombrada? PARTE II

El Foro de Marcas Renombradas Españolas (FMRE) ayuda a las empresas españolas a crecer internacionalmente con la marca como principal pilar de su expansión

En la entrada anterior os contábamos la diferencia que hay entre marca notoria y renombrada. En esta segunda parte os vamos a describir el papel y las funciones del Foro de Marcas Renombradas Españolas (FMRE), una alianza estratégica público-privada que ayuda a empresas españolas con proyección internacional a competir en los mercados externos potenciando su marca.

El Foro de Marcas Renombradas Españolas (FMRE) fue fundado en 1999 e inicialmente estuvo integrado por 17 empresas. Dieciocho años después su número ya supera el centenar. Según se aclara en su página web, el Foro se constituyó por iniciativa de varias marcas líderes con amplia presencia en mercados de todo el mundo, que consideraron importante canalizar mediante él una alianza estratégica con las Administraciones Públicas para coordinar esfuerzos con el fin de promover la internacionalización con marca de las empresas españolas, contribuyendo así además a prestigiar la imagen país.

A juicio de las firmas fundadoras, ese proceso de expansión a escala global debía estar respaldado por el prestigio de las marcas, apalancándose pues en la marca como su principal activo de competitividad. Además, el Foro se concibió también para impulsar y dar prestigio a la imagen internacional de España por medio de dichas marcas líderes y con el apoyo de los principales referentes de la sociedad civil, reconocidos como Embajadores Honorarios de la Marca España..

Las más de 100 empresas que forman parte del FMRE en la actualidad comparten un perfil claramente definido. Se trata de empresas con marcas de origen y/o gestión españolas, con una amplia trayectoria, líderes en su sector de actividad y una sólida presencia internacional. De hecho, la mayoría de ellas deben más del 50% de su facturación a su negocio internacional, razón por la cual han alcanzado un reconocido prestigio mundial. En el blog de Cevipyme hemos dedicado entradas a dos de ellas, Televés y el Grupo Simon, que os invitamos a leer.

En lo que se refiere a su distribución por sectores de actividad, las cifras aportadas en la web del FMRE señalan que un 21% de las empresas del FRME se dedican al sector de bebidas y alimentación; otro 21% al de servicios; 18% al de moda, 16% a la industria y tecnología y sendos 6% a los sectores de turismo, hábitat, ocio y deportes. El 5% restante se dedicada a otras actividades.

La alianza con las AAPP se plasma en una importante presencia institucional y de entidades públicas en el Foro. No en vano en él se integran tres Ministerios (Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación; Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital) y dos entidades públicas, ICEX y OEPM.

Respaldo a la PYME mediante el Club MAPI

De entre las múltiples actividades y proyectos que organiza y gestiona el Foro de Marcas Renombradas Españolas, de los que la entidad da buena cuenta en su memoria anual, destacamos por su importancia para las PYMEs la constitución del Club de Marcas de Alto Potencial Internacional (Club MAPI). Se trata de una iniciativa mediante la que las marcas líderes transmiten su experiencia y conocimiento apoyo a aquellas empresas con marcas propias que tienen posibilidades ciertas de triunfar en el mercado exterior.

Pueden entrar a formar parte de este selecto club PYMEs fuertes y competitivas a escala nacional cuyo tamaño y situación financiera les permita además internacionalizarse. Para ello han de presentar una solicitud formal de adhesión. De ser ésta admitida, su integración en él les brindará la oportunidad de participar en las más de 50 actividades y proyectos que organiza el Foro, entre ellas multitud de foros e iniciativas tanto para intercambiar saberes y conocimientos con grandes firmas como para establecer redes de colaboración en aras de facilitar un buen aterrizaje en los mercados internacionales.

Además, las firmas admitidas en el Club disfrutan también de otro tipo de ventajas, como son la acreditación y reconocimiento de su pertenencia a él por parte del FMRE mediante la concesión de un sello exclusivo; la recepción de asesoramiento especializado durante los 3 primeros años de pertenencia al Club en materia de marca e internacionalización o la posibilidad de ver mejorada la visibilidad y difusión de sus actividades.

A modo de ejemplo, os podemos comentar que una de las últimas compañías que ha pasado a formar parte del Club, concretamente a partir del pasado mes de abril, ha sido EGI Audio S.A (Electroacústica General Ibérica S.A). La propia firma se hacía eco de la noticia en su página web este mismo mes de mayo. Se trata de una empresa especializada en la fabricación y distribución de sistemas para la sonorización de hogares, locales y espacio fundada en 1.973. Hoy presente en más de 40 países, su capacidad innovadora, la fiabilidad de sus instalaciones y la excelencia de sus servicios le han llevado a obtener el reconocimiento internacional.

En la actualidad el Club MAPI está integrado por 32 miembros, entre los que destacan firmas como Munich, Piel de Toro, Tattoo,ViniGalicia o IMC Toys, entre otras.

Sobre la Marca España

Administraciones Públicas, empresas y marcas y referentes de la sociedad civil llevan años trabajando conjuntamente para potenciar y reforzar la imagen internacional de España con el objetivo de favorecer el desarrollo económico del país. El FMRE aprobó con esa finalidad el llamado Plan de Marcas Embajadores e Imagen de España. Mediante él los tres actores mencionados han establecido una campaña de cobranding para hacer la “Marca España” sinónimo de calidad y prestigio.

 

¿Qué se considera legalmente una marca notoria y una renombrada? Parte 1

ANDEMA expidió el pasado año 54 certificados de notoriedad de marca en España

Hace poco menos de un mes la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y la Asociación para la Defensa de la Marca (ANDEMA), en el marco del convenio que subscriben anualmente y con motivo del día mundial de la Propiedad Industrial, lanzaron la campaña de sensibilización “Ser único no es fácil”. Se trata de un video que refleja, en clave de humor, lo decepcionante que puede resultar comprobar la dificultad que tiene ser original en un mundo hiper-conectado, donde cada vez hay más emprendedores creativos poniendo ideas y empresas en marcha. En él no queda claro si lo sucedido se trata de una coincidencia o es fruto del más descarado plagio. Os lo acercamos para que podáis verlo y sacar vuestras propias conclusiones:

Si estáis interesados en conocer las actividades que organiza ANDEMA y su finalidad os invitamos a visitar la página web de la asociación, donde se informa de todo ello y además se ofrece una detallada definición de lo que es una marca, sus tipos y cómo se han de proteger.

Gracias a una reciente visita a la web de ANDEMA pudimos conocer que, entre los múltiples servicios que ofrece la entidad, la expedición de certificados de notoriedad de marca es uno de los más solicitados y conocidos. A causa de ello nos propusimos averiguar qué se considera legalmente una marca notoria en España y qué diferencia hay entre esa consideración y la de marca renombrada. Esto es lo que hemos encontrado.

Marcas notorias y renombradas: definición y diferencias

Según el diccionario de la RAE el vocablo “notorio” tiene tres acepciones: público y sabido por todos; claro, evidente; e importante, relevante o famoso. Según la misma institución, el adjetivo “renombrado” se aplica a lo “conocido y admirado por su excelencia”.

El uso de ambos adjetivos en el ámbito jurídico y su aplicación a marcas registradas resulta ser mucho más preciso. Así, según el artículo 8.2 de la Ley de Marcas, una marca notoria es aquella que “por su volumen de ventas, duración, intensidad o alcance geográfico de su uso, valoración o prestigio alcanzado en el mercado o por cualquier otra causa, sean generalmente conocidos por el sector pertinente del público al que se destinan los productos, servicios o actividades que distinguen dicha marca o nombre comercial”.

Según lo expuesto, la ley reconoce como marcas notorias aquellas que, por la actividad llevada a cabo por su titular en el mercado, su presencia en ferias y por acción de publicidad, son conocidas por la tipología de consumidores a la que van destinada, ya sean conocidas por sus consumidores de facto o por consumidores que sin serlo, identifican el producto o el servicio, como originario de su titular.

Dependiendo del sector, el público al que se dirigen varian y la exigencia de que sean marcas conocidas por un número importante de consumidores también varia. Una marca de un producto quirúrgico puede ser notoria si en la comunidad médica es una marca conocida. Por el contrario, un producto lácteo para ser notoria debe ser conocida ampliamente por sus consumidores reales o potenciales.

La marca alcanza el grado de notoria tras un importante esfuerzo empresarial, pero que para que mantenga dicho carácter, la marca debe seguir siendo conocida por el tipo del público al que se dirige, bajo riesgo de perder su notoriedad. Un ejemplo de este tipo de marca lo encontraríamos en “Santa Cruz”, firma norteamericana fabricante de monopatines y todo tipo de material relacionado con el skateboarding  presente en este sector durante 40 años.

El reconocimiento legal de notoriedad a una marca como “Santa Cruz” habilitaría a su titular a oponerse al registro de una segunda marca con un denominativo idéntico o similar en la misma clase en la que está registrada “Santa Cruz”, así como en clases que designan productos, servicios y actividades que puedan estar relacionadas con monopatines, que es el producto que se comercializa la marca notoria “San Cruz”.

¿Qué sería entonces una marca renombrada? El artículo 8.3 de la Ley de Marcas lo aclara: “cuando la marca o nombre comercial sean conocidos por el público en general, se considerará que los mismos son renombrados y el alcance de la protección se extenderá a cualquier género de productos, servicios o actividades”.

Estaríamos hablando de marcas que son conocidas por el público en general, es decir, por la suma de los consumidores tanto reales, como potenciales, así como por las empresas que son competencia de la marca renombrada, así como por los operadores que intervienen en el círculo comercial de dicho producto, independientemente del sector y público concretos a los que vayan destinados sus productos. Un claro ejemplo de ello lo tendríamos en Apple, firma de reconocido prestigio internacional por la comercialización de toda clase de dispositivos tecnológicos.

En este caso, el renombre alcanzado por la marca permitiría a ésta oponerse al registro de una marca posterior que tratara de proteger cualquier producto con el mismo o similar nombre y/o logotipo, sea cual fuere el sector al que estuviera destinado. Por ejemplo, sería motivo de oposición el intento de registro de una marca “Apple” que designara una cerveza artesana con manzana entre sus ingredientes y utilizando el archiconocido logotipo de la fruta mordida, aunque el producto, como se plantea en este hipotético caso, no tuviese nada que ver con el sector de las tecnologías de la información y la comunicación.

Para que a una marca le sea expedido el Certificado de Notoriedad por parte de ANDEMA se han de aportar un buen número de documentos. La asociación ofrece una lista de toda la documentación requerida en este archivo.

Certificados de Notoriedad y Renombre expedidos por ANDEMA en 2016

ANDEMA informó en su memoria anual que la asociación había expedido en España un total de 54 Certificados de Notoriedad durante 2016, más del doble del número de expediciones realizadas durante el ejercicio anterior, 2015, que llegaron a 25. De entre los 54 certificados expedidos el pasado año 21 lo fueron para empresas no asociadas. Según comenta ANDEMA en la propia memoria el hecho es significativo al demostrar que este servicio se ha convertido en una de las principales vías por las que se conoce el buen trabajo de la asociación, ya que su Certificado de Notoriedad ha obtenido una gran valoración en varias sentencias y resoluciones administrativas.

Además, la asociación también destaca en el documento que la obtención del certificado no requiere a las empresas esperar demasiado tiempo. Una vez aportada la documentación necesaria para su análisis no excede de los siete días.

Los resultados son muy diferentes en lo que respecta a los Certificados de Renombre, ya que ANDEMA no recibió solicitud alguna durante 2016. Para averiguar qué tipo de marcas reciben esta segunda clase de reconocimiento y protección podéis visitar la página web del Foro de Marcas Renombradas, una alianza estratégica público-privada entre empresas españolas de gran proyección internacional que será motivo de una segunda parte de esta entrada  ¿Qué se considera legalmente una marca notoria y una renombrada? PARTE II.

Aprovechamos para aclarar que para alcanzar ambas categorías es condición sine qua non el tener la marca registrada. El procedimiento para hacerlo es sencillo y hasta lo puedes hacer vía online como explicamos en otra entrada de este mismo blog. 

 

La innovación como camino seguro de la expansión internacional

Simon es la marca cabecera de un grupo industrial de origen catalán dedicado a la fabricación de interruptores y sistemas de iluminación. Nacido en un pequeño taller de la localidad gerundense de Olot en 1916, hoy en día cuenta con una plantilla de más de 3.900 trabajadores y está presente en más de 90 países.

Según declaró recientemente su director de diseño Salvi Plaja para Cevipyme, actualmente la firma diseña, fabrica y desarrolla sus productos hasta en diez países diferentes. Su portafolio, rico y variado, abarca el diseño de interruptores; la creación de sistemas de iluminación interiores y exteriores; la puesta en marcha de mecanismos y conectividad para puestos de trabajo y la recarga de vehículos eléctricos.

La valoración de los activos intangibles, clave para la empresa

Durante estos cien años de existencia la firma ha sabido mantener el carácter familiar de sus inicios y su compromiso por introducir en el mercado productos de calidad fruto de un buen trabajo. A estos dos rasgos fundamentales se suma un tercero ,que ha impulsado el crecimiento de la compañía, convirtiéndose además en el motor de su internacionalización: la pasión por investigar y desarrollar nuevos productos y servicios dentro del campo de la iluminación.

Tal es así que el 10% de su facturación en España procede de la comercialización de productos lanzados durante los últimos cinco años. Otra muestra de su decidida apuesta por la innovación esta en el hecho de que, durante el último lustro, la firma haya registrado casi un centenar de patentes y diseños industriales. Finalmente, a esto podemos añadir el reconocimiento que ha recibido la empresa en varias ocasiones por medio de la concesión de varios premios a la innovación. Sin ir más lejos, el pasado año recibió el Premio Nacional de Diseño 2016 que concede el Ministerio de Economía y Competitividad.

El propio Salvi Plaja remarcó la importancia que tienen para la compañía la I+D exhibiendo para Cevipyme el motor de uno de los interruptores de la firma durante la grabación de un vídeo para la serie “Tu idea te hace grande”. En apariencia sencillo, el citado motor encierra cuatro patentes para cuyo desarrollo Simon ha invertido cinco años de investigación.

Así las cosas, conscientes de la importancia estratégica que ha tenido y tiene para la empresa proteger sus innovaciones, el director de diseño de Simón recomendaba a las empresas hacer lo propio, sea cual fuere su sector, declarando en el citado vídeo que “las empresas que no están seguras de proteger sus activos intangibles, de proteger su marca, patentes e innovaciones, les animaría a hacerlo porque en realidad supone confiar en ti, valorar tu activo; y es lo que te va a dar la fuerza para competir en cualquier mercado por exigente que sea”.

Su último paso, aplicar el IoT a los sistemas de iluminación

El pasado año Simon celebró el centenario de su fundación por todo lo alto. La empresa facturó 308 millones de euros y presentó la serie Simon 100, mediante la que ha conseguido integrar en la producción de sus interruptores y sistemas de iluminación las capacidades que ofrece Internet of Things. Un paso más en la senda de la innovación que permite a Simon ofertar sistemas integrales que hacen posible adaptar los entornos a las necesidades del usuario.

Los productos de la serie Simon 100 integran la tecnología iO SIMON, que permite al usuario interconectar y controlar sus dispositivos eléctricos y/o electrónicos mediante una app, para así programarlos y sincronizarlos en función de sus necesidades concretas. Como ejemplificó el responsable global de la estrategia de negocio digital de Simón Alfred Batet en la edición del Salón Internacional de Soluciones para la Industria Eléctrica y Electrónica (Matelec), gracias a esta serie el interruptor tradicional pasa a convertirse en un interruptor inteligente.

A fin de cuentas, estamos hablando de la posibilidad de sincronizar la apertura de la persiana con la alarma del despertador o el encendido de la cafetera y el termostato que determina la temperatura del agua de la ducha. Según el propio Batet “este concepto une el mundo digital con el físico con la finalidad de crear experiencias para el usuario y generar espacios más eficientes y funcionales que faciliten la relación persona-entornos de una forma natural y cercana”.

Visita nuestra videoteca donde damos cifras de las marcas y patentes registradas por Simón

Diseño, marca y calidad, sellos del producto Gourmet

La semana pasada Madrid acogió la edición número 31 del Salón de Gourmets. Se trata de la feria anual para empresas especializadas en la elaboración y comercialización de productos gastronómicos de alta calidad más importante de Europa. Este año reunió en IFEMA a 1.400 expositores, que se ubicaron en varias áreas temáticas para mostrar cerca de 35.000 productos.

De entre los eventos que se incluyen todos los años en el programa, la muestra de nuevos productos “delicatessen” es uno de los más atractivos. Durante su transcurso los expositores más osados muestran ocurrentes formas creativas de combinar y presentar ingredientes comestibles; buscando con ello sorprender a los paladares más exigentes maridando texturas y sabores a priori difíciles de asociar. Por ejemplo, en la pasada edición los asistentes pudieron probar palomitas de mojito o degustar cerveza elaborada con jamón de bellota.

Para que un producto culinario quede incluido dentro de la categoría gourmet tan importante es elaborarlo con ingredientes seleccionados por su excepcional calidad como seguir con mimo cada paso que requiera su especial preparado. Una vez cumplidos estos requisitos, queda trabajar en un último aspecto igualmente importante; la presentación del producto, en la que se ha de poner un cuidado especial.

Al tratarse de productos considerados sobresalientes, el diseño de su envase y su imagen han de estar a la altura de tal consideración. Por eso, como ya desvelamos en una entrada en este mismo blog, las firmas dedicadas a fabricar envases de vidrio han concentrado su actividad en el sector de los productos gourmet, para los que hacen moldes de diseño exclusivo.

La razón es que se trata de un mercado distinto y estable que no se ha visto afectado por la aparición de los envases alternativos. De hecho, según fuentes de la Asociación Española de Envases de Vídrio, ANFEVI, en nuestro país es el envase preferido por los consumidores. Otro de los sectores que se ha visto beneficiado por el auge de estos productos gourmet ha sido el de fabricantes de vajillas, a los que piden diseños exclusivos para sus creaciones.

Envases originales como signo de distinción

Las firmas que producen y comercializan las delicias que se han podido ver (y probar!) durante el Salón del Gourmet saben que este esfuerzo por distinguir su marca gracias a la creatividad y la innovación industrial ha de ir acompañado del registro de los diseños asociados a ella. Hemos encontrado ejemplos de ello en la firma de chocolates Blanxart , que envuelve éstos en paquetes de exquisito diseño, o en la destilería granadina Destilerias LIBER que para su ginebra 12/11 Aurum ha elegido un original envase de vidrio que recuerda a los usados para perfume. Esta ginebra, además, debe su nombre a un hecho original: contiene pequeños copos de oro de 24 quilates en su interior.

Imagen de la botella de la ginebra “Aurum”

Las marcas gourmet también buscan franquiciados

Si registrar la marca y/o sello de identidad es un paso esencial que toda empresa da para poder definir su estrategia de posicionamiento en el mercado, en el sector gastronómico, si cabe, aún más.

Ello es debido a que muchas firmas, además de abrir tiendas propias para comercializar directamente sus selectos productos, suelen también crean franquicias, un modelo de crecimiento que hace de la marca comercial uno de sus elementos más importantes, ya que distingue al franquiciador. En esta última edición del Salón de Gourmets hemos encontrado un ejemplo claro de este tipo de modelo en Gesalaga, grupo que basa en el franquiciado parte de su expansión. En la actualidad tiene 36 puntos de venta en la península, de los que 7 son tiendas propias y 27 franquiciadas.

De origen guipuzcoano, uno de sus productos estrella es la croqueta, cuya venta supone en la actualidad las tres cuartas partes de una facturación cifrada en 11 millones de euros. La empresa ha conseguido llegar a estas cifras gracias a la creación de la cadena “Croqueta y Presumida”, a través de la que comercializa nuevas versiones de este tradicional aperitivo. Distinguidas con la etiqueta de producto gourmet, las originales croquetas que comercializan están elaboradas con productos naturales de primerísima calidad. Y decimos originales porque en el catálogo de la firma hemos encontrado algunas tan poco comunes como las de queso de Idiazábal, de chocolate o la exquisitez denominada pecado capital. Podéis ver una muestra de las propuestas que llevaron al salón haciendo una búsqueda en la página web del evento, al que también acudieron con sus productos cárnicos, que comercializan bajo la marca Okelan.

Si quieres saber más sobre como registrar y proteger tu marca visita nuestra web.

También te puede interesar esta otra entrada de nuestro blog que habla de cómo obtener rentabilidad tanto de marcas, como de patentes y diseños.

El éxito internacional de Uno de 50 está ligado a la protección de sus diseños industriales y marcas

Uno de 50, garantía de exclusividad

Hoy os acercamos a una compañía española que, desde su fundación a finales de la década de los noventa por Concha Díaz del Río, ha tenido como premisa hacer de sus productos-artículos casi únicos, tanto por lo limitado de su número como por la originalidad de su diseño.

De hecho su nombre, Uno de 50, hace referencia al número total de piezas que, en un principio, integraban cada colección de joyas diseñadas por su equipo de creativos. Hoy en día siguen elaborando algunas series limitadas de tan sólo cinco decenas de piezas, haciendo con ello honor a su nombre, si bien se han visto empujados por el éxito a aumentar su número en la mayoría de colecciones.

Joyas imaginativas de éxito internacional

Y es que “Uno de 50” -ahora en manos de José Azulay, quien decidió invertir en la empresa al apreciar lo valioso de su apuesta por la síntesis entre lo tradicional y lo moderno, ha conseguido hacerse un importante hueco dentro de un mercado de bienes de lujo tan competitivo como el de la joyería gracias a lo imaginativo de sus joyas, siempre enmarcadas en colecciones de diversas temáticas de nombre sugerente (wild suburbs, palace dream, secret garden… ).

No hay más que pensar en la cantidad de artistas y estrellas del pop que respaldan con su imagen la creación de marcas propias para darse cuenta de lo difícil que resulta triunfar en este mercado. A pesar de todo, las cifras de Uno de 50 han convertido a la apuesta de Azulay en ganadora. En la actualidad la enseña española (sí, fabrican en España) está presente en cuarenta países y tiene ciento veinte tiendas propias repartidas por todo el mundo.

La protección, emblema de la marca

Pocas veces hemos encontrado una compañía que, por su propia manera de entender qué lugar podía ocupar dentro de su sector y cómo hacerse con él, se ha visto impulsada a proteger la originalidad de sus creaciones de posibles imitaciones y falsificaciones.

Un instinto de protección que han tenido siempre muy presente, tal y como se deduce de la manera en que la firma expresa con claridad, en la página donde se sinteriza su historia el significado de su emblema “el pequeño candado, encierra mucho más que un nombre. De formas redondeadas y con carácter artesanal, se ideó para simbolizar la protección de joyas exclusivas y de diseño único”.

Prevenir antes que curar

Y precisamente de la necesidad de protección es de lo que habla Javier Arreola, CEO de la firma, cuando aclaró a CEVIPYME los motivos por los que, desde un principio, Uno de 50 ha registrado la Propiedad Industrial de sus piezas. “Tenemos un producto que se imita mucho en todo el mundo”, aclara Arreola, lo que es debido a que “ es un producto fácilmente reconocible”.

Para Uno de 50 ha sido fundamental acompañar al potente proceso de internacionalización que afrontó la marca a raíz de la apuesta realizada por J.Azulay, del registro de la Propiedad Industrial de sus diseños industriales. En palabras del Arreola ello les ha permitido “enfrentarse, en realidad, a procesos de imitación de nuestros productos que podrían haber afectado muchísimo a la marca”.

Cuando una marca comienza a ser reconocida fuera de su país de origen, garantizar el éxito de su imperativo proceso de internacionalización hace necesario actuar con prudencia y anticiparse a posibles conflictos que puedan surgir a raíz del intento, por parte de terceros, de sacar provecho del enorme esfuerzo creativo realizado para posicionar y distinguir a la marca. Como afirma Arreola, “si piensas que tu compañía es única, como así pensará cualquier dueño, accionista o directivo de una compañía, y que en ello radica gran parte de su éxito, has de tener en cuenta que éste va ligado indisociablemente a la protección de sus diseños industriales y su marca”.

Desde Uno 50 también hacen hincapié en lo práctico que resulta proteger la Propiedad Industrial de los diseños industriales por la posibilidad que se brinda a las empresas de garantizarla, mediante un único trámite, en toda Europa. Finalmente, tampoco se ha de perder la ocasión de proceder a su registro fuera del Viejo Continente. Desde su experiencia al frente de la firma de joyería Azulay asevera que “en países como EE.UU o China, donde nosotros tenemos una parte importante del mercado muy importante, es obligatorio si quieres triunfar.” En la actualidad la firma cuenta con 21 marcas registradas, en diversos países y tiene registrados 83 diseños industriales.

En la viedoteca de CEVIPYME podéis ver y escuchar hablar de su compañía a su CEO Javier Arreola .