Archivo de la categoría: Propiedad Industrial

“Nuestra fajina hace más eficiente la recuperación de los terrenos afectados por incendios”

Entrevista con Francisco Antonio Corpas Iglesias, co-inventor de un material que mejora la recuperación de los terrenos afectados por el fuego

Hace un par de semanas escribimos una entrada en el blog donde informamos sobre la invención de un sistema para mejorar, acelerar y hacer más económica la recuperación de los terrenos afectados por el fuego. Dicho sistema está basado en el uso de un material sintético patentado por dos investigadores españoles: Francisco Antonio Corpas Iglesias, Jefe del Departamento de Materiales de la Universidad de Jaén; y Agustín Bermejo Fernández, fundador y Director Técnico Agroforestal en la firma Monte Vivo, S.L., empresa de servicios ambientales dedicada desde hace años a investigar en el desarrollo de prácticas sostenibles en el ámbito rural.

Hemos tenido la oportunidad de contactar con el primero de ellos, Francisco Antonio Corpas Iglesias, a quien hemos entrevistado para saber, entre otras cosas, cómo se financió la citada investigación, qué ventajas novedosas aporta al proceso de recuperación de terrenos y cuáles son las perspectivas comerciales que auguran a su invención.

Nuestro interlocutor es profesor titular en la Universidad de Jaén. Pertenece al Departamento de Ingeniería Química, Ambiental y de los Materiales, órgano encargado de organizar, desarrollar y coordinar la investigación y las enseñanzas en las áreas de Ingeniería Química, Tecnologías del Medio Ambiente y Ciencia de los Materiales e Ingeniería Metalúrgica. Desarrolla su actividad docente en la Escuela Politécnica Superior de Jaén, concretamente en el área de ciencia e ingeniería química.

En la imagen, Francisco Antonio Corpas. Fuente: Universidad de Jaen

¿Qué motivó a un equipo de investigadores/as de la Universidad de Jaén a trabajar en la creación de un material más eficiente para su uso como reparador de montes quemados?

El crecimiento en el número de grandes incendios forestales requiere contar con herramientas más eficientes para poder afrontar la restauración ambiental y recuperación ecológica de las zonas afectadas.

¿Durante cuánto tiempo han estado trabajando en la investigación gracias a la que han desarrollado este nuevo material? ¿Han dispuesto de algún tipo de ayuda económica procedente de fondos públicos para llevar a cabo su investigación?

El proyecto ha tenido una duración de 3 años y ha estado apoyado económicamente por la Agencia IDEA, que ha facilitado fondos para el mismo a través de su programa de incentivos para el fomento de la innovación y desarrollo empresarial en Andalucía (Orden de 9 de Diciembre de 2008 de incentivos para el fomento de la innovación y desarrollo empresarial de Andalucía).

¿Qué ventajas ofrece el sistema que han patentado con respecto a los empleados hasta el momento para regenerar la cubierta vegetal en terrenos de monte quemados?

El desarrollo de nuestra fajina trata de incrementar la eficiencia en el ámbito de los trabajos de restauración post – incendio, consiguiendo con respecto a los métodos tradicionales:

  • Ser más eficiente, reteniendo suelos forestales fértiles en las laderas de los montes incendiados. De acuerdo con Bochet (2015) las manchas/teselas de vegetación se consideran a menudo islas de fertilidad desde las que se favorece la regeneración vegetal y su posterior progresión, dadas las condiciones locales de suelo generadas.
  • Reducir el coste en torno a un 40%.
  • Minimizar los tiempos de instalación en campo; cada minuto que nos anticipemos estaremos reduciendo los riesgos de erosión por la lluvia. Desde que las barreras para control de erosión son instaladas, justo tras un incendio, se mejora la protección en los años inmediatamente posteriores, que es cuando la erosión suele ser mayor (Robichaud, 2009).
  • Reducir la contaminación de los lechos de ríos y las afecciones a infraestructuras urbanas, viales, etc., retrasar la colmatación de embalses y evitar la pérdida de calidad de aguas de consumo humano o uso agrícola.
  • Potenciar una mayor velocidad de regeneración de la cubierta vegetal y del ecosistema.
  • Nutrirse de materias primas no contaminantes y que actualmente son consideradas residuos industriales sin aplicación, que en consecuencia son depositadas en vertederos, lo cual es en sí un problema ambiental añadido. Ahora está muy de moda el concepto de “Economía Circular” y es eso precisamente lo que estamos fomentando.

Hemos sabido que han patentado este nuevo material junto con la empresa Agroforestal Monte Vivo. Dicha firma, ¿Fue constituida “ad hoc” para favorecer el proceso de transferencia tecnológica o se trata de una firma que existía con anterioridad?

Agroforestal Monte Vivo S.L. es una empresa que existía previamente, desde abril de 2006. Sus principales objetivos son la mejora de la calidad de vida de los habitantes en el medio rural, la mejora de la calidad de nuestros ecosistemas y el aprovechamiento de los recursos naturales de forma sostenible. Fue esta empresa la que, a través de la OTRI, acudió a la Universidad de Jaén con este proyecto, que finalmente ha llegado a materializarse.

¿Cómo se han cubierto los costes de la solicitud de patente? Ésta ¿Ha sido solicitada a escala estatal o también europea?

La patente es estatal de titularidad compartida entre la UJA y Agroforestal Monte Vivo S.L. Sus costes han sido sufragados por esta última, que cuenta con los derechos íntegros de explotación.

¿Qué perspectivas de éxito comercial le han augurado al sistema? ¿Tienen previsto exportarlo a mercados internacionales?

La potencialidad del producto es enorme ya que es aplicable en restauración de suelos degradados por incendios o por erosión generada por actividades humanas como sobrepastoreo, carboneo… Este hecho no es exclusivo de España, sino que es un fenómeno extensible a otros países, especialmente con clima mediterráneo.

Anuncios

Pese a la baja inversión, España mantiene el nivel de Europa en producción científica

Entrevista a J. Angel Menéndez Díaz, científico, divulgador y socio promotor de la empresa de Base Tecnológica Xerolutions S.L.

A finales del pasado mes de enero, en el último boletín de Vigilancia Tecnológica (VT) Biomasa Patentes –documento elaborado por Bioplat (Plataforma Tecnológica Española de la Biomasa)junto con el Ciemat (Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas) y la OEPM donde se recogen las solicitudes de patente presentadas sobre los últimos avances en tecnologías de conversión de la biomasa para la producción de energía– comprobamos que durante el último trimestre de 2017 se registraron cinco patentes procedentes de España.

Entre las citadas solicitudes de registro de patente está la vinculada a la creación de un proceso para producir gas de síntesis mediante calentamiento por microondas de sustratos orgánicos. Desarrollada por el Instituto Nacional del Carbón, la patente fue solicitada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el que está integrado.

En el equipo de investigadores responsables de dicha innovación encontramos a J.Ángel Menéndez Díaz, científico y divulgador de origen asturiano cuya participación en diversos proyectos de éxito le han llevado a conseguir el reconocimiento de once patentes desde 1996.

Decidimos contactar con él para conocer su opinión sobre el momento en que se encuentra la investigación científica en España y cómo percibe la traducción de sus logros en soluciones prácticas. Finalmente, también quisimos saber de primera mano cómo experimenta un científico como él la inmersión en el ámbito corporativo, ya que además de investigador Menéndez Díaz también es socio promotor de la Empresa de Base Tecnológica Xerolutions S.L., que comercializa varios productos y servicios que se valen de los resultados de sus investigaciones.

Desde su posición como científico integrado en el Departamento de Procesos Químicos en Energía y Medioambiente del INCAR-CSIC y ex miembro de la Junta Directiva del Grupo Español del Carbón ¿Qué posibilidades tiene la industria del carbón mineral, tan señalada por contaminante, de mantener su actividad económica a corto/medio plazo una vez su declive parece irreversible?

No soy especialista en el tema, no me dedico a investigar sobre el carbón mineral, así que mi opinión no es muy cualificada. No obstante, la lógica del progreso apunta a que paulatinamente el uso de energías fósiles será (ya está siendo) reemplazado por otras energías más limpias y renovables. El que esto se haga más o menos pronto atiende a criterios económico/sociales, que no siempre coinciden con los medioambientales.

En relación al cuidado del Medioambiente ¿Cuáles cree que son los avances más significativos que ha aportado el uso de procesos químicos para generar energía?

Mi investigación está enmarcada en la valorización energética de residuos orgánicos y en la producción de materiales de carbono para el almacenamiento de energía. En el primer caso existen varios procesos que hacen posible esta valorización. Sin embargo, el problema es que la gestión tradicional en vertederos (a veces en el mejor de los casos) sigue siendo la opción más barata. En cuanto al almacenamiento de energía, éste supone un reto, y un problema aún mayor que el de su producción limpia. A día de hoy existen varios sistemas, cada vez más competitivos, para almacenar energía en pequeñas cantidades (por ejemplo baterías, súpercondensadores, etc.). Pero cuando se trata de almacenar grandes cantidades de energía ya no resulta sencillo hacerlo de una forma eficiente y competitiva. Ejemplos de esto son el coche eléctrico (donde la autonomía y la velocidad de carga son claves) o la posibilidad de almacenar energía eléctrica de fuentes renovables cuando la producción supera la demanda.

¿Qué lugar ocupa España en el contexto internacional dentro de ese campo de investigación a escala europea?

Yo diría que en España somos buenos en cuanto a investigación en estos temas, máxime cuando comparamos la producción científica y el conocimiento generado frente a la inversión en investigación. Los datos, tanto de producción científica como de captación de fondos europeos, nos sitúan a nivel de los mejores países Europeos -Lo que resulta casi un milagro, habida cuenta de que la inversión en ciencia en España es de las más bajas de Europa- Sin embargo, donde fallamos bastante es en la implementación del conocimiento para generar una realidad industrial. En no pocos casos este conocimiento generado en España es aprovechado por compañías de otros países; porque aquí, asumir el riesgo que conlleva el destinar los medios necesarios para transferir el conocimiento no suele concebirse como una inversión. Es, en cierto modo, similar a lo que está sucediendo con la gran cantidad de científicos formados en España (en muchos casos con dinero público) que están trabajando, y siendo muy rentables, para otros países; porque aquí no destinamos los medios necesarios para incorporarlos a la investigación nacional.

Según hemos podido saber, durante su trayectoria como investigador ha participado en estudios y trabajos que le han llevado a registrar, junto con otros colegas de profesión, hasta once patentes desde el año 1996. Más de la mitad se concedieron en 2016. Teniendo en cuenta estos datos y desde su experiencia como científico…

¿Considera que los investigadores valoran adecuadamente la importancia que tiene proteger sus invenciones e innovaciones mediante el uso de los sistemas de registro de Propiedad Industrial e Intelectual?

Creo que, en general, sí. Sin embargo, la cuestión no es tan sencilla. Desde mi punto de vista, y aunque pueda sonar raro, patentar solo tiene sentido si hay una intención clara y una posibilidad real de explotar la patente en el corto/medio plazo; si no existe esto, no tiene mucho sentido y puede ser hasta ser perjudicial para una posible transferencia o explotación a largo plazo. Las patentes por curriculum o por estadísticas, que se hacen en algunas ocasiones, no tienen mucho sentido. El problema, tal y como yo lo veo, es que, por razones diversas, los mecanismos para la transferencia del ámbito académico al industrial en España son muy pocos y no están funcionado salvo en contadas excepciones.

Hemos observado que más de la mitad de las patentes que le han sido concedidas a lo largo de su trayectoria como investigador lo fueron en 2016. Esta aceleración y concentración en el tiempo…¿Es consecuencia de un cambio o evolución importante o tan sólo un hecho anecdótico?

Es consecuencia de un proceso de maduración en las líneas de investigación que desarrollamos en el grupo de investigación y que fueron, en su momento, bastante disruptivas. Primero hubo que estudiar los procesos desde un punto de vista fundamental, demostrar que el concepto era viable, etc. y, posiblemente, ahora es el momento de usarlas en algunas nuevas aplicaciones y productos susceptibles de ser patentados. También hay otros aspectos coyunturales ligados a los medios con los que contamos que fluctúan bastante según la época.

Además de investigador usted es socio Promotor de la Empresa de Base Tecnológica (EBT) Xerolutions S.L. ¿Qué productos y/o servicios ofrecen y a quién van dirigidos?

La empresa produce un carbón sintético (o un material de carbono, si se prefiere) denominado Xerogel de carbono. Es un material de carbono de alta pureza y nanoporoso, en el que los poros se pueden hacer “a medida” de la aplicación. Este material (o familia de materiales) tiene múltiples aplicaciones posibles, aunque la empresa se centra en su comercialización para la fabricación de electrodos de súper condensadores, dado que es ahí donde se han detectado las mejores posibilidades de negocio.

La innovación de nuestra empresa no consiste tanto en el material en sí (que ya existía) si no en el proceso de fabricación, basado en el calentamiento con microondas, que hizo posible su producción industrial de una forma económicamente viable; dado que los procesos existentes o eran muy complejos o muy caros o ambas cosas, lo que solo permitía una producción a muy pequeña escala y en los laboratorios.

La idea de fundar esta compañía ¿Surgió a partir de un proceso de transferencia tecnológica mediante el que se desarrolló alguna nueva solución que llevar al mercado?

Efectivamente, todo comenzó con una patente del proceso mencionado. A raíz de la publicación de ésta, nos contactó el grupo BeAble Capital, que gestiona varios fondos de inversión tipo capital semilla, que era lo que necesitábamos en aquel momento para iniciar el proyecto empresarial. Con ellos hicimos un primer plan de negocio y comenzamos a dar forma a lo que hoy es Xerolutions SL.

Una vez fundada la compañía e iniciada la actividad ¿Qué ventajas les proporcionó el disponer de la concesión de una patente?

En estos momentos Xerolutions tiene varias patentes que protegen tanto el proceso como algunos productos, de forma que los competidores no puedan usar el mismo proceso o fabricar el mismo producto durante el tiempo de concesión de la patente. Obviamente esto da una ventaja competitiva.

Desde su perspectiva como miembro responsable de la parte técnica y de desarrollo de una firma como Xerolutions ¿Qué obstáculos son los más difíciles de superar para una persona que viene de la ciencia al entrar en el mundo de los negocios?

Quizá el mayor obstáculo es el cambio de mentalidad que, en muchos casos y en muchos aspectos, hay que tener. El mundo científico y el mundo de los negocios se suelen mover, en no pocas ocasiones, por objetivos bastante diferentes y no es siempre sencillo para un científico que, normalmente, carece de una formación empresarial aprender y adaptarse a la forma en que funcionan las cosas en este ámbito empresarial. Por ejemplo: la investigación científica muchas veces persigue “lo mejor”, mientras que en la industria se busca “lo mejor económicamente rentable”; ambas cosas no necesariamente tienen que coincidir. Hay también otras dificultades debidas al desconocimiento, por parte del científico, de muchos aspectos técnicos, económicos, legales, comunicativos, etc. que se manejan habitualmente en el ámbito empresarial. Pero esas son, en mi opinión, más fáciles de soslayar; ya que es una cuestión de aprender y, por lo general, la capacidad de aprender nuevas cosas suele ser algo inherente al científico.

Conocer el ámbito de los negocios ¿Ha influido de alguna forma en la definición de los objetivos de sus investigaciones o no ha cambiado en absoluto?

Los objetivos de mi investigación no han cambiado mucho porque siempre me interesó hacer una investigación que diese solución a problemas reales y que pudiese ser transferida de una forma, más o menos, sencilla. Lo que sí ha cambiado, como consecuencia de lo aprendido durante la etapa de creación de Xerolutions es, quizá, la manera de comunicar los resultados de la investigación o el planteamiento de nuevos proyectos en ámbitos diferentes al académico y quizá incluso también en el académico.

En Europa, en líneas generales, para hacer carrera en la academia y alcanzar prestigio intelectual dentro de una rama del saber, el peso de la producción teórica es determinante. A su juicio y desde su experiencia ¿Cree que este hecho influye en los niveles de transferencia tecnológica o no tiene incidencia alguna? Se lo preguntamos porque es posible que un investigador deje de dedicar tiempo a descubrir las posibles aplicaciones prácticas de sus desarrollos teóricos debido al escaso impacto que puede tener en su carrera académica conseguirlas.

Es posible, aunque evidentemente desconozco las motivaciones de otros investigadores. Sin embargo pienso que no se trata tanto de dejar o no de descubrir aplicaciones prácticas, que creo que eso lo hacen la mayoría de los investigadores; si no de estar dispuesto a dedicar el tiempo y esfuerzo necesario para transferir esa aplicación práctica a una realidad industrial. El tiempo y esfuerzo que requiere no es pequeño y eso es algo que raramente se reconoce (a veces ni siquiera se conoce) en los ámbitos académicos. Además, el tiempo que se dedica a esto es tiempo que se deja de emplear en otras cosas que dan más reconocimiento académico (por ejemplo publicar). Paradójicamente es casi imposible que una EBT salga adelante si, al menos durante los primeros años, los científicos promotores no le dedican todo ese tiempo y trabajo.

Como contrapartida está todo lo que se puede aprender en esta aventura de emprender; la satisfacción personal que representa el contribuir (por ejemplo creando puestos de trabajo) a mejorar el entorno social, aunque sea en pequeña medida y, por qué no decirlo, en el 10% de los casos que suelen culminar con éxito, las posibles ganancias que puedas obtener (siempre y cuando hayas negociado un buen pacto de socios con los inversores)… a fin de cuentas, si el científico/emprendedor no está convencido de la rentabilidad de su proyecto difícilmente va a poder convencer a nadie de ello.

El boletín de Vigilancia Tecnológica de la Biomasa es uno de los muchos Boletines de Vigilancia Tecnológica que elabora la OEPM para facilitar trimestralmente una información puntual, gratuita esquemática y de rápida lectura sobre avances y novedades en los distintos sectores tecnológicos.

Además, desde la página de la OEPM también se ofrece acceso a las Alertas Tecnológicas, que permiten conocer las patentes más recientes que se están publicando en el mundo en relación a un tema técnico concreto.

Observaciones acerca de las últimas cifras sobre Propiedad Industrial y Marcas recogidas en España

Como viene siendo habitual por estas fechas, el Servicio de Estadísticas del Área de Difusión, Comunicación y Relación con la Empresa de la Unidad de Apoyo a la Dirección General de la OEPM ha publicado los datos provisionales sobre el número de solicitudes y concesiones de patentes, modelos de utilidad, diseños industriales, marcas y nombres comerciales que se registraron durante el pasado año en España. Las cifras son de especial interés porque el pasado 1 de abril entró en vigor una nueva Ley de Patentes24/2015 cuyo cambio normativose ha podido reflejar en los datos provisionales que se acaban de facilitar.

En 2017 se registraron más signos distintivos y nombres comerciales

En primer lugar, los datos provisionales ofrecidos por la OEPM sobre el ejercicio 2017 muestran un aumento significativo de las solicitudes presentadas para conseguir el registro de Signos Distintivos. Han pasado de ser 59.491 en 2016 a ser 61.478 en 2017, lo que supone un aumento del 3,34%. Analizando los datos correspondientes a las dos categorías que se incluyen dentro de esta denominación – a saber, Marcas y Nombres Comerciales- los números constatan que las primeras se mantienen estables (pasando de contabilizarse 52.103 a llegarse hasta las 52.029, un 0,14% menos). A ello se suma una alta subida del número de solicitudes de Nombres Comerciales; si en 2016 fueron 7.388 en 2017 llegaron hasta las 9.449, lo que supone un aumento del 27,9%.

La cifra de diseños industriales aumenta el 22,3%

En lo que respecta a los Diseños Industriales, según cifras aún no publicadas, el número de diseños registrados en España se incrementó en 2017 en un 22,3%, pasando de 18.035 diseños recibidos en 2016 a ser 22.064 diseños en 2017, este gran incremento se debe a la fuerte campaña de sensibilización que ha realizado la OEPM entre diseñadores, artesanos y artistas, siendo ejemplo de ella la publicación del folleto divulgativo “Cómo proteger la artesanía” en nuestro país.

Estabilidad en las solicitudes y concesiones de modelos de utilidad

Las cifras relativas a las solicitudes de modelos de utilidad recogidas durante 2017 apenas varían con respecto a las de 2016. El informe señala un descenso apenas significativo de las mismas, ya que el pasado año se recogieron 2.415 de estas solicitudes, tan sólo 12 menos que en 2016 (2.427). En lo que se refiere a las concesiones de esta modalidad de registro de la Propiedad Industrial tramitadas en nuestro país, el pasado año se alcanzaron las 2.163, lo que supone un leve descenso con respecto a las 2.274 concesiones de modelos de utilidad notificadas en 2016.

Bajada de las solicitudes de patentes nacionales debido a la entrada en vigor de la nueva Ley de Patentes

En lo que se refiere a las solicitudes de patentes presentadas a escala nacional, el informe indica que el pasado año se produjo un descenso de su número. El pasado año se presentaron un total de 2.285 solicitudes de patentes frente a las 2.846 registradas en 2016, lo que supone una bajada porcentual del 19,7%. La mayoría de ellas, concretamente el 66%, se tramitaron vía online, un porcentaje que señala el buen funcionamiento de las vías telemáticas de solicitud puestas al servicio de inventores e innovadores por la OEPM.

Si observamos las cifras de solicitudes de patentes de 2017 mes por mes, lo que más llama la atención es que un buen número de ellas se presentaron justo en marzo, mes previo a la entrada en vigor de la nueva Ley de Patentes 24/2015. Ello puede ser debido a que, según nos comentó la Directora del Departamento de Patentes e Información Tecnológica, María José de la Concepción Sánchez, en su momento, el nuevo texto legal, buscando ofrecer un sistema fuerte a los solicitantes –esto es, equiparable al de otros países de nuestro entorno y compatible con el establecido a escala europea– haya endurecido algunas de las condiciones exigidas para presentar dichas solicitudes sólo permitiendo conceder aquellas invenciones que posean la novedad y actividad inventiva exigidas en la Ley.

Según afirmo la Directora del Departamento, uno de los cambios más significativos ha sido el aplicado precisamente al procedimiento de concesión. Mediante él, aseveró nuestra interlocutora, se ha buscado que “el solicitante tenga la información relevante lo antes posible en su poder para la consiguiente toma de decisiones, bien sea continuar en el procedimiento nacional bien sea además iniciar la presentación en el extranjero”.

Si abordamos la lectura de los datos desde la perspectiva territorial, atendiendo a las cifras que se ofrecen de cada Comunidad Autónoma, se puede constatar que hay varias de ellas en las que el registro de solicitudes en 2017, lejos de disminuir, ha aumentado con respecto a las cifras recogidas hace dos años. En concreto hablamos de los casos de La Rioja (+41,8%), Islas Baleares (+22,2%), Navarra (+18,37€), Aragón (+4,79€) y Castilla y León (+1,12%).

Leve descenso del número de patentes concedidas

Volviendo a las cifras provisionales aportadas, en lo que se refiere a las concesiones de patentes a escala nacional también señalan un descenso en 2017, si bien éste no ha sido tan acusado como el de las solicitudes. El pasado año se registraron 1.944 concesiones de patentes frente a las 2.194 registradas en 2016, lo que supone una bajada del 11,3%.

Si queréis conocer qué derechos otorga cada una de las modalidades de Propiedad Industrial e Intelectual que hemos citado podéis visitar nuestra página web para averiguarlo.

El exoesqueleto Hank, un ejemplo de buena transferencia tecnológica

La firma vasca Gogoa Mobility Robots (GMR) fabrica y comercializará el mejor exoesqueleto robótico que existe para ayudar a las personas que padecen lesiones medulares o enfermedades neuro-degenerativas en su proceso de rehabilitación. Su nombre, HANK, se deriva del término Hankak, que significa piernas en euskera. Un equipo de investigadores del Instituto Cajal del (CSIC) junto con personal del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo han trabajado durante años para conseguir desarrollarlo.

Gracias a su labor conjunta el exoesqueleto HANK, equipado con un software específico que permite su control a distancia a través de una tablet o por el propio usuario, sensores y motores que  activan las articulaciones de cadera, rodillas y tobillos, es la orto-prótesis tecnológica que mejor ayuda a las personas que sufren graves lesiones medulares a emular los movimientos que hacen posible el andar, lo que supone una mejora significativa de su calidad de vida.

 

Una transferencia tecnológica en un momento clave

El caso de esta empresa gipuzkoana ejemplifica la importancia de constituir una compañía especializada en el marco de una estrategia de desarrollo económico comarcal bien definida tras suscribir un acuerdo de transferencia tecnológica gracias al que pueda obtener ventajas competitivas determinantes. Al mismo tiempo, el caso también muestra los beneficios que pueden derivarse de dicho acuerdo hacia los equipos e instituciones investigadoras que han desarrollado las innovaciones que la empresa trasladará al mercado.

Si la firma GMR, especializada en el desarrollo de productos y servicios de asistencia técnica en procesos de rehabilitación y orto-prótesis, existe hoy en día se debe a que en 2009 la Agencia de Desarrollo de la comarca gipuzkoana de Urola Garaia, UGGASA, decidió poner en marcha el proyecto ONBideratu para reactivar el tejido empresarial de la zona. Entre otros objetivos el plan se marcó el convertir la zona en sede para empresas especializadas en el sector sociosanitario. Para conseguirlo, al trazarse el plan se establecieron varias metas parciales; entre ellas destacan la intención de crear conexiones para posicionar a Urola Garaia como referente en el citado sector estableciendo acuerdos con centros tecnológicos y de investigación; promocionar el nacimiento de empresas punteras en el diseño y fabricación de sistemas robóticos de rehabilitación y órtesis y poner en marcha un centro de demostración, servicios y transferencia tecnológica.

En este contexto, algunas de las personas y entidades implicadas en el logro de los objetivos del plan comarcal ONBideratu decidieron apostar por la comercialización de exoesqueletos, al percatarse de que los avances más significativos en materia de rehabilitación estaban produciéndose en ese campo. En un principio, desde UGGASA se decidió ofrecer a un fabricante japonés de este tipo de orto-prótesis robóticas los recursos necesarios para que pudiera distribuir su tecnología en Europa, ya que el mercado de exoesqueletos del país oriental es el más desarrollado del mundo.

El acuerdo no llegó a buen puerto pero el traspiés no desanimó a los implicados en seguir cumpliendo con el desarrollo de ONBideratu.. Poco después, durante una exhibición de tecnología aplicada al ámbito sociosanitario que tuvo lugar en Boston, responsables desplazados al evento vieron en funcionamiento el exoesqueleto desarrollado por el equipo de investigación del Instituto Cajal (CSIC) y decidieron ponerse en contacto con ellos para ser los primeros en llevarlo al mercado.

Tras meses de negociaciones, se llegó a un acuerdo con el CSIC que estableció para la institución investigadora un pago por la transferencia de tecnología patentada y otro de royalties con el fin de abrir las puertas a la fabricación y comercialización de su innovador robot ortoprotésico. Con ese objetivo se creó la spin-off Gogoa Mobility Robots (GMR) y gracias a ello el exoesqueleto Hank pronto se podrá comercializar a gran escala.

El camino hacia la comercialización: homologaciones, ensayos clínicos y financiación

El camino ya está despejado para GMR pero aún es largo. Comercializar una tecnología aplicada al ámbito sociosanitario, y en concreto a procesos de rehabilitación y asistencia para pacientes con lesiones graves, no es tarea fácil. En primer lugar la empresa que desee hacerlo ha de homologarse como fabricante de equipamiento médico, algo que no resulta sencillo y GMR consiguió en 2016. A esto se añade que los controles de calidad y seguridad que han de pasar este tipo de equipos son más exigentes, amén de que se someten a minuciosos ensayos tanto técnicos –de descarga eléctrica, compatibilidad electromagnética, riesgo para los pacientes, etc– como clínicos, para demostrar la efectividad real del tratamiento puesto en práctica mediante su uso. De hecho, el exoesqueleto HANK hasta el momento ha sido adquirido por clínicas y hospitales (el Hospital de Tetrapléjicos de Toledo, ADACEN en ONBideratu o la Fundación Santa Lucia de Roma) para realizar dicho tipo de ensayos.

Según fuentes de la propia compañía este año ya tienen apalabrada la entrega de otros siete exoesqueleto para este tipo de entidades: uno en Viena, otro en Galiza, dos en Gipuzkoa  y tres en EE.UU. A estas pruebas de efectividad se suma que muchos pacientes han pasado por las instalaciones de la propia empresa para emplear el exoesqueleto durante sus procesos de rehabilitación.

La comercialización de HANK más allá de la clínica, esto es, como sistema de asistencia a la movilidad, aún está por llegar. GMR está a la espera de recibir los resultados de la evaluación que están haciendo en AEMPS (Agencia Española del Medicamentos y Productos Sanitarios) sobre las capacidades de HANK para poder obtener el sello europeo de comercialización. De momento, el exoesqueleto ya cuenta con el sello de garantía del prestigioso laboratorio europeo EMITECH.

En lo que se refiere a las fuentes de financiación, GMR ha conseguido recientemente 1,5M de € gracias a haberse convertido en la única PYME que lidera un proyecto Fast Track to Innovation (FTI). Además, sus responsables esperan que la obtención de la mayor puntuación de todas las concedidas a las startups que se presentaron a la pasada convocatoria NEOTEC 2016 del CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) contribuya también a despertar la atención de más inversores.

Las innovaciones introducidas en HANK suponen una garantía de éxito 

En cualquier caso, además de la recepción de premios que supongan una inyección de dinero o de reconocimientos al afán emprendedor que atraigan inversores, en Gogoa consideran que su exoesqueleto tiene mucho potencial para llegar a todos los rincones de Europa por sus especiales características técnicas y prestaciones, que superan a las de los robots diseñados por la competencia. El 14 de Marzo del año pasado Juantxu Martín, las explicó con claridad y concisión en el programa Graffiti de Radio Euskadi. Os acercamos el vídeo de la entrevista:

Balance de las jornadas formativas de CEVIPYME celebradas en 2017

CEVIPYME organizó nueve jornadas formativas sobre derechos de Propiedad Industrial e Intelectual durante el último cuatrimestre del año

Bajo el nuevo epígrafe “Los aspectos más significativos de la Propiedad Industrial para la empresa”  CEVIPYME ha recorrido durante el último cuatrimestre de este año diversas Comunidades Autónomas con el propósito de informar a PYMES y emprendedores acerca de cómo solicitar Derechos de Propiedad Industrial e Intelectual (DPI) sobre sus innovaciones y obtener con ello tanto protección como rentabilidad.

Los encuentros formativos se iniciaron en Galicia durante el pasado mes de septiembre (convocatoria sobre la que escribimos en el blog) y continuaron en Granada y Mallorca en octubre; Ciudad Real y Navarra en noviembre y Fuerteventura, Tenerife y Torrelavega en diciembre.

Un total de nueve convocatorias gracias a las que más de 200 personas han conocido de la mano de conferenciantes de la Oficina Española de Patentes y Marcas expertos en materia de DPI, en qué consiste la protección de las innovaciones, qué diferencias hay entre la Propiedad Industrial e Intelectual y la modalidad de protección que se ha de utilizar en cada caso.

Además, los asistentes han recibido información sobre los servicios que brindan tanto la OEPM como la propia CEVIPYME para hacer más fácil cualquier consulta o trámite que se quiera resolver en relación con la obtención y defensa de los DPI. Así mismo, en cada uno de los encuentros celebrados se les ha mostrado cómo pueden rentabilizar los Títulos de Propiedad Industrial obtenidos, y la importancia que tiene hacerlos valer cuando se compite en mercados internacionales o se inicia la actividad empresarial, sobre todo para evitar plagios y falsificaciones. En lo que se refiere a estos dos últimos temas, en los eventos también se ha impartido formación sobre la clase de protección jurídica que se ofrece a las compañías.

A todos estos contenidos se suma también la información aportada por miembros destacados de las Cámaras de Comercio locales, gracias a cuya presencia las PYMES y emprendedores asistentes a los encuentros han podido conocer los programas de ayuda y apoyo que se facilitan desde estas entidades a startups e iniciativas innovadoras. Su presencia se ha complementado en ocasiones con la de miembros de Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación de la universidades locales, que también ha aprovechado alguna de las convocatorias para dar a conocer su actividad, y con la de personal de diferentes Centros Regionales de Propiedad Industrial.

Otra característica que ha hecho estos encuentros formativos especialmente fructíferos para  PYMES y emprendedores ha sido la participación de empresas de multitud de sectores decididas a compartir sus experiencias en materia de DPI. Por poner algunos ejemplos, en Galicia se contó con la firma proveedora de soluciones, sistemas y servicios de telecomunicaciones Televés; en Mallorca con el restaurante Andreu Genestra y en Pamplona con la empresa navarra fabricante de material elecrónico Muxunav. Éstas y otras firmas de éxito en sus ámbitos de actividad han detallado el tipo de protección que dan a sus innovaciones y qué beneficios directos e indirectos les ha reportado la correcta gestión de los derechos de Propiedad Industrial e Intelectual. Sus testimonios han sido fundamentales para que PYMES y emprendedores hayan podido conocer, de primera mano, los errores y aciertos más comunes que se cometen en materia de DPI.

Finalmente, en todos los eventos se ha reservado parte del tiempo para debatir sobre la mejor forma de contribuir a que la protección de los DPI evolucione dentro de las empresas a medida que estas crecen, con el fin de que pueda seguir proporcionándoles una ventaja competitiva estable.

Como expresó en la convocatoria celebrada en Fuerteventura el pasado día 12 de diciembre el examinador de patentes de la OEPM, Pablo López de Unceta, con la celebración de estas jornadas “CEVIPYME ha tratado una vez más de difundir el conocimiento sobre la Propiedad Industrial como un conjunto de derechos que permite proteger la innovación de un producto o procedimiento y la innovación de la imagen distintiva, salvaguardando la identificación empresarial”.

La jornada que contó con un mayor número de participantes fue la de Torrelavega (40) seguida por las celebradas en Ciudad Real (31), Tenerife (30) y Santiago de Compostela con (27).

CEVIPYME es el acrónimo de centro de apoyo a la PYME en materia de gestión de derechos de Propiedad Industrial, Intelectual e innovación. Nació en 2009 fruto de la colaboración de la Dirección General de Industria y de la PYME y la Oficina Española de Patentes y Marcas, junto con otros organismos y entidades. Desde 2016, la Cámara de Comercio de España se ha sumado a CEVIPYME, habiendo añadido además el apoyo económico del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, en el marco del Programa InnoCámaras, en la medida en que CEVIPYME entronca con los objetivos específicos de este programa y de los Fondos FEDER.

Cevipyme reunió en sus jornadas gallegas a más de una treintena de empresas

El Centro de Apoyo a la PYME en materia de gestión de derechos de Propiedad Industrial, Intelectual e Innovación (CEVIPYME) organizó durante los pasados días 27 y 28 de septiembre dos jornadas informativas en Galicia, que ocupa un nada desdeñable quinto lugar en el ranking de CC.AA en cuanto a la solicitud de patentes nacionales, modelos de utilidad y marcas/nombres comerciales y el séptimo lugar en cuanto a las de diseños industriales. Concretamente tuvieron lugar en A Coruña y Santiago de Compostela. Además de representantes de la entidad organizadora, a ellas asistieron los presidentes de las Cámaras de Comercio de ambas ciudades y ponentes de organismos como la Agencia Gallega de Innovación y el Servicio Gallego de Propiedad Industrial (SEGAPI) y la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

Durante el transcurso de ambas convocatorias, las sucesivas ponencias ofrecieron a los asistentes, representantes de 16 compañías en A Coruña y de 27 en Santiago de Compostela, formación sobre los aspectos más significativos de la Propiedad Industrial e Intelectual, así como información sobre los servicios y ayudas en materia de gestión de la innovación que ofrecen entidades como CEVIPYME, SEGAPI, OEPM y las Cámaras de Comercio. Podéis consultar el título de cada una de las ponencias celebradas en ambas convocatorias en sus respectivos programas (A Coruña y Santiago).

En ambos eventos se contó además con el testimonio de representantes de dos empresas de origen gallego, cuyo éxito económico ha ido de la mano de una buena gestión de los bienes intangibles generados gracias, entre otras prácticas, a una decidida apuesta por la innovación. Hablamos de la compañía panadera San Brandán y de la firma proveedora de soluciones, sistemas y servicios de telecomunicaciones Televés.

En relación a esta última compañía cabe comentar que, hace poco más de un año y medio, mantuvimos una entrevista con su director de la Propiedad Industrial, Ramón Lois, cuya lectura os recomendamos. La OEPM además cuenta con una publicación llamada ” La Propiedad Industrial y su influencia en el éxito empresarial” donde se relata el caso de éxito empresarial de Televés.

Contenido formativo

En lo que se refiere al contenido formativo impartido durante ambas jornadas, Mónica Castilla Baylos, Jefe de Área de Difusión, Comunicación y Relación con la Empresa de la OEPM que participó en ellas como conferenciante, ha aseverado que “se pusieron ejemplos claros para entender mediante qué derecho, Propiedad Industrial o Propiedad Intelectual, era mejor proteger cada activo intangible y que ambos, en ocasiones, son sumatorios. Y también se contemplaron en profundidad las diferentes modalidades de Propiedad Industrial: marcas, patentes y diseños”.

Las palabras de Baylos coinciden con la opinión sobre las conferencias expresada por los asistentes a las jornadas mediante su respuesta a un cuestionario con varias preguntas relativas a su grado de satisfacción con ellas. En él la mayoría expresó estar “muy de acuerdo o de acuerdo” tanto con el modo en que se expusieron los contenidos como con el lenguaje empleado, comprensible y adaptado a sus necesidades.

La conferenciante de la OEPM también ha querido destacar que en las jornadas “se recalcó especialmente la consideración de los derechos de protección como una herramienta indispensable para aportar valor a la empresa; ya que son útiles para garantizar una diferenciación competitiva y también como arma defensiva, al impedir que terceros produzcan, usen o comercialicen productos y/o servicios que han sido fruto de un esfuerzo innovador. Usarlos de una manera adecuada y estratégica otorgan a la empresa la llave, muchas veces, del éxito empresarial”.

Con la transmisión de este mensaje se cumple otro de los objetivos fundamentales que impulsan a CEVIPYME a organizar este tipo de eventos: difundir el conocimiento y uso de la Propiedad Industrial e Intelectual entre PYMEs y emprendedores desde el momento en que constituyen sus negocios, para que sepan diferenciar bien los activos intangibles que han de protegerse mediante la Propiedad Industrial (creaciones relacionadas con la industria: patentes y modelos de utilidad, signos distintivos y diseños industriales) y aquellos cuya salvaguarda exige el registro de la Propiedad Intelectual (obras literarias y artísticas únicas y no producidas industrialmente o en serie).

En lo que se refiere a las críticas y comentarios constructivos, imprescindibles para corregir la agenda de próximas jornadas, cabe destacar la solicitud de más tiempo para las explicaciones técnicas. Nuestra ruta recorriendo las regiones del país nos llevará el día 17 de octubre a Granada (Andalucía.)

Istobal, potencial innovador de calado internacional

Istobal es un holding de matriz española (Valencia) especializado en la fabricación, distribución y mantenimiento de todo tipo de soluciones de lavado y cuidado de la automoción. El grupo comenzó siendo un pequeño taller de reparación de vehículos, una empresa familiar fundada en 1950 por Ismael Tomás Alacreu. En la actualidad, pese a haber crecido hasta convertirse en una multinacional, la tercera generación de la familia dirige la empresa.

Os hablamos de él porque, en un contexto económico poco favorable para iniciar el asalto a nuevos mercados con garantías de éxito, el ritmo de crecimiento internacional de la empresa ha sido sorprendente. El grupo –en el que actualmente trabajan 800 personas y que por sus dimensiones, trayectoria y éxito está integrado en el Foro de Marcas Renombradas Españolas– no ha parado de expandir su negocio y abrir nuevas filiales y plantas de ensamblaje tanto en Europa como en América durante la última década. Uno de los pilares claves de esta internacionalización ha sido su apuesta decidida por la investigación, el desarrollo de productos innovadores y su protección a través de su registro como patentes.

Rumbo fijo hacia la internacionalización

Actualmente la empresa tiene diez filiales repartidas en varios países del viejo y nuevo continente, todas ellas abiertas a partir de 2004 a un ritmo medio de una cada dos o tres años. Hacer un breve recuento de los puntos geográficos por los que Istobal ha extendido su actividad permite apreciar la firmeza del rumbo marcado desde la matriz española hacia la internacionalización.

En 2004 y 2006 la firma comenzó a comercializar sus soluciones de lavado para el automóvil en Reino Unido y Austria; en 2009 abrió su filial estadounidense, donde tan sólo dos años después construyó la primera planta de ensamblaje del grupo ubicada fuera de Europa.

En 2012 y 2013 el grupo amplió su marco de negocio comprando una compañía gala especializada en la limpieza de trenes, momento en el que afianzó su consolidación en el mercado americano levantando una segunda planta de fabricación y ensamblaje, en esta ocasión en Brasil. Volviendo a fijar su mirada en el mercado europeo, durante los últimos años Istobal ha conseguido cerrar acuerdos para distribuir su tecnología y productos de lavado para el sector de la automoción en los mercados escandinavo (Dinamarca y Suecia), eslavo (Serbia) e italiano. Así las cosas, el 80% de la facturación del grupo empresarial –que en el último ejercicio alcanzó la nada desdeñable cifra de 125 millones de euros–corresponde a las ventas internacionales.

Un departamento de I+D puntero en el sector

Gran parte del éxito internacional del que Istobal puede presumir es fruto de la atención que el grupo empresarial ha prestado a las necesidades de sus clientes, para cuya satisfacción no ha dudado en invertir y apostar por el desarrollo de tecnologías y productos innovadores. Para dar ese paso que ha terminado por colocar al grupo delante de muchos de sus competidores ha contado con la inestimable ayuda de un competente y creativo departamento de I+D.

Su constante trabajo innovador no sólo se ha traducido en cifras de negocio, sino en el registro de más de treinta patentes relacionadas con la ingeniería de procesos y el diseño de maquinaria, productos y servicios relacionados con el lavado y cuidado en la automoción .  En la base de datos INVENES existen 44 referencias, de ellas, 17 son modelos de utilidad , 16 patentes nacionales, 10 figuran como solicitudes PCT y una europea.

Un hito que hubiera sido imposible de alcanzar para el departamento de I+D de no haber contado con la colaboración de varios institutos tecnológicos y universidades. Entre ellos la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) ó el Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera y Embalaje (Aidimme). Gracias a éstos y otros apoyos, Istobal ha conseguido convertir sus ideas y tecnologías en soluciones pioneras. Os acercamos algunas de ellas.

Soluciones prácticas y de gama amplia

Sin ir mas lejos, el pasado año el grupo difundió por estas fechas un vídeo en el que se puede apreciar la efectividad de un novedoso cepillo para lavar ruedas de vehículos que, incorporado en túneles de lavado, es capaz de alcanzar cualquier rincón de las llantas por complicado que sea el trazado de sus radios y ranuras. En la página donde podéis verlo la propia firma anunciaba haber solicitado el registro de la patente.

Otra línea de investigación y desarrollo de producto interesante, sobre todo porque demuestra el interés de Istobal por reducir la contaminación que pueda generar el lavado automático de vehículos, se ha traducido en el lanzamiento de una marca propia de productos químicos de limpieza para vehículos. Bajo la marca registrada Esens, la compañía comercializa más de 50 tipos de espumas, jabones, champúes y ceras para la limpieza de vehículos adaptados a todo tipo de máquinas de lavado.

Además, en la mayoría de los casos son biodegradables y cumplen con las leyes más exigentes al respecto. Muestra de ello es que, con motivo de su reciente entrada en el mercado escandinavo, ocho de los productos Esens han alcanzado la certificación Swan Ecolabel en los países nórdicos.

Añadir que su marca Istobal está registrada desde 1950 y con logo desde 1970. Su actual logo lo registraron este mismo año.

Istobal es un claro ejemplo de éxito empresarial a través de la PI y está recogido como otros muchos en esta publicación de la Oficina Española de Patentes y Marcas

Utilidad y características de la Clasificación Internacional de Patentes

Durante el día 21 del próximo mes de febrero tendrá lugar en Ginebra (Suiza) un taller sobre la Clasificación Internacional de Patentes (CIP), cuya nueva versión, como cada año, entró en vigor hace escasamente dos semanas. Ya es posible rellenar el formulario para inscribirse y consultar el programa provisional en la página web que la WIPO dedica a informar sobre la convocatoria.

¿Qué es y qué hace la Clasificación Internacional de Patentes (CIP)?

Establecida por el Arreglo de Estrasburgo de 1971, ratificado por 62 Estados, la CIP recoge y permite clasificar las patentes y modelos de utilidad a escala internacional asignándolos a ocho sectores tecnológicos con aproximadamente 70.000 subdivisiones.

Para hacerlo emplea un sistema uniforme y jerárquico de símbolos, no dependientes del idioma, que es reconocido en todo el mundo y actualmente emplean las oficinas de patentes de más de 100 Estados. La asignación de esos símbolos a los documentos presentados es competencia de las oficinas nacionales o regionales de Propiedad Industrial que publican los documentos de patente. Por lo que respecta a las solicitudes PCT, la asignación de los símbolos de la CIP incumbe a la Administración encargada de la búsqueda internacional.

Concebida inicialmente para ser consultada en papel, la CIP fue modificada en el año 1.999 con el fin de convertirse en una fuente de documentación eficiente y efectiva en el entorno electrónico. Para ello se introdujeron varios cambios importantes:

  • Se abrió la posibilidad de revisar los principios generales que rigen las normas de clasificación cuando fuera procedente.
  • Aprovechar las posibilidades del entorno tecnológico permitió introducir datos adicionales que hacen más rica y explican con más detalle la anotación de la clasificación (definiciones, fórmulas químicas estructurales, ilustraciones gráficas, etc)
  • La clasificación se dividió en dos niveles, básico y avanzado, para responder mejor a las necesidades de consulta de diferentes tipos de usuario. A consecuencia de ello, los documentos de patente aparecen ordenados de acuerdo con las enmiendas a los dos niveles de consulta: básico y avanzado.
  • También se introdujeron dos métodos de revisión diferentes, uno para cada nivel establecido: de tres años para el nivel básico y de revisión continua para el nivel avanzado.

Actualmente, la versión digital de esta clasificación, cuyas nuevas prestaciones básicas terminaron de añadirse en 2005, se puede consultar a través de la web de la WIPO. Un comité de expertos se encarga de revisarla anualmente para que esté totalmente actualizada; por eso, cada uno de enero, la CIP tiene una nueva versión.

¿Para qué y para quién resulta imprescindible consultar la CIP?

Además de ser el índice de documentos de patentes más completo, la Clasificación Internacional de Patentes es la herramienta de búsqueda más eficaz puesta en manos de las oficinas de Propiedad Industrial, inventores, servicios de investigación y otros usuarios para que puedan recuperar los citados documentos cuando les sea necesario.

Por ejemplo, acudir a esta clasificación resulta imprescindible para las administraciones encargadas de la concesión de patentes cuando requieren analizar la novedad y actividad inventiva de aquellas innovaciones técnicas que solicitan analizar la novedad de una patente o modelo de utilidad.

 

edificio OEPM

La CIP, además de facilitar el acceso a la información tecnológica y jurídica relevante contenida en los documentos de patente y ser la fuente que hace posible difundirla de manera selectiva entre quienes necesitan consultarla y estudiarla, cumple también con dos importantes funciones:

  • Constituye una base documental de gran valor para investigar el estado de la técnica en determinados campos de la tecnología.
  • Es una riquísima fuente de datos para elaborar estudios estadísticos sobre la Propiedad Industrial a partir de los que evaluar el estado de desarrollo tecnológico en diversas áreas.

Adicionalmente a la CIP, debemos mencionar, por su importancia, el sistema Clasificación Cooperativa de Patentes (Cooperative Patent Classification o CPC por sus siglas en inglés), en vigor desde el 1 de enero de 2013. Se trata de un sistema bilateral desarrollado conjuntamente por la Oficina Europea de Patentes (OEP) y la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO) que combina las mejores prácticas de clasificación de las dos oficinas y ya se utiliza en más de 45 oficinas de patentes de todo el mundo”

Cevipyme recorre el país para difundir las ventajas de la Propiedad Industrial entre la PYME

La cultura de la propiedad industrial no está muy extendida entre las pequeñas empresas. No existe una conciencia generalizada de la necesidad de registrar patentes y diseños industriales ( sin embargo si empieza a existir en lo referente a la marca) y, aunque son muchas las pymes españolas que innovan, menos de las que deberían protegen sus desarrollos garantizando de ese modo sus derechos sobre ellos.

Con el fin de divulgar entre las empresas la existencia de los recursos que tienen a su disposición para aprovechar mejor las ventajas derivadas de una adecuada gestión de sus innovaciones, el Centro Virtual de Apoyo a la PYME en materia de Propiedad Industrial (CEVIPYME) organizó el pasado mes de noviembre junto con la Cámara de Comercio de España; las Cámaras Territoriales de Badajoz, Cartagena, Oviedo y Málaga; la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa (DGPYME) y la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) una serie de jornadas bajo el epígrafe “¿Cómo rentabilizar los resultados de la innovación de mi empresa?”.

Financiadas por el Fondo Social Europeo, durante su transcurso se proporcionó a empresas y emprendedores información sobre cuáles son las mejores opciones para proteger la Propiedad Industrial y sobre la manera más eficaz de convertirla en motor de viabilidad y crecimiento de su negocio.

El apoyo a la PYME desde los puntos PAES y su conexión con la solicitud de marcas online , así como todo lo referente a su registro y los procedimientos a seguir para hacerlo de forma eficaz fue lo que suscitó mayor interés entre los asistentes con perfil emprendedor.

Otro de los grandes atractivos de estas jornadas fueron, sin duda, los testimonios de empresarios exponiendo cómo han hecho uso de la Propiedad Industrial en sus firmas y los beneficios y derechos que han podido ejercer al tener registrados sus bienes intangibles.

Badajoz

La serie de jornadas, a la que asistieron un total 170 personas, comenzaron a celebrarse en Badajoz el 15 de noviembre. Concretamente en el Vivero de Empresas de competitividad Industrial y Servicios Avanzados a la Industria “NaveCu4tro”.

Además de la responsable del programa InnoCámaras de la Cámara de España, Mar Díaz, intervinieron en el acto la representante de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), Coro Gutiérrez; la responsable del Área de Estrategia y Desarrollo Empresarial de la Cámara de Badajoz, Isabel Balbontín, y los responsables de las empresas extremeñas BioBee Technologies S.L y Estructuras Push, S.L.

Durante su transcurso Díaz destacó que, según un estudio de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea, “mientras el 40% de las grandes empresas del viejo continente son titulares de alguna modalidad de derechos de la propiedad industrial (marcas, patentes o diseños industriales,) apenas el 9% de la PYME se preocupa de proteger su capacidad para ofrecer al mercado un producto original y diferenciador”.

cxusatqxeaa9941

En relación a este tema, la responsable del programa InnoCámaras quiso señalar que Cevipyme facilita, de forma gratuita, “información, formación y asistencia en materia de Propiedad Industrial e Intelectual a las pequeñas y medianas empresas que lo soliciten”.

Así mismo, Díaz indicó también que para defender, apoyar y promocionar la innovación en las empresas, la Cámara de Comercio de España había decidido colaborar con esta iniciativa a través de su red, que integra a 86 Cámaras de Comercio locales.

Por su parte, la representante de la OEPM, Coro Gutiérrez, señaló durante el evento que en 2015, último año completo del que existen datos, se llevaron a cabo 65.327 registros. De estos, puntualizó “el 75% fueron de marcas nacionales. Hubo además 7.475 registros de nombres comerciales, 2.882 de patentes nacionales, 1.927 de diseños industriales y 2.328 de modelos de utilidad”.

Para continuar con esta línea ascendente C.Gutiérrez manifestó ante los asistentes la importancia de que las empresas tengan presente que “tanto las innovaciones técnicas y de diseño como la identidad corporativa de las empresas merecen ser protegidas”. A su juicio “sólo así se puede asegurar el enriquecimiento del patrimonio intangible de las empresas y la exclusividad de su uso y comercialización”.

Con respecto a Cevipyme, Gutiérrez quiso aclarar que se trata de un proyecto co-financiado por el Fondo Social Europeo cuyo objetivo es proporcionar gratuitamente a la PYME, a sus asociaciones y a las agrupaciones empresariales “información y asistencia personalizadas sobre las mejores opciones para la protección de la Propiedad Industrial, Intelectual e Innovación”.

A esto la ponente añadió que mediante esta iniciativa “también se pretende informar sobre la manera más eficaz de gestionar y rentabilizar dicha propiedad una vez obtenidos y registrados los derechos correspondientes”.

La primera de esta serie de jornadas se cerró con las intervenciones de I. Balbontín, que describió los servicios complementarios de protección de la Propiedad Industrial que ofrece la Cámara de Comercio de Badajoz; y de los responsables de las empresas extremeñas BioBee Technologies S.L y Estructuras Push, S.L., que compartieron su experiencia en materia de protección de los resultados de la innovación en sus compañías.

Cartagena

La siguiente parada se celebró en Cartagena el 17 de noviembre, concretamente en la Cámara de Comercio de Cartagena (Muelle Alfonso XII, s/n). Su estructura fue análoga a la del encuentro celebrado en Badajoz, contando en esta ocasión con las intervención de José Carlos Ros Agüera, vicesecretario y asesor jurídico de la Cámara de Cartagena. Coro Gutiérrez Pla, jefe del servicio de apoyo a la empresa de la OEPM, repitió como ponente.

Ros Agüera dio a conocer a los asistentes los servicios que la Cámara de Comercio de Cartagena ofrece a las empresas, mientras que Gutiérrez Pla centró su intervención en informar sobre las actividades de la OEPM y Cevipyme; señalar las diferencias que existen entre Propiedad Intelectual y Propiedad Industrial y dejar claras las distintas modalidades que se enmarcan dentro de ésta última categoría. Al igual que hiciera en Badajoz, Gutiérrez Pla aprovechó la ocasión para remarcar lo importante que es para las empresas conocer cómo proteger sus innovaciones, diseño y marcas para evitar que terceros puedan utilizarlos sin su consentimiento.

En esta ocasión, la transmisión de la experiencia adquirida en materia de gestión de la innovación y comunicación de la misma corrió a cargo de José Martínez Nieto, fundador y director de Martínez Nieto S.A. (Marnys).

Oviedo

Asturias, en concreto su capital, Oviedo, fue sede del siguiente encuentro destinado a informar a las pymes sobre la importancia de proteger sus invenciones e innovaciones. Este tercer encuentro reunió en la Cámara de Comercio de Oviedo a Alberto Salmerón, en representación de la Cámara de Comercio de España; a Ignacio Iglesias, director del área de servicios a empresas de la Cámara de Comercio de Oviedo; y a Javier Sánchez de Pablos, jefe del servicio de difusión, comunicación y relación con la empresa de la OEPM.

cx291cpxuaambcs

Salmerón, remarcó en su alocución que la protección del diseño, las invenciones y los signos distintivos constituyen un elemento esencial en cualquier proceso de innovación. Con el fin de contribuir a dejar esto claro y responder a cualquier tipo de duda que pudieran tener las empresas presentes en relación a la Propiedad Industrial e Intelectual, Sánchez de Pablos ofreció una visión panorámica sobre el tema muy completa. Expuso las razones sobre las que se sustenta la necesidad de proteger la innovación; puso ejemplos del registro de modelos de utilidad, patentes, diseños industriales y marcas, comentó su coste, aclaró los procedimientos a seguir para solicitarlos, qué hacer cuando caducan, etc. El evento contó también con la participación de Eugenio Caravia, consejero delegado del Grupo UNEX, que relató su experiencia empresarial en la gestión de la innovación y su comunicación.

Especial mención merece que Caravia, como director de la empresa de lejías “El Camello”, contara el litigio que sostuvo durante 25 años con la marca de tabacos“Camel”.

Málaga

Finalmente, la última jornada de este tour que recorrió el Estado de Norte a Sur para contribuir a que las empresas del país sepan cómo poner en valor los resultados de su esfuerzo en I+D tuvo lugar en Málaga. Como en los anteriores eventos se dieron a conocer a los asistentes los servicios que les ofrece Cevipyme, así como sus principales objetivos. Intervinieron Alberto Salmerón, en representación de la Cámara de Comercio de España, que explicó los objetivos y los servicios que ofrece Cevipyme, José María Gómez Pretel, responsable de Formación, Empleo y Servicios a Pymes y Autónomos de la Cámara de Comercio de Málaga, que expuso los servicios que da la entidad cameral, y Mónica Castilla Baylos, jefe del área de difusión, comunicación y relación con la empresa de la OEPM, que fue la encargada de exponer las diferencias entre Propiedad Industrial e Intelectual y explicar las distintas modalidades de protección de la primera y los servicios que la OEPM ofrece a las empresas. El testimonio empresarial corrió a cargo de A. Fernández, gerente de P”refabricados Metálicos Taller” S. A.

Ventajas de la Propiedad Industrial

De patentar

  • Disminuye la posibilidad de que la competencia copie o imite los productos

  • Aumenta las opciones para comercializar productos nuevos o mejorados

  • Permite responder con efectividad a las violaciones de derechos

  • Es uno de los mayores activos a la hora de vender la empresa

De registrar una marca

  • Garantiza que los consumidores distingan los productos

  • Permite a las empresas diferenciarse frente a la competencia

  • Es un instrumento de comercialización y permite proyectar la imagen y la reputación

  • Puede ser objeto de concesión de licencias

  • Representa un factor determinante en los acuerdos de franquicia

  • Puede ser un importante activo comercial

  • Incita a las empresas a invertir en el mantenimiento o la mejora de la calidad del producto

  • Puede ser útil para obtener financiación

De proteger un diseño industrial

  • Impide que otros lo copien

  • Es política de la empresa

  • Permite adelantarse a la competencia

  • Es cuestión de prestigio

(Fuentes: OEPM y Cevipyme)

Los equívocos entre marca y patente en prensa y fútbol

La amplia cobertura que dan los medios de comunicación a los partidos de fútbol y a todo lo que acontece en torno a la práctica de este deporte lo han convertido en una industria para el entretenimiento de masas. Conscientes de los beneficios económicos que pueden obtener gracias a ello, muchos jugadores y entrenadores protagonizan campañas de publicidad u optan por crear sus propias marcas para lanzar todo tipo de productos al mercado.

Uno de los ejemplos más claros lo tenemos en el caso que protagonizó Gareth Bale hace tres años, al acudir en 2013 a la Oficina del Registro de la Propiedad Intelectual del Reino Unido para registrar como marca el gesto con el que celebra cada gol anotado formando la silueta de un corazón con ambas manos. En el documento, del que adjuntamos una foto, se puede leer la lista de tipos de bienes materiales en los que Bale puede estampar su marca registrada o reclamar regalías a terceros en caso de que quieran hacerlo. Lo curioso es que el jugador intentó en primera instancia “patentar” el gesto, un equívoco debido al cual no obtuvo respuesta de la Oficina de Patentes del Reino Unido, ya que el lenguaje, incluido el corporal, no se puede patentar.

En España este tipo de confusiones también es frecuente debido a que por error se suelen emplear indistintamente términos que se refieren a tipos de reconocimiento de la

Propiedad intelectual - Propiedad industrial

“Propiedad Industrial” muy concretos. A veces incluso se usan para hablar de cuestiones que nada tienen que ver con la Propiedad Industrial” sino con la Intelectual. Como ya aclaramos en esta misma web, hablar de Propiedad Industrial es hacerlo sobre patentes, modelos de utilidad, marcas, nombres comerciales y diseños industriales. Sin embargo, el reconocimiento de la Propiedad Intelectual hace referencia al de los Derecho de Autor y los derechos conexos relativos a cualquier obra literaria, artística o científica.

Os contamos esto porque hemos podido leer algunos artículos donde se afirma que Diego Pablo Simeone había “patentado” algunas de las frases que utiliza para referirse al fútbol y/o motivar a sus jugadores. Nos gustaría matizar que el uso del término “patentar” no es correcto en este caso, ya que el lenguaje, reiteramos, no se puede patentar.

En la web de la OEPM se especifica que una marca es un título que concede “el derecho exclusivo a la utilización de un signo para la identificación de un producto o un servicio en el mercado”. Además, se añade que pueden ser marcas “las palabras y las combinaciones de palabras, imágenes, figuras, símbolos, gráficos, letras, cifras e incluso las formas tridimensionales (envoltorios, envases, formas del producto o su representación).”

Teniendo en cuenta lo expuesto, parece oportuno aclarar que la solicitud remitida a la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) por el actual entrenador del Atlético de Madrid ha de haberse referido al registro de varias de sus frases como marca.

Rizando el rizo en torno a estas cuestiones, sabiendo que hay empresas multinacionales que han querido registrar algunos gestos relacionados con el uso de sus productos, y sin abandonar el fútbol como marco de referencia nos hemos planteado varias preguntas. Un jugador avispado ¿Podría llegar a patentar la forma de ejecutar una jugada a balón parado? Por poner un ejemplo concreto ¿Podría haber patentado Panenka la forma en que ejecutó la pena máxima que dio a Checoslovaquia la Eurocopa de Naciones en 1976 y haber reclamado el pago de derechos de autoría a todos los jugadores que han repetido su gesto durante los últimos cuarenta años?

Para obtener respuesta a esta pregunta nos hemos puesto en contacto con Pons, firma de abogados con más de setenta años de experiencia en el registro y defensa de los de derechos de propiedad intelectual e industrial que ofrece sus servicios en España, Europa y América Latina.

Leticia Rodríguez, que ha tenido la deferencia de atendernos y a quien agradecemos su amabilidad y su tiempo, considera que “lo más probable sería obtener una respuesta negativa a la solicitud de registro”. En primer lugar Panenka habría de demostrar que fue la primera persona que ejecutó un penalty de esa manera, la originalidad de su gesto. Pero incluso si lo hiciera (y en el mundo del fútbol parece unánime el reconocimiento a su sorprendente ocurrencia) la jugada podría interpretarse como un método o una estrategia. En este caso para engañar al portero. Y en nuestro país, según ha aseverado Leticia Rodríguez, “los métodos y las estrategias no son registrables”.

Además, tendría que haber solicitado su patente antes de ejecutar públicamente el penalty, ya que en ese momento estaría destruyendo la novedad de una posible solicitud.

En lo que se refiere al registro de movimientos, nuestra interlocutora nos ha comentado que “lo más cercano a la ejecución de una jugada podría ser la ejecución de una coreografía”. Aunque en este caso, matiza, “se trata de movimientos mucho más pautados, concebidos para reproducirse de forma exacta en sucesivas representaciones”.

En este sentido, este verano con ocasión de los Juegos Olímpicos, algunos medios indicaron que la gimnasta Simone Biles había patentado su ejercicio de suelo, lo cual no es cierto.

Para terminar, en el contexto de la conversación que hemos mantenido sobre este tema, L.Rodríguez nos ha informado de que el nuevo reglamento “va a admitir el registro de marcas en movimiento”. A su juicio, “demostrar la originalidad de un gesto o conseguir gracias a él que un consumidor identifique inmediatamente una marca, que es el objetivo final para el que se crea, son objetivos bastante complicados de conseguir.”