Archivo de la etiqueta: ejemplo

Las marcas de certificación, una nueva figura en el derecho de la Unión Europea (UE)

El próximo 27 de septiembre la OEPM celebrará en su sede en Madrid (sala Julio Delicado) un taller que brindará a empresas y particulares la posibilidad de recibir información práctica sobre Propiedad Intelectual de la mano de expertos en la materia. Se abordarán los cambios en legislación de marcas de la UE, que entrarán en vigor a partir del próximo 1 de octubre.

El encuentro tendrá lugar a partir de las 9:30 de la mañana, estando prevista su finalización a las 12:50. Durante su transcurso, los especialistas centrarán sus intervenciones en desgranar el contenido de los nuevos reglamentos de ejecución y delegado en materia de Propiedad Intelectual que introducirá a partir de octubre la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO). Recomendamos asistir a la convocatoria a quienes deseen enterarse de cómo afectarán dichos cambios en el uso de las herramientas de registro de Marcas.

La marca de certificación, a escala de la Unión Europea

A partir del 1 de octubre podrá solicitarse a escala de la Unión Europea la marca de certificación. Las marcas de certificación permiten distinguir productos o servicios que el titular de la marca certifica por lo que respecta a los materiales, el modo de fabricación de los productos o de prestación de los servicios, la calidad, la precisión u otras características. Como única excepción no puede presentarse estas marcas con el fin de distinguir productos o servicios certificados con respecto a la procedencia geográfica.

Procedimientos de solicitud habituales

Aunque se trata de un tipo de marca que ya podía solicitarse en varios países del viejo continente, incluido España (marca de garantía), no ha sido hasta la aprobación de la Directiva (UE) 2015/2436 del Parlamento Europeo y del Consejo, cuando su reconocimiento puede extenderse a todo la Unión Europea.

El procedimiento para solicitar este nuevo tipo de marca ha de seguir los pasos habituales. El solicitante deberá incluir en la solicitud una declaración en la que indique que solicita una marca de certificación de la UE. La marca además deberá solicitarse en relación con una serie de productos y servicios concretos de los que ha de adjuntar una lista en los reglamentos de uso. Determinar qué condiciones van a regir el uso de la marca de certificación y, finalmente, aclarar tanto las características que deberán supervisarse como las pruebas y medidas a aplicar para hacerlo en caso de que una empresa solicite esa marca.

Los reglamentos de uso constituyen la esencia de estas marcas. Estos deben presentarse en un plazo de dos meses a partir de la presentación de la solicitud y deben incluir, en particular: las características de los productos o servicios que se desea certificar; las condiciones que rigen el uso de la marca de certificación; las pruebas y medidas de supervisión que va a aplicar el titular de la marca de certificación.

Porque, y esta es otra de las condiciones que han de tener en cuenta las entidades o particulares que deseen solicitar esta marca de la Unión Europea , su titular no puede dedicarse a una actividad empresarial relacionada con el suministro de los productos y servicios del tipo certificado.

Ejemplo clarificador y costes

Supongamos que, por su especial capacidad para generar calor, se quiere registrar una marca de certificación de la lana de oveja lacha, para su uso en la fabricación de productos textiles y de abrigo. Una empresa dedicada al sector textil no podría registrarla, pero sí una empresa de certificación de una región española en la que este tipo de oveja fuera muy común. Para hacerlo debería especificar qué características y procesos especiales posibilitan que el pelo de ese tipo de oveja se emplee en la industria textil y conserve mejor el calor corporal. Además, también le sería obligatorio detallar qué pruebas de calidad deberán superar los artículos de las empresas que pretendan obtener esa certificación para poder comercializar sus prendas con la etiqueta, de marca de certificación, “100% lana de oveja lacha”.

Para terminar, os aportamos un dato clave y no por último menos importante: los costes de la solicitud. Según nos han informado expertos de la OEPM acudiendo a fuentes de la EUIPO (figura en su web), solicitar la marca de certificación para toda la UE por vía telemática costará 1.500 €.

Os dejamos con este vídeo de la EUIPO donde se explica brevemente el nuevo reglamento sobre la marca de la Unión Europea.

Anuncios