La innovación como camino seguro de la expansión internacional

Simon es la marca cabecera de un grupo industrial de origen catalán dedicado a la fabricación de interruptores y sistemas de iluminación. Nacido en un pequeño taller de la localidad gerundense de Olot en 1916, hoy en día cuenta con una plantilla de más de 3.900 trabajadores y está presente en más de 90 países.

Según declaró recientemente su director de diseño Salvi Plaja para Cevipyme, actualmente la firma diseña, fabrica y desarrolla sus productos hasta en diez países diferentes. Su portafolio, rico y variado, abarca el diseño de interruptores; la creación de sistemas de iluminación interiores y exteriores; la puesta en marcha de mecanismos y conectividad para puestos de trabajo y la recarga de vehículos eléctricos.

La valoración de los activos intangibles, clave para la empresa

Durante estos cien años de existencia la firma ha sabido mantener el carácter familiar de sus inicios y su compromiso por introducir en el mercado productos de calidad fruto de un buen trabajo. A estos dos rasgos fundamentales se suma un tercero ,que ha impulsado el crecimiento de la compañía, convirtiéndose además en el motor de su internacionalización: la pasión por investigar y desarrollar nuevos productos y servicios dentro del campo de la iluminación.

Tal es así que el 10% de su facturación en España procede de la comercialización de productos lanzados durante los últimos cinco años. Otra muestra de su decidida apuesta por la innovación esta en el hecho de que, durante el último lustro, la firma haya registrado casi un centenar de patentes y diseños industriales. Finalmente, a esto podemos añadir el reconocimiento que ha recibido la empresa en varias ocasiones por medio de la concesión de varios premios a la innovación. Sin ir más lejos, el pasado año recibió el Premio Nacional de Diseño 2016 que concede el Ministerio de Economía y Competitividad.

El propio Salvi Plaja remarcó la importancia que tienen para la compañía la I+D exhibiendo para Cevipyme el motor de uno de los interruptores de la firma durante la grabación de un vídeo para la serie “Tu idea te hace grande”. En apariencia sencillo, el citado motor encierra cuatro patentes para cuyo desarrollo Simon ha invertido cinco años de investigación.

Así las cosas, conscientes de la importancia estratégica que ha tenido y tiene para la empresa proteger sus innovaciones, el director de diseño de Simón recomendaba a las empresas hacer lo propio, sea cual fuere su sector, declarando en el citado vídeo que “las empresas que no están seguras de proteger sus activos intangibles, de proteger su marca, patentes e innovaciones, les animaría a hacerlo porque en realidad supone confiar en ti, valorar tu activo; y es lo que te va a dar la fuerza para competir en cualquier mercado por exigente que sea”.

Su último paso, aplicar el IoT a los sistemas de iluminación

El pasado año Simon celebró el centenario de su fundación por todo lo alto. La empresa facturó 308 millones de euros y presentó la serie Simon 100, mediante la que ha conseguido integrar en la producción de sus interruptores y sistemas de iluminación las capacidades que ofrece Internet of Things. Un paso más en la senda de la innovación que permite a Simon ofertar sistemas integrales que hacen posible adaptar los entornos a las necesidades del usuario.

Los productos de la serie Simon 100 integran la tecnología iO SIMON, que permite al usuario interconectar y controlar sus dispositivos eléctricos y/o electrónicos mediante una app, para así programarlos y sincronizarlos en función de sus necesidades concretas. Como ejemplificó el responsable global de la estrategia de negocio digital de Simón Alfred Batet en la edición del Salón Internacional de Soluciones para la Industria Eléctrica y Electrónica (Matelec), gracias a esta serie el interruptor tradicional pasa a convertirse en un interruptor inteligente.

A fin de cuentas, estamos hablando de la posibilidad de sincronizar la apertura de la persiana con la alarma del despertador o el encendido de la cafetera y el termostato que determina la temperatura del agua de la ducha. Según el propio Batet “este concepto une el mundo digital con el físico con la finalidad de crear experiencias para el usuario y generar espacios más eficientes y funcionales que faciliten la relación persona-entornos de una forma natural y cercana”.

Visita nuestra videoteca donde damos cifras de las marcas y patentes registradas por Simón

Así son las subvenciones puestas en marcha por la OEPM para 2017

Subvenciones para el fomento de las solicitudes de patentes y modelos de utilidad españoles y en el exterior.

El pasado 25 de abril se publicó en el BOE la Resolución de la OEPM mediante la que se abrió la convocatoria que permite optar a la concesión de subvenciones para el fomento de las solicitudes de patentes y modelos de utilidad españoles en el exterior durante 2017. El plazo para presentar solicitudes se extenderá hasta el próximo 25 de mayo. El objetivo de las ayudas es impulsar la utilización de la Propiedad Industrial por las empresas españolas como herramienta de acceso a los mercados internacionales.

Mediante este nuevo programa de subvenciones, dotado con una partida presupuestaria que asciende a 3.480.000 euros, se ofrece respaldo tanto a empresas como a particulares españoles que opten por aventurarse en mercados extranjeros, facilitándoles protejan la tecnología e innovaciones propias que pueden hacerles más competitivos a escala internacional.

Además, el programa también incluye una partida de ayudas destinadas a pequeñas empresas y particulares que han realizado el registro de patentes y modelos de utilidad dentro de nuestras fronteras. Dichas ayudas se concentran en subvencionar las solicitudes de patentes y modelos de utilidad españoles que conllevan el pago de una tasa.

Las ayudas para el registro internacional, que las PYMEs podrán solicitar a través de la web de la OEPM, se concederán para cubrir los costes de dos de las principales barreras que tanto PYMEs como particulares suelen encontrar cuando desean registrar una patente o modelo de utilidad, sea a escala europea o en una oficina concreta ubicada en otro país.

Así, la OEPM subvencionará los costes de traducción, al idioma en el que sean requeridos, de todos los documentos que sea necesario presentar y los de las tasas que hayan de pagarse para llevar a cabo la solicitud del registro de patente o del modelo de utilidad.

Todas aquellas compañías y personas que deseen beneficiarse de este nuevo programa de ayudas en cualquiera de sus dos vertientes, deberán solicitarlas accediendo al documento disponible a tal efecto en la sede electrónica de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). En él se les exigirá cumplimentar varios formularios, así como la presentación de documentación justificativa específica para cada programa.

Es importante señalar que ni las empresas ni los particulares se verán obligados a rellenar completamente los formularios de solicitud de las ayudas durante su primera sesión de acceso a la sede de la OEPM. Tampoco les será imprescindible disponer de firma electrónica para acceder a dichos documentos de solicitud o modificarlos con posterioridad. Se les facilitará un código de acceso para que puedan hacerlo en diferentes sesiones de acceso.

Modo de firmar las solicitudes de ayuda en función del tipo de solicitante

Varía en función de tres supuestos que pasamos a enumerar. Si el solicitante es una persona jurídica que actúa sin la mediación de un tercero que le represente, deberá firmar el modelo con su certificado digital, a nombre del apoderado que figura en la solicitud de subvención.

Si el solicitante es una persona física que actúa sin representante tiene dos opciones. La de firmar el modelo de solicitud con el certificado digital del solicitante o la de hacerlo de manera manuscrita, escanearlo y aportarlo al expediente.

En el caso en que la solicitud se presente mediante un tercero representante, sea éste persona física o jurídica el modelo se deberá firmar con su certificado digital.

Declaraciones responsables y compromisos generales a asumir por los solicitantes de ayuda

Al igual que en ocasiones anteriores, estas ayudas concedidas por la OEPM tienen la consideración “de minimís”, lo que exige a los solicitantes presentar varias declaraciones responsables sobre: las ayudas públicas amparadas por la citada cláusula solicitadas o concedidas durante el ejercicio fiscal en curso, los dos anteriores y su cuantía; las ayudas solicitadas u obtenidas para los mismos conceptos subvencionables por esta convocatoria y los documentos justificativos escaneados y adjuntos en la solicitud electrónica, para certificar que son copias fieles de los documentos originales.

A todas estas declaraciones se suma una última acerca del abono de tasas anteriores y, en caso de que fuera necesario, la demostración por parte del solicitante de su no devolución.

Finalmente tanto empresas como particulares tendrán que asumir el compromiso de informar por escrito al órgano instructor de cualquier modificación sobre la financiación pública solicitada o recibida por el mismo concepto. Lo que habrán de hacer en un plazo máximo de 15 días hábiles a partir de la fecha de recepción de las notificaciones pertinentes.

Resolución del BOE:

Normativa reguladora de las ayudas de la OEPM:

Diseño, marca y calidad, sellos del producto Gourmet

La semana pasada Madrid acogió la edición número 31 del Salón de Gourmets. Se trata de la feria anual para empresas especializadas en la elaboración y comercialización de productos gastronómicos de alta calidad más importante de Europa. Este año reunió en IFEMA a 1.400 expositores, que se ubicaron en varias áreas temáticas para mostrar cerca de 35.000 productos.

De entre los eventos que se incluyen todos los años en el programa, la muestra de nuevos productos “delicatessen” es uno de los más atractivos. Durante su transcurso los expositores más osados muestran ocurrentes formas creativas de combinar y presentar ingredientes comestibles; buscando con ello sorprender a los paladares más exigentes maridando texturas y sabores a priori difíciles de asociar. Por ejemplo, en la pasada edición los asistentes pudieron probar palomitas de mojito o degustar cerveza elaborada con jamón de bellota.

Para que un producto culinario quede incluido dentro de la categoría gourmet tan importante es elaborarlo con ingredientes seleccionados por su excepcional calidad como seguir con mimo cada paso que requiera su especial preparado. Una vez cumplidos estos requisitos, queda trabajar en un último aspecto igualmente importante; la presentación del producto, en la que se ha de poner un cuidado especial.

Al tratarse de productos considerados sobresalientes, el diseño de su envase y su imagen han de estar a la altura de tal consideración. Por eso, como ya desvelamos en una entrada en este mismo blog, las firmas dedicadas a fabricar envases de vidrio han concentrado su actividad en el sector de los productos gourmet, para los que hacen moldes de diseño exclusivo.

La razón es que se trata de un mercado distinto y estable que no se ha visto afectado por la aparición de los envases alternativos. De hecho, según fuentes de la Asociación Española de Envases de Vídrio, ANFEVI, en nuestro país es el envase preferido por los consumidores. Otro de los sectores que se ha visto beneficiado por el auge de estos productos gourmet ha sido el de fabricantes de vajillas, a los que piden diseños exclusivos para sus creaciones.

Envases originales como signo de distinción

Las firmas que producen y comercializan las delicias que se han podido ver (y probar!) durante el Salón del Gourmet saben que este esfuerzo por distinguir su marca gracias a la creatividad y la innovación industrial ha de ir acompañado del registro de los diseños asociados a ella. Hemos encontrado ejemplos de ello en la firma de chocolates Blanxart , que envuelve éstos en paquetes de exquisito diseño, o en la destilería granadina Destilerias LIBER que para su ginebra 12/11 Aurum ha elegido un original envase de vidrio que recuerda a los usados para perfume. Esta ginebra, además, debe su nombre a un hecho original: contiene pequeños copos de oro de 24 quilates en su interior.

Imagen de la botella de la ginebra “Aurum”

Las marcas gourmet también buscan franquiciados

Si registrar la marca y/o sello de identidad es un paso esencial que toda empresa da para poder definir su estrategia de posicionamiento en el mercado, en el sector gastronómico, si cabe, aún más.

Ello es debido a que muchas firmas, además de abrir tiendas propias para comercializar directamente sus selectos productos, suelen también crean franquicias, un modelo de crecimiento que hace de la marca comercial uno de sus elementos más importantes, ya que distingue al franquiciador. En esta última edición del Salón de Gourmets hemos encontrado un ejemplo claro de este tipo de modelo en Gesalaga, grupo que basa en el franquiciado parte de su expansión. En la actualidad tiene 36 puntos de venta en la península, de los que 7 son tiendas propias y 27 franquiciadas.

De origen guipuzcoano, uno de sus productos estrella es la croqueta, cuya venta supone en la actualidad las tres cuartas partes de una facturación cifrada en 11 millones de euros. La empresa ha conseguido llegar a estas cifras gracias a la creación de la cadena “Croqueta y Presumida”, a través de la que comercializa nuevas versiones de este tradicional aperitivo. Distinguidas con la etiqueta de producto gourmet, las originales croquetas que comercializan están elaboradas con productos naturales de primerísima calidad. Y decimos originales porque en el catálogo de la firma hemos encontrado algunas tan poco comunes como las de queso de Idiazábal, de chocolate o la exquisitez denominada pecado capital. Podéis ver una muestra de las propuestas que llevaron al salón haciendo una búsqueda en la página web del evento, al que también acudieron con sus productos cárnicos, que comercializan bajo la marca Okelan.

Si quieres saber más sobre como registrar y proteger tu marca visita nuestra web.

También te puede interesar esta otra entrada de nuestro blog que habla de cómo obtener rentabilidad tanto de marcas, como de patentes y diseños.

“La innovación mejora la vida”, lema del Día Mundial de la Propiedad Intelectual

En 2001, los estados miembros de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) eligieron proclamar el 26 de abril Día Mundial de la Propiedad Intelectual, al tratarse de la fecha en que entró en vigor el Convenio de la propia OMPI en 1970.

Mañana se celebra por decimoséptima vez, en esta ocasión bajo el lema “la innovación mejora la vida”, un eslogan mediante el que la propia OMPI aspira animar a organizaciones de todo el mundo a participar activamente en la difusión de un mensaje fundamental: la defensa de la Propiedad Intelectual (patentes, marcas, diseños industriales, derechos de autor) por su capital importancia como motor del progreso y garante de que, tanto entidades como personas creativas, reciban un justo reconocimiento social y económico por su valiosa aportación al desarrollo colectivo.

Esta efemérides, celebrada cada año por más asociaciones y entidades repartidas por los cinco continentes, recuerda en todo el planeta que el respeto por la Propiedad Intelectual es un denominador común en los países que consiguen atraer la inversión de capitales necesaria para afrontar retos empresariales.

Así mismo, también sirve para hacer hincapié en su importancia como estímulo para que las personas creadoras lleguen a desarrollar sus ideas, asegurando que tanto éstas como el resultado de su aplicación práctica generarán beneficios y se pondrán a disposición de futuros innovadores, con el fin de que les sirvan de inspiración para explorar nuevos horizontes que permitan mejorar la vida en sociedad.

Tres preguntas en busca de respuestas y difusión

Este año la OMPI ha propuesto que en cada una de las sedes donde se celebrará este Día Internacional de la P.I. se busque reflejar cómo la innovación hace más sana, cómoda y segura la vida de las personas. Además, ha lanzado tres preguntas para animar a cualquier persona o entidad a responderlas y difundir sus respuestas vía RR.SS. empleando el hashtag #worldipday. Las cuestiones, que nos vamos a animar a responder, son las siguientes:

¿Qué innovación ha mejorado su vida en mayor medida?

¿Qué más se puede hacer para que las nuevas tecnologías lleguen a las personas que las necesitan?

¿Cuáles cree que deben ser las prioridades en materia de innovación en el futuro?

Son tantos los avances tecnológico-científicos de los que disfrutamos en la actualidad que escoger uno se nos antoja más que difícil. Si tenemos en cuenta los tres adjetivos presentes en el lema de este año, quizá el descubrimiento de la penicilina y su aplicación en numerosos tratamientos médicos sea de los que más ha contribuido a hacer nuestra vida más sana y segura.

La segunda pregunta es bastante complicada de responder. Su propia formulación plantea multitud de interrogantes a partir de los que podrían establecerse muchos e interesantes debates ¿A cuáles nos referimos al hablar de nuevas tecnologías? ¿Cómo determinar qué tecnologías son más o menos necesarias en cada región o país y quienes las necesitan? Si hablamos de personas, y respondiendo de un modo general, consideramos que uno de los objetivos que todo país tiene la obligación de perseguir, si pretende considerarse a sí mismo desarrollado, es la obtención de un Índice de Desarrollo Humano lo más alto posible.

Como explica la propia O.N.U en la página web de su programa para el desarrollo, el IDH “se creó para hacer hincapié en que la ampliación de las oportunidades de las personas debería ser el criterio más importante para evaluar los resultados en materia de desarrollo”. Y también para aclarar que “el crecimiento económico es un medio que contribuye a ese proceso, pero no es un objetivo en sí mismo”.

En lo que se refiere a la última pregunta, nos parece prioritario que se establezcan y financien (a escala internacional, de forma orquestada y sostenida en el tiempo) aquellas investigaciones e innovaciones que permitan desarrollar avances tecnológicos útiles para extraer energías de la tierra garantizando una tasa de reposición que asegure el equilibrio ecológico. Sólo así se podrán frenar las consecuencias negativas, algunas ya irreversibles, que está teniendo para el planeta en que vivimos mantener un ritmo productivo tan elevado como el actual. Otro terreno de investigación que nos parece prioritario es el sanitario porque todavía hay muchas enfermedades crónicas de diversa gravedad sin tratamiento específico y por la vigencia que en este momento tiene el descubrimiento de posibles terapias en el campo de la genética e inmunología.

Para terminar os sugerimos que visitéis las Alertas Tecnológicas de la OEPM, que proporcionan información actualizada sobre las patentes más recientes que se están publicando en el mundo en relación a un tema técnico concreto, así como sus Boletines de Vigilancia Tecnológica ambos son unos buenos escaparates de la innovación que se está produciendo en diversas áreas. Ambos servicios de información son gratuitos.

El éxito internacional de Uno de 50 está ligado a la protección de sus diseños industriales y marcas

Uno de 50, garantía de exclusividad

Hoy os acercamos a una compañía española que, desde su fundación a finales de la década de los noventa por Concha Díaz del Río, ha tenido como premisa hacer de sus productos-artículos casi únicos, tanto por lo limitado de su número como por la originalidad de su diseño.

De hecho su nombre, Uno de 50, hace referencia al número total de piezas que, en un principio, integraban cada colección de joyas diseñadas por su equipo de creativos. Hoy en día siguen elaborando algunas series limitadas de tan sólo cinco decenas de piezas, haciendo con ello honor a su nombre, si bien se han visto empujados por el éxito a aumentar su número en la mayoría de colecciones.

Joyas imaginativas de éxito internacional

Y es que “Uno de 50” -ahora en manos de José Azulay, quien decidió invertir en la empresa al apreciar lo valioso de su apuesta por la síntesis entre lo tradicional y lo moderno, ha conseguido hacerse un importante hueco dentro de un mercado de bienes de lujo tan competitivo como el de la joyería gracias a lo imaginativo de sus joyas, siempre enmarcadas en colecciones de diversas temáticas de nombre sugerente (wild suburbs, palace dream, secret garden… ).

No hay más que pensar en la cantidad de artistas y estrellas del pop que respaldan con su imagen la creación de marcas propias para darse cuenta de lo difícil que resulta triunfar en este mercado. A pesar de todo, las cifras de Uno de 50 han convertido a la apuesta de Azulay en ganadora. En la actualidad la enseña española (sí, fabrican en España) está presente en cuarenta países y tiene ciento veinte tiendas propias repartidas por todo el mundo.

La protección, emblema de la marca

Pocas veces hemos encontrado una compañía que, por su propia manera de entender qué lugar podía ocupar dentro de su sector y cómo hacerse con él, se ha visto impulsada a proteger la originalidad de sus creaciones de posibles imitaciones y falsificaciones.

Un instinto de protección que han tenido siempre muy presente, tal y como se deduce de la manera en que la firma expresa con claridad, en la página donde se sinteriza su historia el significado de su emblema “el pequeño candado, encierra mucho más que un nombre. De formas redondeadas y con carácter artesanal, se ideó para simbolizar la protección de joyas exclusivas y de diseño único”.

Prevenir antes que curar

Y precisamente de la necesidad de protección es de lo que habla Javier Arreola, CEO de la firma, cuando aclaró a CEVIPYME los motivos por los que, desde un principio, Uno de 50 ha registrado la Propiedad Industrial de sus piezas. “Tenemos un producto que se imita mucho en todo el mundo”, aclara Arreola, lo que es debido a que “ es un producto fácilmente reconocible”.

Para Uno de 50 ha sido fundamental acompañar al potente proceso de internacionalización que afrontó la marca a raíz de la apuesta realizada por J.Azulay, del registro de la Propiedad Industrial de sus diseños industriales. En palabras del Arreola ello les ha permitido “enfrentarse, en realidad, a procesos de imitación de nuestros productos que podrían haber afectado muchísimo a la marca”.

Cuando una marca comienza a ser reconocida fuera de su país de origen, garantizar el éxito de su imperativo proceso de internacionalización hace necesario actuar con prudencia y anticiparse a posibles conflictos que puedan surgir a raíz del intento, por parte de terceros, de sacar provecho del enorme esfuerzo creativo realizado para posicionar y distinguir a la marca. Como afirma Arreola, “si piensas que tu compañía es única, como así pensará cualquier dueño, accionista o directivo de una compañía, y que en ello radica gran parte de su éxito, has de tener en cuenta que éste va ligado indisociablemente a la protección de sus diseños industriales y su marca”.

Desde Uno 50 también hacen hincapié en lo práctico que resulta proteger la Propiedad Industrial de los diseños industriales por la posibilidad que se brinda a las empresas de garantizarla, mediante un único trámite, en toda Europa. Finalmente, tampoco se ha de perder la ocasión de proceder a su registro fuera del Viejo Continente. Desde su experiencia al frente de la firma de joyería Azulay asevera que “en países como EE.UU o China, donde nosotros tenemos una parte importante del mercado muy importante, es obligatorio si quieres triunfar.” En la actualidad la firma cuenta con 21 marcas registradas, en diversos países y tiene registrados 83 diseños industriales.

En la viedoteca de CEVIPYME podéis ver y escuchar hablar de su compañía a su CEO Javier Arreola .

La pantalla gráfica de agua deslizante de Lumiartecnia, premiada por la OEPM en la Exposición Internacional de Inventos de Ginebra

Entre el 29 de marzo y el 2 de abril la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) participó en la 45º Exposición Internacional de Inventos de Ginebra , una de las convocatorias más importantes de entre las creadas para que universidades, organismos públicos, inventores, investigadores y empresas presenten sus invenciones públicamente. El evento, patrocinado por la OMPI y organizado bajo el patronazgo del Gobierno Federal de Suiza, reunió en Palexpo (el palacio de exposiciones y congresos de Ginebra) a 765 expositores e inventores de más de 40 países.

En esta edición, la OEPM ha otorgado su premio a la empresa Lumiartecnia por haber patentado una “pantalla de agua deslizante con control digital”. Se trata de un invento que la compañía comercializa bajo la marca registrada “Digital Water Curtain” (DWC) y para el que la firma ha creado una página web propia.

Una empresa familiar que hace bandera de su capacidad innovadora

No es la primera vez que Lumiartecnia recibe un galardón de este tipo. A pesar de ser una empresa de origen familiar y haber mantenido esencialmente esa naturaleza, durante sus más de sesenta años de trayectoria ha sido capaz de innovar en el desarrollo de sistemas para crear juegos de agua y luz hasta convertirse en una de las firmas punteras del sector.

No en vano en su página web la propia compañía destaca que la intensa actividad investigadora de su fundador, Emilio Carretero Álvarez, le ha llevado a registrar decenas de patentes. Por algunas de ellas ha recibido además tanto premios nacionales como internacionales.

Tecnologías integradas en la cortina de agua y luz premiada

Volviendo a centrar nuestra atención en el invento por el que la OEPM ha premiado a Lumiartecnia, os contamos que éste consiste en una cortina de agua ornamental, modular y fácilmente instalable sobre la que se pueden mostrar todo tipo de gráficos y mensajes. Esta última capacidad se debe a que un software, diseñado para manejar el tiempo de respuesta de las diferentes válvulas que dejan salir el agua de la cortina, permite que en ella aparezcan los dibujos y/o mensajes que se quiera. El programa se llama Controlidor, es compatible con todo tipo de interfaces (desde Smartphones hasta PDAs,) y permite generar remotamente gráficos y rótulos desde cualquier lugar vía Internet o Wifi. También ha sido ideado y desarrollado por la propia empresa.

Pero el citado software no es el único elemento innovador de esta cortina de agua controlada digitalmente. Va instalada en una estructura marco de aluminio compuesta por varios módulos, un armazón en el que se integran varias tecnologías: válvulas de respuesta rápida, que permiten modificar la intensidad y frecuencia de salida del agua de cada hebra que forma la cortina; luces LED RGB, útiles para dar luz y color a cada rótulo acuático exhibido; y sensores que detectan el movimiento, posibilitando la detención automática del flujo de agua cuando un viandante se acerca a determinada distancia de la cortina para que pueda cruzarla sin mojarse.

Una muestra de cómo funciona el invento

Lo mejor para que podáis apreciar las posibilidades que ofrece esta “Digital Web Curtain” de Lumiartecnia premiada en Ginebra por la OEPM es verla en acción. Hace un tiempo fue exhibida en uno de los programas televisivos de entretenimiento más populares y exitosos en España. Os dejamos con el vídeo:

Marset protege el valor de su pulso innovador

Al navegar por Internet buscando información sobre Marset, firma de la que nos vamos a ocupar en esta entrada por la importancia que concede a la protección de sus activos intangibles (Marca “marset” registrada, 7 patentes protegidas en España y 85 diseños industriales en vigor), todo en un principio encaja dentro de lo normal.

Al igual que cualquier otra compañía, Marset transita el camino marcado por los imperativos de la competencia, se adapta a la necesidad de innovar para colocarse en una buena posición dentro del mercado y persigue la obtención de beneficios. En su caso concreto en el sector de la iluminación, ya que la compañía se dedica, desde los años 70 del pasado siglo y con notable éxito, al diseño y comercialización de lámparas decorativas.

Una muestra de ello está en que la empresa obtuvo en 2015 el Premio Nacional de Diseño. Además, en 2016 gracias a una de sus lámparas, llamada FollowMe, recibió el premio Red Dot, que reconoce la calidad e innovación de fabricantes y diseñadores en la creación de productos para consumo doméstico y profesional.

Lámpara FollowMe. Imagen perteneciente al banco de imágenes de Marset

Si bien es cierto que la excelencia no tiene nada de ordinario, lo realmente singular aparece en Marset cuando su director general, Javier Marset, comenta en una disertación sobre la importancia de proteger la propiedad industrial que, en la firma, antes de hacer nada, se plantean si el producto que van a fabricar merece ocupar un lugar en el mundo. “Ante un mundo donde hay un exceso de todo, qué podemos aportar nosotros”, afirma, literalmente, Marset. Y tiene parte de razón. Vivir en ciudades de Europa Occidental implica hacerlo en lugares atiborrados de cosas. Donde, por qué negarlo, quizá sobre de casi todo.

Resulta extraño escuchar por boca de alguien situado al frente de una empresa una sentencia semejante. Y más aún cuando la empresa en cuestión fabrica objetos decorativos. Partir de semejante premisa, entre poética y desalentadora, no parece lo mejor en un ámbito en el que impera el prosaico lenguaje de los números.

La creatividad entendida como forma de luz

Al visitar la página web de Marset y observar el refinado gusto de los diseñadores con quienes colabora la empresa, la premisa va ajustándose cada vez más al cuidado que se aprecia pone la firma tanto en las formas de hacer como en su forma de comunicar e imagen. El puzzle termina de encajar cuando, visitando el blog de la compañía, podemos ver el vídeo “Diseñando las sombras”, en el que uno de los diseñadores que colaboran habitualmente con la firma, Mathías Han, presenta Theia.

En el vídeo Han menciona la importante relación complementaria que existe entre luz y oscuridad y dice haber encontrado la inspiración en la segunda para diseñar su lámpara. Se parte de lo opuesto a la luz para encontrar una forma distinta de ofrecerla.

Posiblemente sin haberlo pretendido, Javier Marset y Mathias Han terminan por hablar de lo mismo. El sombrío punto de partida del que J. Marset confiesa parte la empresa antes de afrontar la creación de una lámpara de diseño (y lo es al plantearse lo fútil que puede llegar a ser el introducir un solo objeto más en un mundo repleto de ellos) tiene el mismo efecto paradójico e inspirador del que habla Mathias Han. Conduce a quienes trabajan en el diseño de lámparas decorativas a pensar en cómo hacerlas dignas de ocupar un sitio en este mundo atiborrado de cosas.

En otras palabras, obliga a encender una bombilla para alumbrar la siguiente motivación capital: si vamos a crear algo, tendremos, cuando menos, que ser creativos. Parece cosa de perogrullo pero no lo es. Supone reconocer el valor de la creatividad hasta ponerlo por encima de lo que pueda marcar cualquier cifra. Pero en Marset tampoco se engañan. Son una empresa y eso les exige saber proteger el valor de sus diseños, en un mercado cada vez más competitivo por global.

Si quieres saber más sobre los derechos que se obtienen al proteger tu innovación y cómo puedes hacerlo en cada caso visita nuestra página web

La OEPM velará porque los beneficios extraídos de la biodiversidad española reviertan en su propia protección

El pasado 14 de marzo se publicó en el B.O.E. el Real Decreto 124/2017, mediante el que el MAPAMA introduce en la legislación española las disposiciones necesarias para garantizar que la explotación de la riqueza de la biodiversidad se convierta en una nueva fuente de beneficios para el país. Además, mediante él se pretende garantizar que dichos beneficios permitan financiar la conservación de dicha biodiversidad.

Entre otros aspectos, el Real Decreto establece que la Oficina Española de Patentes y Marcas será la entidad que constatará el cumplimiento por parte del usuario de la declaración de diligencia debida, mediante los requerimientos que incluya en sus formularios y procedimientos de solicitud de patentes.

Con el decreto se reconoce a España tanto como proveedor de recursos genéticos silvestres, como consumidor de los procedentes de otros países. Gracias a él la explotación de los mismos será posible previo establecimiento de un acuerdo que determine, con total transparencia, cómo se distribuirán los potenciales beneficios que se puedan extraer a partir de dicha explotación.

Se deberá ajustar a lo dispuesto por este Real Decreto cualquier persona o entidad beneficiaria de fondos de investigación, que haya solicitado una patente o esté en la fase final de desarrollo de un producto para el que haya usado recursos genéticos silvestres y sus conocimientos derivados.

Cumplimiento del Protocolo de Nagoya

El Real Decreto supone la adaptación de la legislación española al cumplimiento de lo establecido en el Protocolo de Nagoya. Dicho protocolo fue adoptado en la citada ciudad japonesa a finales de octubre de 2010 y es un acuerdo complementario al negociado en el marco del Convenio sobre la Diversidad Biológica. Mediante él los países firmantes establecieron un marco jurídico común al que atenerse para garantizar la distribución equitativa de los beneficios económicos potenciales que pudieran extraerse a partir de los beneficios extraídos de la explotación de sus recursos genéticos naturales.

Se consideran beneficios de dicha explotación tanto los avances y ventajas que se puedan derivar de la investigación y el desarrollo de la composición genética o bioquímica de los recursos genéticos como su posterior aplicación comercial en el desarrollo de productos y servicios. En lo que se refiere a los beneficios obtenidos por los países, y sujetos por ello a negociación, pueden ser tanto monetarios como no monetarios (regalías y participación de los resultados de la investigación).

El Convenio sobre la Diversidad Biológica

Se estableció como respuesta a la amenaza que supone la explotación descontrolada de la diversidad biológica tanto terrestre como marina, entendida ésta como patrimonio de la humanidad a conservar como garante de la supervivencia de las generaciones tanto presentes como futuras.

Se redactó a partir del trabajo realizado por un grupo especial de expertos sobre diversidad biológica, convocado por Naciones Unidas en 1988 para preparar un instrumento jurídico útil con el fin de garantizar a escala planetaria la utilización sostenible de los recursos naturales. Los citados expertos consideraron clave para la consecución de estos objetivos que los países desarrollados y los que estuvieran en vías de desarrollo compartieran los costos y beneficios derivados de esa explotación.

Con esa finalidad, el grupo de trabajo, denominado en 1991 Comité Inter-gubernamental de Negociación, culminó su tarea el 22 de mayo de 1992, en la Conferencia de Nairobi, donde se aprobó el texto acordado del Convenio sobre la Diversidad Biológica. El Convenio se abrió a la firma en la Cumbre de la Tierra en Rio de Janeiro en julio de 1992 y ha sido ratificado por más de 180 países del mundo.

La innovación constante y su protección, ejes centrales del éxito empresarial en Rolser

En nuestra videoteca podéis ver varios vídeos en los que empresas españolas relatan la importancia que ha tenido durante su trayectoria el apostar por la I+D+i y proteger tanto las invenciones como la marca comercial. Hoy os acercamos un poco más a una de ellas, Germans Server SL, propietaria de la marca ROLSER.

Diseños que solucionan problemas cotidianos

En un objeto de uso cotidiano de apariencia sencilla pueden haberse depositado años de inversión en I+D y la experiencia acumulada durante décadas por trabajadores bien cualificados expertos en diseño.

Hemos encontrado un ejemplo de ello al observar las características de una de las últimas gamas de chasis para carros de la compra diseñadas por la firma  Rolser.

El modelo en cuestión dispone de dos tríos de ruedas giratorias que facilitan desplazar el carro escaleras arriba sin esfuerzo y evitando trompicones. El diseño, denominado RD6, soluciona un problema práctico muy concreto que suele presentarse a quienes residen en los barrios más antiguos de las ciudades y habitan casas sin ascensor ¿Cómo subir la compra sin hacer esfuerzos que conlleven peligro de lesión?

En el vídeo promocional que la propia empresa tiene en su canal de youtube para darlo a conocer se aprecian bien las ventajas prácticas de este diseño:

Si hoy os hablamos de un producto de Rolser en el blog , y por extensión de esta empresa valenciana, es porque sus propietarios siempre se han preocupado por innovar y proteger tanto sus diseños como su marca. De la importancia de esto último para salir al mercado internacional nos hablaron en el siguiente vídeo Joan Server, consejero delegado de Germans Server SL y Álvaro Pérez, asesor legal de la empresa.

Medio siglo diseñando y patentando productos innovadores

La compañía valenciana también expone en su propia página web los cuatro pilares principales sobre los que ha sustentado una incesante actividad productiva que el pasado verano cumplió medio siglo. La clave de los éxitos cosechados por Rolser durante estos 50 años está, según sus propias palabras, en “la innovación constante, la apuesta por el diseño de productos que crecen y evolucionan al ritmo de nuestras vidas, al compás de nuestras necesidades. La creatividad y el sentido práctico marcan la línea de trabajo a la que se incorporan el diseño industrial de última generación así como los máximos niveles de calidad y seguridad”.

Esta afirmación se ve respaldada por varias cifras significativas en lo que se refiere al registro de la Propiedad Industrial e Intelectual. Así, la empresa tiene una cartera de 14 marcas a nivel nacional; 5 marcas europeas y 11 marcas internacionales y ha registrado 4 modelos de utilidad, 2 patentes nacionales, 4 patentes europeas y un PCT (Patent Cooperation Treaty). En lo que atañe a los diseños industriales cuenta con 2 españoles, 45 comunitarios y 10 internacionales.

Teniendo en cuenta estos números, no es de extrañar que la firma valenciana haya obtenido varios premios de diseño durante su larga trayectoria. Entre ellos son destacables el Premio Internacional de Invenciones de Ginebra por el modelo plegamatic (1987); el Premio Valencia Innovación, en diseño industrial, otorgado por la Generalitat (1992); el premio de Calidad e Innovación en Ferretería (2004) ó el Design Defined Honore 2011 que entrega la International Houserwares Association de Chicago.

Además, desde hace años y con el objetivo de respaldar su actividad productiva innovadora, Rolser certifica sus proyectos de I+D+i a través de una entidad acreditada por ENAC. Entre los últimos está el diseño de un carro de compras motorizado, que ha obtenido la calificación de Innovación Tecnológica y contará con financiación europea a través del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2014-2020.

 

 

Cifras de patentes presentadas en España por mujeres

Aunque como se apunta desde la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) es posible rastrear la presencia de innovaciones y patentes presentadas por mujeres desde los orígenes del sistema, su número no es relevante en relación a las solicitadas por hombres y, lo que debería ser motivo de análisis, éste ha permanecido prácticamente inamovible durante los últimos 50 años.

Gracias a las luchas feministas, el papel de las mujeres en la vida pública dentro de las sociedades occidentales más desarrolladas económicamente se ha intensificado a partir de la segunda mitad del siglo XX. Como lógica consecuencia de este hecho, en nuestro país se ha producido un aumento paulatino de la actividad académica y profesional de las mujeres en los campos científico y tecnológico.

Según el informe ‘Científicas en Cifras 2015’, presentado el pasado mes de febrero por Carmen Vela, secretaria de Estado de I+D+i, y por Ana Puy, directora de Unidad de Mujeres y Ciencia, a pesar de que hay más mujeres que trabajan como científicas e investigadoras (si bien su número está estancado desde 2008), a medida que aumenta el nivel de responsabilidad en ambos ámbitos, más acusado es el sesgo de género.

El documento permite consultar el porcentaje de mujeres investigadoras que trabajan en nuestro país. Es del 39% , seis puntos por encima del que se registra en la UE. Teniendo en cuenta las cifras por sectores, en la Administración Pública el porcentaje de mujeres investigadoras sube hasta el 46 % (cuatro puntos por encima de la media europea). En la Enseñanza Superior es del 42 % y en sector privado llega hasta el 31 % , situándose también muy por encima del 20 % de media que se registra en Europa.

Teniendo en cuenta la relación entre I+D+i cabría esperar que estas cifras tuvieran un reflejo en el número de solicitudes de patentes presentadas por mujeres ante la OEPM, pero hasta el momento no ha sido así.

En medio siglo las mujeres han presentado ante la OEPM 3.703 solicitudes de patentes

En 2006 la OEPM hizo públicos los resultados de un análisis estadístico mediante el que averiguó y dio a conocer el número de patentes solicitadas por mujeres residentes en España desde 1968.

De las 33.036 solicitudes de patentes nacionales que presentaron particulares ante la OEPM durante el periodo referido, tan sólo el 8,1% (2.677) habían sido solicitadas por mujeres.

Por aquel entonces se destacó como hecho positivo el ascenso tímido pero constante del número de solicitudes de patentes presentadas por inventoras, pasando de ser tan sólo cinco en 1968 a llegar hasta las 136 en noviembre de 2006. Gracias al departamento de estadística de la OEPM hemos podido averiguar que esa tendencia alcista no se ha mantenido.

Durante los últimos diez años el total de patentes nacionales presentadas por particulares residentes en España ha sido de 12.759. De ellas tan sólo 1.026 han sido solicitadas por mujeres. Lo que porcentualmente supone el 8% del total y señala un evidente estancamiento cuyas razones merecerían un análisis en profundidad.

Gráfico de barras de patentes nacionales solicitadas por particulares residentes en España (hombres y mujeres ) entre 2007/2015

Por medio de él se puede apreciar año a año la abismal diferencia entre géneros en lo que se refiere al número de solicitudes de patentes nacionales presentadas ante la OEPM.

Iniciativa gubernamental para paliar la brecha de género en el ámbito de la ciencia y la innovación

Por último queremos apuntar que el pasado 8 de marzo , la Secretaría de Estado de I+D+i reunió en Madrid a los responsables de una red de 19 proyectos financiados por la Unión Europea con el fin de conseguir la igualdad efectiva de participación de mujeres y hombres en los centros de investigación. Entre otros objetivos, mediante esta iniciativa la UE busca eliminar por medio de la formación cualquier barrera que obstaculice el camino hacia la igualdad y hacer que los resultados y aplicaciones de las investigaciones científicas respondan tanto a los intereses y necesidades de los hombres como de las mujeres.