Archivo de la categoría: Patentes

“Nuestra fajina hace más eficiente la recuperación de los terrenos afectados por incendios”

Entrevista con Francisco Antonio Corpas Iglesias, co-inventor de un material que mejora la recuperación de los terrenos afectados por el fuego

Hace un par de semanas escribimos una entrada en el blog donde informamos sobre la invención de un sistema para mejorar, acelerar y hacer más económica la recuperación de los terrenos afectados por el fuego. Dicho sistema está basado en el uso de un material sintético patentado por dos investigadores españoles: Francisco Antonio Corpas Iglesias, Jefe del Departamento de Materiales de la Universidad de Jaén; y Agustín Bermejo Fernández, fundador y Director Técnico Agroforestal en la firma Monte Vivo, S.L., empresa de servicios ambientales dedicada desde hace años a investigar en el desarrollo de prácticas sostenibles en el ámbito rural.

Hemos tenido la oportunidad de contactar con el primero de ellos, Francisco Antonio Corpas Iglesias, a quien hemos entrevistado para saber, entre otras cosas, cómo se financió la citada investigación, qué ventajas novedosas aporta al proceso de recuperación de terrenos y cuáles son las perspectivas comerciales que auguran a su invención.

Nuestro interlocutor es profesor titular en la Universidad de Jaén. Pertenece al Departamento de Ingeniería Química, Ambiental y de los Materiales, órgano encargado de organizar, desarrollar y coordinar la investigación y las enseñanzas en las áreas de Ingeniería Química, Tecnologías del Medio Ambiente y Ciencia de los Materiales e Ingeniería Metalúrgica. Desarrolla su actividad docente en la Escuela Politécnica Superior de Jaén, concretamente en el área de ciencia e ingeniería química.

En la imagen, Francisco Antonio Corpas. Fuente: Universidad de Jaen

¿Qué motivó a un equipo de investigadores/as de la Universidad de Jaén a trabajar en la creación de un material más eficiente para su uso como reparador de montes quemados?

El crecimiento en el número de grandes incendios forestales requiere contar con herramientas más eficientes para poder afrontar la restauración ambiental y recuperación ecológica de las zonas afectadas.

¿Durante cuánto tiempo han estado trabajando en la investigación gracias a la que han desarrollado este nuevo material? ¿Han dispuesto de algún tipo de ayuda económica procedente de fondos públicos para llevar a cabo su investigación?

El proyecto ha tenido una duración de 3 años y ha estado apoyado económicamente por la Agencia IDEA, que ha facilitado fondos para el mismo a través de su programa de incentivos para el fomento de la innovación y desarrollo empresarial en Andalucía (Orden de 9 de Diciembre de 2008 de incentivos para el fomento de la innovación y desarrollo empresarial de Andalucía).

¿Qué ventajas ofrece el sistema que han patentado con respecto a los empleados hasta el momento para regenerar la cubierta vegetal en terrenos de monte quemados?

El desarrollo de nuestra fajina trata de incrementar la eficiencia en el ámbito de los trabajos de restauración post – incendio, consiguiendo con respecto a los métodos tradicionales:

  • Ser más eficiente, reteniendo suelos forestales fértiles en las laderas de los montes incendiados. De acuerdo con Bochet (2015) las manchas/teselas de vegetación se consideran a menudo islas de fertilidad desde las que se favorece la regeneración vegetal y su posterior progresión, dadas las condiciones locales de suelo generadas.
  • Reducir el coste en torno a un 40%.
  • Minimizar los tiempos de instalación en campo; cada minuto que nos anticipemos estaremos reduciendo los riesgos de erosión por la lluvia. Desde que las barreras para control de erosión son instaladas, justo tras un incendio, se mejora la protección en los años inmediatamente posteriores, que es cuando la erosión suele ser mayor (Robichaud, 2009).
  • Reducir la contaminación de los lechos de ríos y las afecciones a infraestructuras urbanas, viales, etc., retrasar la colmatación de embalses y evitar la pérdida de calidad de aguas de consumo humano o uso agrícola.
  • Potenciar una mayor velocidad de regeneración de la cubierta vegetal y del ecosistema.
  • Nutrirse de materias primas no contaminantes y que actualmente son consideradas residuos industriales sin aplicación, que en consecuencia son depositadas en vertederos, lo cual es en sí un problema ambiental añadido. Ahora está muy de moda el concepto de “Economía Circular” y es eso precisamente lo que estamos fomentando.

Hemos sabido que han patentado este nuevo material junto con la empresa Agroforestal Monte Vivo. Dicha firma, ¿Fue constituida “ad hoc” para favorecer el proceso de transferencia tecnológica o se trata de una firma que existía con anterioridad?

Agroforestal Monte Vivo S.L. es una empresa que existía previamente, desde abril de 2006. Sus principales objetivos son la mejora de la calidad de vida de los habitantes en el medio rural, la mejora de la calidad de nuestros ecosistemas y el aprovechamiento de los recursos naturales de forma sostenible. Fue esta empresa la que, a través de la OTRI, acudió a la Universidad de Jaén con este proyecto, que finalmente ha llegado a materializarse.

¿Cómo se han cubierto los costes de la solicitud de patente? Ésta ¿Ha sido solicitada a escala estatal o también europea?

La patente es estatal de titularidad compartida entre la UJA y Agroforestal Monte Vivo S.L. Sus costes han sido sufragados por esta última, que cuenta con los derechos íntegros de explotación.

¿Qué perspectivas de éxito comercial le han augurado al sistema? ¿Tienen previsto exportarlo a mercados internacionales?

La potencialidad del producto es enorme ya que es aplicable en restauración de suelos degradados por incendios o por erosión generada por actividades humanas como sobrepastoreo, carboneo… Este hecho no es exclusivo de España, sino que es un fenómeno extensible a otros países, especialmente con clima mediterráneo.

Anuncios

Investigadores andaluces patentan un material que facilita la recuperación vegetal de los terrenos incendiados

Ha sido desarrollado por un equipo de investigadores de las áreas de Ciencias de Materiales e Ingeniería Metalúrgica de la Universidad de Jaén  junto con personal de la firma Agroforestal Monte Vivo y hace el proceso más ecológico, económico y eficiente.

Un año terrible en materia de incendios

Hace unos días el Ministerio de Agricultura y pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) publicó el informe donde se recogen los datos relacionados con los incendios forestales que tuvieron lugar en España durante el año 2017. Elaborado por el equipo de estadísticas del Área de Defensa contra Incendios Forestales, en el citado documento se puede leer que durante el pasado año ardieron 178.000 hectáreas de monte, una cifra que triplica la registrada en 2016 y convierte el pasado ejercicio en el segundo peor de toda la década en materia de incendios. Los más devastadores de los últimos diez años se desencadenaron en 2012, llegando entonces a quemarse hasta 218.900 hectáreas de monte en España.

Los datos del informe publicado por el Mapama sobre el año referido muestran que las regiones del Noroeste del país fueron las más afectadas por el fuego. En Ourense se quemaron 30.000 hectáreas, en Asturias 27.000 y en León y Pontevedra la cifra subió hasta las 21.000. En relación a estos números cabe recordar que gran parte de los incendios más devastadores del pasado año se produjeron durante el fatídico mes de octubre, de infausto recuerdo en Galicia, Asturias y Cantabria. De hecho, más de la mitad de los grandes incendios forestales –los que afectan a más de 500 hectáreas– que se produjeron durante 2017 tuvieron lugar durante el citado mes de otoño. En el estudio se remarca que el pasado año se desencadenaron 56 de este tipo de siniestros provocados por el fuego, el mayor número en diez años.

Acelerar la recuperación vegetal en el monte quemado con materiales reciclados

A pesar de que el Mapama enumera en su página web todas las acciones y planes en materia de prevención de incendios que está llevando a cabo la Administración General del Estado junto con los gobiernos autonómicos para cumplir con lo establecido en el artículo 44 de la ley de Montes, si éstos resultan ser insuficientes tan sólo queda hacer todo lo posible para acelerar la recuperación del terreno quemado. Por fortuna, en nuestro país se ha estado investigando para conseguirlo.

A cientos de kilómetros de las zonas más afectadas por los incendios durante 2017, en la Universidad de Jaén, en el marco de un programa financiado por la Agencia de Innovación y Desarrollo de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, un equipo de investigadores de las áreas de Ciencias de Materiales e Ingeniería Metalúrgica ha patentado un material biodegradable más eficaz y barato que los productos utilizados hasta el momento para recuperar la vegetación arrasada por el fuego.

Está compuesto por desechos de las industrias papelera, cervecera y de biomasa quemada en termoeléctricas y se estructura en una serie de planchas denominadas fajinas. Gracias a los materiales enumerados que las integran, éstas portan una gran cantidad de micronutrientes que mejoran y aceleran la reconstitución de las tierras afectadas por incendios.

Además, varios ensayos prácticos han mostrado que las citadas fajinas tienen otras características muy útiles para afianzar la recuperación forestal: retienen mejor el agua, duran mucho tiempo en el campo y pueden llevar incorporadas semillas de vegetación y especies arbóreas autóctonas para favorecer la recuperación del monte quemado.

Más eficacia y también más eficiencia: ahorro de tiempo y costes

A todas estas propiedades bioactivas se suma que son más fáciles y baratas de trasladar y diseminar por el terreno. Expertos en materia de recuperación de terrenos incendiados han indicado que los restos que componen las fajinas patentadas en Jaén hace que éstas cuesten un 40% menos con respecto a las que se conforman con otros materiales reciclados. Además, durante los ensayos se ha demostrado que se pueden colocan en el monte con mayor rapidez, concretamente a un ritmo de casi una hectárea por persona y día, muy superior al montaje de otras estructuras.

Por todo esto, Francisco Antonio Corpas, investigador de la Universidad de Jaén titular de la patente junto con la empresa Agroforestal Montevivo, ha aseverado recientemente que el diseño de sus fajinas hace más eficientes las operaciones de regeneración de la cubierta vegetal en campos y montes quemados debido a que “se basa en principios de eficiencia bien definidos: tiempo, dinero, calidad técnica y respeto por el medio ambiente”

Próximamente publicaremos la entrevista que hemos mantenido con el propio Francisco Antonio Corpas.

Comienza la feria de invenciones más importante del mundo

Nueve inventores/as españoles acudirán mañana al Salón Internacional de Inventos de Ginebra apoyados y asesorados por la Fundación García Cabrerizo

Mañana comenzará en Suiza la cuadragésimo sexta edición de el Salón Internacional de Inventos de Ginebra, una convocatoria que por tradición y dimensiones es considerada la más importante para  inventores e innovadores de todo el mundo. Organizada bajo el auspicio del Gobierno de Suiza, las autoridades locales de su ciudad sede y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) congregará este año a 725 expositores procedentes de cuarenta países. El 80% de ellos serán empresas y centros de investigación universitarios y el 20% investigadores e inventores particulares. A lo largo de las cinco jornadas que durará el acontecimiento se presentarán en torno a 1.000 nuevas invenciones y se recibirán hasta a 30.000 visitantes procedentes de los cuatro puntos cardinales del globo.

Al igual que en pasadas ediciones, la  Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) acudirán al Ginebra con el fin de respaldar y reconocer públicamente el importante aporte de las innovaciones españolas al desarrollo económico y tecnológico del país. Para ello, al igual que otras muchas Oficinas Nacionales de Propiedad Industrial presentes en el evento, otorgará un premio especial durante su transcurso. El pasado año fue a parar a la firma Lumiartecnia, sobre la que escribimos un artículo en este mismo blog.

A la entrega del citado galardón se sumará la del concedido por la Fundación García Cabrerizo, entidad que desde su fundación ha sido delegación oficial en nuestro país del Salón Internacional de Invenciones. En virtud de ese papel se ha ocupado durante muchos años de asesorar a las entidades, instituciones, empresas e inventores españoles que han manifestado su interés en acudir al acontecimiento. Desde la propia fundación nos han concretado que llevan haciéndolo desde principios de la década de los setenta del siglo pasado, empleando para hacer su labor bases de datos públicas de la OEPM  así como de otros organismos oficiales dedicados al registro de invenciones.

Gracias a ellas la Fundación García Cabrerizo envía cada año publicidad oficial e información del Salón en español a todos aquellos inventores que han solicitado el registro de una patente de invención o modelo de utilidad durante el último ejercicio. A día de hoy es enviada a unos 2.500 destinatarios.

Información, asesoría y acompañamiento

Según nos han informado desde la propia fundación, en el primer correo postal reciben el folleto informativo oficial donde se explica cómo, por qué y quién puede ser expositor en el Salón Internacional de Invenciones de Ginebra. Asimismo se les informa de datos técnicos de acuerdo con las estadísticas facilitadas por la propia organización en cuanto a número de expositores, visitantes, periodistas, superficie de exposición, etc., significando también los diferentes premios y distinciones a los cuales se opta por ser expositor.

En el envío se incluye además el formulario de participación para poder inscribirse como participante del Salón y dar así a conocer su invento a una amplia audiencia internacional, con indicación de las tarifas a satisfacer para formalizar la inscripción.

Además de esto, la Delegación Oficial para España hace de puente entre los inventores y expositores españoles y la organización, traduciendo instrucciones e instancias, transcribiendo al inglés los diferentes formularios de participación y canalizándolos hasta la Secretaría del Salón.

Una vez formalizada la solicitud de participación, la Fundación García Cabrerizo facilita a los inscritos instrucciones relativas al envío del material para exponer en el Salón, ofertando la contratación de servicios complementarios que puedan ser necesarios o convenientes, y en general, facilitando recomendaciones útiles para que la exhibición de las invenciones desarrolladas por los inventores españoles tenga el mayor de los éxitos.

Por último, la oficina Garcia Cabrerizo culmina esta labor de asesoría y acompañamiento desplazándose hasta Ginebra. Los expositores cuentan con el apoyo personal de un delegado de la entidad, así como de una azafata políglota, quienes ayudan a todos los inventores/as en cuanto precisen, principalmente en sus relaciones con el Jurado Internacional y con los inversores interesados en sus invenciones, con el fin de procurar una relación fluida y fructífera.

Según nos comentan desde la delegación, una vez acabada su experiencia en Ginebra los expositores valoran muy positivamente su labor, y muchos de ellos consideran conseguidos los objetivos por los cuales se presentaron a la convocatoria, siendo el principal de ellos dar visibilidad internacional a sus inventos. Algunos logran apalabrar acuerdos de colaboración con inversores y muchos alcanzan al menos una primera toma de contacto para la comercialización de sus realizaciones.

La participación española en el Salón de Invenciones

Un Jurado Internacional constituido por cerca de 82 especialistas se encarga de examinar los méritos de cada una de las invenciones presentadas a fin de decidir los galardones a conceder. Desde la Fundación García Cabrerizo comentan con respecto a ellos que “la competencia del jurado permite asegurar que los premios recibidos constituyen para sus destinatarios un testimonio singular de la calidad de su invención, de gran importancia para el lanzamiento comercial de la misma”.

Junto con los premios concedidos por el Jurado Internacional, muchas instituciones públicas y privadas, entre ellas la OEPM, quieren mostrar anualmente su apoyo al Salón otorgando una pluralidad de distinciones especiales que destacan aspectos concretos de las invenciones agraciadas.

En todas las ediciones los inventores e inventoras españoles han conseguido diferentes premios y distinciones. Según la base de datos de la Fundación García Cabrerizo, a partir de la edición del año 2000 la media de participantes españoles fue de 30 hasta 2010. Cabe destacar que en ese último año de la década una inventora española, Celia Sánchez Ramos, recibió por primera vez el máximo galardón del Salón de Invenciones. A partir del momento en que comenzó a desatarse la crisis económica mundial, que dio sus primeros coletazos en España en el año 2008, la participación ha ido paulatinamente descendiendo. De hecho, muchos inventores han trasladado a la Delegación Española la imposibilidad de cumplir su deseo de estar presentes en el Salón por falta de fondos. No obstante, en el presente año concurrirán nueve expositores españoles, que exhibirán invenciones en los más variados campos de la técnica. En próximos artículos del blog os acercaremos a algunas de ellas. Si queréis estar informados/as sobre lo que acontecerá durante el Salón y qué entidades han resultado premiadas os recomendamos visitar la página web del evento y seguir su perfil en la red social Facebook. 

Las cifras de la EPO demuestran la fortaleza de las innovaciones en Europa

La Oficina Europea de Patentes (EPO por sus siglas en inglés) dio a conocer la semana pasada las cifras anuales de solicitudes y concesiones de patentes europeas correspondientes a 2017. Un año que su presidente, Benoît Battistelli, ha calificado como muy positivo, afirmación que corroboran los datos del informe donde se apunta que la EPO recibió casi 166.000 solicitudes (“applications”), entendidas como la suma de solicitudes de patentes europeas directas y de solicitudes PCT que entran en fase regional en la EPO.

Esta cifra supone un incremento del 3,9% con respecto a la recogida el pasado año, lo que a su vez representa el porcentaje de crecimiento más alto alcanzado hasta la fecha en términos de solicitudes. Por otra parte, la EPO concedió un total de 106.000 patentes, un 10,1% más que las concedidas en 2016. No obstante, el porcentaje de solicitudes presentadas por PYME respecto al total de solicitudes disminuye hasta el 24% desde el 28% correspondientes a 2016.

Según declaraciones de Benoît Battistelli, el máximo responsable de la citada entidad “la demanda creciente de patentes europeas confirma el atractivo de la zona euro como un mercado de tecnología puntera”. El hecho de que las compañías europeas hayan registrado durante 2017 más patentes que nunca, evidencia tanto la fortaleza de su apuesta por la innovación como la confianza en los servicios que brinda la EPO.

En ese sentido, Battistelli quiso destacar cómo la EPO ha respondido con éxito a la demanda sostenida por empresas e innovadores “adoptando medidas eficientes que han llevado a la oficina a mejorar los índices de producción, productividad y puntualidad”. El esmero por mantener la calidad de los productos y servicios ofertados, junto con el esfuerzo y trabajo constantes del equipo humano de la EPO, no sólo ha permitido a la oficina reducir la acumulación de trabajo pendiente sino que ha hecho posible a la entidad obtener los mejores resultados de su historia.

Europa mantiene el ritmo innovador marcado por las potencias económicas mundiales

Empresas e inventores de todo el mundo han continuado engrosando las buenas cifras de patentes tramitadas por la EPO durante 2017. Las solicitudes procedentes de los 38 estados miembros firmantes del Convenio de Patente Europea crecieron el 2,8% y suponen el 47% del total de países que solicitan el registro de patentes ante la EPO. De todos los países a nivel mundial cinco estuvieron especialmente activos durante el pasado año en esta materia; fueron EE.UU., Alemania, Japón, Francia y China. El gigante asiático consiguió por primera vez colarse entre los cinco países con más solicitudes de registro a sus espaldas gracias a un incremento de dos dígitos (16,6%) que le permitió adelantar por primera vez a Suiza.

Japón, con un 3,5% más de solicitudes, creció por primera vez después de haber registrado cifras negativas durante varios años. La principal excepción a la tendencia alcista general protagonizada por los países donde se registra un mayor número de patentes ha estado en la República de Korea, que tras dos años de crecimiento consecutivos ha visto decrecer en el 8,2% su porcentaje de solicitud de patentes europeas.

Subidas y descensos de las solicitudes de patentes en el contexto europeo

En lo que se refiere al contexto europeo, en el marco de la tendencia alcista general Austria, Dinamarca, España y Suecia son los cuatro países en los que se ha recogido un mayor crecimiento del número de solicitudes de patentes.

Entre los países punteros en innovación del viejo continente destaca el lugar ocupado por Holanda, país en el que el número de solicitudes de patentes europeas ha subido el 2,7% tras registrar en 2016 una bajada del 4,1%. La EPO también ha destacado los ascensos de Italia, donde se han recogido el 4,3% más de solicitudes con respecto a 2016, y el Reino Unido, que también continúa creciendo, si bien a un ritmo interanual del 2,4%, un poco menor que el del país transalpino. El Estado que encabeza en Europa el índice de solicitudes de registro de patentes es Alemania, con 25.490 patentes europeas solicitadas durante 2017, lo que supuso un crecimiento del 1,9% con respecto al número de solicitudes contabilizado el pasado año.

En lo que se refiere a Francia, tras experimentar un parón en su actividad innovadora que quedó reflejado en un descenso del 2,4% durante 2016 en el registro de solicitudes de patentes europeas, el número de solicitudes volvió a crecer en 2017, si bien tan sólo un tímido 0,5%. De entre los países de economía más fuertes en Europa Bélgica ha sido el que ha registrado un descenso en el número de solicitudes de patentes europeas (-0,9%) con respecto a las cifras obtenidas en 2016, si bien es importante matizar que éstas fueron excepcionales aquel año, experimentando un crecimiento del 7% con respecto a las registradas en 2015.

Al revisar las cifras recogidas en los países donde usualmente se registra un menor número de solicitudes de patentes europeas, el informe de la EPO destaca su notable subida en Dinamarca (+13,1%), Austria (+8,2%), España (+7,4%) y Suecia (+4,9%). El tercer puesto que ocupa nuestro país en esta sub-clasificación es una buena noticia, ligada al hecho de que el ascenso porcentual del registro de solicitudes de patentes europeas de origen español está muy por encima de la media alcista europea, situada en el 2,2%.Ahora bien, si tenemos en cuenta el total de países que presentaron solicitudes de Patentes Europeas , España aún no se encuentra entre los 10 primeros; con el registro de 1.676solicitudes de patentes europeas en 2017 ocupa el decimosexto lugar en esa clasificación. (comentario: no son solicitudes de patentes presentadas ante la EPO ya que la OEPM puede ser oficina receptora de patentes europeas)

Balance positivo del flujo de patentes intercontinental

En lo concerniente al intercambio de patentes, el informe de la EPO recoge algunas conclusiones acerca del que se produce entre las regiones económicas más innovadoras –el “IP5” integrado por Europa, China, Japón, Korea del Sur y EE.UU–. Dentro de este grupo, Europa continúa manteniendo un balance favorable, lo que significa que aún exporta más patentes hacia el resto de naciones citadas de las que importa desde éstas, un hecho que muestra la fortaleza de sus innovaciones.

Pese a la baja inversión, España mantiene el nivel de Europa en producción científica

Entrevista a J. Angel Menéndez Díaz, científico, divulgador y socio promotor de la empresa de Base Tecnológica Xerolutions S.L.

A finales del pasado mes de enero, en el último boletín de Vigilancia Tecnológica (VT) Biomasa Patentes –documento elaborado por Bioplat (Plataforma Tecnológica Española de la Biomasa)junto con el Ciemat (Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas) y la OEPM donde se recogen las solicitudes de patente presentadas sobre los últimos avances en tecnologías de conversión de la biomasa para la producción de energía– comprobamos que durante el último trimestre de 2017 se registraron cinco patentes procedentes de España.

Entre las citadas solicitudes de registro de patente está la vinculada a la creación de un proceso para producir gas de síntesis mediante calentamiento por microondas de sustratos orgánicos. Desarrollada por el Instituto Nacional del Carbón, la patente fue solicitada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el que está integrado.

En el equipo de investigadores responsables de dicha innovación encontramos a J.Ángel Menéndez Díaz, científico y divulgador de origen asturiano cuya participación en diversos proyectos de éxito le han llevado a conseguir el reconocimiento de once patentes desde 1996.

Decidimos contactar con él para conocer su opinión sobre el momento en que se encuentra la investigación científica en España y cómo percibe la traducción de sus logros en soluciones prácticas. Finalmente, también quisimos saber de primera mano cómo experimenta un científico como él la inmersión en el ámbito corporativo, ya que además de investigador Menéndez Díaz también es socio promotor de la Empresa de Base Tecnológica Xerolutions S.L., que comercializa varios productos y servicios que se valen de los resultados de sus investigaciones.

Desde su posición como científico integrado en el Departamento de Procesos Químicos en Energía y Medioambiente del INCAR-CSIC y ex miembro de la Junta Directiva del Grupo Español del Carbón ¿Qué posibilidades tiene la industria del carbón mineral, tan señalada por contaminante, de mantener su actividad económica a corto/medio plazo una vez su declive parece irreversible?

No soy especialista en el tema, no me dedico a investigar sobre el carbón mineral, así que mi opinión no es muy cualificada. No obstante, la lógica del progreso apunta a que paulatinamente el uso de energías fósiles será (ya está siendo) reemplazado por otras energías más limpias y renovables. El que esto se haga más o menos pronto atiende a criterios económico/sociales, que no siempre coinciden con los medioambientales.

En relación al cuidado del Medioambiente ¿Cuáles cree que son los avances más significativos que ha aportado el uso de procesos químicos para generar energía?

Mi investigación está enmarcada en la valorización energética de residuos orgánicos y en la producción de materiales de carbono para el almacenamiento de energía. En el primer caso existen varios procesos que hacen posible esta valorización. Sin embargo, el problema es que la gestión tradicional en vertederos (a veces en el mejor de los casos) sigue siendo la opción más barata. En cuanto al almacenamiento de energía, éste supone un reto, y un problema aún mayor que el de su producción limpia. A día de hoy existen varios sistemas, cada vez más competitivos, para almacenar energía en pequeñas cantidades (por ejemplo baterías, súpercondensadores, etc.). Pero cuando se trata de almacenar grandes cantidades de energía ya no resulta sencillo hacerlo de una forma eficiente y competitiva. Ejemplos de esto son el coche eléctrico (donde la autonomía y la velocidad de carga son claves) o la posibilidad de almacenar energía eléctrica de fuentes renovables cuando la producción supera la demanda.

¿Qué lugar ocupa España en el contexto internacional dentro de ese campo de investigación a escala europea?

Yo diría que en España somos buenos en cuanto a investigación en estos temas, máxime cuando comparamos la producción científica y el conocimiento generado frente a la inversión en investigación. Los datos, tanto de producción científica como de captación de fondos europeos, nos sitúan a nivel de los mejores países Europeos -Lo que resulta casi un milagro, habida cuenta de que la inversión en ciencia en España es de las más bajas de Europa- Sin embargo, donde fallamos bastante es en la implementación del conocimiento para generar una realidad industrial. En no pocos casos este conocimiento generado en España es aprovechado por compañías de otros países; porque aquí, asumir el riesgo que conlleva el destinar los medios necesarios para transferir el conocimiento no suele concebirse como una inversión. Es, en cierto modo, similar a lo que está sucediendo con la gran cantidad de científicos formados en España (en muchos casos con dinero público) que están trabajando, y siendo muy rentables, para otros países; porque aquí no destinamos los medios necesarios para incorporarlos a la investigación nacional.

Según hemos podido saber, durante su trayectoria como investigador ha participado en estudios y trabajos que le han llevado a registrar, junto con otros colegas de profesión, hasta once patentes desde el año 1996. Más de la mitad se concedieron en 2016. Teniendo en cuenta estos datos y desde su experiencia como científico…

¿Considera que los investigadores valoran adecuadamente la importancia que tiene proteger sus invenciones e innovaciones mediante el uso de los sistemas de registro de Propiedad Industrial e Intelectual?

Creo que, en general, sí. Sin embargo, la cuestión no es tan sencilla. Desde mi punto de vista, y aunque pueda sonar raro, patentar solo tiene sentido si hay una intención clara y una posibilidad real de explotar la patente en el corto/medio plazo; si no existe esto, no tiene mucho sentido y puede ser hasta ser perjudicial para una posible transferencia o explotación a largo plazo. Las patentes por curriculum o por estadísticas, que se hacen en algunas ocasiones, no tienen mucho sentido. El problema, tal y como yo lo veo, es que, por razones diversas, los mecanismos para la transferencia del ámbito académico al industrial en España son muy pocos y no están funcionado salvo en contadas excepciones.

Hemos observado que más de la mitad de las patentes que le han sido concedidas a lo largo de su trayectoria como investigador lo fueron en 2016. Esta aceleración y concentración en el tiempo…¿Es consecuencia de un cambio o evolución importante o tan sólo un hecho anecdótico?

Es consecuencia de un proceso de maduración en las líneas de investigación que desarrollamos en el grupo de investigación y que fueron, en su momento, bastante disruptivas. Primero hubo que estudiar los procesos desde un punto de vista fundamental, demostrar que el concepto era viable, etc. y, posiblemente, ahora es el momento de usarlas en algunas nuevas aplicaciones y productos susceptibles de ser patentados. También hay otros aspectos coyunturales ligados a los medios con los que contamos que fluctúan bastante según la época.

Además de investigador usted es socio Promotor de la Empresa de Base Tecnológica (EBT) Xerolutions S.L. ¿Qué productos y/o servicios ofrecen y a quién van dirigidos?

La empresa produce un carbón sintético (o un material de carbono, si se prefiere) denominado Xerogel de carbono. Es un material de carbono de alta pureza y nanoporoso, en el que los poros se pueden hacer “a medida” de la aplicación. Este material (o familia de materiales) tiene múltiples aplicaciones posibles, aunque la empresa se centra en su comercialización para la fabricación de electrodos de súper condensadores, dado que es ahí donde se han detectado las mejores posibilidades de negocio.

La innovación de nuestra empresa no consiste tanto en el material en sí (que ya existía) si no en el proceso de fabricación, basado en el calentamiento con microondas, que hizo posible su producción industrial de una forma económicamente viable; dado que los procesos existentes o eran muy complejos o muy caros o ambas cosas, lo que solo permitía una producción a muy pequeña escala y en los laboratorios.

La idea de fundar esta compañía ¿Surgió a partir de un proceso de transferencia tecnológica mediante el que se desarrolló alguna nueva solución que llevar al mercado?

Efectivamente, todo comenzó con una patente del proceso mencionado. A raíz de la publicación de ésta, nos contactó el grupo BeAble Capital, que gestiona varios fondos de inversión tipo capital semilla, que era lo que necesitábamos en aquel momento para iniciar el proyecto empresarial. Con ellos hicimos un primer plan de negocio y comenzamos a dar forma a lo que hoy es Xerolutions SL.

Una vez fundada la compañía e iniciada la actividad ¿Qué ventajas les proporcionó el disponer de la concesión de una patente?

En estos momentos Xerolutions tiene varias patentes que protegen tanto el proceso como algunos productos, de forma que los competidores no puedan usar el mismo proceso o fabricar el mismo producto durante el tiempo de concesión de la patente. Obviamente esto da una ventaja competitiva.

Desde su perspectiva como miembro responsable de la parte técnica y de desarrollo de una firma como Xerolutions ¿Qué obstáculos son los más difíciles de superar para una persona que viene de la ciencia al entrar en el mundo de los negocios?

Quizá el mayor obstáculo es el cambio de mentalidad que, en muchos casos y en muchos aspectos, hay que tener. El mundo científico y el mundo de los negocios se suelen mover, en no pocas ocasiones, por objetivos bastante diferentes y no es siempre sencillo para un científico que, normalmente, carece de una formación empresarial aprender y adaptarse a la forma en que funcionan las cosas en este ámbito empresarial. Por ejemplo: la investigación científica muchas veces persigue “lo mejor”, mientras que en la industria se busca “lo mejor económicamente rentable”; ambas cosas no necesariamente tienen que coincidir. Hay también otras dificultades debidas al desconocimiento, por parte del científico, de muchos aspectos técnicos, económicos, legales, comunicativos, etc. que se manejan habitualmente en el ámbito empresarial. Pero esas son, en mi opinión, más fáciles de soslayar; ya que es una cuestión de aprender y, por lo general, la capacidad de aprender nuevas cosas suele ser algo inherente al científico.

Conocer el ámbito de los negocios ¿Ha influido de alguna forma en la definición de los objetivos de sus investigaciones o no ha cambiado en absoluto?

Los objetivos de mi investigación no han cambiado mucho porque siempre me interesó hacer una investigación que diese solución a problemas reales y que pudiese ser transferida de una forma, más o menos, sencilla. Lo que sí ha cambiado, como consecuencia de lo aprendido durante la etapa de creación de Xerolutions es, quizá, la manera de comunicar los resultados de la investigación o el planteamiento de nuevos proyectos en ámbitos diferentes al académico y quizá incluso también en el académico.

En Europa, en líneas generales, para hacer carrera en la academia y alcanzar prestigio intelectual dentro de una rama del saber, el peso de la producción teórica es determinante. A su juicio y desde su experiencia ¿Cree que este hecho influye en los niveles de transferencia tecnológica o no tiene incidencia alguna? Se lo preguntamos porque es posible que un investigador deje de dedicar tiempo a descubrir las posibles aplicaciones prácticas de sus desarrollos teóricos debido al escaso impacto que puede tener en su carrera académica conseguirlas.

Es posible, aunque evidentemente desconozco las motivaciones de otros investigadores. Sin embargo pienso que no se trata tanto de dejar o no de descubrir aplicaciones prácticas, que creo que eso lo hacen la mayoría de los investigadores; si no de estar dispuesto a dedicar el tiempo y esfuerzo necesario para transferir esa aplicación práctica a una realidad industrial. El tiempo y esfuerzo que requiere no es pequeño y eso es algo que raramente se reconoce (a veces ni siquiera se conoce) en los ámbitos académicos. Además, el tiempo que se dedica a esto es tiempo que se deja de emplear en otras cosas que dan más reconocimiento académico (por ejemplo publicar). Paradójicamente es casi imposible que una EBT salga adelante si, al menos durante los primeros años, los científicos promotores no le dedican todo ese tiempo y trabajo.

Como contrapartida está todo lo que se puede aprender en esta aventura de emprender; la satisfacción personal que representa el contribuir (por ejemplo creando puestos de trabajo) a mejorar el entorno social, aunque sea en pequeña medida y, por qué no decirlo, en el 10% de los casos que suelen culminar con éxito, las posibles ganancias que puedas obtener (siempre y cuando hayas negociado un buen pacto de socios con los inversores)… a fin de cuentas, si el científico/emprendedor no está convencido de la rentabilidad de su proyecto difícilmente va a poder convencer a nadie de ello.

El boletín de Vigilancia Tecnológica de la Biomasa es uno de los muchos Boletines de Vigilancia Tecnológica que elabora la OEPM para facilitar trimestralmente una información puntual, gratuita esquemática y de rápida lectura sobre avances y novedades en los distintos sectores tecnológicos.

Además, desde la página de la OEPM también se ofrece acceso a las Alertas Tecnológicas, que permiten conocer las patentes más recientes que se están publicando en el mundo en relación a un tema técnico concreto.

La innovación y su correcta protección convierten al Grupo Cosentino en líder mundial de su sector.

La apuesta decidida del Grupo Cosentino por la innovación en el sector de la piedra ha llevado a esta empresa familiar ubicada en Almería, que tiene sus orígenes en la extracción, transformación y venta de mármoles procedentes de la Sierra de los Filabres, al desarrollo de productos que le han permitido diferenciarse de sus inmediatos competidores y alzarse con una posición de liderazgo en el sector. Hoy es una compañía global que distribuye sus productos y marcas desde su sede central en Almería a 80 países y obtiene el 92% de su facturación en los mercados internacionales.

 

Fachada de Cosentino en Madrid

¿Su secreto? Apostar desde los inicios por la inversión en innovación para obtener los mejores materiales y basarla en una gestión adecuada de la Propiedad Industrial e Intelectual. Tiene más de una veintena de patentes y todos sus productos su marca registrada. (se debe buscar incluyendo las palabras COSENTINO, S.A.U.)

Cuadro de inversión en I+D

INNOVACIÓN (€)

2016 2015 2014

iNVERSIÓN EN PROYECTOS DE I+D+

8.984.665

5.995.128

7.041.598

Inversión en Activos vinculados a I+D+i

6.864.907

5.632.699

311.900

Inversión Total en i+D+i

15.849.572

11.627.827

7.353.499

Fuente Cosentino

El resultado de esta apuesta fue, por ejemplo, la creación en 1990 del producto Silestone®. Con él Cosentino desarrolló una nueva categoría de producto que hasta entonces no existía y que con el tiempo se ha llegado a convertir en sinónimo de la misma. Hoy por hoy es la marca líder mundial en la categoría de superficies de cuarzo. Se trata de un material compuesto en más de un 90% de cuarzo natural que posee una altísima resistencia a manchas, impactos y rayados, además de una baja absorción de líquidos. Es el material de las encimeras sobre las que trabajan prestigiosos cocineros como David Muñoz, Aduriz, Ángel León o Dani García entre otros y que en la actualidad se vende como superficie de la mayoría de las nuevas cocinas.

Desde la compañía señalan que esta marca engloba además otra de las innovaciones de Cosentino en los últimos años. La serie Eco Line de Silestone® que está fabricada con al menos un 50% de materiales reciclados entre los que destacan la porcelana, el vidrio, los espejos o las cenizas vitrificadas. La serie Eco Line de Silestone® posee la certificación “Cradle to Cradle” que implica un sistema concreto, previamente aprobado y mensurable, que promueve el reciclaje total y la sostenibilidad, tendencias claves, apuntan, en el futuro de la arquitectura y la construcción. Este material ha sido utilizado en construcciones como el Hotel Burj Al Arab de Dubai, el estadio Wembley de Londres, o la Torre Agbar de Barcelona.

El último material innovador que ha salido de su departamento de I+D en el que trabajan 34 personas ha sido Dekton® una superficie ultracompacta que fue lanzada a nivel comercial en todo el mundo en 2013 y cuyo desarrollo supuso más de 22.000 horas de investigación y una inversión total de más de 150 millones de euros.

Según sus desarrolladores, Dekton® ofrece decoración en volumen, tablas de gran formato e infinitas posibilidades de diseño. El material permite además su personalización, convirtiéndose así en el aliado perfecto para diseñadores y arquitectos. Esta personalización puede obtenerse, señalan, a través de dos tecnologías propias tales como el fresado o la impresión inkjet. Entre otros muchos reconocimientos desde su creación, recientemente Dekton® obtuvo el prestigioso premio Red Dot al “mejor diseño de producto”. Entre las construcciones realizadas con este producto está el Aeropuerto de Bakú: donde se han instalado 5.000 metros cuadrados para cubrir los suelos con tres variedades distintas para una composición triangular. Apuntar además que la empresa fue la ganadora del Premio Nacional de Innovación 2016 en la categoría de internacionalización.

A lo largo de su historia la compañía ha contado con diferentes embajadores e imágenes de marca, sobre todo vinculados al mundo del deporte y la moda. El pasado año Rafa Nadal fue el embajador de Dekton, mientras que la top model internacional Cindy Crawford fue la imagen mundial de Silestone.

Os dejamos con este video corporativo al que hemos accedido a través de su página web donde se puede apreciar cómo se realiza la fabricación de Dekton.

 

 

 

La innovación hace a una empresa murciana destacar en el sector de bebidas bioactivas

La huerta murciana siempre ha sido conocida en todo el país por sus frutas y hortalizas de excelente calidad. Ahora su sabor y propiedades nutricionales se disfrutan hasta en lugares tan lejanos como China, país  al que el sector hortofrutícola murciano exportó parte de su producción consiguiendo  triplicar sus cifras de ventas durante el primer semestre del pasado año.

Una de las empresas más antiguas, sólidas e importantes del sector es AMC Group. Originaria de Murcia, la firma es hoy un gran holding que ha llegado a convertirse en una de las compañías más importantes de entre las españolas que compiten en el mercado internacional de venta de productos alimenticios. Presente en los cinco continentes, ocupa un lugar destacado por méritos propios como firma proveedora de frutas y zumos naturales para varias importantes distribuidoras multinacionales. Hoy en día  sus productos se venden en más de 150 países, una expansión comercial planetaria cuya excelencia se estudia en la escuela de negocios de la Universidad de Standford.

La inversión en I+D ha sido clave en la  internacionalización de AMC Group y una constante a lo largo de su historia. Tanto es así que Antonio Muñoz Beraza, CEO y co-propiertario del grupo empresarial, recibió el año pasado el Premio Nacional a la Innovación concedido por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad en reconocimiento a su trayectoria.

En la empresa, tanto su división dedicada a la producción y venta de frutas frescas (AMC Fresh) como la centrada en desarrollar zumos de frutas refrigerados y bebidas bio-activas (AMC Juices) apoyan su producción en los resultados de las investigaciones realizadas por un potente departamento de I+D propio, denominado AMC Innova. Dirigido por María García, en él trabajan 150 personas altamente cualificadas cuyo esfuerzo hace al “holding” español capaz de lanzar anualmente más de cuatrocientos productos innovadores al mercado.

Según declaraciones del propio Muñoz Beraza esa cifra representa dos tercios del total de mercancías nuevas que se introducen cada año en el mercado europeo de alimentos hortofrutícolas. Así las cosas, al igual que sucede con el proceso de internacionalización, los resultados de su departamento de I+D también son materia de estudio; en este caso en la escuela de negocios de la prestigiosa Universidad de Harvard.

Líderes en el incipiente mercado de las bebidas bioactivas

El trabajo de I+D desarrollado en AMC Innova ha tenido resultados especialmente exitosos para la más moderna de las dos divisiones de la compañía, AMC Juices, creada en 2001. Las 18 líneas de investigación en las que participa su laboratorio de zumos han llevado a la citada sección a desarrollar varios ingredientes innovadores. Elaborados mediante la síntesis de sustancias naturales, a partir de ellos AMC Juices produce bebidas bioactivas, cuyas propiedades satisfacen las necesidades y exigencias nutricionales de cada consumidor. Conocidas también como bebidas funcionales, su mercado está en expansión debido a que vegetarianos, deportistas urbanos y otros sub-grupos de consumo preocupados por llevar una vida más saludable las demandan. En AMC Juices también utilizan herramientas de Big Data  para conocer los hábitos de estos colectivos con el fin de abrir nuevas líneas de producción.

Desde que se fundara en 2001, la división AMC Juices ha crecido a una tasa superior al 20% acumulativa gracias a los frutos de su inversión en I+D, lo que le ha llevado a ofrecer más de 800 nuevos puestos de trabajo, la mayoría de ellos cubiertos durante el duro periodo de recesión económica que comenzó en 2008.

Ahora, tras consolidarse en Europa como una de las firmas creadoras y productoras más importantes de bebidas bio-activas, AMC Juices ha decidido continuar con su expansión abordando el mercado oriental gracias a su reciente apertura. En los próximos años sus responsables esperan cosechar en Japón, Vietnam, Corea y China un éxito análogo al obtenido en el Viejo Continente. Para ello la empresa ya ha abierto oficinas técnicas y de apoyo comercial en los citados países.

Además de innovar creando nuevas materias primas útiles para elaborar estas bebidas naturales “premium” y estudiar a quienes las demandan, AMC Group también ha sido capaz de hacer lo propio en otra fase de la producción; varias técnicas avanzadas de exprimido de la fruta le permiten alcanzar los más altos estándares de calidad de la industria. La empresa exporta ese “know-how” desde las fábricas que mantiene en Murcia hacia sus factorías ubicadas en Costa Rica, Polonia e India, en el marco de una estrategia mediante la que busca incorporar y acumular experiencia en el cultivo y exprimido de frutas en todo tipo de latitudes y climas.

Si queréis conocer más sobre los avances de este sector señalaros que la Oficina Española de Patentes y Marcas publica un Boletín de Vigilancia Tecnológica que facilita trimestralmente una información puntual, gratuita, esquemática y de rápida lectura sobre sus innovaciones.

Tres invenciones por Navidad

Esta semana hemos descubierto tres inventos cuya aparición y/o uso están relacionados de algún modo con momentos y procesos que cobran especial importancia durante las celebración de las fiestas que se aproximan. Aunque a veces resulte difícil de percibir, la innovación está presente tanto en lo prosaico como en lo más festivo y hasta en lo mágico que tiene la Navidad. Además, dos de las patentes son de firmas españolas.

Montones de cajas para guardar regalos

En un artículo reciente pudimos leer que, según las cifras ofrecidas por diversos informes, las compras online van a registrar un ascenso del 15% durante esta temporada navideña (noviembre/diciembre). También se calculaba que la media de gasto de quienes deciden adquirir sus regalos online subiría este año un 19%. En lo que se refiere a aspectos meramente logísticos, este anunciado aumento de las compras a distancia conlleva también el del número de cajas y paquetes que habrán de fabricarse, plegarse y moverse de aquí para allá con todo tipo de regalos.

Es frecuente que, en los hogares donde el imaginario popular hace a Papa Noel protagonista de su reparto, se imagine a cientos de sus ayudantes trabajando afanosamente frente a una cadena de producción, plegando y cerrando cajas de regalo de los más diversos colores y tamaños. Esa imagen, vinculada al florecimiento de los procesos de fabricación industrial en serie, está muy lejos de la realidad. Y no sólo porque se refiera a personajes imaginarios, sino porque gracias al trabajo de investigación y desarrollo de empresas como la alicantina Boix, especializada en la fabricación de maquinaria para formar, cerrar y plegar cajas de cartón corrugado o compacto con 44 años de historia, todo el proceso está prácticamente automatizado. De hecho, hemos podido comprobar que algunos de sus sistemas de construcción de embalajes están patentados y han facilitado un notable ahorro de costes y tiempo en el campo de la logística.

También se descorcha innovación

Vinos tintos, blancos, espumosos, cavas…En estas fechas es frecuente disfrutar de la degustación de toda clase de licores y bebidas espirituosas durante las sucesivas celebraciones que compartimos con familiares, amigos y compañeros de trabajo. Por esa razón, junto con la percusión cascabelera de la pandereta, el tañido de las doce campanadas que señalan el final del año y el tintineo de las copas, el sordo estallido del descorchar botellas forma parte reconocible del paisaje sonoro propio de la última quincena de diciembre.

Quién iba a pensar que hasta en este sector, nos referimos al del cierre de embotellado, se han introducido cambios importantes. Tanto es así que desde hace años le han salido competidores al corcho, material que no obstante todavía se emplea en la producción del 80% de los tapones con los que se cierran las botellas de vino. Según hemos podido saber a través de un reportaje de la revista Enólogos, en el mercado de tapones de vino, que actualmente produce 20.000 millones de unidades al año, existen nuevos actores que usan materiales distintos al extraído del alcornoque para su fabricación, argumentando que gracias a ellos se pone fin a los potenciales problemas de sabor y olor que puede ocasionar en los caldos el metabolito TCA, presente en los tapones de corcho.

Mientras los fabricantes de los tapones de éste último material aseguran su total fiabilidad, no sólo respaldada por el peso de los años sino también reforzada por el ajuste de su industria a múltiples métodos de supervisión de su calidad, los citados nuevos actores están ganándose poco a poco a parte del sector bodeguero. Tal es el caso de la firma Aratap, titular de un modelo de utilidad de tapón sintético que, además de facilitar la conservación del vino, hace posible dar mucho colorido al cierre de las botellas.

Inventos que parecen cosa de magia

A veces aparecen ciertas tecnologías de consumo que, al igual que la Navidad para los más pequeños, traen un poco de magia a la vida de las personas adultas. Lo hemos pensado al ver cómo funciona Sgnl Strap, una correa de reloj de pulsera que pasaría totalmente desapercibida si no fuese porque, al disponer de unos altavoces especiales y poder conectarse vía bluetooth con cualquier smartphone, convierte la mano en un canal a través del que se transmite el sonido procedente del teléfono. El resultado es sorprendente; al recibir una llamada, con tan sólo tocar un botón ubicado en la correa y colocar a continuación el dedo índice de la mano en la que llevemos ésta junto a nuestra oreja, podemos responder.

Además de ser un invento práctico que permite hablar por teléfono sin necesidad de coger el aparato y ayuda a preservar mejor la confidencialidad de cualquier conversación que mantengamos en la calle, Sgnl Strap añade el efecto mágico que causa poder responder a una llamada con tan sólo colocar el dedo índice cerca de la oreja. Estamos convencidos de que dicho efecto contribuyó de manera determinante a que la empresa inventora de esta peculiar correa, con sede en Corea del Sur, consiguiera hace poco más de un año financiar su producción a gran escala gracias a una exitosa campaña de crowdfunding organizada en la plataforma Indiegogo. La firma recaudó 2.214.585 dólares, lo que supuso superar el objetivo fijado inicialmente en un 2938%. Este es el vídeo que grabaron para promocionar el lanzamiento de Sgnl Strap:

 

Investigadores de la Universidad de Jaén patentan un bastón de montaña que acumula energía eléctrica

Además de ser profesora e investigadora en el departamento de Ingeniería Gráfica, Diseño y Proyectos de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Jaén, Cristina Martín es aficionada al senderismo. Hace algunos años, mientras disfrutaba recorriendo una ruta campestre en compañía de sus hijas, una de ellas sufrió un pequeño accidente. Cuando la docente se dispuso a utilizar su teléfono móvil para contactar con los servicios de urgencia se percató de que la batería del celular se había agotado.

A pesar de no poder establecer comunicación alguna, finalmente la situación se resolvió sin consecuencias graves para su hija. Pese a ello, a raíz de lo sucedido la investigadora comenzó a preguntarse cómo evitar a otros montañeros el padecer un problema de comunicación similar en caso de emergencia por encontrarse en un entorno alejado de cualquier fuente de suministro eléctrico.

Planteó la pregunta al grupo de Investigación y Desarrollo en Ingeniería Gráfica, Diseño Industrial y SIG de la UJAEN, cuyos miembros han conseguido solucionar la cuestión en colaboración con el grupo de Investigación y Desarrollo en Energía Solar, mediante el diseño de un bastón electrónico que permite generar y almacenar energía eléctrica de forma autónoma. El proyecto, nos ha comentado la propia Cristina Martín, les ha llevado dos años y medio de trabajo.

Un bastón eléctrico para senderistas

El bastón dispone de una hélice en la empuñadura que, al moverse impulsada por una corriente de aire o de agua, transmite energía mediante un eje al generador eléctrico y la batería ubicados en su interior. Como resultado, el cayado se convierte en una fuente de energía eléctrica a la que se puede conectar, mediante una entrada USB, cualquier dispositivo móvil cuando su recarga sea necesaria en un momento de emergencia.

El utensilio dispone además de un sistema de fijación que permite colocarlo en la entrada de una tienda de campaña mientras se acampa, pudiendo así acumular energía durante la noche en lugares ventosos. Según nos ha asegurado la doctora Martín, el diseño ha sido concebido pensando en la mejor forma de aprovechar las condiciones climatológicas que se dan en la montaña, un medio muy favorable para las corrientes de aire y en concreto para el flujo turbulento. De hecho, la geometría de la empuñadura del bastón conforma una hélice eólica de eje vertical que resulta ideal tanto para aprovechar el flujo de aire en la montaña como la energía generada por las corrientes de agua.

En resumidas cuentas, Cristina Martín y el resto de investigadores implicados en el proyecto –Catalina Rus, Miguel Ángel Rubio y Jorge Manuel Mercado– han sabido convertir una herramienta de uso cotidiano para todos los aficionados al deporte de montaña en un utensilio más eficiente, capaz de cumplir una nueva función que puede resultar clave en momentos de emergencia. Además, su talento para el diseño industrial les ha llevado a conseguirlo sin realizar grandes modificaciones externas que entorpezcan el uso original del bastón.

Para llegar a materializarlo han dispuesto de fondos de la propia universidad y echado mano de avanzadas herramientas informáticas, incluida una impresora en 3D. En lo que se refiere al uso de esta última, Martín ha aseverado que la mayor ventaja que ofrece es la posibilidad de validación del diseño mediante un prototipo físico. Así, una vez terminado el diseño de las aspas de la empuñadura y solucionadas las limitaciones de espacio impuestas por la forma tubular del bastón (donde debían ubicar eje, generador y batería) los investigadores pudieron probaron su eficacia en el túnel de viento de la propia Universidad de Jaén gracias a haber podido fabricar un prototipo en plástico.

Un diseño patentado en vistas a su comercialización

El bastón eléctrico para senderistas ya es una innovación patentada La propia doctora Martín nos ha aclarado que decidieron hacerlo tras realizar un estudio del estado de la técnica y comprobar que existía novedad y actividad inventiva, no encontrando ningún diseño de características similares. Además, las propiedades del diseño relacionadas con la ayuda al senderista para su localización en caso de accidente o pérdida también son innovadoras. Durante todo el proceso de solicitud de los derechos de Propiedad Industrial el equipo de investigación contó con la asesoría de la Oficina Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) de la Universidad de Jaén.

Una vez obtenida la patente, el equipo de la UJAEN trabaja para averiguar el mejor modo de abaratar los costes de producción del bastón con el fin de posibilitar su comercialización. Según nos ha comentado Martín, actualmente están en la etapa final de ajuste del producto, realizando pequeños cambios finales. Dado el gran impacto mediático que ha tenido y la aplicabilidad de su diseño, confían en poder ponerlo en manos de senderistas y montañeros de todo el mundo en poco tiempo. Podéis ver el resultado de su trabajo en este vídeo:

Crónica de la entrega del IV Premio a la Innovación de la Fundación Alberto Elzaburu

El investigador navarro Iván Arregui Padilla ganador por su patente de invención “Filtro paso-bajo para señales electromagnéticas”,

El pasado 26 de octubre, el auditorio de la Fundación Mapfre volvió a albergar la ceremonia de entrega del premio a la innovación concedido anualmente por la Fundación Alberto Elzaburu (FAE). En esta cuarta edición de la convocatoria el jurado decidió otorgar el galardón a Iván Arregui Padilla por su patente de invención “Filtro paso-bajo para señales electromagnéticas”, Además de Doctor Ingeniero de Telecomunicación por la Universidad Pública de Navarra, Padilla es cofundador de la spin-off española que licenció la patente premiada, que en recientes fechas ha pasado a ser adquirida por una de las empresas más importantes del sector aeroespacial a nivel mundial (TESAT Spacecom).

El evento, presentado por Manuel Desantes (ex Vicepresidente de la Oficina Europea de Patentes, miembro del consejo asesor de la FAE y miembro del Jurado del Premio a la Innovación) contó con la presencia del presidente de la Fundación, Alberto Elzaburu, al que también acompañaron la Directora General de la Oficina Española de Patentes y Marcas, Patricia García-Escudero; la Directora Ejecutiva de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, Isabel Maestre y, finalmente, la actual Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, que se encargó de cerrar el evento.

Como en anteriores ediciones la convocatoria se abrió con la interpretación de una pieza musical. En este caso se trató de “Recuerdos de la Alhambra, de Francisco Tárrega, ejecutada con maestría por el guitarrista D. Joe Ott (Cuba). Acto seguido Manuel Desantes y Patricia García-Escudero procedieron a presentar el evento haciendo mención al currículo de todos los asistentes y agradeciéndoles su presencia. Además, recordaron cómo mediante la concesión de este premio a la innovación la FAE reconoce y recompensa el trabajo de jóvenes científicos e investigadores, prestando especial atención a quienes aplican sus conocimientos en el desarrollo de innovaciones útiles para la sociedad, consiguiendo con ello resolver algunos de los problemas y desafíos que se le presentan.

Innovación en el sector aeronáutico

Tras esta introducción tomó la palabra Isabel Maestro, Directora Ejecutiva de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea. Durante su intervención Maestro destacó la gran importancia económica del sector aeronáutico español y dio a conocer el trabajo que realiza la entidad que dirige.

Explicó que AESA lleva cerca de una década ordenando, supervisando e inspeccionando el cumplimiento de las normas de aviación civil en el espacio aéreo español, código que regula el tráfico aéreo para garantizar el mantenimiento de las condiciones que permiten su total fluidez, impidiendo que su densidad y frecuencia generen riesgo alguno para pasajeros y mercancías. A este cometido se suma la responsabilidad que tiene AESA de llevar a efecto y asegurar el cumplimiento de todos los protocolos de seguridad, tanto permanentes como extraordinarios, que puedan establecerse frente a posibles ataques terroristas.

En lo que se refiere a la innovación, la secretaria quiso destacar que en AESA se ocupan de conocer las nuevas herramientas y procedimientos que ayudan a hacer más efectiva la supervisión y salvaguarda del espacio aéreo. Una buena prueba de ello está en la capacidad que ha demostrado la agencia para adaptar la regulación a la progresiva importancia que van a tener los drones en el espacio aéreo, un fenómeno que supervisan, al que han prestado mucha atención y donde esperan surjan grandes innovaciones en el campo de la logística. En lo que se refiere a la política de I+D seguida por la entidad, Maestro se mostró orgullosa de haber logrado articular planes de formación e investigación que permiten a quienes se forman para entrar a trabajar en AESA hacerlo en las universidades norteamericanas más prestigiosas en la materia que les ocupa.

Presentación del investigador premiado y entrega del galardón

Tras su intervención tomó la palabra Patricia García Escudero, Directora General de la OEPM, que pasó a detallar el curriculum y biografía profesionales de Iván Arregui Padilla, ganador del premio que la FAE concede a la mejor innovación por su patente de invención “Filtro paso-bajo para señales electromagnéticas”.

Oriundo de Pamplona, Arrregui Padilla obtuvo el título de Ingeniero de Telecomunicación por la Universidad Pública de Navarra (UPNA), hito tras el cual decidió continuar con su carrera académica en la institución hasta llegar a ser nombrado Doctor Ingeniero de Telecomunicación en 2013, obteniendo la calificación Cum Laude. La tesis que le valió para alcanzar tal distinción versó sobre servicios satelitales, y además obtuvo el premio HISDESAT, concedido por el Colegio Oficial y la Asociación Española de Ingenieros de Telecomunicaciones (COIT/AEIT), a la mejor tesis doctoral en su campo.

Por aquel entonces Arregui ya llevaba desde 2006 desarrollando labores de docencia e investigación en el Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la UPNA, explicó García Escudero, una experiencia a la que se suma la adquirida gracias a sus estancias de investigación en el Laboratorio Europeo de Alta Potencia en Radiofrecuencia de la Agencia Espacial Europea (ESA) y el Val Space Consortium (VSC) así como en la Payloads y Technology Division (ESTEC/ESA).

En lo que se refiere a sus actividades de investigación con el Grupo de Investigación de Componentes de Microondas (MCG), García Escudero comentó que incluyen el diseño de estructuras periódicas para las bandas de microondas, milimétricas y del terahercio, técnicas numéricas para la síntesis de dispositivos mediante inverse scattering, así como el diseño de componentes pasivos para satélites de comunicaciones.

García-Escudero también quiso destacar la participación de Arregui en varios proyectos de investigación en los que colaboran empresas españolas y europeas de telecomunicaciones, así como su membresía en diversas asociaciones y su labor como revisor en algunas de las revistas internacionales más destacadas en el ámbito del saber que le compete. Terminó su intervención afirmando que gracias a la creación de patentes fuertes como la desarrollada por Arregui “se garantiza la mejora de la economía de las PYMES, lo que repercute directamente en la generación de valor, riqueza y empleo de calidad”.

Imágenes de las figuras de la Patente

 

 

Acto seguido Alberto Elzaburu entregó el premio al ganador, al que se cedió la palabra durante unos minutos. Aguirre aprovecho la oportunidad para agradecer la concesión del premio y hacer hincapié en la importancia de que existan este tipo de reconocimientos. En su opinión, dijo, para sobresalir en cualquier campo de la investigación científica se han de reunir bastantes condiciones (talento, ambición, ingenio, capacidad de sacrificio, de organización, etc.) pero de poco serviría tenerlas de no existir el elemento fundamental capaz de aglutinar todas ellas: la ilusión. Y eso es, precisamente, lo que le genera el recibir el premio de la fundación Alberto Elzaburu, ilusión por seguir trabajando en su campo.

Favorecer la transformación del conocimiento en innovación

La actual Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, cerró el evento animando a la FAE a continuar otorgando el galardón y ofreciendo algunas cifras que atestiguan la alta calidad de la investigación que se hace en España. A pesar de que el porcentaje de investigadores españoles es pequeño en el conjunto de la comunidad internacional (representa poco más del 1% del total) su capacidad para generar conocimiento valioso, por lo bien valorado en el seno de las comunidades científicas de los campos del saber en los que participan, es alto. Concretamente, hasta un 3,6% de las investigaciones y artículos más relevantes que se publican a escala internacional son fruto del trabajo de investigadores españoles.

Tras celebrar este hecho, Vela admitió que aún hay mucho por hacer para facilitar la conversión de ese conocimiento sobresaliente en innovaciones capaces de dar solución a problemas prácticos de todo tipo. En ese sentido, reconoció que desde las instituciones tienen que hacer lo posible por favorecer más la sinergia entre el desarrollo de la carrera académica de los investigadores y su colaboración con proyectos prácticos.

El evento se clausuró con la interpretación de otra pieza musical interpretada por el guitarrista cubano D.Joe Ott. En este caso fue “Malagueña” de Ernesto Lecuona.